Finish Him: las 10 fatalities más brutales de Mortal Kombat
Tops

Finish Him: las 10 fatalities más brutales de Mortal Kombat

Cabezas, huesos y sangre por doquier

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Si le preguntás a cualquier fanático cuál es el aspecto más emblemático de Mortal Kombat, muy probablemente te diga que son las Fatalities. Es una respuesta más que justificada; no por nada estos movimientos fueron prácticamente responsables de la creación de la ESRB, el sistema norteamericano que clasifica los juegos por edades según su contenido.

Ahora que se viene una nueva película de Mortal Kombat y que se confirmó que por su clasificación R podrá llevar las fatalities a la pantalla grande, es el momento ideal para repasar algunas de las fatalities más brutales de los más de 25 años de historia que tiene la serie.

10

Estirar y aplastar - Dairou, Mortal Kombat Deception

¿Se acuerdan de Dairou? ¿No? No los culpamos. Este personaje que debutó en Mortal Kombat Deception no dejó casi ni marca en la serie, pero esta fatality en la que te estira los brazos con tanta fuerza que cuando suelta el golpe contra el piso te explota el torso es definitivamente lo mejor que trajo  a la serie.

9

Compactador - Sektor, Mortal Kombat 3

El clásico robot rojo de la serie también cuenta con una de las fatalities más clasicas. Cortita y al pie, Sektor usa un aparato gigante que sale de su pecho para aplastar a su oponente cual compactador de basura. Lo único que queda de su enemigo son sus huesos que… ¿aparentemente no fueron aplastados? En cierta forma eso es aún peor.

8

Un poco de improvisación - Johnny Cage, Mortal Kombat X

Muchas de las fatalities de Johnny tienen algo que ver con las caras (o cabezas) de su oponente, pero esta es un poco excesiva. Agarrando la cabeza de su enemigo con sólo una mano, Johnny la golpea contra el piso repetidas veces y a una increíble velocidad, tanto que cuando termina, el rostro de su contrincante queda completamente irreconocible.

7

Muchos cortes - Kung Lao, Mortal Kombat: Shaolin Monks

Shaolin Monks es recordado por muchos por no ser un juego de peleas pero no por eso abandona las fatalities. Kung Lao, uno de los dos protagonistas del juego, hace muy buen uso de su icónico sombrero para amputar una a una las extremidades de su oponente y dejarlo arrastrándose por el piso. El pobre enemigo debe pensar que tiene alguna chance de escapar, pero Kung Lao le quita las esperanzas al decapitarlo.

6

Funcionamiento interno - Ermac, Mortal Kombat X

Los poderes telequinéticos de Ermac siempre le dieron al personaje la habilidad de destrozar a sus oponentes sin, técnicamente, ponerle un dedo encima. Lo que no esperábamos era que los pueda destruir desde adentro: después de quebrar todo el cuerpo de su enemigo, Ermac procede a quitar telequineticamente todos sus órganos, hacerlos una bola y estrellarlos contra el piso. Si hiciese eso desde el principio de la pelea, no durarían nada.

5

Explosión del oído interno - Shang Tsung, Mortal Kombat 2

Lo más probable es que en alguna clase de ciencias naturales hayan visto que el oído interno tiene forma similar a un caracol. Ahora imagínense a un hechicero milenario metiéndose en ese pequeño órgano y que al hacerse grande hace que su cuerpo explote en pedazos. Ese es un nivel demasiado extremo de sordera.

4

Paliza a patadas - Quan Chi, Mortal Kombat 9

Si bien esta fatality fue emblemática cuando debutó en Mortal Kombat 4, Quan Chi decidió subirle la intensidad en el reboot de la serie. Luego de arrancarle la pierna a su oponente, el hechicero procede a darle tal golpiza que le explota la cabeza. Esto no es suficiente para Quan Chi, que si uno no presiona ningún botón no se detiene nunca.

3

Pelando la espalda - Geras, Mortal Kombat 11

Era de esperarse que uno de los personajes más nuevos de la serie tenga una de las fatalities más brutales. Geras golpea a su oponente para atraparle la espalda en sus arenas del tiempo y procede a pelarlo cual fruta, haciendo que sus órganos salgan disparados por el aire mientras su espalda queda inamovible en las arenas.

2

Pedí un deseo - Noob Saibot, Mortal Kombat 9

¿Vieron lo que dicen del huesito del pollo? ¿Que quien, al partirlo, se queda con la parte más grande tiene que pedir un deseo? Noob Saibot es fanático de esa tradición, tanto es así que junto con su clon de sombra usa a su oponente como un huesito de pollo gigante. Lo peor es que el oponente claramente está vivo hasta el final de la fatality.

1

Nueva especie - D’Vorah, Mortal Kombat 11

D’Vorah no es una persona individual, sino una colonia de insectos entera con forma humanoide. Quizás a modo de reproducción, D’Vorah vomita huevos de insectos en la boca de su oponente, quien convulsiona en el piso para que luego cuatro patas salgan de su torso (ahora desprendido) y una cabeza de insecto explote su cabeza humana. No sólo es brutal, sino que también es un asco.

En esta nota
  • Mortal Kombat

Comentarios