Noticias

Cuando el Rock no alcanza: 18 músicos que jugaron al cine

Pueden ser ricos y famosos, pero igual sueñan con triunfar en Hollywood… y nosotros los sufrimos.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Desde las películas de Sandro de los ‘60 que temblamos cuando un gran músico se quiere dedicar al cine, porque - vamos a ser honestos - en general las películas salen horribles, ya que nadie se anima a decirle a Bono o a Keith Richards que hagan otra toma. Y a pesar de que los bodrios no paran de acumularse, se siguen bajando del escenario para jugar a actuar un ratito. En esta lista hay algunos que sorprendieron, otros que decepcionaron, y algunos que nunca olvidaremos por sus actuaciones legendariamente malas (ah, y no valen los actores que se hicieron músicos DESPUÉS, perdón Russell Crowe, Jared Leto, Billy Bob Thornton...).

Madonna

Madonna

18

Madonna

¿Saben qué? Madonna no está tan mal en esa de las chicas que juegan al béisbol. Y eso es lo único que se puede decir de una carrera que consistió de una docena de películas, algunas simpáticas reliquias de su época (“Quién es esa Chica” y “Buscando Desesperadamente a Susan”) y la mayoría verdaderos Titanics del cine. Su villana de “Dick Tracy” que parece hablar sólo en jadeos está entre sus mejores papeles, porque en el fondo del barril están los risibles thrillers “Juego Peligroso” y “El Cuerpo del Delito”, la soporífera remake de “Insólito Destino” y, claro, “Evita”, el summun de la pomposidad.
Sting

Sting

17

Sting

Otro astro de los ‘80 que nunca la pegó del todo en el cine. Y no por no intentarlo. Su catálogo de fracasos incluye una insulsa remake de “La Novia de Frankenstein”, la fallida adaptación de “Duna” en la que él es lo peor de una película de por sí bastante mala, y el confuso thriller “Lunes Tormentoso”... y lo más triste es que Sting no es mal actor. En sus videos está fantástico, creando en cinco minutos personajes completos en “Don’t Stand So Close to Me” o “Englishman in New York” - el problema es cuando le daban dos horas.
Bob Dylan

Bob Dylan

16

Bob Dylan

Quizás sea el músico popular más importante del siglo XX, pero a pesar de pasar décadas tratando de entrar al cine, sus mayores contribuciones al cine las hizo desde la ausencia (como en la brillante biografía apócrifa “I’m not There” de Todd Haynes). La carrera de Bob como actor la marcan tres grandes fracasos. Primero “Renaldo y Clara” (1978), una película de 4 horas, dirigida por él mismo, en la que dramatiza distintas escenas de sus canciones. Si eso suena terrible, peor es “Corazones de Fuego” (1987) un drama romántico del director de “El Regreso del Jedi” que quizás con un par de ewoks hubiera mejorado. Bob descansó una década y en 2003 volvió con “Enmascarado y Anónimo”, una metáfora futurista que hay que ver para creer.
Tina Turner

Tina Turner

15

Tina Turner

La locomotora del rhythm ‘n blues tuvo una carrera esporádica pero exitosa en el cine, debutando como actriz en el musical de The Who “Tommy” como la Reina del Ácido, una escena memorable en una película impactante. Una vez más, los Malditos Nerds tenemos que admitir que nuestros recuerdos de esta diva son de una película de ciencia ficción: la tercera (y peor) Mad Max en la que interpreta a una especie de reina del desierto, con toda la sutileza de Mirtha Legrand recibiendo un Martín Fierro.
Ringo Starr

Ringo Starr

14

Ringo Starr

Ay, Ringo… las cosas que te perdonamos porque nos caes bien. Ringo actuó en algunos de los peores bodrios de la historia: “El Cristiano Mágico” con Peter Sellers, la humillante comedia sexual “Sextette”, y la atroz “El Cavernícola”. Buscala en YouTube. Yo te espero. Por suerte a fines de los ‘70s se aburrió de actuar y sólo apareció en una bazofia más: el engendro musical de Paul McCartney “Give My Regards to Broad Street”.
Joe Strummer

Joe Strummer

13

Joe Strummer

El cantante de The Clash amaba interpretar personajes ligeramente limados en películas de directores muy relacionados con el rock: Aki Kaurismaki, Jim Jarmusch, y especialmente Alex Cox (el de “Sid & Nancy”) que lo convocó en 1986 para el protagónico en “Directo al Infierno” (si, “Straight To Hell” como la canción de Clash), una obra maestra de la Clase “B” en la que Grace Jones se codea con Dennis Hopper y los miembros de The Pogues.
Jack White

Jack White

12

Jack White

Aunque parece sacado de un cortometraje mudo de 1924, el líder de The White Stripes no ha tenido tantos papeles en el cine, y sus pocas actuaciones son pequeños flashes de genialidad: su cameo glorioso como Elvis Presley en la parodia de los biopics “Walk Hard” y el dúo increíble que hacen con Meg en su cortometraje de “Café y Cigarrillos”. Pero donde White realmente destaca es en una película de 2003 injustamente olvidada, “Regreso a Cold Mountain”, un drama romántico ambientado en la guerra de secesión. Jack hace de un mandolinista que seduce a Renée Zellweger (con la que viviría un romance en la vida real) y está tan bien que en la época hasta se habló de una posible nominación al Oscar.
Debbie Harry

Debbie Harry

11

Debbie Harry

Otra que está en esta lista por un sólo papel… bueno, en realidad la cantante de Blondie hizo muchísimas películas, algunas buenas (“Heavy”, “Hairspray”, “Spun”), y otras mil olvidables - pero el titán del cine de género David Cronenberg le sacó una gran actuación en su obra maestra Videodrome. La única que podría haber hecho funcionar esa escena de la seducción desde la tele. Vos sabés cuál.
John Lennon

John Lennon

10

John Lennon

¡Si estaba Ringo, no podía faltar John! Lennon era lo mejor de las películas de los Beatles, el más natural, al que mejor le salían los chistecitos que plagaban los guiones de “Help!” y “Anochecer de un día Agitado”. John se hizo muy amigo del director de estas dos pelis y en 1967 aceptó protagonizar “Cómo Gané la Guerra”, una parodia antiguerra menos cínica - y, lamentablemente, menos subversiva - que “Doctor Insólito”. Pero John está fantástico en el personaje de Gripweed, una parodia del fascismo que no podría estar más alejado de su verdadera personalidad.
Vicentico

Vicentico

9

Vicentico

El cine argentino y el rock siempre estuvieron cerca. En los ‘80 el flaco filmaba con Fernando Spiner un corto interesantísimo con Fernando Spiner (se puede ver acá) y Charly paseaba por la ciencia ficción experimental de “Lo Que Vendrá”. En los ‘90 eran muchos los que se cruzaban entre el rock y la actuación: Rosario Bléfari de Suárez, Nicolás Pauls, Antonio Birabent, Fito y sus delirios almodovarianos… pero ninguno tiene una película tan grande, tan humana como “Los Guantes Mágicos”, una imperdible fábula sobre la argentinidad, de Martín Rejtman, en la que Vicentico se saca todo el rockstar de encima para hacer a un remisero que lleva en la espalda el peso del mundo.
Prince

Prince

8

Prince

La personalidad de Prince siempre tuvo mucho de artificial, una creación imposible de sostener en la vida real, y el cine fue el medio perfecto para expresar esa energía incategorizable. La autobiográfica “Lluvia Púrpura” se sostiene sólo con su presencia, pero ese magnetismo no era infinito, y las películas posteriores son impresentables. “Graffiti Bridge” es mala, pero “Bajo la Luna de Cereza”, dirigida por él mismo, es solo para fanáticos. Y ni siquiera.
Courtney Love

Courtney Love

7

Courtney Love

No importa cuál sea tu opinión sobre Courtney, esa personificación de todo lo que era, todo lo que quedó, del grunge noventero, pero su fragmentada carrera cinematográfica tiene un par de puntos altos. En los ‘80 la futura viuda de Kurt Cobain tuvo papelitos en el cine de Alex Cox, pero su gran año fue 1996, poco después de la muerte de Kurt y de retirarse (la primera de muchas veces que lo hizo) del rock. Ese fue el año de “Larry Flint - El Nombre del Escándalo”), una gris película de Milos Forman elevada por su personaje, la autodestructiva esposa de Larry. De ahí en adelante pegó algunos papeles interesantes y hoy asusta como secundaria en telenovelas de la tele yanqui como “Empire” y “Revenge”.
Henry Rollins

Henry Rollins

6

Henry Rollins

Rollins inventó el hardcore con Black Flag a principios de los ‘80 y sacó un par de discos memorables con la Rollins Band en los ‘90, quizás más recordados por sus videos que por su música… y es que la presencia de Rollins es innegable y aunque no te guste su música no podías no quedarte hipnotizado por lo que hacía en videos como “Liar” y “Low Self Opinion”. En esa misma época Henry se fue por el lado de la actuación, y logró personajitos memorables como el informante de “Fuego Contra Fuego” o el guardiacárcel de “Carretera Perdida”. En los últimos años lo viste como uno de los villanos neonazis de la segunda temporada de “Sons of Anarchy”, o quizás lo escuchaste en mil dibujos animados dando su vozarrón a distintos antagonistas.
Björk

Björk

5

Björk

Con un sólo papel actoral en toda su carrera Björk supera a las 84 películas de Sting y las 165 de Madonna, porque ese papel es el protagónico de “Bailarina en la Oscuridad”, el devastador melodrama musical de Lars von Trier en el que la islandesa crea a Selma, una inocente inmigrante que ve su vida derrumbarse en sólo unos días. La experiencia de trabajar con Von Trier fue tan estresante que Björk juró no volver a actuar (con la excepción de una participación en el filme experimental “Drawing Restraint 9” de su ex marido Matthew Barney).
Mark Wahlberg

Mark Wahlberg

4

Mark Wahlberg

Quizás la única lista posible en la que Mark Wahlberg supere a John Lennon. Y es que este (cuando quiere) muy buen actor empezó su vida artística con una breve y humillante carrera musical como el rapero “Marky Mark”, que hacía que Vanilla Ice parezca Tupac Shakur. Mark de a poquito se animó a la actuación y la rompió en 1998 como el actor porno Dirk Diggler en la enorme “Boogie Nights”... y de ahí su carrera va de lo lamentable (“Transformers 4”) a lo sublime (“El Ganador”).
Mick Jagger

Mick Jagger

3

Mick Jagger

El problema con Mick Jagger (y a la vez, lo mejor que tiene Mick Jagger) es que nunca puede dejar de ser Mick Jagger. Por eso está increíble en “Performance”, la psicodélica obra maestra de 1970 de Nicolas Roeg, en la que Mick interpreta una versión bizarra de sí mismo, una estrella de rock en duelo psicológico con un matón de la mafia. Los Malditos Nerds lo recordamos con cariño por el bodrio de ciencia ficción “Freejack”, aunque dicen (los pocos que la han visto) que está muy bien en la película australiana “Ned Kelly”, del mismo año de Performance.
Tom Waits

Tom Waits

2

Tom Waits

El crooner de la voz rasposa, cuya música amenizó los bares argentinos de al menos dos décadas, es uno de los que mejor ha saltado del rock al cine gracias a su gran amigo Jim Jarmusch que aprovechó su presencia desgreñada en la genial “Bajo el Peso de la Ley”. Waits también es un clásico secundario de Francis Ford Coppola, con papeles en “Los Marginados”, “La Ley de la Calle” y el demente Renfield de “Drácula” - y para este director compuso la sublime banda sonora de “Golpe al Corazón” ¿sabés qué? Pará de leer esto y escuchala, la pegué en un videíto ahí abajo. O dejala de fondo, nomás te queda un puesto y ya sabés quién es…
David Bowie

David Bowie

1

David Bowie

¿Quién más podía llevarse el podio? Si no hubiera estado ocupado siendo uno de los músicos más importantes de la historia del rock, podría haberse dedicado tranquilamente a una carrera como actor. Se destacó en papeles protagónicos (como en la increíble película de ciencia ficción “El Hombre Que Cayó a la Tierra” de 1973) como en misteriosos secundarios (“El Ansia”, “Furyo”) y delirantes interpretaciones de figuras históricas - Pilatos en “La Última Tentación de Cristo”, Andy Warhol en “Basquiat”, Nikola Tesla en “El Gran Truco”). Pero para los niños de los ‘80 hay un sólo papel que consagró al Duque Blanco y es el de Jareth, el malévolo rey de los Goblins de “Laberinto”.
En esta nota

Comentarios