Tops

CINE 2018: Mejor Guión

Seguimos repasando lo mejor del año que nos deja y le llegó el turno a la base de cualquier buena película. Una pista: no son los efectos especiales. 

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Lady Bird, una de las historias que más nos enamoraron

Lady Bird, una de las historias que más nos enamoraron

Las actuaciones son fundamentales, la dirección también, los efectos y la puesta en escena pueden fallar, pero el guión es la verdadera base de cualquier buena historia. Si esto fracasa, fracasa toda la película, y no hay CGI ni escena lacrimógena que la salve.

2018 nos dejó un abanico increíble en esta materia, relatos originales e historias basadas en hechos reales que, muchas veces, superan cualquier ficción. Algunos se fueron de la última entrega de os Oscar con las manos vacías, pero nosotros les damos su debido reconocimiento.   

CINE 2018: Mejor Guión

5

Un Amor Inseparable (The Big Sick, 2017)

Mientras Donald Trump le cerraba las puertas a los inmigrantes (bah, un año después lo sigue haciendo), Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani, mujer y marido en la vida real, se despachaban con esta comedia romántica cargada de subtextos y basada en sus propias experiencias, que cuenta los vericuetos de la relación, el choque cultural y la reacción de sus padres. La tradicional familia musulmana de Kumail (Nanjiani) no ve con buenos ojos su amorío con Emily (Zoe Kazan), una chica bien norteamericana. Cuando ella contrae una misteriosa enfermedad, Kumail decide quedarse a su lado e, inclusive, lidiar con los padres de la ella, Beth (Holly Hunter) y Terry (Ray Romano). Una historia de esas que te tocan todas las fibras, te hacen reír y llorar por partes iguales y, obviamente, te hacen creer en el amor aunque seas el ser humano más cínico del planeta. La parejita se llevó su merecida nominación al Oscar, pero ellos ya habían ganado cuando decidieron seguir adelante con sus relación. Awww, somos unos tarados.   

CINE 2018: Mejor Guión

4

Proyecto Florida (The Florida Project, 2017)

Sean Baker sabe cómo conquistarnos con sus historias “naturalistas”, sus imágenes simples e impactantes y sus actrices casi debutantes. Tras sorprender a todos con los conflictos sin tapujos y la economía de recursos de “Tangerine” (2015), nos trajo este drama coescrito junto con Chris Bergoch, centrado en la pequeña Moonee (Brooklynn Prince), una hiperquinética nena de seis años que, junto con sus amiguitos, atraviesan las vacaciones de verano entre travesuras, carencias y la irresponsabilidad de los mayores que los tienen a su cargo. Moonee vive con su mamá (Bria Vinaite) en un hotel de dudosa categoría a la sombra de “el lugar más feliz de la Tierra”. Mientras niños de todas las edades se regocijan en los parques de Disney, su situación es muy diferente, pero no por ello menos divertida. El realizador explora esa realidad socioeconómica a la que solemos darle vuelta la cara, siempre desde la mirada ingenua e irreverente de sus jóvenes protagonistas; sin emitir juicios de valor, ni ser condescendiente, pero sí consciente de que esa realidad no se rige por ninguna fantasía.

CINE 2018: Mejor Guión

3

Infiltrado del KKKlan (BlacKkKlansman, 2018)

Dicen que la realidad supera ampliamente a la ficción y esta dramedia basada en hechos reales, y en el libro “Black Klansman” de Ron Stallworth, deja este asunto bastante en claro. Charlie Wachtel, David Rabinowitz, Kevin Willmott y Lee son los responsables de rescatar esta bizarrísima historia de la década del setenta y contárnosla con un punto de vista demasiado actual. El mismísimo Stallworth (John David Washington), primer detective afroamericano de la policía de Colorado Springs (en Colorado), logra infiltrarse con éxito en la rama local del Ku Klux Klan y convertirse en uno de sus hombres de confianza. Claro que lo hace a través de su compañero, Flip Zimmerman (Adam Driver), quien debe lidiar con estos racistas retrógrados, que planean dar un golpe y desparramar sus odios por la ciudad. Una película que se ve con mirada 2018 y los brotes xenófobos que inundan las páginas del diario.

CINE 2018: Mejor Guión

2

Lady Bird (2017)

Greta Gerwig debuta tras las cámaras en solitario y escribe esta dramedia cargada de buenas intenciones y espíritu independiente, centrada en la joven Christine “Lady Bird” McPherson (Saoirse Ronan), adolescente que transita su último año escolar e intenta buscar universidad lo más posible alejada de la tediosa Sacramento. Una coming of age con la que cualquiera puede identificarse, más que nada, por el naturalismo de sus protagonistas, y esa forma tan relajada en la que filma su realizadora. Los anhelos de juventud, la rebeldía ante el sistema, el despertar sexual y, sobre todo, la tensa relación con su madre (Laurie Metcalf), marcan el ritmo de esta historia y de la atribulada vida de esta adolescente a principios de los dos mil. Gerwig pasó por los Oscar y se fue con las manos vacías, pero nos dejó mucho de su propia experiencia en la piel de Christine.

CINE 2018: Mejor Guión

1

Apuesta Maestra (Molly’s Game, 2017)

Aaron Sorkin nos tiene acostumbrados a las historias verborrágicas y a las adaptaciones basadas en hechos reales. Acá también debuta como director y nos sumerge en el periplo de Molly Bloom (Jessica Chastain), una esquiadora olímpica que, a sus veintitantos, se puso al frente del emprendimiento de apuestas más exclusivo de los Estados Unidos. Bloom llevó a cabo juegos de póker para los más ricos y famosos de Hollywood, personalidades deportivas, hombres de negocio y hasta la mafia rusa por más de una década, hasta que fue arrestada por el FBI. Su único aliado en este lio es Charlie Jaffey (Idris Elba), abogado criminalista que debe evitar una sentencia, pero también despojarse de los prejuicios de la opinión pública. Sorkin se vuelve a lucir con la historia de una mujer mucho más inteligente y poderosa de lo que pintaban los tabloides de la época, una que la tuvo que pelear en un mundo de hombres y defender su nombre por sobre todas las cosas.

En esta nota