Tops

CINE 2018: Mejor Director

Son los que reciben todo el crédito, pero también los culpables si una obra lo cumple las expectativas. No todos sus nombres trascienden, pero a ellos y ellas les agradecemos estas grandes películas.

Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Detrás de la cámara, pero al frente de la visión(Scott Rudin Productions)

Detrás de la cámara, pero al frente de la visión | Scott Rudin Productions

El director de cine no es muy diferente al conductor de una orquesta. Además de incluir su visión personal, es el encargado de mantener el equilibrio entre todos los instrumentos para que la melodía fluya y recorra cada fibra de nuestro cuerpo. Este 2018 nos dejó obras magistrales cargadas de pasión y un sello bien marcado, porque vistas a la legua, sabemos que estas películas les corresponden a estos grandes realizadores.

Cuatro directores muy experimentados y una realizadora debutante nos traen de lo mejorcito de su filmografía en un año que tuvo historias para todos los gustos. Drama, fantasía, romance, comedia y hasta hechos reales que superan la ficción más descabellada. Acá nuestros cinco directores favoritos para engalanar el resumen 2018.

CINE 2018: Mejor Director

5

Guillermo del Toro (La Forma del Agua)

De los “Tres Amigos”, Guillermo del Toro era el único invicto sin Oscar, aunque había estado bastante cerquita de conquistar a los miembros de la Academia con “El Laberinto del Fauno” (2006). La revancha llegó con “La Forma del Agua” (The Shape of Water, 2017), un drama romántico que habla, entre otras cosas, de la soledad y esa necesidad humana de estar conectados. El realizador mexicano deja volar su imaginación y vuelve a cruzar fantasía, realidad y algunas analogías con los turbulentos tiempos políticos que corren, de la mano de Elisa (Sally Hawkins), una mudita que termina enamorada de una extraña criatura anfibia. Del Toro mezcla romance, prejuicios y paranoia, siempre a través de sus universos tan particulares, sus personajes entrañables y una puesta en escena memorable, aunque sus recursos sean limitados. Magia por dónde se la mire y, encima, se da el lujo de añadir un hermoso homenaje al Hollywood más clásico, demostrando que el amor no tiene fronteras.

CINE 2018: Mejor Director

4

Wes Anderson (Isla de Perros)

Después de enamorarnos con “El Fantástico Sr. Zorro” (Fantastic Mr. Fox, 2009), Wes Anderson volvió al terreno de la animación en stop-motion con esta aventura distópica ambientada en la ficticia ciudad costera de Nagasaki, en Japón. Acá, el brote de una gravísima gripe canina obliga al alcalde del lugar a exiliar a todos los perritos a una isla que solía ser un vertedero de basura. Por un lado, tenemos a los canes haciendo lo posible para sobrevivir en este escenario tan hostil; por el otro, al pequeño Atari Kobayashi, quien irá hasta las últimas consecuencias para recuperar a su mejor amigo peludo, Spots. Wes vuelve a juntar a un grandísimo elenco, su visión tan particular y atención a los detalles (la escena del sushi, por Dior), el humor ácido e irreverente, un poquito de ternura, algunos mensajitos sociopolíticos y un hermoso homenaje a la cultura oriental, aunque todavía flota en el aire el debate sobre la apropiación cultural.

CINE 2018: Mejor Director

3

Greta Gerwig (Lady Bird)

No es verdad eso de que las mujeres son minoría dentro de la industria, lo que no abundan son las oportunidades, y son pocas las que logran destacarse en un año cinematográfico plagado de historias pergeñadas por realizadores masculinos. En esta marejada, Greta Gerwig hizo su debut tras las cámaras en solitario con una historia que tiene mucho de “autobiografía”. Parece que hay bastante de la joven Greta en Christine ‘Lady Bird’ McPherson, y ese espíritu rebelde que quiere alejarse de la soporífera Sacramento para vivir aventuras intelectuales en la Gran Manzana. Gerwig nos conmovió a todos con esta dramedia coming of age porque, a pesar de las distancias, todos nos relacionamos con esta adolescente que transita el último año escolar, el despertar sexual y la búsqueda de identidad. Gerwig impregna todo con un naturalismo bien palpable, ya sean sus personajes o las relaciones que los definen.

CINE 2018: Mejor Director

2

Spike Lee (Infiltrado del Kkklan)

Spike Lee siempre tiene algo interesante para decir, ya sea desde sus obras cinematográficas o cuando se le cruza algún micrófono. El realizador viene cultivando su estilo desde aquellas primeras películas como “She's Gotta Have It” (1986), pero es obvio que empezó a hacerse notar con “Haz lo Correcto” (Do the Right Thing, 1989). “Infiltrado del KKKlan” (BlacKkKlansman, 2018) lo encuentra en su mejor forma y le da la excusa perfecta para rescatar bochornosos acontecimientos del pasado con una mirada muy actual. Un oscurísimo capítulo de la historia norteamericana (y también del mundo) que parece no tener fin. Lee impregna su relato con muchísimo humor, pero entre líneas nos cruzamos con un hecho muy palpable que sigue teniendo sus consecuencias en la realidad del gobierno de Trump. Y ni hablar que dentro de su historia, se plasma la historia del séptimo arte.  

CINE 2018: Mejor Director

1

Paul Thomas Anderson (El Hilo Fantasma)

De los niños más mimados de Hollywood (o mejor dicho, la crítica), de los pocos autores que todavía no se dejó encandilar 100% por la maquinaria de los grandes estudios, aunque siempre juegue desde sus márgenes. PTA volvió con gloria después de algunos traspiés cinematográficos como “Vicio Propio” (Inherent Vice, 2014) y sí, “The Master” (2012), con una historia encantadoramente perturbadora y mucho más “contenida” para sus estándares. Acá, Anderson nos mete de cabeza en este drama fashionista ambientado en la glamorosa Londres de la década del cincuenta, y centrado en la figura de Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis), célebre diseñador quien, junto a su hermana (Lesley Manville), se dedican a confeccionar los atuendos de los miembros de la familia real, las estrellas del momento y de la alta sociedad inglesa. La controlada vida de este eterno soltero (¿quién no ve al mismísimo Paul en muchas de estas actitudes?) se ve alterada con la llegada de la joven Alma (Vicky Krieps), no sólo una musa inspiradora, sino la mujer que le hará cambiar de perspectiva en cuanto al amor y otras tantas cuestiones. Una relación enfermiza cargada de mucho humor negro y unos cuantos consejos (¿?) para la vida en pareja.

En esta nota

Comentarios