loader image

2600 empleados de Blizzard firman una carta contra la empresa

Más de 2600 empleados y ex empleados de Blizzard firmaron una carta abierta que define la respuesta de la empresa a la demanda como “horrenda e insultante”

“Para ponerlo de forma clara, nuestros valores como empleados no están reflejados en las palabras y las acciones de nuestros líderes”, sentencian.

La carta, que empezó a circular esta semana internamente en el estudio y llegó a varios portales como CNN y Bloomberg, dice que si los ejecutivos de la empresa alegan que muchas de las denuncias fueron “distorsionadas y en varios casos falsas” crean una atmósfera en la que se duda de las víctimas.

También arroja dudas sobre la capacidad de la capacidad de la organización de responsabilizar a los abusadores por sus acciones y fomentar un entorno seguro para que las víctimas en el futuro. Estas declaraciones dejan en claro que nuestro liderazgo no está anteponiendo nuestros valores. Se necesitan correcciones inmediatas del más alto nivel de nuestra organización”.

Los empleados aseguran que dada la denuncia legal y la respuesta oficial que la sucedió, ya no confían en que los líderes de la empresa van a poner la seguridad del equipo por sobre sus propios intereses.

El texto también apunta directamente contra Fran Townsend, ejecutiva de la red de empleadas de la compañía, que envió un mail después de la publicación de la demanda diciendo que representaba “una imagen falsa y distorsionada” de Blizzard, “incluyendo historias incorrectas, viejas y fuera de contexto de hace más de una década”.

“Tengan la seguridad de que estamos comprometidos a continuar manteniendo un lugar de trabajo seguro, justo e inclusivo. No podemos permitir que las acciones atroces de otros y una demanda verdaderamente irresponsable y sin méritos dañen nuestra cultura de respeto e igualdad de oportunidades para todos los empleados’, había escrito la ejecutiva en un e-mail enviado a los empleados.

La carta abierta pide la renuncia de Townsend, quien ya había sido cuestionada luego de su designación, por haber sido parte de la fuerza de seguridad nacional y antiterrorismo del ex-presidente de los Estados Unidos George Bush entre 2004 y 2008.

“Apoyamos a todos nuestros amigos, compañeros y colegas, así como a los miembros de nuestra comunidad, que han experimentado maltrato o acoso de cualquier tipo. No seremos silenciados, no nos mantendremos al margen y no nos rendiremos hasta que la empresa que amamos sea un lugar de trabajo del que todos podamos sentirnos orgullosos de ser parte nuevamente. Seremos el cambio”, concluye el mensaje firmado.