Noticias

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

En el año que Rippy pensó que menos iba a jugar, encontró varias joyas en lugares impensados y terminó jugándolos a todos.

Nunca me costó tanto hacer un balance de juegos como con 2019. Este año que pasó fue una montaña rusa, tanto para la industria como a nivel personal, por lo que elegir mis juegos favoritos no resultó tarea fácil. Por un lado, quienes me siguen de cerca saben que suelo ser muy exigente con lo que espero de los juegos y en ese sentido fue un año tibio como mucho. Por otro lado, mi propia vida también tuvo sus vuelcos y aceleres y la leveleada hacía la paternidad cambió bastante mis hábitos de juego. Esto, claro está, no es la primera vez que le pasa a alguien en su vida, pero cuando parte de tu trabajo es estar al día con todo lo que sale, encontrar los momentos para jugar se volvió una tarea realmente desafiante. 

Es por esto que a la hora de elegir mis diez títulos favoritos de 2019 decidí dejar de lado lo que pueden llegar a ser obviedades o cosas que recapitulamos con ahínco en los podcasts especiales que ya pueden escuchar. En su lugar, en la mayoría de los puestos voy a aprovechar para reconocer a esos héroes anónimos, esos juegos chicos o de poco renombre que me sorprendieron y entretuvieron en los momentos que sentarme frente a un monitor resultaba simplemente imposible. Sin dudarlo, algún gigante se colara en la lista, pero eso ya queda para que ustedes lo descubran. 

Espero que hayan disfrutado su 2019 gamer, si compartieron el placer de experimentar estos títulos podemos debatirlos en los comentarios y sino, tal vez sirva como recomendaciones para engordar el backlog. En todo caso, feliz 2020 y sigan jugando. 

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

10

THE TOURYST

Mientras el año cerraba, colándose por debajo de la persiana a lo Indiana Jones, el juego publicado y distribuido por Shin'en Multimedia para Nintendo Switch supo darme una de las últimas alegrías del 2019 gracias a su andar despreocupado y su sistema orgánico de misiones. En este juego con un nombre difícil de googlear, encarnamos a un despistado turista que se encontrará con una serie de desafíos que dirán presente a medida que hagamos la nuestra. Nada de lista de misiones que nos persiga, ni mecánicas explotadoras de trastornos de ansiedad. Casi lo contrario a Death Stranding podríamos decir. En The Touryst iremos encontrando propuestas y desafíos mientras visitamos las de un paradisíaco archipiélago. A medida que completamos dichos desafíos, nos vamos a dar cuenta cuenta que las recompensas que ganamos o los territorios que descubrimos justo sirven para completar algún otro mandado y así sucesivamente. Nunca el arte voxel me pareció tan bien aplicado y pantalla tras pantalla de esta sucesión de dioramas, lo que definitivamente vamos a terminar rescatando es esa sensación de maravilla al descubrir un lugar que no conocíamos. Claro está, los controles podrían ser un poco mejor y las secciones plataformeras están poco pulidas, pero todo el resto es un acierto de ritmos, puzzles y sorpresas.  

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

9

WHAT THE GOLF?

¿Cuándo fue la última vez que se rieron con un juego? Que rieron fuerte, con carcajada sonora y no el típico resoplido que se escapa casi involuntariamente cuando están scrolleando hacía abajo en una interminable lista de memes mientras viajan en colectivo. What the Golf? es un delirio del estudio Triband, donde al ya impoluto concepto del mini-golf, se le agrega el factor sorpresa de no saber realmente qué va a pasar una vez que arrastramos el dedo hacia atrás en la pantalla de nuestros celulares (o el dispositivo de mando que utilicemos, dependiendo la plataforma). En poco más de dos horas, esta idea minúscula va transformando el concepto de poner la pelotita en el el hoyo de maneras que van desde el chiste fácil hasta el delirio total, repasando distintos géneros de juegos, homenajeando a otros títulos, con peleas contra jefes y escenarios imposibles, todo en un tono irreverente que podríamos esperar de La Pistola Desnuda pero no de un título de golf. Muchos juegos son cómicos. Las viejas aventuras de Lucas Arts estaban cargadas de humor y quién no ha esbozado una sonrisa con el chanta de Sully en Uncharted o la torpeza de Luigi en cualquier juego de Nintendo. Pero What the Golf? es otra cosa. Es un título con un nivel de desafío alcanzable, un valor de rejugabilidad altísimo y una gran demostración que como medio, los videojuegos pueden explotar distintas variables de tono sin traicionar a su esencia ni caer en convencionalidades. 

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

8

GRINDSTONE

Si hay algo que marcó mi año en el gaming fue la portabilidad. Teniendo que encontrar los minutos escondidos entre la rutina para poder probar juegos, el celular se transformó en una gran plataforma y, definitivamente, Apple Arcade fue uno de los sucesos del año en ese aspecto. Otra de las sorpresas que me trajo el servicio de suscripción de la manzanita junto al ya mencionado juego de golf fue Grindstone, un “Conectá Tres” de la gente de Capy que no temo en designar como el juego mobile de 2019. En Grindstone tomaremos la espada de un friolento aventurero que sueña con escapar junto a su familia de la congelada montaña donde vive, hacia tierras más cálidas. Escalando una torre de desafíos, en cada segmento tendremos que hilvanar monstruos del mismo color para crear un combo y así llegar al número indicado para pasar a la siguiente sección de la montaña. A medida que nuestros combos sean más grandes, iremos obteniendo distintas recompensas, pero también fomentando la aparición de distintos enemigos con variados modos de ataque, los cuales solo pueden ser derrotados si venimos de una sucesión determinada de golpes. De esta manera Grindstone se transforma de un clon más de Candy Crush a un puzzler atrapante en donde hilar el combo perfecto puede llegar a convertirse en una obsesión porque mientras mayor el riesgo, más grande la recompensa. A su vez, pequeñas mecánicas de RPG como ir construyendo armaduras o elaborando pociones con los ítems que conseguimos en cada pasada, le dan un aire de metroidvania poco encontrado en este género. Grindstone es uno de los mejores juegos del año del que nadie te va a hablar. 

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

7

COD: MODERN WARFARE

Todavía no se porque el último Call of Duty no estuvo en nuestra lista de lo mejor del año. Y viniendo de mí eso es mucho decir. Los shooters bélicos no son lo mío. Sin pararme en ningún pedestal, la representación “realista” de la guerra no es algo que me llame la atención a la hora de elegir un juego. He jugado la saga de Activision ya sea por trabajo o curiosidad, pero ninguno me movió un pelo a excepción de Infinite Warfare - el más odiado de todos - justamente por cuanto se aleja de la simulación de guerra. Sin embargo, por más que el lanzamiento de Infinity Ward de este año apunta a ser más realista que nunca, lo que me atrapó fue su manejo de ritmos, intensidad y dinámicas. La manera de resetear sutilmente su universo, volviendo a presentar a través de la acción a sus personajes está muy bien lograda, ya que notamos como la guerra marca a cada uno de ellos haciendo sentir al jugador que cada decisión que tomamos tiene un peso contundente. El diseño de misiones es variado y creativo y el manejo de armas está balanceado a la perfección, aún a la hora de jugarlo con control en consolas. Si a todo esto le sumamos los modos en línea que no paran de sumarse, estamos ante el mejor Call of Duty en mucho tiempo. Quizá la fe estaba perdida y por eso se lo discutió poco, pero a mi me sorprendió gratamente cuando lo revisé y me sigue pareciendo de lo mejor de 2019.

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

6

SHAKEDOWN HAWAII

En la primera mitad del año, la gente de Vblank Entertainment se despachó con un juego de la familia de Retro City Rampage el cual estaba decidido a ignorar por completo. En su parodia a los GTA originales, RCR me parecía más chiste que juego y no supo satisfacer en su momento lo que yo busco en un título. Sin embargo, Shakedown Hawaii terminó de captar mi atención con sus mecánicas de administración de ciudad, lo que hizo las veces de puerta de entrada a un título frenético que sin abandonar su estilo paródico, eleva el nivel de su comentario hacia la industria y juegos del estilo. Sin embargo, lo mejor de este título de acción y aventuras, es que su diseño de misiones está pensado para que no duren más de cinco minutos, por lo cual no solo podemos sentir que hicimos muchísimo en muy poco tiempo, sino que siempre estamos motivados a hacer una más. Su economía puede estar un poco rota y perder es algo que rara vez ocurra, pero Shakedown Hawaii es una experiencia concentrada ideal para quienes quieren jugar un Grand Theft Auto en cuatro o cinco horas. 

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

5

FORTNITE: CAPITULO DOS

En 2018 me costó mucho abandonar Fortnite. La vertiginosidad de las partidas, la chance de tener a mis amigos enganchados con el mismo juego al mismo tiempo y el innegable buen trabajo realizado por la gente de Epic - les guste o no - lograron que le dedicará meses a un juego como servicio, como otros nunca pudieron lograrlo. Sin embargo en un momento esa pasión se fue disipando como todo amor de verano y pase a otras cosas, hasta que en el último trimestre de 2019 una filtración italiana anunció Fortnite: Capitolo Due haciendo que vuelva a caer. El Battle Royale por excelencia no solo supo cómo refrescar su oferta, sino que prestando atención a las tendencias del momento y los pedidos de sus usuarios, agregaron mecánicas de juego y progresión que democratizaron por completo la experiencia. Logrando un equilibrio justo entre lo familiar, lo novedoso, lo exigente y lo casual, terminaron ofreciendo un terreno da la bienvenida a todo tipo de jugadores más que nunca, sin la necesidad de poner un solo peso y con actualizaciones constantes. Fortnite no solo es uno de mis juegos favoritos del año, sino que sin lugar a dudas merece una mención mucho más representativa como uno de los juegos de la década

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

4

LUIGI'S MANSION 3

Hay juegos de las películas de Pixar, pero nunca hubo juegos con las cualidades que solemos alabar del estudio de animación. Y de repente llega esta tercera entrega del segundón más famoso del mundo y se despacha con una aventura para toda la familia que no sólo está a la altura de las mejores películas animadas de la década, sino que además cuenta con las mecánicas de interactividad con el sello de calidad de Nintendo. A medida que recorremos los 17 pisos del hotel embrujado donde Luigi sufre sus desventuras, encontramos en el largirucho personaje mucho más carisma y efusividad que su hermano, haciendo que las emociones que siente realmente sumen a lo que sucede en la historia, traduciéndose en un mayor nivel de empatía, inmersión y compromiso por el objetivo del juego del que podíamos esperar. Además de una gran experiencia en solitario, Luigi’s Mansion 3 cuenta con un modo cooperativo y otro modo fiesta de hasta ocho jugadores que sigue agregando mini juegos de manera gratuita. Quizá es un título que no iban a tener en cuenta, pero Luigi’s Mansion 3 es el Mario Odyssey del plomero más malhumorado y asustadizo que existe en la industria.

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

3

POKEMON SWORD & SHIELD

Cuando se anunció el primer Pokémon de consola, todos compartimos un anhelo: que fuera el Breath of the Wild de la saga de Game Freak. Rodeado de controversias alimentadas por los peores rincones de la Internet, la revelación de Sword & Shield estuvo lejos de ser lo que esperábamos y pese a que es un gran juego, parecía que algo dentro nuestro se quedaría esperando para siempre ese mundo abierto donde podamos vivir como si fuéramos Ash y compañía. Sin embargo, esa experiencia está dentro del título, aunque un poco camuflada. Como expresé en mi análisis, si esta nueva entrada en la saga puliera algunas asperezas, podría ser considerada como la mejor en años y años. Sin embargo, no fue hasta que le dediqué un rato largo al post game que encontré esa experiencia inmersiva que me dio la sensación de vivir en un mundo Pokémon. El "Área Salvaje" - la porción de libre exploración del título - parece a priori un consuelo de tontos para quienes querían un mundo abierto. Sin embargo, este lugar se transforma por completo cuando nos conectamos con amigos, ya que no solo podemos recorrer estos prados juntos, sino que los raids en cooperativo con hasta cuatro amigos otorgan - por primera vez me animo a decir - esa sensación de aventura real que los otros juegos de la saga nunca terminaron de ofrecer. Ya sea cocinando un poké guiso o grindeando para el próximo evento, jugar Pokémon con amigos no me hizo sentir mejor que nadie más, pero me hizo apreciar el juego de una manera completamente diferente. 

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

2

APE OUT

Los últimos dos puestos de esta lista están reservados para juegos que se animaron a experimentar más allá de la media, pese a que eso podría llegar a generar sensaciones encontradas en los jugadores. Ape Out es un título que puede confundirse fácil con una demake de Hotline Miami, pero en realidad es una experiencia audiovisual completamente sensorial, la cual suma a la aleatoriedad de su diseño de niveles, una banda sonora que se va ensamblando conforme a las acciones que realizamos como este gorila que busca escapar de su cautiverio. Como jugador, nuestros recursos son bastante limitados, sin embargo, con cada uno de nuestros movimientos el juego ensambla una banda de jazz improvisado que suma a la ya vibrante tensión generada por los guardias que nos disparan. Durante el año se pudieron disfrutar varias experiencias musicales de nivel, como Sayonara Wild Hearts por ejemplo. Pero si este último es la versión JPop moderna de los juegos musicales, Ape Out es la versión jazzera de los años 50. Le llevó varios años a sus tres desarrolladores hacerlo funcionar como querían y por suerte Devolver Digital confío en ellos. Puede que en un par de años ya no se hable de Ape Out, pero en 2019 fue de lo mejor que jugue.    

10 juegos por los que voy a recordar el 2019

1

DEATH STRANDING

La nueva obra de Kojima era sin lugar a dudas el juego más esperado del año. Cuando Hideo habla la industria escucha, sin importar si al final el juego es de su agrado o no. Y básicamente, sin decir que es el mejor juego del año lo ubico acá porque es él el que considero que más se animó a llevar la industria hacia delante y más emociones me produjo. Dejando de lado su apartado audiovisual y la performance de sus artistas, la propuesta incómoda de Death Stranding se instala como el único juego distinto en el año, cuyas repercusiones y descubrimientos siguen llegando más allá de su lanzamiento inicial. Los cómos y los porqué de llamarlo un nuevo género van cobrando cada vez más color, al tiempo que el imaginario del autor sigue resultando difícil de igualar. Desde ya, esto está sujeto a todas las subjetividades posibles, pero cada vez que me siento a entregar paquetes con Sam, el mundo alrededor mio se desdibuja como no suele pasar con otros títulos y esos Estados Unidos post apocalípticos se construyen a mi alrededor pieza por pieza como las rutas que nosotros tendemos en el juego, gracias a la personalidad de su elenco, el misterio que plantea y la abarcable inmensidad en la que nos sumerge. En una época donde dar más es ley, la austeridad y parsimonia de este juego pinta un cuadro que no podríamos ver si pasaramos a toda velocidad. Podrá no ser el mejor, pero este año ningún otro juego me hizo sentir como Death Stranding.

Dejá tu comentario