6O_e3jl84Iw : :
Publicado el

Momento Compumundo | Lara está de vuelta

MOMENTO COMPUMUNDO - ANÁLISIS: RISE OF THE TOMB RAIDER

Volver a la home

Por: Malditos Nerds

En un nuevo análisis de Momento Compumundo profanamos tumbas a lo loco

A comienzo de 2013 fuimos testigos de un fenomeno extraordinario. Un nuevo “ciclo de la vida gamer” se completo cuando Crystal Dynamics revivio la franquicia Tomb Raider, replicando elementos y mecanicas de una serie que esta inspiro, como es Uncharted. Y ahora, casi tres años despues, el estudio presenta una secuela que construye sobre lo ya establecido, y abandona algunos de los vicios de su predecesor – aunque desgraciadamente los reemplaza por otros.

Rise of the Tomb Raider pone a Lara, como a tantos aventureros a lo largo de la historia (incluidos Indiana Jones y Nathan Drake) en la busqueda de la clave de la vida eterna, que en este caso lleva el nombre de Fuente Divina, un artefacto legendario que podria terminar con el sufrimiento y la muerte para siempre. Por supuesto, la heroina no sera la unica detras de la Fuente, sino que debera competir con La Trinidad, una secta milenaria (y obviamente malefica) liderada por el no menos perverso Konstantin. En el medio de ambos se encuentran los nativos de Siberia, el escenario del juego, que intentaran proteger a toda costa los secretos de sus ancestros.

La historia ya ha sido contada una decena de veces, pero Tomb Raider le pone su propia impronta enfocandose en los personajes principales y sus motivaciones. Crystal Dynamics, con un buen ritmo narrativo, que no abusa de las escenas pregrabadas o los monologos, construye un relato sencillo pero atractivo, cuyo mayor pecado es el de delegar demasiados detalles a los documentos o grabaciones recolectables.

Lara esta muy alejada de aquella joven inexperta, fragil y un tanto inconsistente del primer juego. Segura, enfocada y con nuevas habilidades a su disposicion, la exploradora se siente un personaje mas real, con Complejo de Edipo y todo. Ahora hay una coherencia entre el desarrollo de la protagonista y las acciones del juego – a diferencia del primer titulo, en el que dos horas despues de llorar por matar un venado, Lara se cargaba un ejercito de mercenarios sin parpadear.

Esa coherencia viene acompañada de un mejor ritmo de juego y una progresion mas ajustada: los segmentos de accion y exploracion estan mejor balanceados, en gran medida por las opciones disponibles y la densidad de los escenarios. El enorme mapa de Siberia esta compuestos por varias zonas abiertas conectadas de forma organica, dentro de las cuales encontraremos objetos coleccionables, misiones secundarias, y las tan solicitadas tumbas.

Crystal Dynamics se redime con nueve tumbas opcionales, cada una con un mecanismo diferente para deducir. Estas tumbas, aunque resultan un tanto sencillas, son entretenidas de resolver, impactantes desde lo visual y ofrecen como recompensa una habilidad milenaria que no se puede obtener de otra manera.

Ese es uno de los puntos mas fuertes de Tomb Raider: los elementos opcionales tiene una incidencia real en el desarrollo del personaje y se conectan de forma natural. Los murales, por ejemplo, mejoran el manejo de idiomas, que a su vez, nos permiten leer monolitos, los cuales revelan la ubicacion de objetos escondidos. Las misiones secundarias, por su parte, son la unica forma de acceder a ciertos elementos, como la ganzua, que nos permitira abrir baules que contienen partes de armas que de otra manera no podriamos conseguir

La exploracion es una parte fundamental del juego, pero no se siente forzada, sino que se retroalimenta con el resto de las mecanicas. Para poder acceder a todos los secretos o completar todos los desafios de una zona en particular, tendremos que volver a recorrerla con las nuevas habilidades o accesorios obtenidos, como si de un Metroid se tratase. Obviamente esto resulta en incongruencias, como el hecho de que recien consigamos un cuchillo en la segunda mitad de la aventura, algo que grita “videojuego” por todos lados. Aun asi, la progresion es uno de los aspectos mejor implementados del titulo.

No se puede decir lo mismo de la recoleccion, sin embargo, que rapidamente se vuelve tediosa. Pieles de animales, plumas, ramas, hongos, minerales y hojas son algunos de los elementos necesarios para fabricar flechas especiales (de tres tipos diferentes), curaciones y estuches para cargadores. Pero, por lo menos en la dificultad regular, nunca necesite de recolectar mas que lo que me iba cruzando por el camino, porque tenia materia prima de sobra para fabricar todo lo que quisiera. Crystal Dynamics va un poco mas alla con el aspecto de supervivencia que habia insinuado en el primer juego, pero definitivamente este Tomb Raider no es Don’t Starve, ni nada que se le parezca, y todo el sistema de fabricacion se siente a medio implementar.

Por su parte, el combate se ve favorecido por la menor cantidad de enfrentamientos directos y la mayor cantidad de opciones. A diferencia de su predecesor, en Rise of the Tomb Raider el sigilo es una posibilidad real, aunque naturalmente mas complicada de ejecutar con exito. Ademas de las flechas especiales, Lara puede armar molotovs, granadas de municiones y bombas de humo, lo que permite encarar los combates de diferentes maneras. Sin embargo el manejo de armas se sigue sintiendo extraño y poco preciso, algo que se potencia en el tercer acto del juego, cuando la accion es protagonista casi absoluta.

Por el contrario, el estudio no se guardo nada en el aspecto tecnico. Este es un juego deslumbrante en lo visual, con escenarios plagados de detalles y tecnicas de iluminacion que acompañan el tono cinematografico. Tampoco faltan aquellos momentos en los que el juego toma el control de la camara para mostrarle al jugador algun impactante escenario o evento – recursos ya conocidos y utilizados, pero no por eso menos efectivos.

La protagonista, por su parte, tambien ha recibido un lavado de cara, con nuevas y renovadas animaciones, que aunque por momentos (en particular durante el combate) se conectan de forma extraña, son fluidas y transmiten mucha informacion tanto del personaje como del contexto – Lara se frota las manos frente al fuego, se escurre el pelo cuando sale del agua, e incluso deja ver cuando un salto ajustado la va a dejar colgada de una pendiente.

Tecnicamente no hay mucho que reprocharle al titulo de Crystal Dynamics, y mucho menos en contenido. Las mas de 12 horas de la campaña puede duplicarse para los que pretendan terminarlo al 100%, e incluso el juego se permite agregar una corta escena para justificar el regreso de Lara a Siberia una vez finalizada la aventura. Y para los que quieran algo mas competitivo quedara el Modo Expedicion, que reemplaza el olvidable multijugador de su predecesor y permite rejugar capitulos con objetivos adicionales, por tiempo o en la busqueda del mayor puntaje.


Rise of the Tomb Raider no es un juego que venga a redefinir el genero de ninguna manera, sino que por el contrario, apuesta a reforzar los puntos altos del primero, mientras explora timidamente nuevas aguas. La aventura es, de punta a punta, una experiencia ajustada que alterna momentos espectaculares y cinematograficos con segmentos pausados, en los que los densos escenarios son protagonistas. Hay cosas para mejorar, sin dudas, pero el titulo de Crystal Dynamics es esencial para cualquier fanatico de la serie, y muy recomendable para el resto de los jugadores.