Publicado el

Momento Compumundo | Guerra galáctica

MOMENTO COMPUMUNDO - ANÁLISIS: STAR WARS BATTLEFRONT

Volver a la home

Por: Malditos Nerds

En un nuevo análisis de la mano de Compumundo, nos ponemos el casco de Stormtrooper en Star Wars Battlefront.

PARA VER EL ANÁLISIS EN VIDEO, HACÉ CLIC ACÁ

Uno puede pensar que Star Wars Battlefront, el nuevo titulo de DICE, sufrio de excesivas expectativas de parte de los jugadores. Y aunque es verdad que antes de su lanzamiento vimos, leimos y escribimos acerca del juego hasta el hartazgo, la realidad es que tambien fue lo que pudimos probar lo que nos hizo esperarlo con ansias.

La beta abierta, que duro apenas un par de dias, nos dio un vistazo de lo que venia, y sin lugar a dudas ese anticipo prometia mucho: batallas espectaculares, graficos a la altura de las nuevas consolas, y una experiencia sobre todo entretenida. Faltaria a la verdad si dijera que esos elementos no llegaron al producto final, pero tambien lo haria si dijera que hay mucho mas detras de ellos.

El problema de Battlefront, es que justamente le falta juego, le falta la profundidad que deberia tener un producto que se espera vaya a ser jugado por meses. Seguramente, intentando capturar el publico mas amplio posible (tanto aquel adepto al genero como el que es mas fanatico de las peliculas que otra cosa), la gente de DICE priorizo mecanicas sencillas y accesibles. Solidas, si, pero simples.

Este es un juego que busca ser divertido antes que desafiante. Y lo consigue, por lo menos por un periodo de tiempo. Pero el jugador rapidamente se percata de que las 11 armas disponibles no se diferencian mucho una de otra, y que los mapas, aunque deslumbrantes en el aspecto visual, por momentos priorizan la estetica sobre el diseño tactico.

El sistema de progresion conserva la simpleza del resto del paquete: ademas de las 11 armas mencionadas, podemos desbloquear 24 cartas que representan accesorios o habilidades especiales. Estas cartas (que llevamos de a 3) ofrecen algo de personalizacion, ya que le permiten al jugador adaptarse al modo de juego elegido: en algunos sera mejor priorizar la movilidad del jetpack, y en otros quiza algo mas efectivo contra vehiculos. En lo personal, pocas veces sali de las dos configuraciones que habia armado, y la gran mayoria de las cartas quedo practicamente sin uso.

Los power-ups extraordinarios, sin embargo, estan a disposicion de todos los jugadores desde el primer momento: tanto los vehiculos como los Heroes (Luke, Leia y Han por un lado, y Darth Vader, Palpatine y Boba Fett por otro) no se obtienen por el desempeño en batalla, sino que son objetos recolectables en el mapa que aparecen al azar. De esa manera, cualquiera, sin importar su habilidad, puede encontrarse con una moneda que le permita controlar a Vader o pilotear un X-Wing. Este sistema evita que los jugadores menos experimentados, que quiza no podrian acceder nunca a esos elementos especiales, se sientan alienados.

La variedad viene de la mano de los nueve modos competitivos disponibles (diez si contamos el agregado en el DLC “La batalla de Jakku”), aunque desgraciadamente pocos priorizan la estrategia real. Sin lugar a dudas las estrellas del paquete son Supremacy y Walker Assault, en los que confluyen hasta 40 jugadores en enormes batallas que incluyen vehiculos y heroes. El primero nos obliga a controlar diferentes puntos del mapa de forma secuencial, para empujar al enemigo hacia su base; mientras que el segundo, ofrece una batalla asimetrica en la que los Rebeldes deben controlar torres de comunicacion para poder lanzar un ataque coordinado contra los AT-AT que recorren el mapa.

Ambos modos de juego, con los equipos indicados, pueden generar las mejores y mas espectaculares secuencias que Battlefront tiene para ofrecer, y aun asi, por momentos parecen inadecuados. Es que no todos los mapas son atractivos para todos los modos, ni todos los modos de juego se adaptan bien a los escenarios. Aunque la helada superficie de Hoth se sienta canonica y espectacular en Walker Assault, la dinamica y dificultad del mapa poco tiene que ver con la experiencia que ofrece el mismo modo en, por ejemplo, la luna de Endor. Los mismo sucede con los Blast y Cargo, las versiones de Team Deathmatch y Capture the Flag, que comparten escenarios que no necesariamente se adaptan a los requisitos de ambos modos de juego.

Es en esos momentos en los cuales Star Wars Battlefront muestra su peor cara. Los cuatro planetas (Sullust y Tatooine, ademas de los mencionados Hoth y Endor) dejan un sabor a poco, y eso, sumado a la naturaleza repetitiva de los enfrentamientos, hace que despues de una decena de horas, nos invada la sensacion de que ya vimos todo lo que el juego tiene para ofrecer. Hasta cierto punto, me hace pensar que tan beneficioso habra sido el acceso anticipado a traves de EA Access, porque estoy seguro que mas de un usuario se habra sentido satisfecho con esas 10 horas de juego.

El resto de los modos son, en su mayoria, adaptaciones de otros conocidos, como Droid Run, en el que debemos buscar y controlar tres androides en movimiento; o Hero Hunt, que es una caceria en la que el soldado que da el golpe de gracia, se convierte en el heroe. Propios de Battlefront son Drop Zone, que jugamos en la beta (y resulta uno de los mas divertidos), y los que priorizan los power ups especiales: Heroes vs. Villains y Fighter Squadron, un enfrentamiento entre equipos conformados por tres heroes o villanos y tres soldados, y una batalla aerea, respectivamente.

Estos dos ultimos, parecen mas excusas para darle relevancia a elementos que tienen relativa poca presencia en el resto de los modos de juego, que experiencias realmente pensadas. Entretienen pero (en particular Fighter Squadron) se vuelven monotonos muy rapido.

Hay alternativas para jugar en solitario o en cooperativo (tanto en linea como a pantalla dividida), y son los modos encolumnados en Misiones. Entrenamiento, Batalla y Supervivencia cumplen su cometido, que es el de familiarizarnos con los sistemas, las mecanicas y las opciones. Pero definitivamente no van a ser los que nos hagan volver una y otra vez, y generan mas nostalgia por una campaña formal que otra cosa.

Quiza suene como que todo es negativo en Star Wars Battlefront, pero no es asi. El juego es divertido y accesible, aunque pasatista. Definitivamente no creo que sea la experiencia que un jugador de Call of Duty busca, pero sin lugar a dudas el gamer casual la pasara bien. Si me queda la sensacion de que Electronic Arts no lanzo un juego, sino mas bien una plataforma que expandira con contenido (mayormente pago) durante el año que viene. Es imposible no mirar de reojo a Battlefront, un juego de 60 dolares con 12 mapas, cuando el Season Pass ya anunciado, cuesta 50, e incluye 16 mapas.


Quienes puedan superar esas inquietudes se encontraran con un titulo que, con mucho espectaculo visual y fan service, se posiciona como una de las experiencias de Star Wars mas genuinas hasta el dia de hoy. Algo que, por desgracia, no lo convierte automaticamente en un gran exponente del genero.