Publicado el

Analisis | La aventura de Telltale basada en el Universo de George…

Análisis: Game of Thrones (PS3, PS4, PC, Xbox 360, Xbox One)

Volver a la home

Por: Victor Gueller

Tags:
La aventura de Telltale basada en el Universo de George R.R. Martin ha llegado a su fin y, con él, los Malditos Nerds ofrecemos nuestro veredicto definitivo.

Despues de reinventar el genero de las aventuras graficas con The Walking Dead, y de ahondar aun mas en su propuesta jugable con titulos del calibre de The Wolf Among Us y Tales from the Borderlands, el estudio Telltale se embarco en su proyecto mas ambicioso: adaptar la tension y complejidad del universo de Game of Thrones a su tradicional formato episodico. El resultado, pese a sus marcados altibajos narrativos, ha estado a la altura de las expectativas y, mas importante aun, de lo que podemos esperar tanto de Telltale como de la obra de George R.R. Martin.

Esta primera temporada de Game of Thrones sucede en paralelo a los acontecimientos que sobrevinieron a la infame Boda Roja. A partir de alli, los desarrolladores se tomaron sus licencias creativas para presentarnos al clan Forrester, una familia aliada a los Stark que, por lo que puede verse desde un primer momento, se encamina hacia un desenlace similar. Por primera vez en la historia de Telltale, el titulo nos permite encarnar a mas de un personaje, cada uno atado a sus propias circunstancias, acercando el progreso del argumento al de su contraparte televisiva. Esta innovacion, tan bienvenida como necesaria, nos ayuda a equilibrar los momentos mas dramaticos del juego con otros en los que el dialogo, la negociacion y la intriga politica se adueñan indefectiblemente de la trama.

Los protagonistas estan diseminados a lo largo y a lo ancho de los Siete Reinos; cada uno de ellos tiene una motivacion diferente pero una finalidad comun, asegurar la supervivencia de su Casa, la cual se encuentra amenazada por la inminencia de la guerra y, claro, por la impredecible locura de Ramsay Snow. De este modo, los miembros de la familia Forrester se ven en la necesidad de interactuar con varios de los personajes mas populares de la serie, como Jon Snow en el Muro, Daenerys Targaryen en Meereen y Cersei y Tyrion Lannister y Margaery Tyrell en Desembarco del Rey.

A esta altura, es necesario destacar que aquellos que no esten al tanto de los sucesos de los libros ni de lo visto en television, seguramente no sean capaces de sumergirse a fondo en la complejidad de la historia del juego. Queda claro que no es lo mismo entablar una negociacion con Cersei conociendo su profundo desarrollo como personaje, que hacerlo estando al tanto unicamente de su rol como reina. Del mismo modo, la presencia de Ramsay Snow enfrentandose a los miembros mas jovenes de la familia Forrester cobra otra dimension sabiendo todo aquello de lo que el hijo bastardo de Lord Bolton es capaz de hacer.

Como es costumbre en los juegos del estudio, el enfasis jugable esta puesto en la toma de decisiones, aunque en esta oportunidad las consecuencias de nuestras elecciones influyen como pocas veces antes en el destino de los protagonistas, obligandonos a hacernos cargo de nuestros actos, y modificando de forma rotunda el destino de la familia Forrester de acuerdo a lo que nosotros consideremos como el camino correcto. Tal como sucede en la serie, en Game of Thrones no hay blancos y negros, sino un extenso abanico de grises que nos llevara a dudar en todo momento, algo que enriquece la experiencia en base a sentimientos tan palpables como la culpa, el arrepentimiento y, en ultimo lugar, la esperanza.

Telltale opto por dividir la aventura en seis episodios, algo que en una primera instancia parecia sustancial para su devenir pero que, en la practica, apenas consigue hacer mas evidentes ciertas mesetas argumentales. En lo personal, hubiese preferido que se mantenga el formato clasico de los cinco capitulos, siempre y cuando su intensidad se conserve pareja y no decaiga tanto como lo hace en algunos momentos del segundo, tercer y cuarto episodio. De todos modos, el estudio ya ha demostrado su pericia narrativa en mas de una oportunidad, y Game of Thrones de ningun modo desentona con todo aquello que ya disfrutamos en otras adaptaciones.

Del mismo modo en que varias de las virtudes de esta adaptacion de Game of Thrones tienen que ver con su fidelidad hacia la serie madre, su principal defecto tambien se encuentra intimamente ligado a ella. El final de la aventura, lejos de cerrar los multiples hilos argumentales del titulo, deja abiertas las puertas para la ya anunciada segunda temporada, planteando nuevas preguntas en lugar de ofrecer necesarias respuestas. Las sensaciones al contemplar los creditos resultan, como minimo, agridulces, y esto empaña considerablemente las buenas intenciones demostradas a lo largo de los sucesivos capitulos.


Las dos temporadas de The Walking Dead nos demostraron que las posibilidades argumentales en el marco de un apocalipsis zombie son virtualmente infinitas; en este caso, los desarrolladores consiguieron superar la prueba que implica enfrentarse a un universo mucho mas restrictivo, en el que los personajes cuentan con una personalidad ya predefinida, redondeando un producto que sin dudas sera del agrado de los seguidores de la serie, pero que puede resultar denso y repetitivo para quienes jamas se adentraron en ella.