Publicado el

Analisis | Analizamos a fondo la última incursión de Master Chief en…

ANÁLISIS: Halo 5: Guardians

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

Tags:
Analizamos a fondo la última incursión de Master Chief en el mundo de los fichines. ¿Cumple las expectativas? Enterate leyendo nuestra reseña.

A traves de las ultimas semanas estuvimos recorriendo Halo 5: Guardians; uno de los juegos mas destacados dentro del catalogo de exclusividades de Xbox One, que ha sabido crecer mes a mes a traves del ultimo semestre de este 2015. En primera medida comentamos sus encantos referidos a la campaña principal -la cual puede ser jugada hasta con cuatro amigos online- y sus agregados jugables, luego, hicimos lo propio con su robusto apartado online.

Encontraran entonces en este articulo un repaso por las impresiones de dichos apartados, cerrando con la conclusion y el veredicto final sobre esta nueva entrega. ¿Logra entregar lo prometido a lo largo de los meses previos al lanzamiento? Los invito a que me acompañen en este nuevo analisis.

  • 3
    Impresiones de la campaña
    Todavia no estoy en condiciones de decir que Halo 5: Guardians es lo que suele decirse un “vende consolas”, pero en lo personal, es una de las principles razones por las que este año salte al barco de Xbox One, y palpitando este esperadisimo lanzamiento, estuve las ultimas semanas inmerso en Halo: The Master Chief Collection, repasando el repertorio en modalidad de un jugador, como tambien en el modo Multiplayer. El segundo acto de la nueva trilogia instalada por 343 Industries viene con unas cuantas novedades. Si bien la mayoria de los retoques tienen que ver con lo jugable, Halo 5: Guardians sigue sintiendose como el viejo y querido Halo, un lugar en el que probablemente los mas veteranos se sientan a gusto, tanto como los recien llegados. El aspecto jugable de Halo siempre fue el mas importante y efectivo, y en esta nueva entrega no es la excepcion. La secuencia introductoria nos presenta al nuevo peloton Osiris, compuesto por distintos elementos que conocimos anteriormente en el universo Halo a traves de varios medios: series, spin offs, comics y libros. Se trata de un escuadron que al principio esta ejecutando una mision de rutina, pero que rapidamente cambia su rumbo hacia una asignacion bastante mas peliaguda: la de apresar a Master Chief y su Team Blue. Esta intro nos muestra al peloton en accion a traves de una secuencia animada que logra quitar el aliento: sencillamente espectacular, y que sin ser captura directa del juego, consigue anticiparnos lo que se nos viene encima. Porque Halo 5: Guardians es un juego donde el ritmo y el frenesi estan a la orden del dia, el cual va acompañado de un esquema de juego familiar, pero con cambios que acompañan a esta nueva propuesta de 343 Industries. El juego se mueve a traves de enormes arenas de combate donde pasa de todo, todo el tiempo. Nuestros enemigos son numerosos y astutos, nos flanquean y nos acosan de manera constante, marchando en distintas formaciones ofensivas que cambiaran segun la circunstancia, segun la ocasion. La potencia de Xbox One y ademas, unos complejos algoritmos de escala dinamica juegan con la resolucion de Halo 5, y mantienen una tasa de 60 cuadros por segundo que calza perfecto, haciendo que todo luzca mucho mas alucinante de lo que es, y los controles, obviamente, se sienten mucho mas responsivos. El cambio mas importante en cuanto a la jugabilidad tal vez sea el hecho de agregar la funcion de mira a todas y cada una de las piezar armamentisticas: las famosas “iron sights”. Es el primer juego que hace uso activo de esta funcion, al contrario del resto de los juegos, que se caracterizaban por usar el hip fire o “fuego de cintura”, sin apuntar. La efectividad practica es dificil de constatar en la campaña (probablemente esta funcion tenga mucho mas sentido en el modo multiplayer), ya que no se percibe un daño significativamente mayor a los enemigos de acuerdo a donde apuntamos. De todas maneras, una vez que nos acostumbramos, es algo que estaremos utilizando de forma permanente. Despues tenemos una serie de movimientos que se ejecutan con el boton “B”, propios de la armadura spartan: podremos realizar movimientos de strafe acelerados para esquivar ataques rivales tanto a pie como en el aire, ademas de la habilidad de trepar estructuras. La carga del spartan (una especie de golpe con el hombro) y el ground and pound (golpe con hombro desde el aire) tambien se usan bastante: el juego nos plantea una serie de mecanicas en niveles que nos hacen amigarnos con estas tecnicas para develar pasajes secretos. Ciertamente, son cambios significativos, pero que en la practica se sienten sutiles y faciles de asimilar. Lo mejor de todo es que el nivel de accion que maneja Halo 5 acompaña a la perfeccion a todos esos nuevos sistemas: estas mecanicas tienen contexto y sentido, y en retrospectiva, cuesta imaginarse ahora jugar Halo sin tener este nuevo set de movimientos. Los pelotones por su parte tambien aportan mecanicas nuevas. Habiamos comentado la influencia de Tim Longo como Director, quien es el responsable de Star Wars: Republic Commando, un shooter en primera persona de gran impronta tactica. Pues bien, transplante fue exitoso, ya que Halo 5: Guardians hereda esa dinamica de pelotones, que funciona practicamente igual en aquel viejo juego: con el pad direccional daremos ordenes como ir a tal punto para cubrirse, usar tal arma o tal vehiculo, o concentrar el fuego en un enemigo determinado, ademas de solicitar asistencia cuando somos abatidos. Ha habido cierto revuelo con esto de que en Halo 5: Guardians es dificil morir. En parte es cierto, porque en dificultades entre facil y normal, el juego practicamente no ofrece resistencia alguna y un mal calculo en nuestros movimientos rapidamente es redimido por uno de nuestros compañeros. La experiencia cambia drasticamente cuando jugamos en Legendario y hacia arriba: morir es un peligro constante, porque ademas si caemos, nuestros compañeros quedaran expuestos al fuego rival mientras intentan resucitarnos. Y en muchas ocasiones, mi partida termino abruptamente por esto. La mejor experiencia en Halo 5: Guardians esta en las dificultades mas elevadas. En terminos de ambientacion, el hecho de contar con un peloton en todo momento le quita ese sabor especial que tenian los viejos juegos: la cuestion del heroe solitario, y los momentos tal vez mas intimos e introspectivos. Eso ya no tiene lugar en este nuevo Halo. Tanto Osiris como Blue Team son letales guerreros rabiosos con ganas de patear traseros y lo hacen, haciendonos sentir en el camino como soldados de elite siendo parte de algo realmente importante. En resumen, desde el punto de vista jugable, el juego cumple con creces y los cambios que efectua, si bien pueden molestar un poco a los jugadores mas ortodoxos de la serie, son mas que bienvenidos y funcionan perfectamente bien. Halo 5: Guardians se siente como una evolucion natural de la franquicia, que por fin empieza a olvidarse un poco del legado de Bungie, y recibe con gracia los mandamientos de 343 Industries, que segun pudimos ver en estas primeras horas, se sienten mucho mas agusto y confiados con Halo: estan empezando a tomarlo como propio. La semana que viene estaremos comentando todo sobre el robusto componente multijugador online que tiene Halo 5: Guadians, para luego emitir nuestra opinion final. Visto lo visto y jugado lo jugado, de primera mano podemos decir que la nueva creacion de 343 Industries da a la talla con el desafio y en cierto sentido, con lo que se esperaba de ella. Veremos entonces en unos dias, si la cosa termina decantando bien.
  • 2
    El modo multiplayer
    Siempre decimos que Halo se divide en dos partes bien diferenciadas: por un lado la campaña principal y por el otro, el modo multijugador online. Este apartado en especial resulta a esta altura el mas importante de todos, puesto que no solo constituye la identidad de la serie, sino que es el responsable de hacer de Halo uno de los juegos mas jugados en el universo Xbox. Esta aseveracion toma un vuelo mucho mayor en Halo 5: Guardians, ya que al menos en lo que respecta al componente online multijugador es sin lugar a dudas, el mejor Halo publicado hasta el momento. Tal vez suene a demasiado dicho asi, en especial, sin haberle dedicado las cientos de horas que puse en los juegos pasados de la franquicia; lo cierto es que Halo 5 nos da una calurosa bienvenida con un monton de aditamentos y modos de juego super interesantes, nuevos metodos de progresion, nuevas mecanicas y la estrella de esta entrega, el modo Warzone. Primero lo basico: la jugabilidad. Todas las habilidades de armadura que se agregaron a los controles nativos toman un sentido completamente distinto cuando jugamos online. Los escenarios estan construidos con la idea de explotar las cualidades de los nuevos Spartans, invitandonos a navegar a lo largo, ancho y alto cada una de las arenas de combate. Lo mismo sucede con los enfrentamientos, mucho mas sesudos y a la vez freneticos, donde identificaremos dos tipos de jugadores, de momento: aquellos que siguen jugando con la memoria muscular adquirida con los juegos anteriores (mi caso) y aquellos que ya han asimilado las nuevas mecanicas y las usan con astucia.  Nos encontraremos siendo eliminados, dandonos cuenta que podriamos haber operado de una forma distinta y mas efectiva, amigandonos con las funciones especiales de la armadura. Esquivar, saltar, trepar, aparecer por atras del rival para asestar un Spartan Charge (ataque melee a la carrera) o mejor aun, un Ground Pound, que es ejecutar un melee desde el aire sobre la cabeza del rival. Lo hice unas dos o tres veces, y no hay nada mas satisfactorio que esto. Descubriremos que si saltamos y apuntamos con las miras en el aire, podemos flotar por un breve momento con los propulsores del traje. Con cada caida iremos aprendiendo las reglas del juego, y a aplicarlas con criterio donde corresponda. Halo 5: Guardians es en terminos jugables lo mejor que tiene la serie hasta el momento. Los agregados lo hacen sentir como un juego nuevo y fresco, a la vez, vigente. La posibilidad de apuntar con la mira de todas las armas se agradece, pero no parece hacer una gran diferencia, sobre todo teniendo en cuenta que aun es posible disparar sin estas miras, con el mismo nivel de peligrosidad. Otra de las grandes novedades es la progresion a traves del juego online: ya no tenemos mas desbloqueables por nivel como en el juego anterior (y como todos los shooters actuales) sino que tenemos una serie de loadouts universales. El armamento lo iremos adquiriendo de esa manera e ira cambiando durante las partidas accediendo a distintos puntos donde obtener armas o armas especiales o potentes, que pueden cambiar el curso de la batalla. De esta manera el juego adquiere una dinamica distinta, sin sentirnos agobiados o estancados en mesetas, mucho mas accesible. Junto a este concepto encontramos lo que se llama “Requisition System”: una mecanica que incorpora puntos de requisition que podemos utilizar para comprar distintos packs de cartas, al mejor estilo Titanfall. Estas cartas pueden ser usadas en distintos modos de juego y nos otorgan elementos de un uso unico como armas especiales, tanques Scorpion, o armaduras raras o unicas: algunas son para usarse en el modo arena, otras son para Warzone. Pueden comprarse con los puntos obtenidos jugando, o bien, a traves de microtransacciones, una novedad que desperto cierta polemica.Lo positivo de esto es como se manejan estas cartas. Supongamos que jugamos Warzone y tenemos dos cartas con vehiculos poderosos. Para poder invocarlos en la partida debemos jugar con una performance impecable y llegar a un punto determinado en el transcurso de la misma. Antes de eso, sera imposible jugar con el tanque de nuestro lado. Es un detalle sencillo, pero magistral, puesto que evita que un equipo con buenas cartas fagocite al otro en los primeros momentos de la pantalla, y mas importante todavia, evita que el juego se convierta en un Pay to Win. Por ultimo toca hablar del modo Warzone, que es el modo mas novedoso en la serie Halo y a su vez, uno de los mas interesantes y originales que se pueden encontrar en los shooters de hoy en dia. Warzone enfrenta dos equipos de hasta doce jugadores en mapas gigantescos donde cada equipo debe sumar 1000 puntos para hacerse con la victoria. En estos mapas encontraremos distintas estructuras a conquistar: hangares (para solicitar vehiculos), puestos de comunicacion (ventaja en los radares) o armerias, que nos permiten acceder a distintos tipos de armamento especial.  La supremacia en la obtencion de estos edificios es una de las claves y requiere un profundo trabajo en equipo, pero esa no es la unica forma de obtener puntaje: cada baja que ocasionamos a los rivales, cada armamento o vehiculo solicitado, cada accion de juego que realizamos suma poco a poco en el puntaje de nuestro equipo para alzarse con la victoria. A toda esta batalla campal se suma un tercer elemento tomado directamente de los MOBAs, que invitan a los equipos a batallar contra enemigos controlados por la inteligencia artificial, cambiando la accion de jugador contra jugador a jugador contra entorno. Estos “mini jefes” vendran acompañados de un peloton de patiños y seran generalmente bastante duros de roer, pero derrotandolos ganaremos una buena cantidad de puntos para nuestro marcador, cosa que se torna por demas interesante cuando el puntaje no nos acompaña. Asi, los equipos deberan decidir sus prioridades en el campo de batalla, repartiendo esfuerzos entre ocasionar bajas, conquistar partes estrategicas de cada uno de los escenarios, como tambien, decidir si es conveniente sumarse a las escaramuzas contra los jefes.Warzone es la adicion mas importante a un modo multiplayer que llego para quedarse de manera definitiva. Una vez completada la campaña, puedo asegurar que Halo 5: Guardians les dara cientos de horas de entretenimiento de suma calidad. Incorporar el sistema de cartas y las microtransacciones sin romper el balance general del juego habla de lo bien pensado que esta este apartado, que insisto, sin haberle dedicado cientos de horas, ya se perfila como lo mejor que le paso a la serie desde su concepcion, generando un impacto mucho mas positivo, redondo y efectivo que la campaña, ironicamente, donde teniamos puestas todas nuestras fichas.
  • 1
    CONCLUSIÓN FINAL - ANÁLISIS DE HALO 5: GUARDIANS
    El mayor problema que tienen las trilogias (porque sabemos que la nueva serie de juegos bajo 343 Industries es eso, una trilogia) es que tienen que poseer un golpe de efecto llegando a su final, porque sabemos que habra que esperar un par de años para saber la conclusion de la trama principal. En el mundo del cine, tenemos casos muy especificos de segundas partes de trilogias que cumplen con esa consigna: desde Volver al Futuro II, pasando por El Imperio Contraataca, o la segunda de El Señor de los Anillos; peliculas que son como nexos conductores de un arco mayor, pero que concluyen de una forma por demas satisfactoria para el espectador. Volviendo al universo del fichin, pasa algo muy distinto con Halo 5: Guardians, que paradojicamente, sobrepasa en casi todos los aspectos a lo propuesto en el juego anterior (y los anteriores de Bungie) pero que trastabilla con torpeza en un factor que prometia como ninguno, que es, el de la campaña principal. Halo 5: Guardians nos cuenta las peripecias de dos equipos de elite de la UNSC, por un lado el Blue Team comandado por Master Chief y otros spartans compañeros de toda la vida, y por el otro, Team Osiris, con Spartan Locke a la cabeza, junto con un peloton de personajes que provienen de otros sitios de la mitologia de la serie. La UNSC pone una orden de captura sobre Master Chief, quien desatendiendo una directiva, decide aventurarse en el espacio, persiguiendo una extraña señal que parece indicar que Cortana, su compañera inseparable, lo esta esperando en un lugar recondito del universo.Los encargados de llevar a cabo tamaña empresa son Locke con Team Osiris, en una trama en la que pasa de todo y con un ritmo frenetico, a traves de los escenarios mas variados, amplios y mejores realizados que vio la serie, siempre intercambiando perspectivas: algunas misiones jugaremos con Locke, otras jugaremos con Master Chief. La vedette del asunto prometia ser esta suerte de rivalidad entre estos equipos: un aspecto poco explotado, que podria haber sido una de las patas fundamentales y mas gancheras de la campaña, que se diluye rapidamente al entender el conflicto de fondo, que se nos revela mas temprano que tarde. Un total de quince misiones dan forma a una campaña que concluye de una forma enigmatica y poco satisfactoria, fiel al estilo que maneja entre lineas el desarrollo de la trama principal: ninguno de los personajes tiene un momento interesante, mas alla de una que otra cinematica, y en general, 343 Industries ha fallado en darle a los nuevos integrantes del guion un peso y protagonismo suficiente como para convertirse en heroes alternativos. Los puntos mas confusos –y molestos por sobre todo- son tres misiones en donde nuestra operatoria estara vinculada con interactuar con objetos e interrogar civiles en un mapa abierto, donde nunca queda claro lo que tenemos que hacer, convirtiendose en etapas de transicion sin mucho sentido. La cosa mejora cuando quitamos la vista del guion y nos concentramos en la accion que ofrece este juego. En este aspecto, es el mejor juego de Halo concebido hasta la fecha, gracias a que logra expandir todas las bondades de los juegos anteriores, imprimiendo a su vez mecanicas propias, dandole al juego una identidad jugable con la que hasta el momento solo se permitia soñar. Enemigos despiadados, inteligentes que se mueven en pelotones y escalan su cantidad y formaciones de acuerdo a la cantidad de amigos que se suman a nuestra partida; ajuste en la respuesta de las armas, nuevos movimientos y acciones evasivas, nuevas opciones defensivas, mas y mejor navegacion y trasversalidad en los mapas; entornos abiertos y con muchas opciones a la hora de diseñar nuestro plan de ataque. Y los pelotones: polemicos si jugamos en dificultad normal –porque nuestros compañeros pueden revivirnos de manera constante- pero coherentes si jugamos en “heroico” en adelante, porque alli no solo debemos cuidarnos mucho mas para no morir, sino que tambien tendra mucho mas sentido el juego tactico que podemos desplegar con ellos: mediante la cruceta digital, podremos ordenarles utilizar armas, vehiculos y otros objetos, ademas de indicarles cobertura o ataque a un enemigo especifico. La jugabilidad de Halo 5: Guardians es sin lugar a dudas el punto mas fuerte del juego, que expande la experiencia de un jugador como tambien en el modo competitivo online. La campaña se favorece de esto ademas del ritmo demencial que tiene (acrecentado por los constantes 60 cuadros por segundo que ofrece el juego) y se encarga de entregar momentos de accion inolvidables: una pena que en terminos narrativos y de direccion, recuerde tanto a Halo 2, de Bungie. Por otro lado tenemos el modo multiplayer. En este aspecto, no hay ninguna entrega que le haga sombra a Halo 5: Guardians. Podemos afirmar con tranquilidad que estamos ante el mejor juego de la serie, que nos mantendra ocupados de manera indefinida con sus modos de juego y sus mas de veinte mapas. Las partidas tienen un ritmo distinto gracias a los aditamentos jugables que poseemos. Encajar un Spartan Charge o un Ground Pound (darle con toda la fuerza desde el aire con un devastador golpe melee al rival) resulta extremadamente satisfactorio, casi tanto como saltar, apuntar con las miras en el aire, flotar con los propulsores y propinar un certero tiro a la cabeza del rival. Sin importar el modo de juego que elijas, las herramientas que tenemos para movernos y combatir son tan extensas y responden tan bien que por este motivo unico tendremos un nivel de diversion y desafio nunca visto en Halo, y de lo mejor que hay en juegos de este genero. Y no es que los modos de juego no sean importantes, porque en Halo 5: Guardians hay de sobra, y son todos muy buenos. Repite algunos de los modos mas conocidos de la franquicia, agrega otros orientados a los e-sports en plan de arena shooter, y estrena Warzone: el plato mas fuerte del menu. En este modo, dos equipos de doce jugadores se enfrentaran por la supremacia en escenarios gigantes con la meta de llegar a 1000 puntos. Lo mejor de Warzone son sus variables: existen muchas maneras de llegar a ese puntaje final, ya sea ocasionando bajas, tomando puntos estrategicos o tomando partido en eventos de jugador vs entorno, enfrentando a jefes poderosisimos. Tactica, habilidad, estrategia y algo de suerte se conjugan con un balance cuasi perfecto, en un modo de juego que por si solo puede entregar centenas de horas de diversion.La progresion a traves de este modo tambien recibio retoques, con presets o loadouts de equipo universales que desbloquear con requisition points, que se adquieren a medida que jugamos y ganamos experiencia. Otra forma es obtener mejoras de armadura, armamento o la posibilidad de invocar vehiculos a traves de los requisition packs: sobres con tarjetas de un unico uso que podemos canjear por puntos o comprarlos con dinero real, sin el riesgo de romper el balance del juego. Contra todo pronostico, el gran punto negativo de Halo 5: Guardians es su campaña, la cual prometia espectaculo y lo otorga en cierto modo, siempre gracias al ritmo que posee y a su jugabilidad a prueba de balas que te invita a avanzar sin pensar demasiado y no soltar el pad. En lo que refiere a narrativa y desarrollo de los personajes nuevos resulta pobre; ni siquiera con los fragmentos de notas de audio logra alcanzar profundidad, principalmente porque si hay algo a lo que Halo 5 no nos invita, es justamente, a explorar sus escenarios buscando puntos de interaccion. Es ironico: 343 Industries logra encontrar su personalidad con este juego, pero hereda sin proponerselo la inexperiencia que tuvo Bungie en Halo 2, uno de los puntos mas bajos de la serie en este aspecto. Ese profundo sinsabor se redime con un estupendo modo online que es en definitiva, lo que nos mantendra girando en el universo Halo de manera indefinida, porque ofrece diversion en grande, y en especial, si tenemos la suerte de compartirlo con amigos: una enorme cantidad de mapas, modos entretenidos, un profundo amor por la personalizacion, desafios semanales y tanto mas, se convertira, inequivocamente, en el juego por excelencia de todos los poseedores de Xbox One, porque incluso con una campaña que no promete lo que cumple, la experiencia multiplayer no se puede encontrar en ningun otro lugar. De haber tenido la misma dedicacion que tuvo la campaña previa de lanzamiento, es probable que la historia de Halo 5: Guardians hubiese tenido otro impacto, terminando de moldear un juego mucho mas redondo. Como estan las cosas, es muy bueno y divierte, pero no es brillante ni por asomo. Un juego recomendable para cualquier jugador de Xbox One, pero fundamental para los amantes del juego online.

1. Impresiones de la campaña

Todavia no estoy en condiciones de decir que Halo 5: Guardians es lo que suele decirse un “vende consolas”, pero en lo personal, es una de las principles razones por las que este año salte al barco de Xbox One, y palpitando este esperadisimo lanzamiento, estuve las ultimas semanas inmerso en Halo: The Master Chief Collection, repasando el repertorio en modalidad de un jugador, como tambien en el modo Multiplayer. El segundo acto de la nueva trilogia instalada por 343 Industries viene con unas cuantas novedades. Si bien la mayoria de los retoques tienen que ver con lo jugable, Halo 5: Guardians sigue sintiendose como el viejo y querido Halo, un lugar en el que probablemente los mas veteranos se sientan a gusto, tanto como los recien llegados. El aspecto jugable de Halo siempre fue el mas importante y efectivo, y en esta nueva entrega no es la excepcion. La secuencia introductoria nos presenta al nuevo peloton Osiris, compuesto por distintos elementos que conocimos anteriormente en el universo Halo a traves de varios medios: series, spin offs, comics y libros. Se trata de un escuadron que al principio esta ejecutando una mision de rutina, pero que rapidamente cambia su rumbo hacia una asignacion bastante mas peliaguda: la de apresar a Master Chief y su Team Blue. Esta intro nos muestra al peloton en accion a traves de una secuencia animada que logra quitar el aliento: sencillamente espectacular, y que sin ser captura directa del juego, consigue anticiparnos lo que se nos viene encima. Porque Halo 5: Guardians es un juego donde el ritmo y el frenesi estan a la orden del dia, el cual va acompañado de un esquema de juego familiar, pero con cambios que acompañan a esta nueva propuesta de 343 Industries. El juego se mueve a traves de enormes arenas de combate donde pasa de todo, todo el tiempo. Nuestros enemigos son numerosos y astutos, nos flanquean y nos acosan de manera constante, marchando en distintas formaciones ofensivas que cambiaran segun la circunstancia, segun la ocasion. La potencia de Xbox One y ademas, unos complejos algoritmos de escala dinamica juegan con la resolucion de Halo 5, y mantienen una tasa de 60 cuadros por segundo que calza perfecto, haciendo que todo luzca mucho mas alucinante de lo que es, y los controles, obviamente, se sienten mucho mas responsivos. El cambio mas importante en cuanto a la jugabilidad tal vez sea el hecho de agregar la funcion de mira a todas y cada una de las piezar armamentisticas: las famosas “iron sights”. Es el primer juego que hace uso activo de esta funcion, al contrario del resto de los juegos, que se caracterizaban por usar el hip fire o “fuego de cintura”, sin apuntar. La efectividad practica es dificil de constatar en la campaña (probablemente esta funcion tenga mucho mas sentido en el modo multiplayer), ya que no se percibe un daño significativamente mayor a los enemigos de acuerdo a donde apuntamos. De todas maneras, una vez que nos acostumbramos, es algo que estaremos utilizando de forma permanente. Despues tenemos una serie de movimientos que se ejecutan con el boton “B”, propios de la armadura spartan: podremos realizar movimientos de strafe acelerados para esquivar ataques rivales tanto a pie como en el aire, ademas de la habilidad de trepar estructuras. La carga del spartan (una especie de golpe con el hombro) y el ground and pound (golpe con hombro desde el aire) tambien se usan bastante: el juego nos plantea una serie de mecanicas en niveles que nos hacen amigarnos con estas tecnicas para develar pasajes secretos. Ciertamente, son cambios significativos, pero que en la practica se sienten sutiles y faciles de asimilar. Lo mejor de todo es que el nivel de accion que maneja Halo 5 acompaña a la perfeccion a todos esos nuevos sistemas: estas mecanicas tienen contexto y sentido, y en retrospectiva, cuesta imaginarse ahora jugar Halo sin tener este nuevo set de movimientos. Los pelotones por su parte tambien aportan mecanicas nuevas. Habiamos comentado la influencia de Tim Longo como Director, quien es el responsable de Star Wars: Republic Commando, un shooter en primera persona de gran impronta tactica. Pues bien, transplante fue exitoso, ya que Halo 5: Guardians hereda esa dinamica de pelotones, que funciona practicamente igual en aquel viejo juego: con el pad direccional daremos ordenes como ir a tal punto para cubrirse, usar tal arma o tal vehiculo, o concentrar el fuego en un enemigo determinado, ademas de solicitar asistencia cuando somos abatidos. Ha habido cierto revuelo con esto de que en Halo 5: Guardians es dificil morir. En parte es cierto, porque en dificultades entre facil y normal, el juego practicamente no ofrece resistencia alguna y un mal calculo en nuestros movimientos rapidamente es redimido por uno de nuestros compañeros. La experiencia cambia drasticamente cuando jugamos en Legendario y hacia arriba: morir es un peligro constante, porque ademas si caemos, nuestros compañeros quedaran expuestos al fuego rival mientras intentan resucitarnos. Y en muchas ocasiones, mi partida termino abruptamente por esto. La mejor experiencia en Halo 5: Guardians esta en las dificultades mas elevadas. En terminos de ambientacion, el hecho de contar con un peloton en todo momento le quita ese sabor especial que tenian los viejos juegos: la cuestion del heroe solitario, y los momentos tal vez mas intimos e introspectivos. Eso ya no tiene lugar en este nuevo Halo. Tanto Osiris como Blue Team son letales guerreros rabiosos con ganas de patear traseros y lo hacen, haciendonos sentir en el camino como soldados de elite siendo parte de algo realmente importante. En resumen, desde el punto de vista jugable, el juego cumple con creces y los cambios que efectua, si bien pueden molestar un poco a los jugadores mas ortodoxos de la serie, son mas que bienvenidos y funcionan perfectamente bien. Halo 5: Guardians se siente como una evolucion natural de la franquicia, que por fin empieza a olvidarse un poco del legado de Bungie, y recibe con gracia los mandamientos de 343 Industries, que segun pudimos ver en estas primeras horas, se sienten mucho mas agusto y confiados con Halo: estan empezando a tomarlo como propio. La semana que viene estaremos comentando todo sobre el robusto componente multijugador online que tiene Halo 5: Guadians, para luego emitir nuestra opinion final. Visto lo visto y jugado lo jugado, de primera mano podemos decir que la nueva creacion de 343 Industries da a la talla con el desafio y en cierto sentido, con lo que se esperaba de ella. Veremos entonces en unos dias, si la cosa termina decantando bien.
Anterior Siguiente < >