Publicado el

Analisis | En un año cargado de películas de espías, vuelve el…

ANÁLISIS: 007: Spectre (Spectre, Sam Mendes, 2015)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags:
En un año cargado de películas de espías, vuelve el espécimen más famoso e icónico: James Bond tiene una nueva aventura y está más serio y taciturno que nunca.

El agente 007 llega a su vigesima cuarta aventura cinematografica, una entrega que pretende redondear el paso de Daniel Craig por la legendaria franquicia y traer de vuelta a los fantasmas de su pasado.

James Bond perdio el alma. No nos referimos al personaje en si, un icono del septimo arte que, en la piel de Daniel Craig, se volvio mucho mas introspectivo, violento y “realista”. Un personaje mas cercano al Jack Bauer de “24” (2001-2010) o Jason Bourne, agentes mas descarnados que encajan a la perfeccion en la era “post 11/09”.

La creacion de Ian Fleming nunca perdio el encanto, el glamour o las ganas de patear traseros, pero se fue diluyendo, ante una solemnidad que se arraigo a ciertos productos del cine de accion contemporaneo, en este caso tambien, con la clara intencion de despegarse de aquella ridiculez e inverosimilitud (casi fantasiosa) que ostento durante decadas en la gran pantalla.

Hoy por hoy, franquicias como “Mision: Imposible” (Mission: Impossible) parecen haber tomado el testigo de Fleming, mientras que James Bond se convertia en otra cosa, perdiendo su esencia por el camino.

En el año 2006, el director Martin Campbell tuvo la dificil tarea de volver a reflotar la franquicia con “Casino Royale” –ya lo habia hecho con “Goldeneye” (1995)- y volvio a triunfar en el proceso con una historia que se apega, como nunca, al relato original del autor.

Tras el increible suceso de “Operacion Skyfall” (Skyfall, 2012), la mas exitosa de las entregas hasta el momento, su director, el oscarizado Sam Mendes, no tenia intencion de volver a ponerse tras las camaras, pero la gente de MGM y Sony Pictures logro convencerlo para esta nueva aventura que trae de regreso a una de las organizaciones mas emblematicas del universo del 007: SPECTRE.

“007: Spectre” (Spectre, 2015) encuentra a Bond, mas o menos, donde lo dejamos despues de la muerte de M (Judi Dench) y sus quilombos personales, siguiendo una pista en Ciudad de Mexico, en medio de la parafernalia de los festejos del Dia de los Muertos.

Asi arranca la pelicula -como una gran obra de accion y espionaje se lo merece-, con un despliegue visual increible, una cantidad de extras inimaginables y un plano secuencia impresionante a cargo de Hoyte Van Hoytema, director de fotografia de “Interestelar” (Interstellar, 2014), entre otras cosas. Aca, James es mas Bond que nunca, y en apenas unos minutos demuestra por que es el agente mas “polemico” de todos los 00.

Sus actos tienen consecuencias, obviamente, que repercuten en lo burocratico. Mientras el destruye edificios en America Latina, en Londres, los altos directivos estan tratando de ponerle fin al programa que lo avala.

Pero Bond nunca se preocupo por seguir las reglas y, desoyendo las ordenes del nuevo M (Ralph Fiennes), y con la ayuda incondicional de Q (Ben Whishaw) y Moneypenny (Naomie Harris), enfila rumbo a Roma para intentar develar que se esconde tras una serie de atentados.

Lo que descubre es una misteriosa organizacion ligada a los peores males de este mundo con tentaculos que lo controlan todo. Su lider resulta ser una cara demasiado conocida en su pasado, Franz Oberhauser (Christoph Waltz), un tipo maquiavelico que no suele ensuciarse las manos.

Lo que sigue es un juego del gato y el raton a traves de las calles de Roma, los Alpes Austriacos, Tanger y de vuelta en Londres. Un sinfin de situaciones de peligro entre Bond, Hinx (Dave Bautista), el maton enviado por Oberhauser para seguirle los pasos y acabar con los cabos sueltos, y Madeleine Swann (Lea Seydoux), una astuta psicologa que no piensa largar la informacion tan facilmente.

No se puede contar gran cosa de la trama sin caer en el spoiler. Las escenas de accion no dejan de ser fabulosas, sobre todo por el nivel de “realismo” y efectos en camara que exhiben. El problema es esa falta de “alma” en el relato que hace que todo sea vea perfecto pero carente de emociones.

Los hechos se suceden asi como las explosiones, entre un monton de referencias y guiños a momentos y personajes clasicos de la franquicia, asi tambien como a los del pasado de este Bond que ahora debe sufrir las consecuencias de todas sus perdidas y errores.    

Los personajes entran y salen de camara sin dejar su huella (todo un desperdicio el de Monica Bellucci), con la excusa de redondear esta historia y el paso de este 007 por la gran pantalla. A partir de aca las cuentas quedan en orden para los que vendran despues, sea Craig y compañia o un nuevo reboot cinematografico.

El Bond de Craig se volvio demasiado frio y calculador. Mas robotico que humano y hasta sus conquistas parecen de manual. El fino humor ingles, como siempre, viene de la mano de los actores secundarios, pero no alcanza para generar ese gran golpe de efecto.

“007: Spectre” sigue siendo una gran pelicula de entretenimiento y una de las mejores de este reinicio (tiene muchisima mas coherencia), pero algo le falta para entrar en el panteon de las mejores. Mendes hace su trabajo a la perfeccion (tal vez demasiado perfecto), pero se olvida de emocionarnos.

Si para “Operacion Skyfall” el realizador tomo nota del tratamiento que Christopher Nolan le da a sus blockbusters (no es coincidencia que use a su director de fotografia y a su montajista de cabecera), aca se apega demasiado a la norma y al “homenaje” cinematografico, y se olvida de darle rienda suelta a su propio estilo y a la verdadera esencia de James Bond que parece haber quedado abandonado, como si fuera un pariente lejano que los hace pasar vergüenza.

El futuro ya nos dira que le depara a este personaje tan emblematico de la literatura y el arte cinematografico. “Spectre” tal vez sea el final de una era, una era muy exitosa por cierto, pero una demasiado solemne para el espia seductor que ya esta necesitando un poco de sangre fresca.
     

Direccion: Sam Mendes
Guion: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth.
Elenco: Daniel Craig, Christoph Waltz, Lea Seydoux, Ben Whishaw, Naomie Harris, Dave Bautista, Monica Bellucci, Ralph Fiennes, Andrew Scott.