Publicado el

Analisis | El caballero se despide

Análisis: Batman Arkham Knight

Volver a la home

Por: Mariano Rizza

Tags: batmanArkham
En su última aventura el Hombre Murciélago deja todo en las calles de Ciudad Gótica. ¿Será el Ascenso del Caballero de la Noche o la Caída del Murciélago?

A esta altura poco se puede sumar a lo ya dicho del ultimo juego de Rocksteady acerca del Caballero de la Noche. Batman: Arkham Knight llego a la nueva generacion luego de una bateria de retrasos y aun asi, no lo hizo en la mejor de las condiciones posibles, perjudicando en gran parte a los usuarios de PC. Hoy, a casi un mes de su lanzamiento y una sentada completa al 100%, me animo a dar un analisis final al juego de Batman que los fans merecian.

Arkham Knight es el tercer titulo del estudio britanico pero el quinto en la saga Arkham, teniendo en cuenta a la hora de narrar su historia, los sucesos ocurridos en Batman Arkham Origins y BAO Blackgate. Y dicho detalle no es menor, ya que la tarea de Rocksteady en esta ultima entrega, fue darle un broche de oro a un universo cohesionado que supo crecer gradualmente al punto de coronarse como la mejor saga licenciada de un super heroe masivo. Claro esta, hubo bajas en el proceso y no todo es motivo de festejo, pero la realidad es que lo que Arkham Knight logro entregar, es un producto que demuestra lo que la ambicion puede lograr, cuando hay corazon detras de la misma.

Hablando especificamente del juego, el mismo nos situa seis meses luego de la aventura de Arkham City, en una Ciudad Gotica evacuada tras la amenaza del Espantapajaros, de detonar una bomba que inundara a la ciudad con su toxina del miedo, al tiempo que destruiria gran parte de la misma. El Hombre Murcielago se encuentra notablemente afectado por sus desventuras y las consecuencias del universo implicito - que son las mismas que forman el canon conocido de Batman - tensan sus nervios al punto que en el aire esta constantemente la sensacion de que esta noche (y este titulo) marcan el final de una larga carrera de lucha contra el crimen. Esto esta bien. Esto se llama crear ambiente y es algo que el juego logra con maestria. El nivel de inmersion en la historia y de conexion con los personajes es soberbio porque, al margen de ciertas libertades creativas, esta es una de las mejores historias de Batman jamas contadas.

Arkham Knight logra algo que muchos juegos vienen prometiendo hace años e inclusive algunos estudios como Ubisoft vienen pregonando de hacer hace ya un tiempo, cuando lo unico que entregaron son tibios intentos a la mitad. La historia de Arkham Knight es organica como pocas veces se ha visto y todo lo relativo a la misma se nos presenta a traves de acciones, dialogos y consecuencias de los hechos que nosotros mismos realizamos durante la partida. Todo esto sucede con una fluidez impoluta, la cual jamas es interrumpida por una pantalla de carga sin importar las transiciones de escenarios y, cuando una cinematica toma el control, el paso a la misma es tan suave y esta esta dirigida de una manera tan cinematografica, que el cambio es imperceptible. El unico problema con su historia podria ser que quienes sean conocedores de Batman no tienen ni que ponerse a pensar quien es, por mas que digan que fue creado exclusivamente para la saga y, por el contrario, para quienes solo hayan jugados los titulos de Rocksteady y visto las peliculas, la revelacion no significara nada por la falta de una generacion de empatia con dicho sujeto, la cual podrian haber instalado en los juegos anteriores como lo hicieron con su relacion con todos los demas personajes de la saga, y no dejar el hecho relegado a cortas interacciones en esta ultima entrega. Aun asi, si piensan que pueden dejar de lado este detalle, la historia no deja de ser sumamente efectiva ya que por sobre todas las cosas, Batman Arkham Knight es una experiencia que gracias a su guion calculado, dialogos brillantes, interfaz como pocas veces antes se vio y un actuacion de doblaje superlativa, cautiva no solo a quienes lo estan jugando, sino a quienes pasen cerca de la tele en ese momento, ya que en un momento u otro, si logran despegarse de lo que esta sucediendo, notaran que tiene una platea de amigos y/o familiares a su alrededor empujandolos a seguir jugando para ver que pasa a continuacion.

Pero claro, por mas que la experiencia resulte tan cautivadora para todos, quien juega es uno y la jugabilidad es un factor fundamental para consolidar semejante suceso. Si ya jugaste cualquier instancia de la saga Arkham, sabes como sumarte a Knight y el juego subraya esto con una ausencia total de tutorial y un inicio que invita a sumergirse de lleno al completo abuso de las habilidades del mejor detective del mundo. Al margen de que iremos destrabando bati-artefactos ideales para situaciones especificas planteadas por el juego, el arsenal conocido estara a nuestra disposicion desde el inicio, obviando el inverosimil momento de cada secuela, donde un motivo forzado nos obliga a perder todo el progreso de la aventura anterior. Al contrario, desde un principio Arkham Knight suma a la experiencia nuevas habilidades tanto dentro como fuera de libreto, ampliando desde el minuto cero las posibilidades del jugador. Algunos detalles que se habian prometido erradicar, como ser el efecto pinball a la hora de rebotar entre enemigos, siguen siendo una piedra en el zapato de esta franquicia, pero la adicion de interacciones con el entorno y nuevos estilos de artes marciales, logran disimular el poco evolucionado sistema de combate cuerpo a cuerpo. Por otro lado, quienes prefieren la aproximacion mas sigilosa, el modo depredador fue ampliado y mejorado de manera tal que llevan a que deseemos actuar de esa manera preferencialmente. La arquitectura de los escenarios completos ofrece nuevos puntos de acceso a los terrenos a infiltrarse y nuestras herramientas permiten nuevas maneras de atacar a los enemigos, brillando ante todo la inclucion de un medidor de “Miedo” el cual nos permite atacar rapida y efectivamente a un numero de enemigos, luego de aterrorizarlos utilizando todas nuestras herramientas y los ambientes a nuestro favor.

El factor fundamental que permite a Batman utilizar Ciudad Gotica como una herramienta mas es, esencialmente, que la ciudad esta viva. Mas alla de que por una progresion natural del genero, habra partes del mapa que se desbloquearan en momentos determinados, la localidad de nuestro heroe no parece una maqueta o el tablero de juego de mesa, sino que es un ente mas de la experiencia, el cual nos permite desenvolvernos a nuestro antojo, al tiempo que le da la misma oportunidad a los enemigos, aunque de manera un poco mas limitada. La ciudad crea contexto, ubica temporalmente y ofrece tal diversidad de escenarios que realmente dan sentido a su tamaño. Mientras que lo mejor de Asylum era estar encerrado y el chiste de City era la ampliacion del terreno, lo que Knight otorga es una completa libertad a la hora de “ser Batman” y el mismo no existe sin Ciudad Gotica, por lo que el nivel de atencion a cada metro cuadrado de la urbe es tan destacable como sus personajes y su ya alabada historia.  

Sabiendo que iban a entregarnos un terreno de amplitud desmedida, la gran novedad de esta entrega era la inclusion del tan esperado Batimovil, el vehiculo que desde 1939 copa la fantasia de cualquier fanatico de las ruedas, por encima inclusive de inalcanzables autos existentes como ser una Ferrari o un Porsche. Inspirado mayormente en las peliculas de Nolan, el transporte es mas un tanque de guerra que un tres puertas pero supo ser calurosamente recibido por el publico, aunque en realidad resta mas de lo que suma a la experiencia. Buscando forzosamente que no sea un simple accesorio, el diseño de niveles y misiones por momentos nos obliga a utilizar el auto en situaciones que en los juegos anteriores resolvimos con nuestro propio ingenio, resultando en que Batman parezca una extension del auto y no del modo contrario. Capaz de trepar por las paredes, modificar algunos terrenos y hasta implementar distintas armas que caprichosamente cambian de manera automatica entre letales y no letales, el colmo del Batimovil surge cuando en su modo de combate - donde se transforma en tanque propiamente dicho, con una disponibilidad de movimiento de 360 grados - nos proponen misiones de sigilo donde debemos aproximarnos a tanques enemigos por detras y, hasta donde llega mi entender, misiones de sigilo con un tanque de guerra es la descripcion grafica por antonomasia de un toro en una vidrieria. En ningun momento van a escucharme decir que no es divertido utilizar el auto, pero simplemente en un juego diagramado tan minuciosamente, no hay un momento donde la utilizacion del vehiculo de marca registrada, no se sienta forzada. Cuando estamos domingueando a nuestras anchas es una gran manera de aprovechar el mundo abierto y los circuitos de carrera mezclan un correcto manejo con situaciones arcade de manera muy entretenida, pero dentro de las misiones interrumpe el ritmo de la jugabilidad, al hacernos utilizar el auto para saltar paredes de nos mas de tres metros u obligarnos a subir y bajar del vehiculo para realizar puzzles de balance hasta el hartazgo. En resumidas cuentas, si nos basaramos solo en la jugabilidad y no en su gran historia, por momentos pareciera que el protagonista es el auto y no quien lo conduce, dejandolo en un lugar secundario.  

De todos modos, no todo lo que esta en segundo plano en Batman Arkham Knight es malo necesariamente, ya que lejos de cumplir la funcion de relleno, todas las misiones secundarias del titulo cumplen con el fin sumar contexto al argumento principal, cuando no sirven como cierre de la relacion con personajes particulares dentro de la saga. Desde ya, algunas podran ser mas divertidas que otras, pero el hecho de que tienen su propio ritmo y hasta se prolongan a lo largo de toda la duracion del juego, les termina imprimiendo una personalidad propia que justifica su existencia como algo que no solo esta para sumar puntos de experiencia y mejorar alguna habilidad. Ya sean las mas basicas o aquellas que suman personajes nuevos a la franquicia, todas son escalones al desenlace de la historia y aportan en gran medida a la trama del juego. Claro esta, todas las familias tienen una oveja negra y en este caso son las misiones del Acertijo, las cuales entretienen medianamente cuando significan rescatar a Gatubela, pero aburren hasta el cansancio cuando se reducen a recolectar sus 234 coleccionables. Ya abusando su permanencia en Arkham City y apareciendo de favor en Origins, la mecanica de tener que juntar las estatuillas y resolver y acertijos aburre despues del numero cien y, siendo tan intrascendente para la trama de salvar la ciudad, es injusto y perjudica la experiencia que para conseguir el final definitivo, haya que resolver esta interaccion en su totalidad. Las misiones del Acertijo son las unicas que perjudican a la experiencia y garantizan que el numero de jugadores que termine el juego al 100% sea infimo.


Por mas que la primera hora de juego cueste ponerse en situacion o diferenciar que es nuevo y que no, Batman Arkham Knight es sin lugar a dudas el juego definitivo del Caballero de la Noche y el mejor cierre posible a la saga - si es que debemos creer que lo es. Su historia conducida por una narrativa organica que resalta en los momentos donde de manera dinamica representan situaciones claves en la historia del personaje, otorgan una experiencia sin igual, al tiempo que los agregados en la jugabilidad solidifican la nocion de que tal vez sea el primer juego de nueva generacion para consolas. Mientras que la version de PC fue un accidente de trenes, las de consolas hogareñas se destacan notablemente por mas que no esten libres de bugs y glitches menores, radicando su diferencia en que esto no imposibilitan disfrutar del viaje. Todo en este gran titulo dice Batman, y la aparicion coherente de sus villanos como la de sus colegas en un anecdotico pero entretenido modo cooperativo simulado, donde alternamos personajes con un boton, aumentan la sensacion de estar en completo control de la capucha del Murcielago.  Atencion a los detalles, amor por el producto y utilizacion total de los recursos de la octava generacion, es lo que transforman este titulo en un juego virtualmente perfecto. La primer linea de dialogo del mismo cuenta que “esta es la historia de como Batman murio” pero, en realidad, Batman Arkham Knight es el cuento de como un videojuego paso a la historia.

PUNTAJE: 9.0