Publicado el

Noticias | El Caballero de la Noche se enfrenta al final de…

Batman: Arkham Knight - Primeras 10 Horas

Volver a la home

Por: Mariano Rizza

Tags:
El Caballero de la Noche se enfrenta al final de su trilogía y estas son las primeras impresiones del comienzo de su aventura.

Arkham Knight, la tercera entrada del estudio Rocksteady en la saga del Caballero del a Noche, supo ser uno de los juegos mas esperados de la nueva generacion de consolas. Sus continuos retrasos y su maraton de trailers continuaban inflando las expectativas de todos los fanaticos con la promesa de un mundo gigante, una historia nunca antes vista y una mecanica que incluiria lo mejor de la saga, con suficiente cantidad de novedades para justificar el salto generacional y la espera. ¡Ah! Y no olvidemos el Batimovil, una pieza tal vez innecesaria en concepto, pero definitivamente trascendental en la idea de crear el mejor videojuego de Batman de todos los tiempos. Porque la saga Arkham lo logro, tanto en juegos de super heroes en general como en titulos licenciados, con sus fallas y sus aciertos, dieron en el centro de la experiencia inmersiva de convertir al jugador momentaneamente en el personaje de sus afectos. El tema ahora era brindar un broche de oro a sus casi diez años de trabajo.


La experiencia de Arkham Knight cumple su cometido inicial de ser avasalladora. En el momento que vemos toda Ciudad Gotica a nuestros pies - en un mapa cinco veces mas grande que Arkham City -, la sensacion es la de necesitar un año para poder recorrer todos sus calles, recovecos, callejones y galpone. El mapa no solo es extenso, sino que incluye secciones subterraneas y superficies elevadas, cont exponencialmente el terreno a recorrer.  Desde ya, como podran imaginarse quienes conozcan la saga, ese terreno esta poblado de misiones secundarias, las cuales se presentan de manera interesante cuando son detectivescas dejando que las vayamos encontrando sin ningun tipo de marcador en el mapa, como tambien los ya por demas reiterativos enigmas del acertijo que ascienden a casi 300 en total.


Recorrer la ciudad planeando genera el mismo golpe cultural que provoca visitar otro pais de nuestro mundo por primera vez. Por mas que el argumento inicial del juego lleva a la ciudad a estar evacuada ante nuestra visita, la vida no escasea, presentandose en forma de pandillas y malechores que se pelean entre si o vandalizan la propiedad privada con aerosol, las marquesinas brillando con fulgor, la musica orquestal llenando el aire de drama y las referencias que nos depositan en medio del universo DC como jamas una historieta o pelicula haya conseguido hacerlo. Y si son conocedores de la materia, la recompensa es doble, porque no todo se limita al Batmanverse, ya que las referencias para quienes sepan buscarlas, abarcan a muchos mas personajes de la otrora neoyorquina editorial.
Sobre ruedas, la experiencia en igual de gratificante a nivel mapa, pero no tanto asi a nivel conduccion. Toda la ciudad tiene de una manera u otra, acceso para nuestro Batimovil. Las calles son amplias, los atajos y tuneles secretos sobran y - comos somos Batman al fin y al cabo - donde no hay calles, nosotros las hacemos ya sea utilizando los gadgets del auto para trepar por paredes o improvisar rampas y asi recorrer techos o interiores de edificios. A su vez, el vehiculo tiene un modo “Tanque”, el cual nos permite movilizarnos casi como si tuvieramos al personaje a pie, con suma gracia para esquivar ataques de drones enemigos o circular por terrenos peligrosos. Toda la agilidad gatuna y ligereza que tiene el Batimovil en este modo, es equivalente a ladrillo sin ruedas que resulta a la hora de recorrer la ciudad o realizar carreras contra reloj.


Todas estas caracteristicas presentadas en el juego pintan un panorama realmente amplio y llamativo, pero que en las primeras horas no es tan divertido de recorrer. Si dejamos de lado el modo historia momentaneamente con el fin de hacer un recorte de las posibilidades que brinda el titulo, lo primero que notamos es que todo esta descontextualizado, queriendo decir que muchas de las actividades secundarias chocan o se contradicen con la narrativa principal. Mientras tenemos una noche para detener el apocalipsis de turno, el juego nos invita sistematicamente a distraernos haciendo carreras en un entorno de realidad virtual, enfrentando enemigos ficticios para entrenar los controles y toda otra seguidilla de acciones que no niego, son divertidas de jugar, pero no tiene sentido en el universo que el juego mismo plantea. El dato positivo es que estas pueden ser ignoradas por completo ya que el titulo entiende que no es nuestra primera visita en la saga Arkham, pero dejarlos de lado significa ignorar valiosos puntos de experiencia, ya que el nuevo arbol de habilidades incluye nuestro traje, nuestros gadgets, tecnicas de combate, aspectos mecanicos del Batimovil, aspectos armamentisticos del Batimovil y un largo etcetera que precisa de jugadores completistas para alcanzar el maximo nivel.


Otro aspecto negativo de la jugabilidad, es que Rocksteady pareciera otorgar el Batimovil como una venganza mas que como una recompensa a la fidelidad de los jugadores. “¿Querian el auto? ¡Ahora lo tienen que usar para todo!”. Llegado a este punto en el juego, las mecanicas de tener que utilizar el auto para la resolucion de todas y cada una de las actividades planteadas, dan a entender que Bruno Diaz jamas podria ser Batman si no contara con el auto. Resolucion de Puzzles, combate, recorrer el mapa, misiones secundarias, todo nos obliga a utilizar el monstruoso vehiculo de dudosa y mal equilibrada conduccion, al punto de tener que subirnos y bajarnos, o cambiar entre el menu de control remoto y Batman continuamente en tramos de diez metros para ir sorteando obstaculos. Esto, no solo se vuelve tedioso muy rapido, sino que interrumpe el ritmo del juego continuamente, para plantear situaciones que no solo en el imaginario del personaje, sino que en los juegos anteriores de la misma empresa, nos hicieron resolver sin necesidad del Batimovil. ¡Hasta el acertijo tiene pistas de carreras subterraneas escondidas en la ciudad! Por momentos, pareciera que quieren darnos a entender que Arkham Knight sucede en un universo donde Meteoro y el Hombre Murcielago son la misma persona.


Ahora bien, una vez que dejamos de lado todo esto - que comprendo a no todo el mundo va a molestar en iguales proporciones - todos los males del mundo parecen evaporarse una vez que nos perdemos en la historia. El argumento de Arkham Knight es simple en su planteo: el Espantapajaro planea detonar una bomba en la ciudad, por lo cual esta es evacuada, dejando el terreno arado para nuestra exploracion. El aliciente esta en que no solo los villanos de turno se nos enfrentan, sino que el Dr. Crane contrato una milicia tambien denominada Arkham, dirigida por su misterioso pupilo, el Caballero de Arkham. Los pormenores de la historia van llegando a nosotros en forma de conversaciones tomadas por nuestros microfonos infiltrados, los updates de Alfred u Oraculo a travès de nuestro proyector de realidad aumentada y algunas escasas escenas cinematicas brillantemente dirigidas. Sin embargo, el punto mas alto y lo mas deslumbrante de todo el juego hasta el momento, es la narrativa in-game, donde interactuamos con diferentes personajes en situaciones organicas, sin interrupciones para videos o placas de carga. Lo que Assassin’s Creed intenta hacer sin exito hace años, Arkham Knight lo logra con una suavidad que marca un nuevo paradigma en la manera de contar una historia dentro de un videojuego, al punto que nos convence de perdonar la esclavitud con el auto y que el sistema de combate continue inspirado en una bola de Pinball.


Aun quedan muchas horas por delante, ya que en mi afan de explorar la ciudad y las mecanicas de juego, poco avance con la historia que hasta hora es lo mejor del titulo. La misma puede mejorar o empeorar, pero aun quedan misiones secundarias por descubrir, personajes anunciados por encontrar y el novedoso sistema de combate cooperativo con los sidekicks del Murcielago. La impresion de las primeras tres horas de juego fueron bastante negativas por la reiteracion de mecanicas y la falta de opciones para que el jugador resuelva la aventura a sua antojo, haciendo por momentos parecer a esta gran urbe como un hiperdesarrollado pasillo, pero a medida que continuamos avanzando, el titulo deja ver el esquema mayor que plantea y las expectativas no paran de crecer a la par de la diversion. ¿Que mas tiene escondido Arkham Knight bajo la manga? Nos enteramos en la segunda visita que hagamos a la Ciudad Gotica de nueva generacion.