Publicado el

Ránking | Nos ponemos comiqueros y oscuros, y repasamos diez grandes momentos…

10 Grandes momentos de la trilogía de Batman de Nolan

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags:
Nos ponemos comiqueros y oscuros, y repasamos diez grandes momentos de la trilogía nolaniana protagonizada por el Caballero de la Noche.

Ya se hablo largo y tendido sobre la trilogia nolaniana del Caballero Oscuro. Sus virtudes, sus defectos, su legado y, al parecer (¿?), la culpa de que todas las peliculas del genero deban ser serias, introspectivas y oscuras. Dejando las boludeces de lado, y en vista de este aluvion comiquero cinematografico que se avecina, nos ponemos un poco nostalgicos y rescatamos diez grandes momentos de una de las sagas que quedara para siempre como punto de referencia del universo superheroico. Gracias por tanto y perdon por tan poco.                                        

  • 10
    10: Cuando un amigo se va…
    Cualquier escena que involucre al Alfred Pennyworth de Michael Caine es oro puro. El actor ingles doto al legendario personaje de toda la sabiduria, ternura y sarcasmo propios de esta innegable figura paterna. Pero ver sucumbir a su hijo putativo ante su propia ira y los puños de Bane, no es algo que tenga ganas de presenciar  el mayordomo. La escena es conmovedora y los ojos llorosos de Caine no ayudan a que nos duela ni un poquito menos. “Lo suture, le acomode los huesos, pero no lo voy a sepultar. Ya sepulte a demasiados miembros de esta familia”. La cruel verdad no detiene al heredero de Gotham que, ademas de perder a un gran amigo, va a tener que aprender a plancharse las camisas.       
  • 9
    9: Personal Trainer
    No cualquiera se puede jactar de haber sido entrenado por el mismisimo Ra's al Ghul (ups, spoiler) y la Liga de las Sombras. Esa es una de las tantas libertades que se toma la franquicia con respecto a los comics, pero justifica de buena manera los años de ausencia y las tacticas aprendidas por el Caballero Oscuro. “Puedes enfrentarte a seis hombres, nosotros te enseñaremos a enfrentarte a seiscientos. Sabes desaparecer, nosotros te enseñaremos a ser completamente invisible”. Claro que el muchacho tomo nota y aprendio unos cuantos truquitos de su maestro, pero al final no compartieron ideologia y terminaron enfrentados. Igual le agradecemos a la Cabeza del Demonio que haya librado a nuestro heroe de algunos de sus miedos, aunque no logro lo mismo con sus traumas.    
  • 8
    8: Panquequeando
    En toda pelicula de accion, que se precie como tal, no puede estar ausente ESA persecucion espectacular. Batman y sus diferentes vehiculos han hecho de las suyas por las calles (y los techos) de Gotham desde el comienzo de la trilogia, pero Christopher Nolan y su equipo de magos de los efectos especiales llevaron este artilugio a niveles insospechados en el climax de esta vertiginosa secuencia. La mision es proteger a Harvey Dent del ataque del Joker y sus secuaces. Autos, camiones, helicopteros y vehiculos de SWAT se ven involucrados en un verdadero pandemonium vial que termina con un camion (real) y sus 18 ruedas dando una voltereta de 180° en medio del Distrito Financiero de Chicago (a.k.a.Ciudad Gotica) y el payaso tras las rejas. La proeza se nota y se agradece, sobre todo en una epoca donde los efectos digitales inundan las pantallas, en la mayoria de los casos, sin aportar nada nuevo… y mucho menos realista. Q.E.P.D. la camarita IMAX que sucumbio en el proceso.       
  • 7
    7: Bane, el demoledor
    A esta altura de la trilogia, Batman ya se habia enfrentado con grandes estrategas, psicopatas desenfrenados, mafiosos violentos y algun que otro loquito lindo. Pero un dia llego su mas grande adversario, tanto mental como fisico y, lamentablemente, lo agarro un poco cansado y fuera de forma. El encuentro en las profundidades de Ciudad Gotica es epico por donde se lo mire, dos tipos midiendo fuerzas y voluntades hasta quedarse sin aliento. Nolan retira la musica y solo deja los gritos exaltados y el sonido de los golpes que no fallan (de ninguno de los dos lados) y se mezclan con el de este oscuro ambiente. Bane es superior y la pelea la tiene ganada de antemano, eso no quita que el momento de quiebre sea tan emblematico como en las paginas del comic.   
  • 6
    6: I’m Batman
    Estamos a la mitad de “Batman Inicia” (Batman Begins, 2005). Ya atestiguamos todos los traumas del pequeño Bruce, del joven Bruce y, por que no, algunos del Wayne mas crecidito. Recorrimos con el medio mundo, su exhaustivo entrenamiento y lo vimos retornar a Gotham con un unico objetivo en mente: salvar a su ciudad de los criminales y los corruptos e infringir miedo en el corazon de sus enemigos. Es tiempo de conocer al nuevo simbolo de la justicia, una figura imperceptible que lucha desde las sombras. Carmine Falcone y sus secuaces son los primeros en enfrentar la agilidad y la furia del murcielago: la entrada en escena es epica, la teatralidad y el engaño son sus aliados. En la mente de sus adversarios es mas que un hombre, de ahora en mas, sera conocido como Batman.   
  • 5
    5: La teoría del caos
    Todos los villanos parecen querer tomarse su tiempo para contarnos sus malevolos planes, pero ¿que pasa cuando el maloso en cuestion no tiene uno definido y se rige por la anarquia absoluta? Cada vez que el Joker de Heath Ledger irrumpe en la pantalla es hipnotico, podriamos armar un Top 10 solo con sus grandes momentos, pero aca nos alcanza con un par de reflexiones: “Soy el perro que persigue un auto. No sabria que hacer si alcanzara alguno”. El payaso no siente la necesidad de planificar porque lo suyo es la destruccion arbitraria y azarosa, la aniquilacion de los esquemas, del equilibrio concreto… “Instaura una pequeña anarquia, altera el orden establecido y todo se convierte en caos. Soy un agente del caos. ¿Y sabes algo del caos? Es justo”. La postura no es tan alocada y, por un momento, casi, casi tambien nos convence a nosotros.  
  • 4
    4: Para romper el hielo
    Una vez que Nolan presento al personaje en “Batman Inicia” (Batman Begins, 2005) pudo darle rienda suelta a su imaginacion (y todos los efectos especiales que tuviera a la mano) para abrir con bombos y platillos cada nuevo capitulo de esta trilogia. Ambos “prologos” se convirtieron en dos de las secuencias mas increibles de toda la franquicia y la forma mas explosiva de presentar a los villanos de turno. Ya sea un elaboradisimo asalto a uno de los bancos de la mafia o la toma de un avion en pleno vuelo a cargo de un grupo comando, hay que reconocer que el director si sabe como captar nuestra atencion desde el minuto cero sin necesidad de mostrar al verdadero protagonista. La logistica, las tomas en IMAX y los efectos fisicos (en contraste con la insulsa pantalla verde) le agregan ese plus que, ademas, sirvio para promocionar cada una de las peliculas meses antes de su estreno.      
  • 3
    3: El Caballero Errante
    ¿Que convierte a Batman en el mejor (anti)heroe del universo comiquero? Con el nada se da por sentado y las convenciones terminan desparramadas por el suelo. Al final de “Batman: El Caballero de la Noche” (The Dark Knight, 2008) nada es como deberia ser: el malo gana, a la damisela en peligro NADIE logra rescatarla y nuestro justiciero se tiene que dar a la fuga por esta altruista conviccion de que “debe ser lo que la ciudad necesita”. La imagen es propia del western mas clasico: el protagonista partiendo hacia el amanecer (cambiemos caballo por batpod) para restablecer el statu quo. Las palabras finales del comisionado Gordon resuenan en nuestras cabezas y nos ponen la piel de gallina cada vez que las escuchamos, sin excepcion: “Es el heroe que Gotham se merece, pero no el que necesita ahora mismo. Asi que lo perseguiremos, porque el puede resistirlo. Porque no es un heroe. Es un guardian silencioso, un protector vigilante... Un Caballero Oscuro.”
  • 2
    2: ¿Por qué caemos?
    “¿Como moverse mas rapido de lo que es posible, luchar mas tiempo del que es posible, sin el impulso mas fuerte del espiritu humano, el miedo a la muerte?”. La voluntad mueve montañas y tambien las escala, pero es la pulsion de muerte la que permite a Bruce Wayne salir de esta “Fosa de Lazaro” y renacer de sus propias cenizas para convertirse en el verdadero heroe que su ciudad necesita. El viaje es ciclico, desde aquel pozo plagado de murcielagos que le dio tantas pesadillas y lo definio de chiquito, hasta los quiropteros que lo desafian (y le dan la bienvenida) momentos antes de dar el salto definitivo. Bruce aprendio a levantarse, mas de una vez, pero ninguna tan emblematica y epica como este momento del final de la trilogia.   
  • 1
    1: Face to Face
    ¿Que obtenemos al juntar a un psicopata asesino sin nada que perder y a un huerfano justiciero cuyo deporte favorito es expiar culpas (y rabia) a puño limpio? Obviamente, una de las mejores escenas de todos los tiempos. Frases ilustres, un momento mas que tenso y dos actores que parecen traspasar la linea entre la ficcion y la realidad casi con regocijo. Todo se reduce a esto. La psicologia de dos personajes aparentemente opuestos, encerrados en una habitacion con muchisimas ganas de hacer catarsis, ¿o no? Cada palabra, cada movimiento esta perfectamente calculado por el unico de los dos que lleva las riendas de este jueguito macabro, y asi Nolan demuestra la tan mentada hipotesis de que el Joker no es mas que un producto derivado de la existencia de Batman en Ciudad Gotica, las dos caras de una misma moneda en un universo donde se muere como heroe o se vive lo suficiente para convertirse en villano.  

1. 10: Cuando un amigo se va…

Cualquier escena que involucre al Alfred Pennyworth de Michael Caine es oro puro. El actor ingles doto al legendario personaje de toda la sabiduria, ternura y sarcasmo propios de esta innegable figura paterna. Pero ver sucumbir a su hijo putativo ante su propia ira y los puños de Bane, no es algo que tenga ganas de presenciar  el mayordomo. La escena es conmovedora y los ojos llorosos de Caine no ayudan a que nos duela ni un poquito menos. “Lo suture, le acomode los huesos, pero no lo voy a sepultar. Ya sepulte a demasiados miembros de esta familia”. La cruel verdad no detiene al heredero de Gotham que, ademas de perder a un gran amigo, va a tener que aprender a plancharse las camisas.       
Anterior Siguiente < >