Publicado el

Game Raiders | El metroidvania 2.5D del hombre murciélago ya está disponible para…

IMPRESIONES: Batman Arkham Origins Blackgate Deluxe Edition

Volver a la home

Por: Leo Valle

Tags:
El metroidvania 2.5D del hombre murciélago ya está disponible para Xbox 360, PC y PS3... ¿mejora lo que en Vita y 3DS era una experiencia olvidable?

Dado que, en particular en el primer juego de la franquicia, la serie de Rocksteady utiliza la estructura clasica de titulos como Metroid, desde la teoria la conversion de la serie Arkham a un formato 2.5D no deberia afectar demasiado la experiencia.

Batman: Arkham Origins Blackgate (como fue el caso de Arkham Origins) se propone entonces no tanto innovar, sino mas bien construir sobre las solidas bases de exploracion y combate de Asylum y City. El problema es que en ese intento de trasladar sin demasiadas modificaciones el juego 3D a los dos planos, Blackgate cae en ciertas redundancias e inconvenientes fundamentales.

Las primeras horas del titulo de Armature Studios son una mezcla de sensaciones. El juego arranca bien, con una persecusion/tutorial que hace las veces de presentacion entre Batman y Gatubela. Y aunque las actuaciones de voz no son lo mas deslumbrante del mundo, el estilo comiquero le queda bien y, de lejos, la calidad de los modelos y las texturas no dejan saber que es un port de un juego de Vita.

El argumento es bien “de Batman”. Como el hombre murcielago encierra a todo malechor que anda dando vuelta en la prision Blackgate o en Arkham, los villanos no tienen otro remedio que escaparse, o directamente tomar la institucion de turno por la fuerza. Asi, con Gatubela dandonos una mano, debemos liberar las tres areas de Blackgate, en control de El Pingüino, El Guason y Black Mask (¿Mascara Negra?). El juego permite comenzar desde cualquiera de los sectores, una decision interesante… por un rato.

El sistema de combate de la serie Arkham, que redefinio el genero, se traslada sin (necesarias) modificaciones: seguimos atacando, contraatacando, usando la capa, saltando sobre los enemigos que tienen palos electrificados y sucumbiendo facilmente frente a las armas. Tambien aparece sin demasiados cambios el sigilo, con gargolas y rendijas posicionadas estrategicamente en ciertas secciones. Ambos segmentos se desarrollan en dos planos de profundidad, los cuales, especialmente durante el combate, confunden un poco, porque Batman suele atacar al enemigo mas cercano y eso puede jugarnos en contra.

Sin embargo, el punto mas flojo hasta ahora es el “backtracking”, o sea, el regreso a secciones ya recorridas de forma obligada para cumplir objetivos. Como dije mas arriba, podemos empezar el juego en cualquiera de las tres areas, pero siempre habra un elemento que precisamos para superar (al menos la primera) que este en otra de las areas, por lo que, justo antes de enfrentar al jefe (en mi caso Black Mask), tuve que recorrer de nuevo todo el mapa, ir al medio de la seccion de El Pingüino, recuperar un batiaparatito, y volver para poder abrir una puerta. Un embole.

Afortunadamente, Armature tomo nota de las criticas de las versiones originales, y el mapa fue rediseñado para ser un tanto mas legible, por lo que, aunque es muy facil perderse, el juego te da una mano.

Como dije, las primeras horas de Batman: Arkham Origins Blackgate son una mezcla de sensaciones. Algunas mecanicas estan bien trasladadas y otras nos van a hacer arrancarnos los pelos.

El analisis completo, en unos dias.