Publicado el

Editoriales | El más esperado juego de Xbox One mezcla actores reales…

Quantum Break y el regreso del FMV

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

Tags:
El más esperado juego de Xbox One mezcla actores reales con un juego de acción en tercera persona ¿es una señal de que en esta nueva generación el Full Motion Video puede retornar?

El valle inquietante de lagrimas

En 1993 Sega lanzo con bombos y platillos Activator, un hexagono de plastico de mas o menos un metro de diametro que se apoyaba en el suelo, se conectaba a la consola Sega Genesis, y te permitia controlar juegos con tu movimiento.

Fue un estrepitoso fracaso, pero no tanto como lo fue dos años antes Virtuality, un sistema de realidad virtual instalado en aparatosas unidades (llamadas “capsulas” por la compañia) y potenciado por una Amiga 3000, donde podias ponerte un casco y usar joysticks que parecian diseñados por David Cronenberg para jugar horrendos fichines 3D. Y sin embargo, hoy esperamos con ansias Oculus Rift y Microsoft lleva vendidos unos 10 millones de Kinect, sin contar los que vienen con Xbox One. No siempre es el pionero el que conquista el mercado.

¿Que pasa si el Full Motion Video es otro pionero que llego antes de tiempo? A principios de los ‘90, cuando se popularizo el CD-ROM como medio de almacenamiento, la moda era llenar los de cinematicas actuadas, tutoriales en video, y “estrellas” invitadas en decadencia. Los primeros (The 7th Guest, Star Wars: Rebel Assault) fueron grandes exitos, hasta que de a poco los gamers se empezaron a hartar de las peliculas interactivas y dejaron de comprarlas. Y aunque no todos los juegos en incorporar video pertenecian a esta categoria, la abreviatura “FMV” se volvio sinonimo de fracaso y los estudios abandonaron por completo esta tecnica. Es una pena, porque los juegos que incorporaban bien el video (Spycraft, Realms of the Haunting) no merecian caer en la volteada.

En la reciente exposicion E3 se pudo percibir el estigma que sigue teniendo el Full Motion Video luego de la presentacion de Quantum Break, el nuevo juego de Remedy Entertainment (Alan Wake, Max Payne). Esta compañia es famosa por introducir elementos cinematograficos a sus juegos, pero lo que se vio en E3 parecia ser una transgresion. Rostros humanos, efectos especiales, y la idea confusa de una combinacion entre una serie interpretada por actores que entrelaza su contenido con el de un videojuego. En los recientes premios VGA Remedy mostro un segundo video donde su director creativo Sam Lake explica que Quantum Break es efectivamente un juego de accion en tercera persona, con sistema de puesta a cubierto y cierta manipulacion del tiempo y el espacio a traves de poderes especiales. ¿Y la serie de television? En este segundo video, no fue nombrada. La informacion sigue siendo la misma de antes: lo que haces en el juego impacta lo que pasa en la serie, y la serie impacta en el juego.

La intencion de Remedy de distanciarse de cualquier percepcion de que Quantum Break sea un juego FMV queda evidente en este segundo video. Por lo que pudimos ver, QB no es mas que un juego de accion de lo mas competente, donde las secuencias cinematicas estan claramente renderizadas con el mismo motor grafico del resto del juego. Es mas, ninguno de los personajes que pudimos ver en las cortas selecciones en video parecen ser Jack, Beth o Paul Serene, protagonistas y antagonista del juego. Declaraciones de gente de Remedy indican que los capitulos de la serie no se transmitiran por separado, sino que vendran incluidos en el disco, y que cada capitulo de la serie comenzara al final de cada nivel del juego, partiendo de nuestra decision. Con los elementos que tenemos a mano, no seria extraño que el proyecto de Remedy sea mas o menos lo mismo que esta haciendo Trion Worlds con el (quizas injustamente) ignorado juego de rol y accion en linea Defiance.

Defiance mezcla World of Warcraft y Gears of War en un juego repetitivo, monotono (pero no mucho mas que la media del genero) que pasaria completamente desapercibido si no estuviera conectado directamente con la serie de ciencia ficcion del mismo nombre del canal SyFy. Esa “conexion” es bastante dificil de cuantificar. Los personajes de la serie y el juego no tienen nada en comun - es mas, la serie esta ambientada en St. Louis y el juego en San Francisco, ciudades separadas por 2800 kilometros.

La idea es que las acciones de los jugadores afecten la guerra entre humanos y extraterrestres y el efecto se vea entre el final de una temporada de la serie y el inicio de la siguiente. Algo bastante extraño ya que la segunda temporada se produjo entre agosto y diciembre de 2013 y no se estrenara hasta abril de este año. Un antecedente que resulta preocupante para Quantum Break. Otro detalle: el juego es un fracaso relativo, mientras que la serie es un exito que fue renovado inmediatamente por SyFy.

Es imposible saber que tipo de contenido incorporara Quantum Break, y las señales apuntan a una narrativa ramificada y poco esencial, pero a pesar de que el experimento Defiance no resulto en el exito que Trion esperaba y que Quantum Break no parece incorporar del todo sus elementos de FMV, es interesante que la industria le vaya perdiendo miedo al tema. L.A. Noire demostro que ni gastando millones se puede lograr un realismo absoluto: el rostro humano sigue siendo irreproducible, y abriria nuevas puertas a una industria estancada recuperarlo como una herramienta mas.