Publicado el

Analisis | Not-so-Fun Service

ANÁLISIS: SNK Heroines ~ Tag Team Frenzy ~ (PS4, Switch)

Volver a la home

Por: Sebastián Cigarreta

La legendaria desarrolladora de fighting games sigue produciendo juegos con sus personajes más emblemáticos, pero esta vez solo las mujeres fueron invitadas a participar.

El fan service es una costumbre que está enraizada en la mente de los jugadores más viejos, no es algo nuevo y de hecho está naturalizado en la mayor parte de la industria. Por lo general son cosas sencillas, opcionales o desbloqueables. Un traje sexy por allí, un ángulo de cámara demasiado conveniente por allá o una escena “jugada” que le recuerda al jugador cuán atractivo o atractiva es el avatar en cuestión. El hecho de que esto suceda y esté naturalizado no implica no tenga consecuencias y la comunidad va madurando de a poco y superando los casos más graves. SNK Heroines ~ Tag Team Frenzy ~ juega con los límites del fan service y, si bien no es tan agresivo como la saga Dead or Alive Xtreme, termina cruzando al otro lado de la línea del buen gusto.

Claro que podríamos argumentar que se trata de un juego orientado a un nicho de jugadores que en realidad quieren ver a sus chicas favoritas de SNK en paños menores, haciendo poses sugestivas y cambiandole los atuendos por otros aún más sexuales. Y si bien es un caso claro, la versión oficial de la empresa es que se trata de un juego de peleas por parejas y viene de la mano de un equipo de desarrollo más que capaz de hacer un buen exponente del género. Entonces es necesario tener en cuenta cuánto hay de fan service, cuánto de fighting game y finalmente cuál es la propuesta que ofrece a cambio de los 50 dólares que cuesta.



SNK Heroines ~ Tag Team Frenzy ~ es un juego de peleas por parejas en el que sólo participan un número limitado de personajes de la marca exclusivamente femeninos. La historia es tan solo una pobre excusa para justificar este hecho y la realidad de que todas perdieron sus trajes oficiales y están vestidas de forma provocativa. Esto no deja afuera aquellas como Kula Diamond o Nakoruru que son menores de edad, y aquellas mayores que ya mostraban su cuerpo en las versiones oficiales ahora están lo más desnudas posibles. Este fan service se ve profundizado por una serie de accesorios que se pueden desbloquear con el oro conseguido jugando, que nos permite modificar los atuendos y conseguir combinaciones propias que pueden guardarse en tres bloques diferentes.

Al completar el modo arcade desbloquearemos nuevas voces, imágenes y una animación breve para los personajes utilizados. También habrá una serie de fondos más sugerentes si lo terminamos usando una de las parejas preestablecidas, en total hay una cantidad limitada de desbloqueables y si nos ponemos a jugar en cuestión de 4 o 5 horas los habremos conseguido todo. En ese sentido el juego se enfoca en los detalles porque entiende que su público disfrutará en tener la voz oficial de, por ejemplo, Yuri Sakazaki narrando las opciones del menú de la misma forma que cambiar la música de fondo por alguna de las versiones de la Idol Athena Asamiya. Los trajes, más allá de cumplir el rol de exponer el cuerpo de las heroínas, están muy bien diseñados y el motor gráfico está a la altura de las circunstancias. Con esto quiero decir que si están buscando este tipo de fan service el juego cumple con creces.



Desde el punto de vista jugable nos hallamos frente a un juego sencillo pero que rápidamente muestra su pedigrí. Lo hace a través del sistema de combos, esquives y contraataques que sumados a la utilización de ítems pueden resultar en combates espectaculares y esencialmente divertidos. A simple vista no hay mucho para hacer, los movimientos especiales fueron reducidos a una dirección y la presión de un botón, y los 4 botones de acción clásico pasaron a ser sólo dos: ataque fuerte y liviano. Pero es cuestión de pasar un rato en el sector de entrenamiento para ver que SNK hizo un buen trabajo a la hora de plantear el combate. La mecánica más innovadora es el uso de la barra de energía que servirá tanto para ejecutar los movimientos especiales como para hacer el Dream Finisher. Conectar este último golpe será la única forma de ganar un round y solo puede hacerse cuando la barra de vida esté de color rojo. Lo bueno de esto es que, si tenemos en frente a un adversario digno, no será nada fácil conectar el Finisher, por lo que las remontadas legendarias estarán a la orden del día.

El producto en sí no está del todo pulido, y si bien el sistema de combates es interesante requiere que el jugador supere varios inconvenientes por su propia cuenta. En primer lugar no todos van a disfrutar la sobre sexualización de las heroínas, y para desbloquear los trajes oficiales hay que gastar oro, el cual vamos a ganar haciendo el tutorial, compitiendo online o completando el modo historia con las chicas en paños menores. En segundo lugar deberá ponerse a practicar en el modo training y crear sus propias combinaciones, el juego no hace un buen trabajo para demostrar todo su potencial y si el jugador no investiga por su cuenta es probable que termine spameando alguna combinación sencilla. De hecho hasta el jefe final puede romperse con un par de specials bien puestos. Y finalmente el precio, ya que por 50 dólares la propuesta hace agua en cuestión de contenidos y mucho más aún si lo comparamos con otros títulos del género.



SNK Heroines ~ Tag Team Frenzy ~ cumple con todo lo que su desarrollador se propuso y no cabe duda que el nicho al que está orientado va a disfrutarlo. El sistema de combate llega a ser divertido y se ve realmente bien, pero la falta de contenido en general (personajes, trajes y desbloqueables) le quita atractivo y rejugabilidad. Es recomendable sólo para aquellos que busquen fan service y combates casuales.

LO MEJOR

  • El sistema de combos
  • El diseño de las protagonistas
  • La banda sonora
  • La atención a los detalles

LO PEOR

  • El modo historia
  • La sobre sexualización de las protagonistas
  • Poca variedad de personajes
  • La interfaz se siente barata
  • El precio