Publicado el

Ránking | ¡Salvada por la campana!

Sobrevivientes: 10 series canceladas y rescatadas por Netflix

Volver a la home

Por: Jessica Blady

La Gran N sale al rescate de tu serie favorita.

De un tiempo a esta parte, Netflix se convirtió en el refugio salvador de los programas que se rehúsan a morir o, simplemente, de aquellos descartados por sus cadenas originales. A veces arranca como una cuestión de derechos de distribución, y cuando la cosa funciona, el sistema de streaming se la juega para darles una nueva oportunidad a esas producciones fallidas que quedaron truncas y a la espera de su debido cierre. Los fans agradecidos, como los actores y realizadores involucrados, pero más la muchachada de la Gran N, que sigue sumando adeptos a lo largo y ancho del globo con su misión rescatista.    

  • 10
    Designated Survivor (temporada 3)
    El pobre Kiefer Sutherland se quedó sin trabajo tras la cancelación de este drama político, cuyos ratings ya venían en picada. A pesar de ello, todos esperaban la renovación para una tercera entrega, pero los constantes problemas tras bambalinas resultaron ser un factor más que determinante a la hora de bajarle el pulgar al presidente Kirkman, Por contrato, Sutherland -el nombre más destacado de la serie- podía tomar diferentes decisiones, entre ellas, la aprobación del showrunner. Después del paso de cinco diferentes y la exigencia de mudar la producción de Toronto a Los Ángeles (algo que encarecería el presupuesto más que ajustado), ABC acabó con las demandas del actor, que tampoco estaba muy contento con los giros que venía tomando el argumento del show. Suponemos que cambió de opinión porque hace un par de días Netflix recogió los restos y ya planea diez nuevos episodios a estrenarse en 2019.
  • 9
    Arrested Development (temporadas 4 y 5)
    Convertida en toda una comedia de culto, la serie creada por Mitchel Hurwitz (“The Ellen Show”) se resiste a desaparecer del mapa y sigue planeando nuevas temporadas tras el “rescate” de Netflix en el año 2013. Los Bluth son una familia poco convencional, y bastante disfuncional que, tras perder su fortuna –papá George terminó en la cárcel por desfalco- debe aprender a “sobrevivir” sin los lujos a los que están acostumbrados. Esta historia, centrada en la prole más materialista, egoísta y manipuladora que se puedan imaginar, tiene en Michael Bluth (Jason Bateman) a uno de sus miembros más honorables. El segundo hijo mayor intenta, por todos los medios, apartarse del estilo de vida excesivo que ha llevado a su familia a la ruina, y con él arrastra a su hijo adolescente, George Michael (Michael Cera), aunque no siempre estén en la misma sintonía. Eso sí, no contemos con el regreso de Jeffrey Tambor, ¿no?
  • 8
    Lucifer (temporada 4)
    Basada en el personaje creado por Neil Gaiman, Sam Kieth y Mike Dringenberg para “The Sandman”, la serie de Fox juntó su buena base de fans mezclando historias criminales en el terreno supernatural. Lucifer Morningstar (Tom Ellis) se despidió abruptamente de la TV tras su tercera temporada, un cancelación que llegó sin previo aviso dejando a todos los involucrados (y a los televidentes) bastante estupefactos. Tras el ‘salvataje’ de “Brooklyn 99”, el showrunner Joe Henderson salió a pedirle ayuda a los fanáticos para que hicieran un poquito de ruido en las redes y así lograr la marcha atrás para el final del show que había terminado en un cliffhanger un tanto shockeante y frustrante. Por un milisegundo se especuló mudar al Señor del Infierno al DC Universe, nuevo sistema de streaming de la Distinguida Competencia, pero fue la Gran N la que recogió el testigo para una cuarta entrega de diez episodios.
  • 7
    Scrotal Recall (temporadas 2 y 3)
    Rebautizada, con acierto, como “Lovesick”, esta sitcom británica creada por Tom Edge which, encontró una nueva casa tras su paso por Channel 4. Dylan (Johnny Flynn) descubre que tiene clamidia y debe salir a contactar a todas sus compañeras sexuales para poder darles las malas noticias. Así, la historia se estructura a partir de diferentes flashbacks donde vemos al muchacho interactuar con las diferentes señoritas que pasaron por su vida. A Dylan lo acompañan en la “aventura” su mejor amigo Luke (Daniel Ings), y Evie (Antonia Thomas), quien desde hace años está enamorada del protagonista, pero decidió seguir adelante y comprometerse con alguien que sí le da bola.
  • 6
    Star Wars: The Clone Wars (temporada “6”)
    La serie animada producida por George Lucas dio inicio tras el estreno de “Star Wars: La Guerra de los Clones” (Star Wars: The Clone Wars, 2008), y se ubica en el mismo período que la tercera temporada de la fallida “Star Wars: Guerras Clónicas” (Star Wars: Clone Wars, 2003-2005), detallando acontecimientos que habían sido omitidos. La historia, situada entre “Episodio II: El Ataque de los Clones” (2002) y “Episodio III: La Venganza de los Sith” (2005), sigue las desventuras del gran ejército de la República, liderado por Yoda, Mace Windu, Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker y otros Caballeros Jedi que deben enfrentar a los droids de los separatistas y evitar el alzamiento del Imperio. Cuando Lucasfilm y Cartoon Network le bajaron el pulgar en 2013, Netflix se apuró para adquirir los derechos de distribución de las primeras cinco temporadas y sumar nuevos episodios –con el nombre de “The Lost Missions”- para darle un cierre más digno a la popular aventura animada.
  • 5
    Top Boy (temporada 3)
    Netflix no sólo se dedica a rescatar series norteamericanas, también le hizo el aguante a este drama criminal británico, creado por Ronan Bennett. La historia, ambientada en la ficticia localidad de Summerhouse en Hackney, al Este de Londres, se mete en las vidas de un grupo de personas involucradas con el tráfico de drogas y las pandillas callejeras. Un relato de asociaciones por conveniencia, lealtades, traiciones, venganza y un jovencito que, de apoco, va entrando de lleno en este negocio más que riesgoso. Después de dos entregas (imposible llamar temporadas a estos formatos tan extraños de los ingleses), Channel 4 descartó una tercera historia, pero en el 2017 el servicio de streaming decidió revivir la serie con diez nuevos episodios, el regreso de sus protagonistas (Ashley Walters y Kane Robinson), y todo el equipo creativo.
  • 4
    Longmire (temporadas 4-6)
    Walt Longmire (Robert Taylor) es el dedicado e imperturbable sheriff del condado de Absaroka, en Wyoming. Un viudo reciente que trata de enterrar su dolor, mientras se acerca una nueva elección para renovar sus deberes. Este western moderno, basado en la serie de libros de Craig Johnson, tuvo tres exitosas temporadas en la cadena A&E, y a partir de la cuarta vivió su segundo aire de la mano de Netflix. La serie creada por Hunt Baldwin y John Coveny llegó a su fin en 2017, después de seis dramáticas entregas. Lamentablemente, no está disponible en nuestro país, así que imagínense a este señor de apariencia estoica, haciéndole frente al duelo y tratando de enderezar su vida, con la ayuda de su asistente, Victoria Moretti (Katee Sackhoff).
  • 3
    The Killing (temporada 4)
    Pueblo chico, infierno grande. La aparición sin vida de la joven Rosie Larsen desencadena una titánica investigación policial plagada de encubrimientos, corrupción, políticos en plena campaña, el dolor de una familia devastada por la tragedia y una pareja de detectives que, además, deben lidiar con sus fantasmas personales. Con sutiles diferencias, Veena Sud traslada los entuertos criminales de la dinamarquesa “Forbrydelsen” (2007-2012) a las costas de Seattle, para contar esta truculenta historia protagonizada por Mireille Enos y Joel Kinnaman, un drama detectivesco que se aleja del típico formato del “caso de la semana”, y cuya última y oscurísima temporada encontró asilo y terminó desarrollándose en las arenas de Netflix.
  • 2
    La Casa de Papel (temporada 3)
    La creación de Álex Pina pegó fuerte en la audiencia española, pero explotó cuando Netflix la llevó a los hogares de todo el mundo, conocida bajo el nombre de “Money Heist”. Se trata de la serie de habla no inglesa más vista en la historia del sistema de streaming que, supuestamente, llegó a su fin después de dos temporadas y 15 capítulos exitosos. Ahí fue cuando la Gran N vio el negocio y decidió darle la oportunidad de producir una tercera entrega que llegará en algún momento de 2019. Si sos de esos que todavía no cayó bajo el influjo de estos ladronzuelos, te contamos que todo arranca con un atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, planeado por el Profesor (Álvaro Morte) y un grupo de cómplices conocidos por sus seudónimos: Tokio, Nairobi, Río, Moscú, Berlín, Denver, Helsinki y Oslo. Es que los colores ya lo había monopolizado Tarantino.
  • 1
    Black Mirror (temporadas 3 y 4)
    Breve, concisa y sin continuidad argumental, la creación de Charlie Brooker logró su tercera y cuarta temporada (y una quinta que se viene) gracias a la gente de Netflix, y así logró salir del nicho de culto para convertirse en un producto más “popular”. Sus historias autoconclusivas siguen cargadas de sátira, tensión, angustia, dudas, miedo y unas cuantas reflexiones sobre los medios de comunicación, el conformismo social o los peligros tecnológicos; y ni hablar de su magnífica puesta en escena que la separan del resto. A lo largo de seis episodios, “Black Mirror” nos volvió a mostrar el lado más oscuro de la vida y la tecnología. Acá, los avances son el villano de turno y el ser humano su torpe víctima. Gugu Mbatha-Raw, Mackenzie Davis, Bryce Dallas Howard, Alice Eve, Malachi Kirby, Michaela Coel y Kelly Macdonald se convirtieron en las nuevas estrellas de la Gran N, mientras que directores como Joe Wright, Jakob Verbruggen, James Hawes, Dan Trachtenberg y Jodie Foster pudieron lucirse detrás de las cámaras.

1. Designated Survivor (temporada 3)

El pobre Kiefer Sutherland se quedó sin trabajo tras la cancelación de este drama político, cuyos ratings ya venían en picada. A pesar de ello, todos esperaban la renovación para una tercera entrega, pero los constantes problemas tras bambalinas resultaron ser un factor más que determinante a la hora de bajarle el pulgar al presidente Kirkman, Por contrato, Sutherland -el nombre más destacado de la serie- podía tomar diferentes decisiones, entre ellas, la aprobación del showrunner. Después del paso de cinco diferentes y la exigencia de mudar la producción de Toronto a Los Ángeles (algo que encarecería el presupuesto más que ajustado), ABC acabó con las demandas del actor, que tampoco estaba muy contento con los giros que venía tomando el argumento del show. Suponemos que cambió de opinión porque hace un par de días Netflix recogió los restos y ya planea diez nuevos episodios a estrenarse en 2019.
Anterior Siguiente < >