Publicado el

Gratarolama | CUIDADO: Incluye gallinas

GRATAROLANDIA: Alquimia meteórica para mininos magnéticos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Metroids para ver con lupa y gatitos diabólicos entre los juegos gratuitos de la semana

¡Ya estamos en Septiembre! Poco a poco el año va pasando y, como cada semana, una nueva colección de juegos gratuitos llega para entretenernos por los próximos siete días. En esta oportunidad tenemos un juego de amor magnético, un microscópico émulo de Metroid Prime, una lucha sin fin contra gallinas que se multiplican, y hasta una muestra de lo divertido que es ser un gato. No se diga más; ¡a jugar!

 

Meteorite

Hace poco se realizó la LowRezJam 2018, evento que invita a todo el que desee participar a desarrollar juegos en pantallas de un máximo de 64x64 píxels; y si piensan que eso es poca cosa entonces no tienen ni idea de toda la magia y creatividad que se puede sacar de la galera. Por ejemplo, un émulo de Metroid Prime llamado Meteorite.

Esto es lisa y llanamente un juego de acción en primera persona, metroidvania, pero con una severa limitación en las dimensiones de la pantalla. Lo mejor de todo es que el juego funciona perfectamente, aunque la bajísima resolución de píxels puede sentirse molesta tras explorar un poco el mapa en el que nos encontramos. Decidí añadir este título a la lista simplemente para destacar todo lo que se ha logrado encajar en un tamaño tan reducido.

 

Magnetic Affair

Todos sabemos que los opuestos se atraen; tal es la ley fundamental de los imanes y, ya que estamos, la regla de oro para Magnetic Affair. Este simpático juego de ingenio nos va narrando la historia de dos amigos y su relación con una muchacha que llega para alterar esa amistad.

El juego en sí es sencillo de entender: moveremos a todos los personajes en pantalla a la vez y debemos hacer que alguno de los muchachos abandone la pantalla por la flecha indicadora. Esto es más complicado cuando cada movimiento hace que los involucrados caminen hasta toparse con una pared o hasta cumplir una de las dos condiciones clave: 1) si un muchacho se acerca a la muchacha, ambos quedan congelados en su sitio; 2) si ambos muchachos se encuentran, se repelen mutuamente.

Con esos pocos ingredientes tenemos un juego de ingenio mucho más complejo de lo que parece en un principio, y encima con una interesante historia de fondo. Muy bien.

 

Dante's Infernya

Creo que ya existen en el mercado al menos tres juegos de simulación de gatos, y Dante’s Infernya llega para sumarse a esta inusual categoría. La idea es bien simple: somos un minino cuya única intención en la vida es romper todas las pertenencias de su amo. Así de sencillo.

Mediante saltos, trepadas y supersaltos tendremos que explorar cada habitación, tumbando y destruyendo una cierta cantidad de objetos para considerarnos satisfechos. La dificultad reside en que nuestro amo se enfadará si empezamos a hacer mucho destrozo, persiguiéndonos para darnos una lección. Más aún, él podrá volver a colocar en su sitio algunos de los objetos que tumbamos, de manera que la velocidad es parte fundamental del éxito.

Dante’s Infernya es muy divertido y, pese a sólo tener dos niveles, vale muchísimo la pena. Los desarrolladores dicen que están trabajando en “algo” con este juego. ¿Más niveles? ¿Una versión paga? A prestarle atención a esta buena gente.

 

Swamp Alchemy

Hay mucha magia por descubrir en Swamp Alchemy. Más allá de los confines de la sociedad, oculto en un pantano colmado de niebla, el Taumaturgo espera. El mundo exterior está condenado a la ruina y nosotros podemos encontrar la solución… quizá.

Nuestro objetivo en este juego cargado de misticismo es mezclar dos objetos para obtener una combinación. El atractivo del título está en las descripciones de cada resultado; textos complejos con historias breves y muy interesantes. Cada combinatoria presenta un momento de esperanza para luego caer nuevamente en un desasosiego notable… pero sin quitarnos jamás las ganas de seguir combinando cosas. ¿Acaso hay alguna combinación que resulte beneficiosa? Habrá que entrar a este curioso juego y empezar a mezclar cosas. A lo mejor sale algo inesperado… Y a lo mejor no.

 

Blow the Hen Down

Y ahora, una de piratas. Y de gallinas. Y de gallinas en un barco pirata. Gallinas que se multiplican y que nos van dejando sin espacio. Gallinas de las que debemos deshacernos. Esta es la locura de Blow the Hen Down, y es divertidísima.

Esta es una premisa caótica; es una infestación avícola en nuestro barco y las gallináceas se la pasan poniendo huevos que rápidamente empollan en nuevas gallinas. Ridículo, sí, pero funcional. Nuestra misión consiste en sacar del barco a esta plaga emplumada, para lo cual podremos usar los cañones para echarlas fuera de borda (no intenten hacerlo a mano; las desgraciadas regresan rápido) o directamente usar las bombas que encontraremos en la cubierta para hacerlas volar en nubes de plumas.

No hay más ciencia que eso, de verdad; pero es un concepto tan ridículo ejecutado con tal maestría que no podemos dejar de recomendarlo. Vayan y jueguen; dale, no sean gallinas.

 

Stop Eating

Culminemos la selección de esta semana con una absoluta bizarreada; una mezcla de ingenio con acción y gráficos coloridos y… raros. Sí, todo esto suma para el banquete que nos ofrece Stop Eating.

El reino está siendo invadido por extraños seres que buscan comida. Nuestro objetivo es darles lo que piden para hacerlos desaparecer. Eso no será tan fácil, por supuesto; las cabezas rodantes sólo desaparecerán si engullen cierta comida específica, teniendo otros efectos al consumir o pasar por otros alimentos, como multiplicarse o disminuir su velocidad. El problema aquí es que no es un juego de ingenio por turnos sino que todo ocurre en tiempo real: debemos movernos con presteza, nivel tras nivel, moviendo alimentos y guiando a nuestros indeseados visitantes hacia el platillo que los hará marcharse.

Debo decir que el juego es muy completo pero también bastante difícil. No se nos explica casi nada, debiendo nosotros deducir la mayoría de las reglas por pura observación. El juego se encarga de darnos suficientes ejemplos y advertencias, pero debemos prestar atención a todo lo que ocurre. Es uno de los productos más completos que he tenido el placer de jugar, ofreciéndonos más de 40 niveles para disfrutar hasta hartarnos. Una delicia que nos va a durar tranquilamente hasta la próxima semana. ¡Adiós!