Publicado el

Ránking | Los nuevos 30

Segundo acto: 10 actores que recién la pegaron a los 40

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: actores
Ven, todavía están a tiempo de alcanzar la fama.

“Viejos son los trapos” vendría a ser el lema de estos actores y actrices que comenzaron a brillar en su carrera bien entradas sus cuatro décadas de vida. Sí, estos muchachos y muchachas no la pegaron desde el principio, y muchas veces tuvieron que salir a generan sus propios proyectos para tener esa oportunidad tan negada. Otros, simplemente, dedicaron su tiempo a las tablas y el prestigio de los escenarios, hasta que se dieron cuenta que el cine y la tele les dejaba un poquito más de plata en la cuenta bancaria.  

  • 10
    Patrick Stewart
    Sir Patrick Stewart recorrió un largo camino hasta alcanzar el estrellato poniéndoles la voz a personajes como el emoji de popo en la película homónima. Hablando en serio, el actor británico se hizo de un muy buen nombre en los escenarios y algunas series y películas como “Excalibur” (1981) y “Duna” (Dune, 1984), pero el reconocimiento verdadero le llegó de la mano de Jean-Luc Picard en “Star Trek: The Next Generation” (1987-1994), un papel que repitió en la pantalla grande. Patricio ya tenía 47 años y se transformó en uno de esos tantos “viejitos piolas” que tanto amamos, también, gracias a su interpretación de Charles Xavier en la franquicia mutante.
  • 9
    Judi Dench
    Dame Judi Dench tiene siete nominaciones al Oscar, un premio ganado por “Shakespeare Apasionado” (Shakespeare in Love, 1998) y una carrera llena de éxitos cinematográficos que, si miramos con atención, recién despegó a mediados de la década del ochenta con “Un Amor en Florencia” (A Room with a View, 1985), donde la señora ya acusaba más de cincuenta años. Antes de convertirse en la M de James Bond, Judith se paseó por la TV británica y por todos los escenarios que se les ocurran. Como buena actriz inglesa debutó en la Compañía de Teatro de Old Vic en 1957, además de lucirse en la Compañía Nacional de Teatro y en la Compañía Real de Shakespeare.
  • 8
    Richard Farnsworth
    ¿Se acuerdan del viejito de la podadora en “Una Historia Sencilla” (The Straight Story, 1999) de David Lynch? Ese es Richard Farnsworth, doble de riesgo y especialista en montar a caballo que, muy de a poquito, empezó con pequeños papeles en infinidad de películas como “Lo que el Viento se Llevó” (1939), “Río Rojo” (1948) y “Los Diez Mandamientos” (1956). Sin embargo, recién en 1963 lo acreditaron en los títulos y para ese entonces ya tenía más de cuarenta pirulos. El verdadero reconocimiento llegaría a partir de los setenta con la miniserie “Raíces” (1977), “Llega un Jinete” (1978) –por la que recibió su primera nominación al Oscar-, “Anne of Green Gables” y “Misery” (1990), como para nombrar algunos de sus grandes trabajos.
  • 7
    Lucille Ball
    Lucille Ball comenzó su carrera de jovencita, pero nunca la pegó con ninguno de sus pequeños papeles. Se paseó por los escenarios de Broadway, compartió créditos con Los Tres Chiflados, los (Three Little Pigskins, 1934), los Hermanos Marx (Room Service, 1938) y con Fred Astaire y Ginger Rogers en “Roberta” (1935), pero el mundo la conocería (y veneraría) gracias a Lucy Ricardo y “Yo Amo a Lucy” (I Love Lucy, 1951-1957), tal vez, la mejor sitcom de todos los tiempos. Cuando las verdaderas oportunidades se negaron a tocar a su puerta, Ball decidió forjar su propio destino y a los cuarenta años crear el show que la convertiría en un ícono de la comedia, junto a Desi Arnaz (su marido por veinte años) y Vivian Vance, la Ethel Mertz de la serie.
  • 6
    Michael Emerson
    Michael Emerson es un actor mega serio que tras graduarse en la universidad trabajó como ilustrador y profesor ya que no podía encontrar ningún papelito como intérprete. Recién, a finales de los ochenta y principios de la década del noventa, empezó a destacarse sobre las tablas y con una pequeña aparición en “The Practice”, pero era un señor de cinco décadas a cuestas cuando J.J. Abrams lo llevó al estrellato villanesco (¿?) de la mano de “Lost” (2004-2010) y su Benjamin Linus. A partir de ahí, nadie olvidaría su cara y siempre sospechamos del buenazo de Harold Finch a lo largo de las cinco temporadas de “Person of Interest”. Dale J.J., copate y metelo de robotito en “Westworld” o cualquiera de tus proyectos televisivos.
  • 5
    Leslie Jones
    Leslie Jones debería agregar a su currículum la reseña de series y películas, simplemente, porque lo hace de forma hilarante. La actriz y humorista se paseó por los escenarios del stand up durante décadas sin mucho reconocimiento, y recién le llegó su gran oportunidad al sumarse al elenco de “Saturday Night Live” en el año 2014, cuando celebraba sus 47 años. Gracias a sus personajes en el legendario programa de variedades saltó a la pantalla grande con “Cazafantasmas” (Ghostbusters, 2016) –menos mal que desactivaron los comentarios y no tenemos que bancar esa mala onda contra la película de Paul Feig-, “Top Five” y “Sing”. Necesitamos verla más seguido, muchaches.
  • 4
    Samuel L. Jackson
    Samuel L. Jackson debe ser el actor más trabajador del mundo. El tipo la viene remando desde principios de la década del setenta con una infinidad de papelitos secundarios, y a pesar de haber aparecido en clásicos como “Un Príncipe en Nueva York”, “Haz lo Correcto” y “Buenos Muchachos”, no fue hasta mediados de los noventa que empezó a hacerse notar entre el público. Lo crean o no, “Tiempos Violentos” (Pulp Fiction, 1994) fue su primer protagónico, desde ahí nunca paró, se convirtió en actor fetiche de Tarantino y se paseó por unas cuantas franquicias, incluyendo “Duro de Matar”, “Jurassic Park”, “Los Increíbles”, “Star Wars” y, por supuesto, el Universo Cinemático de Marvel. ¿Qué habríamos hecho si Nick Fury no se acercaba a Tony Stark y le hablaba de la Iniciativa Avengers?
  • 3
    Chuck Norris
    Así como lo ven, Carlos Ray Norris (sí, se llama Carlos) no metió una patada protagónica hasta bien entrada la década del ochenta. Tuvo un montón de papelitos secundarios, y hasta se fue a las manos con Bruce Leen en el coliseo de Roma en “Meng long guo jiang” (1972), pero empezó a lucirse como estrella principal más cerquita de sus cuarenta pirulos. Hasta entonces, igual era reconocido como campeón de karate y experto en otras artes marciales que, en definitiva, le abrieron la puerta al Hollywood de súper acción.
  • 2
    Mae West
    West fue toda una leyenda de Hollywood que destacó más allá de sus “curvas”. Mae se expresaba sin pelos en la lengua en una época donde no estaba tan bien visto que las mujeres rompieran los códigos, y mucho menos las “normas” impuestas por la sociedad. La actriz, cantante, guionista y dramaturga se llevó puestos todos los esquemas y comenzó a transitar el éxito casi a los cuarenta años, y gracias a películas como “Night After Night” (1932), hasta salvó a la Paramount de la bancarrota. La señora tenía un papel secundario y logró que la dejaran reescribir sus diálogos, los cuales decoró con mucha ironía y doble sentido. Lo bueno de debutar ante las cámaras con cuatro décadas encima es que West jamás interpretó a jovencitas “ingenuas”, sino a mujeres liberadas con mucha experiencia y cosas interesantes para decir.
  • 1
    Steve Carell
    Seguro que ni sabías que existía el bueno de Steve hasta que te copaste con “The Office” (2005-2013). El actor llevaba probando suerte desde principios de la década del noventa, pero tuvo sus primeros empujones pasados los cuarenta pirulos, gracias a Judd Apatow y a ese grupete considerado como “la nueva comedia norteamericana”. Junto a Will Ferrell, Jack Black, Ben Stiller, Vince Vaughn y los hermanos Owen y Luke Wilson conforman el “Frat Pack”, esta generación de protagonistas humorísticos que tuvo éxito en mayor o menor medida, y en su caso, hasta supo probar el drama con mucho suceso, tanto así que se le viene una gran temporada de premios por coas como “Bienvenidos a Marwen”, “Backseat” y “Beautiful Boy”, como el nuevo padre comprensivo de Timothée Chalamet.

1. Patrick Stewart

Sir Patrick Stewart recorrió un largo camino hasta alcanzar el estrellato poniéndoles la voz a personajes como el emoji de popo en la película homónima. Hablando en serio, el actor británico se hizo de un muy buen nombre en los escenarios y algunas series y películas como “Excalibur” (1981) y “Duna” (Dune, 1984), pero el reconocimiento verdadero le llegó de la mano de Jean-Luc Picard en “Star Trek: The Next Generation” (1987-1994), un papel que repitió en la pantalla grande. Patricio ya tenía 47 años y se transformó en uno de esos tantos “viejitos piolas” que tanto amamos, también, gracias a su interpretación de Charles Xavier en la franquicia mutante.
Anterior Siguiente < >