Publicado el

Ránking | Cine y Gaming 2.0

10 directores de cine que se animaron a hacer videojuegos

Volver a la home

Por: Sebastián Cigarreta

El cine y el gaming no se llevan bien y, por más que un premiado director de cine esté dispuesto a dirigir un proyecto por lo general el barco no llega a buen puerto, pero... ¿No habrá excepciones?

¿Cuantas veces lo hemos dicho en lo que va del año? El cine y el gaming no se llevan bien. Ya sea el cine intentando adaptar un videojuego o el caso inverso, cuando vemos un juego basado en una película seguramente estamos a punto de perder nuestro tiempo (y bastante dinero). Eso no evita que ambas industrias lo sigan intentando, aunque últimamente los juegos basados en películas ya no son tan frecuentes. Hemos explorado las diferentes relaciones que los dos medios han tenido a lo largo de su historia, resaltando casos ejemplares y llegando a la conclusión de que los únicos que realmente entienden las cosas son las producciones independientes realizadas por los fans. Sin embargo nos quedan algunas por explorar, por ejemplo los grandes directores de cine que se animan a incursionar en nuestro querido medio y, aunque parezca mentira, no siempre les sale mal el experimento. Les propongo repasar los diez casos más llamativos.

  • 10
    Boom Blox

    ¿Puede un juego de computadoras hacerte llorar? Esa pregunta nos hacían EA y Steven Spielberg en 2008 para invitarnos a soñar sobre su próximo proyecto. Se decía que iba a tocar la fibra emotiva del jugador pero además iba a tener acción y parkour en primera persona. Por un lado nos subestimaba un poco, ¿no? Claro que un juego puede hacernos llorar y para 2008 ya llevábamos años rompiendo en llanto por algunos finales y situaciones increíbles en el gaming. Por el otro nos intrigaba saber qué podría crear el director de ET, Jaws, Poltergeist, Indiana Jones y tantas otras películas grandiosas. La respuesta sencilla es NADA. Poco más de un año después el proyecto sería cancelado y los sueños de Steven por involucrarse en un juego no se verían realizados hasta 2008.

    Bloom Blox es un juego de puzzles en el que la física y la perspectiva tienen tanto que ver como los propios reflejos. Steven Spielberg trabajó junto con EA Los Angeles y Amblin Interactive para llevarlo a Wii, pero también a plataformas mobile incluyendo el difunto Nokia N-Gage. Si tuviera que describirlo les haría pensar en tetris, pero con tintes de Arkanoid y un toque de Jenga (sí, el que jugaba Sofovich), pero con la posibilidad de jugarlo en cooperativo con un amigo. La propuesta es fresca y original, pero por sobre todo divertida. Cuenta con editor de niveles para complementar los 400 que vienen incluidos en el juego y fue tan exitoso que tuvo una continuación un poco más orientada al juego con la física que a las mecánicas de disparo.

  • 9
    Lollipop Chainsaw
    ¿Se acuerdan de James Gunn? Tal vez les suene por la reciente controversia que se desató cuando Disney lo desafectó de Guardianes de la Galaxia 3 debido a una serie de tweets de MUY mal gusto que el director publicó en el pasado. Y si bien todo deja un rastro eterno en internet, ¿sabían que había creado el plot y los personajes de Lollipop Chainsaw? Sí, en una colaboración con Grasshopper Manufacture, Gunn y Suda51 unieron sus fuerzas creativas y dieron vida a uno de los juegos más bizarros y over the top de la pasada generación de consolas. Un hack n slash protagonizado por una porrista matazombies que lleva la cabeza de su novio colgada de la cintura. Jugarlo es toda una experiencia y, si bien tuvo críticas mixtas en el resto del mundo, en Japón fue recibido como una obra maestra. Hoy en día pueden jugarlo solo en PS3 y Xbox 360, pero si tienen la oportunidad de hacerlo se los recomiendo.
  • 8
    Stranglehold
    John Woo es un veterano director del cine de acción que nos dió joyas de la vida y la muerte tales como Hard Target (1993) con Van Damme y Face/Off (1997) en la que John Travolta y Nicolas Cage intercambiaban rostros, vidas y un millón de balazos en poco más de dos horas. También dirigió el bodrio mágico de Mission Impossible II, pero se lo perdonamos, ¿no? En 2007 se decidió a continuar su película Hard Boiled (1992) que cuenta la historia del Inspector “Tequila” Yuen, interpretado en ambas ocasiones por Chow Yun-fat. Lo interesante de todo esto es que lo hizo a través de un videojuego desarrollado por Midway Chicago y Tiger Hill Entertainment. Stranglehold es un shooter en tercera persona que utiliza el emblemático sistema de tiroteos propio de las obras de Woo, que tiene una fuerte similitud con el Bullet-time de Max Payne, y ralentiza el tiempo para que podamos hacer una verdadera masacre. El apartado visual conserva el estilo de Hard Boiled y su banda sonora se destaca por encima de todo. Esta sí que fue una buena combinación, lo que me deja pensando: ¿Cómo es que no se remasterizó Stranglehold aún?
  • 7
    A Way Out
    El versátil libanes que supo escribir y dirigir desde comedias como Jalla! Jalla! (2000) hasta dramas bélicos de la talla de Zozo (2005) se aventuró en el mundo del gaming en 2013 con el genial Brothers: A Tale of Two Sons y nos agarró a todos por sorpresa. Por eso ya estábamos atentos cuando anunció que su próximo juego iba a ser publicado como parte del programa EA Originals. Josef Fares es un genio creativo y a la vez un idealista, A Way Out interviene la zona de confort de los jugadores al obligarlos a jugar siempre en cooperativo con un amigo, pero con que uno solo lo haya comprado es suficiente. Y si bien no destaca por un apartado jugable fluido hace un buen trabajo en todos los frentes, lo suficiente como para entregar una experiencia narrativa profunda y única. Sin dudas uno de los mejores juegos del año.
  • 6
    Indiana Jones and the Fate of Atlantis
    Conocido por su trabajo como escritor de películas como Close Encounters of the Third Kind (1977), The Sugarland Express (1974) o Dragonslayer (1981), Hal Barwood dedicó una gran parte de su vida a su otra pasión: el gaming. Y de su paso por la genial LucasArts podemos rescatar grandes títulos, si tienen más de 30 seguramente estén pensando en Star Wars: Rebel Assault II, pero la verdadera magia la desató en el ámbito de las aventuras gráficas de point and click. Su trabajo diseñando y dirigiendo Indiana Jones and the Fate of Atlantis es soberbio, logrando hacer una de las mejores aventuras gráficas de la época y estamos hablando de la edad dorada del género. Hoy en día pueden disfrutar de esta maravilla por apenas unos morlacos en Steam.
  • 5
    Metal Gear Solid: The Twin Snakes
    Uno de los títulos menos jugados de la legendaria franquicia de Hideo Kojima, por su exclusividad con Nintendo, y aún así una experiencia tan atractiva como interesante. Se trata de una colaboración entre Silicon Knights y Konami que se propusieron hacer una remake de Metal Gear Solid. El juego tiene mejoras de jugabilidad que fueron incorporadas en Metal Gear Solid 2, voces regrabadas con el cast original y cinemáticas dirigidas por Ryuhei Kitamura. El director japonés de clásicos como Alive (2001), Versus (2000) o The Midnight Meat Train (2008) logró capturar la esencia de la historia original y aportarle un costado cinemático digno de elogiar. Hoy en día es difícil de conseguir, pero es una experiencia obligatoria para todo seguidor de Solid Snake.
  • 4
    Undying
    El padre de Hellraiser y Candyman también tuvo su paso por el gaming y su historia, para variar, no terminó para nada bien. Undying fue desarrollado y publicado por EA Games a comienzos de siglo y narra la historia de un irlandés veterano de la primera guerra mundial que investiga casos paranormales. Es un FPS de corte clásico, con armamento, magia y una serie de puzzles sencillos que fue bien recibido por la crítica pero un absoluto fracaso en cuanto a ventas. Clive Barker fue el encargado de crear el plot, el trasfondo y toda la parte argumental del juego, y a pesar de todo Undying no tuvo éxito. De hecho las ventas fueron tan bajas que hasta se cancelaron los modos multijugador que estaban anunciados como contenido post lanzamiento.
  • 3
    Carne y Arena
    Alejandro Iñárritu se aventuró a utilizar las bondades tecnológicas que brinda el VR para contar una narrativa cruda, inmersiva y brutalmente realista. Y si bien podríamos sentarnos a debatir si es un juego, una experiencia interactiva o simplemente una película presentada en un formato increíble, lo cierto es que es tan interesante que no importa la respuesta. El director mexicano nos pone en la piel de un inmigrante intentando cruzar la frontera con Estados Unidos, con todo lo que fallar implica. Es una experiencia violenta en diferentes ámbitos y sin dudas única, tanto que recibió un premio de La Academia por su labor innovadora. “Mi intención era experimentar con la tecnología VR para explorar la condición humana en un intento de romper con la dictadura del cuadro” dijo Iñárritu, afirmando también que si los estudios no encuentran una forma de incorporar esta tecnología en el cine tradicional pronto correrán el riesgo de volverse irrelevantes.
  • 2
    FEAR 3
    ¿Cómo no querer a John Carpenter? Si nos trajo el mejor cine de terror en los 80s y una gran serie de obras que van desde Halloween, pasando por The Thing y They Live, hasta Vampires. Pero el maestro no solo es director, escritor y compositor, sino que es un gran admirador del gaming, especialmente aquellos juegos que tocan su género favorito: el terror. Allá por 2010 nos enteramos que iba a participar de la dirección de cinemáticas y en el desarrollo general de FEAR 3. En una serie de entrevistas Carpenter contó que era seguidor de la franquicia y estaba muy contento de poder participar en un título nuevo. El juego salió a la venta un año después y fue bien recibido tanto por la crítica como por la comunidad. Hoy en día envejeció bastante bien, aunque no está a la altura de sus predecesores, y es una buena experiencia sabiendo que el director de Big Trouble in Little China tuvo parte en el asunto.
  • 1
    InSane/Silent Hills

    Este es un caso increíble. Por un lado tenemos a un director genial como Guillermo Del Toro, un talento que ostenta el máximo galardón de su profesión y una colección de grandes películas de todos los géneros. Por el otro una mala suerte absoluta. En 2010 THQ, Volition y Del Toro anunciaron InSane, un survival horror que prometía revolucionar el género. En el marco de los Spike Video Game Awards el mexicano anunció: “Con esta nueva serie de videojuegos, quiero llevar a los jugadores a lugares donde nunca han estado, donde cada una de sus acciones los haga cuestionar sus propios sentidos de moralidad y realidad. Tanto THQ como Volition están igualmente emocionados por hacer realidad esta visión de un universo de juegos completamente nuevo”. Sin embargo el tiempo pasó, THQ quebró y el juego terminó cancelado oficialmente dos años después de su anuncio.

    En 2014 un misterioso demo apareció en PlayStation Network. Bajo el acrónimo de “P.T.”, siglas de Playable Teaser, y desarrollado por el desconocido “7780s Studio”, el juego nos proponía recorrer un pasillo infinito. La fotografía y el ambiente general era aterrador, jugando con los peores temores del desprevenido jugador. Pero lo más interesante eran los secretos que escondía, crípticos y desafiantes, tanto que la comunidad se dispuso a desentrañarlos en foros y en Reddit. Al terminar finalmente el demo se revelaba que se trataba del próximo título en la saga más reconocida de terror de Konami, Silent Hills iba a estar desarrollado por Kojima Productions y dirigido por Guillermo Del Toro. Sin embargo la tragedia volvería a golpear el proyecto del director mexicano que menos de un año después anunciaba su distanciamiento del proyecto. ¿Los motivos? El escandaloso divorcio entre Konami e Hideo Kojima, que se cargó el final de Metal Gear V y este genial Silent Hill.

1. Boom Blox

¿Puede un juego de computadoras hacerte llorar? Esa pregunta nos hacían EA y Steven Spielberg en 2008 para invitarnos a soñar sobre su próximo proyecto. Se decía que iba a tocar la fibra emotiva del jugador pero además iba a tener acción y parkour en primera persona. Por un lado nos subestimaba un poco, ¿no? Claro que un juego puede hacernos llorar y para 2008 ya llevábamos años rompiendo en llanto por algunos finales y situaciones increíbles en el gaming. Por el otro nos intrigaba saber qué podría crear el director de ET, Jaws, Poltergeist, Indiana Jones y tantas otras películas grandiosas. La respuesta sencilla es NADA. Poco más de un año después el proyecto sería cancelado y los sueños de Steven por involucrarse en un juego no se verían realizados hasta 2008. Bloom Blox es un juego de puzzles en el que la física y la perspectiva tienen tanto que ver como los propios reflejos. Steven Spielberg trabajó junto con EA Los Angeles y Amblin Interactive para llevarlo a Wii, pero también a plataformas mobile incluyendo el difunto Nokia N-Gage. Si tuviera que describirlo les haría pensar en tetris, pero con tintes de Arkanoid y un toque de Jenga (sí, el que jugaba Sofovich), pero con la posibilidad de jugarlo en cooperativo con un amigo. La propuesta es fresca y original, pero por sobre todo divertida. Cuenta con editor de niveles para complementar los 400 que vienen incluidos en el juego y fue tan exitoso que tuvo una continuación un poco más orientada al juego con la física que a las mecánicas de disparo.
Anterior Siguiente < >