Publicado el

Gratarolama | Llévelo antes de que se agote

GRATAROLANDIA: El chapuzón desde las islas de los indies resurgentes

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

La colección de juegos gratuitos vuelve con un volquete de diversión. ¡A jugar!

Mientras el clima sufre una recaída de temperatura uno se siente más a gusto quedándose en casita para disfrutar de algún que otro juego gratuito. ¿No saben qué jugar? Aquí les sugerimos una puja de poder contra islas voladoras, un típico día en la oficina de una entidad supernatural, una búsqueda de tesoros submarinos y hasta una aventura-homenaje a varios desarrolladores Indie por partida doble. ¡A jugar!

 

The Indie Game Legend (y en 3D también)

Hace muchos años atrás aparecía en la Internet un juego bastante peculiar. The Indie Game Legend nos mandaba a explorar un enorme y complejo laberinto colmado de monstruitos variopintos en glorioso diseño Retro, todo con el fin de rescatar a varios integrantes del movimiento Indie que ya pisaba fuerte por esa época.

Aquel juego original ya era digno de atención: una epopeya épica y una carta de amor a reconocidos autores de aquellos años respaldada por jugabilidad sólida para este híbrido entre Zelda y Twinstick Shooter. Quizá un poco obtuso en la explicación de algunas de sus mecánicas (las puertas de colores se abren tras rescatar a tal o cual Desarrollador Indie, por ejemplo), el juego sigue siendo una delicia para probar y quedarnos jugando enviciados.

¡Pero esperen, que hay más! Hace poco los desarrolladores anunciaron que están trabajando en una remake del juego en 3D, obviamente titulada The Indie Game Legend 3D, y ya han habilitado una página en Steam para su lanzamiento (técnicamente a principios de 2019, parece) y también una demo del alpha que contiene un poco del juego final. Lo que podemos ver en esta versión es bastante meritorio y le da una nueva dimensión (¡ja!) a lo que ya habíamos jugado, y también recomendamos mucho que la jueguen de principio a fin.

 

Resurgent

Luego de la acción de las propuestas anteriores es buena idea bajar las revoluciones y experimentar algo más pausado, pero no por ello menos tenso. La verdad es que no hay demasiada jugabilidad en Resurgent, pero eso lo compensa con un buen diseño artístico y una narrativa que nos va a dejar un pelín bajoneados, como todas las producciones de post-apocalipsis deberían.

Usando un puñado de tonos sepia para pintar el mundo tendremos que recorrer los restos de una ciudad arrasada por un ataque ocurrido años atrás, a la que luego la acechó la epidemia de un virus que transforma a sus infectados en poco más que zombies. Será a estos infectados a los que tendremos que esquivar en las pocas secuencias de jugabilidad, eludiendo su atención para escabullirnos por alguna escalera o puerta cercana. Por lo demás, es necesario encontrar tanta comida y bebida como podamos, pues la salud de nuestro protagonista en su búsqueda de un lugar seguro para vivir tiene la mala costumbre de ir en bajada.

Resurgent no pide demasiado de nosotros o de nuestro tiempo, y a cambio nos entrega una historia breve, interesante y llena de tensión. Y un poquito de bajón, también.

 

IIslands of War

Basta de zombies, mejor pasemos a algo más entretenido a nivel gameplay. A ver, a ver… Islas flotantes generadas a partir de la destrucción de la Tierra; sí, dale. Nosotros podemos diseñar nuestra propia isla mediante una colección de bloques e ítems que iremos encontrando en nuestro viaje, y el chiste aquí es que nuestras islas voladoras deberán enfrentarse a otros pedazos de terreno aéreo en combates contra las fuerzas de la Orden Oscura. ¡Y está bueno! Así nos recibe IIslands of War (sí, “IIslands” porque es una secuela, jojojo).

Pese a que su apartado gráfico no es ninguna maravilla, su jugabilidad es sorprendentemente enviciante. Al mejor estilo FTL tendremos que navegar una serie de nodos de dificultad en aumento, a veces encontrando ítems para nuestra isla o, más que nada, combatiendo contra otros islotes flotantes en batallas aéreas. Aquí la idea es tener un buen control vertical de la situación, ya que la mayoría de las veces es mejor poder esquivar los disparos enemigos que poseer un buen poder ofensivo. Por supuesto que lo segundo también es una opción viable, y todas las armas que le encajemos a nuestro territorio serán de gran utilidad a la hora de despachar a los miembros de la famosa Orden Oscura.

Al momento de escribir estas líneas el juego todavía no cuenta con algunos elementos fundamentales, como por ejemplo un sistema para guardar la partida, aunque el desarrollador está bastante activo en el proyecto y asegura que esa función; además de otras de gran interés; están prontas a implementarse. Les sugiero prestarle atención a este muchacho, porque este juego tiene mucho potencial.

 

Godly Corp

A nadie le gusta el trabajo de oficina, ¡ni siquiera a los Antiguos! A menos, claro, que trabajen para Godly Corp. Este “simulador de tentáculos y oficina” nos encarna en la repugnante piel de un Dios Antiguo en su rutina diaria para llevar el pan sobrenatural a casa. La diferencia está en la sorprendente variedad de cosas que debe hacer y en lo enfurecedor de los controles para intentar hacer todas esas cosas. ¡Ah, sí, es uno de esos juegos!

Nuestro control principal está en el tentáculo que aparece en pantalla y que, en teoría, debe interactuar con la gran mayoría de los objetos. Cada día viene con una nueva responsabilidad, ya sea mantener ciertas partes del planeta bien calentitas, regar las plantitas del mundo, evitar que nos ataquen una patota de robots y hasta defender al planeta de molestos asteroides que vuelan a su encuentro. Decirlo, por supuesto, es mucho más fácil que hacerlo: controlar ese tentáculo es una pesadilla en sí misma, pero con un poquito de práctica le podemos tomar la mano con relativo éxito.

Godly Corp no es un juego para relajarse, pero puede ser una experiencia sumamente divertida si dejamos de lado la seriedad (no se preocupen, el propio juego la arroja por la ventana) y nos lanzamos a la aventura de ser Dioses con horario de salida.

 

Water's Fine

A veces un buen juego para relajarnos es aquel que ofrece una propuesta simple, básica, con un elemento de progresión que nos incita a querer seguir jugando para habilitar la próxima mejora. Todos esos puntos toca Water’s Fine con su entretenida simplicidad.

Tan simple, de hecho, como tener que zambullirnos en las profundidades submarinas para intentar recolectar tantos tesoros como podamos. Cuidado, que nuestro nivel de aire es precioso y sumergirnos demasiado puede hacer que no volvamos a la superficie con vida. Debemos resignarnos a zambullidas poco profundas hasta que podamos adquirir algunas mejoras con el dinero obtenido en nuestras incursiones: más capacidad de oxígeno, bombas para destruir barreras de piedra y otro par de poderes para hacer nuestra exploración más fácil y lucrativa.

No hay más que decir excepto que las características aleatorias hacen que cada nueva zambullida sea una experiencia única. El juego está actualmente en desarrollo abierto, lo que significa que el autor irá agregando nuevo contenido de vez en cuando. Este es otro título que recomiendo seguir para—irónicamente—obtener todas sus mejoras a medida que salgan.

 

Gun-Toting Cats

Culminemos la selección semanal con una demo/prototipo que toma claras inspiraciones en el clásico Contra pero le añade un apartado gráfico más colorido y unos protagonistas más peludos. Y sí, así llega Gun-Toting Cats, un entretenido plataformero de acción claramente basado en el título clásico de NES, pero esta vez con héroes gatunos.

Actualmente el juego tiene una campaña en Kickstarter para financiar la versión completa, para lo cual han habilitado esta demo/prototipo en la que podemos experimentar todo el primer nivel. No parece mucho, pero se aprecia el esfuerzo hecho por los desarrolladores y se muestra buen gameplay. No hay mucho más que decir, es casi literalmente un Contra moderno, y aunque este nivel de prototipo es relativamente “liviano” de contenido, los desarrolladores aseguran que eso se debe únicamente a que primero están enfocándose en hacer divertido el núcleo del juego.

Aquellos interesados harán bien en dejarle unos billetitos en Kickstarter, que puede que este título tenga mucho potencial. Por lo pronto, a divertirnos con estas propuestas hasta la próxima semana.