Publicado el

Ránking | ¿Escape a la libertad?

Exilio Argento: 10 nazis de la cultura pop refugiados en Argentina

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Somos el peor cliché.

Podrá parecer un gran cliché televisivo y cinematográfico, pero (lamentablemente) hay unas cuantas verdades escondidas detrás de este lugar común para tantas narraciones. Durante la Segunda Guerra Mundial nuestro país se mantuvo en sintonía con los Aliados, pero no intervino en el conflicto, abriendo las puertas para todos aquellos refugiados que necesitaban escapar de Europa.

Claro que esas puertas también permanecieron abiertas para los fugitivos de guerra alemanes que se salvaron de ser atrapados y encontraron en nuestras pampas el mejor escondite ante los juicios de Núremberg. Lo de Bariloche no es chiste, tampoco lo de Misiones. Pronto se viene “Operation Finale” (2018), que vuelve a recrear el secuestro de Adolf Eichmann (Ben Kingsley) –teniente coronel de la SS-, que terminó sus días (antes de ser ejecutado) en Bancalari, al Norte del conurbano bonaerense. O “Wakolda” (2013), la película de Lucía Puenzo que juega con la estancia del nefasto Josef Mengele (“El ángel de la Muete”) en nuestro paradisíaco Sur argentino.

Eduard Roschmann (“el carnicero de Riga”), Erich Priebke, Josef Schwammberger, Walter Kutschmann, la lista es más larga de lo que quisiéramos admitir, por eso, mejor nos metemos con la ficción y estos otros “nazis” menos perjudiciales que, aparentemente, se refugiaron acá, en culo del mundo, donde nadie podía encontrarlos.  



 

  • 10
    X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, Matthew Vaughn, 2011)
    Ojalá Villa Gesell fuera tan bonita (sin ofender a la ciudad balnearia) como la pinta Matthew Vaughn en su película, pero entendemos por dónde viene su error. La escena en cuestión: una maduro Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) sigue testeando sus poderes y rastreando a Sebastián Shaw (Kevin Bacon), jerarca nazi responsable de la muerte de su madre que, según su información, huyó a la Argentina tras la Segunda Guerra Mundial. Nuestro país está repleto de colonias donde se asentaron los inmigrantes alemanes, entre ellas Villa Gesell y algunos puntos de la Patagonia, un paisaje más acorde a lo que se ve en el film. Sea en donde sea, la cosa es clara: nuestro territorio fue un criadero de refugiados de la SS.
  • 9
    Man Seeking Woman – Lizard (2015)
    Josh Greenberg (Jay Baruchel) es un veinteañero que atraviesa las situaciones más surrealistas para encontrar el amor. Al comienzo de “Man Seeking Woman”, Josh es abandonado por su novia Maggie (Maya Erskine) y, sabemos, tiene unos cuantos problemas para soltar la relación. Lo loco de todo esto es que Maggie se consigue una nueva pareja, nada más ni nada menos que el vejete de Adolf Hitler (Bill Hader), que saca a relucir un escalofriante humor negro cundo finalmente cono a “Greenberg”.
  • 8
    Submarino Amarillo (Yellow Submarine, George Dunning, 1968)
    The Blue Meanies es un ejército compuesto por criaturas feroces, aunque un poco bufonescas, que odian la música y todo lo que representa. Estos tipejos de diferentes formas y actitudes son el símbolo de todo lo malo de este mundo que, obviamente, son vencidos al final por el poder de la música y la fuerza del amor. Ante la derrota, el Jefe (“His Blueness”) le pregunta a su lugarteniente: “Y ahora, ¿A dónde podemos ir?”. A lo que este le responde: “¿Argentina?”. Volviendo a remarcar la imagen de nuestro país a finales de la década del sesenta, como ese ‘paraíso’ que le dio asilo a lo peor de la raza humana tras la Segunda Guerra Mundial.
  • 7
    The Office - Dunder Mifflin Infinity (2007)
    ¿Lo tienen a Dwight Schrute? El personaje interpretado por Rainn Wilson –basado en la versión británica de Gareth Keenan-, es uno de los vendedores más calificados de Dunder Mifflin. Dwight no es muy afecto a las relaciones interpersonales, y eso tal vez se deba a su pesada “herencia”. En la cuarta temporada nos venimos a enterar que “Manheim” -apodo de su abuelo materno- peleó en la Segunda Guerra Mundial y mató a varios hombres antes de ser encarcelado en una prisión aliada. Claro, el señor peleaba para el bando de los malos y era un alto oficial de la SS que, al parecer, en la actualidad, es un viejo de 103 años que todavía “sigue dando vueltas por Argentina”. Schrute trató de ir a visitarlo en alguna ocasión, pero su visa de viaje fue revocada por la Shoah Foundation.
  • 6
    Los Productores (The Producers, Susan Stroman, 2005)
    A Will Ferrell le tocó interpretar a loquito Franz Liebkind en la fallida adaptación musical del clásico de Mel Brooks. Liebkind es un ex nazi emocionalmente inestable y de carácter fuerte que se dedica a criar palomas y, ocasionalmente, escribir piezas teatrales que idolatran a su querido Adolf. Si le preguntan, Franz va a negar su participación en la guerra, o admitir que sólo seguía órdenes. En esta versión va un poquito más allá y en un punto se lo ve mandando a uno de sus plumíferos compañeros, derechito a la Argentina, con un mensaje entre las patas. ¿Para quién será?
  • 5
    Super Agente 86 - The Not-So-Great Escape (1969)
    KAOS ya secuestró a 22 agentes de CONTROL, incluyendo al Jefe. Maxwell Smart intenta que lo rapten de la misma manera para poder descifrar los métodos del enemigo, y así descubre que sus compañeros nunca abandonaron el país y están encerrados en una prisión secreta de New Jersey, comandada por Siegfried y Shtarker. Max visita el lugar haciéndose pasar por el mayor Fritz Kessler, un oficial de altísimo rango (ex nazi), también conocido como la “Bestia de Buenos Aires”. Supuestamente, Kessler será el encargado de transportar a los prisioneros más allá de la Cortina de Hierro.
  • 4
    Bones - The Nazi on the Honeymoon (2013)
    Brennan y Booth viajan a Buenos Aires para disfrutar de una ¿romántica? Luna de Miel. Claro que la chica no puede estar muy alejada de los casos más extraños, así que terminan visitando una morgue local donde se cruzan con huesos recientes, no identificados, hallados en una fosa común histórica. Temperance se ofrece como voluntaria para trabajar junto al detective Raphael Valenza, -un fan de sus historias-, y resolver el aparente asesinato de Miguel Eduardo Silva, un adinerado nonagenario que, en realidad, resulta ser Herman Haupt, criminal de guerra nazi responsable de enviar a millones a la cámara de gas y acumular mucho oro, de ese que no le corresponde.
  • 3
    Los Simpson – Bart vs. Australia (1995)
    Todos recordamos los problemitas de Bart con esa llamada por cobrar a Australia, ¿no? Antes de llegar a ese punto, y sólo para probar que Lisa está equivocada, el pequeño Simpson se comunica con varias ciudades del Hemisferio Sur como Santiago de Chile, una base estadounidense en la Antártida, el palacio presidencial de “New Ouagadougou” en Burkina Faso, y un lugar “sin especificar” (‘unnamend settlement’, en el original) donde vemos a un avejentado Adolf Hitler que no llega a atender su teléfono del auto, y a un educadito transeúnte en bicicleta que lo saluda elocuentemente y en castellano con un “Buenas noches, mein Führer”.
  • 2
    Seinfeld - The Soup Nazi (1995)
    Para la séptima temporada, ya estaba bastante claro el nivel de irreverencia de la sitcom de NBC. Acá, Yev Kassem (Larry Thomas), es el dueño de un nuevo local donde la sopa es riquísima, pero el trato que les otorga a sus clientes le gana el apodo de “The Soup Nazi”. Al muchacho le obsesiona el proceso de pedido de su clientela y termina rechazando a más de uno, incluyendo a Jerry y Elaine, quien no tiene filtro a la hora de ofender al propietario. Por esas vueltas del destino, la chica descubre todas las recetas del cocinero maleducado, y cuando estas salen a “a la luz”, el Soup Nazi decide mudarse a la Argentina, un poco para escapar de esta desgracia, y otro tanto para cumplir este cliché tan desgastado.
  • 1
    Wonder Woman - Anschluss '77 (1977)
    Para el segundo episodio de la segunda temporada de “La Mujer Maravilla” (Wonder Woman, 1975-1979), “Anschluss '77”, nuestra princesa amazona favorita viaja hasta Buenos Aires para detener a un grupete de criminales de guerra nazis que, escondidos en nuestro país, intentan reconstruir el Tercer Reich (mejor dicho, construir el Cuarto) liderado por un clon del mismísimo Adolf Hitler. Claro que los escenarios “naturales”, poco y nada tienen que ver con estas pampas, pero qué lindo es ver a la Carter tirando unas frasecitas en castellano mientras patea el trasero de los villanos.

1. X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, Matthew Vaughn, 2011)

Ojalá Villa Gesell fuera tan bonita (sin ofender a la ciudad balnearia) como la pinta Matthew Vaughn en su película, pero entendemos por dónde viene su error. La escena en cuestión: una maduro Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) sigue testeando sus poderes y rastreando a Sebastián Shaw (Kevin Bacon), jerarca nazi responsable de la muerte de su madre que, según su información, huyó a la Argentina tras la Segunda Guerra Mundial. Nuestro país está repleto de colonias donde se asentaron los inmigrantes alemanes, entre ellas Villa Gesell y algunos puntos de la Patagonia, un paisaje más acorde a lo que se ve en el film. Sea en donde sea, la cosa es clara: nuestro territorio fue un criadero de refugiados de la SS.
Anterior Siguiente < >