Publicado el

Analisis | Rear Window by Pixar

ANÁLISIS: Hello Neighbor (PC, PS4, XONE, NS)

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Llegó a Switch el juego del vecino más misterioso y aprovechamos a analizarlo

Nuevo barrio, nuevo vecino, ¿qué mejor que terminar de desempacar y cruzarnos a saludarlo con una tarta recién horneada? La idea está buenísima, pero en Hello Neighbor lo que realmente vas a querer es quedarte bien lejos. El título de Dynamic Pixels y TinyBuild hace realidad las peores pesadillas hitchcockescas con sus toques de suspense clásico y nos propone averiguar qué cosas turbias se cuecen en la casa de enfrente. Tal vez nos arrepintamos de hurgar donde no nos llaman.

Hello Neighbor no es nuevo. El título se presentó con una versión alpha hace más de dos años y desde entonces nos cautivó con su premisa jugable. Nos propone infiltrarnos en la casa de nuestro vecino para descubrir qué trama y no será fácil. Lo atractivo del asunto está en que la IA del enemigo aprende de nuestras acciones, así que para poder llegar al fondo de la cuestión tendremos que estudiar sus rutinas e ir improvisando nuestras estrategias ya que, por ejemplo, encarar el asunto desde la misma puerta dos veces no va a surtir efecto. En la teoría, Hello Neighbor es más que interesante; en la práctica, bueno… no todo sale como esperaríamos.

El videojuego de Dynamic Pixels estuvo también en Early Access en PC (a través de Steam) y Xbox antes de llegar a consolas PS4 y Nintendo Switch, además de lanzarse en IOS y Android. Quienes lo jugamos en etapa temprana notamos lo tosco de sus controles, lo frustrante de su diseño y los problemas de física, pero guardamos alguna esperanza de que sean resueltos para el lanzamiento, especialmente porque la idea de enfrentarnos a un enemigo que aprende de cómo jugamos es novedosa y divertida por igual. Lamentablemente, Hello Neighbor sigue siendo cutre en lo técnico y, por ende, la experiencia final termina decepcionando.

Criticar a un juego por su falta de tutoriales a veces es complicado porque es cierto que muchos lanzamientos que tienen la impronta retro no los incluyen y la experiencia no se ve perjudicada por eso. En el caso de Hello Neighbor, los tutoriales sí se echan de menos porque la jugabilidad no se sostiene por si misma porque hasta falta una narrativa que nos dé pistas sobre los objetivos. Como primer paso, gracias a una cinemática sabemos que tenemos que entrar a la casa de nuestro vecino y robar una llave. Cómo hacerlo es lo menos intuitivo que existe.

Algunas ideas están bien comunicadas: darnos cuenta de que podemos romper las ventanas arrojando objetos es totalmente lógico; usar una llave violeta en una puerta del mismo color también, pero hay otras cuestiones que son confusas. Las físicas del juego son tan malas, que la primera vez que entendemos que tenemos que trepar para llegar a la planta de arriba no sabemos si estamos yendo “por donde el juego quiere que vayamos” o si estamos bugeando todo, forzando las físicas trepando por una pared que nunca fue puesta para ser trepada. Los errores de Hello Neighbor son de diseño, se ahoga en su propio minimalismo y no logra comunicarse del todo bien con el jugador.

Los puzles son una parte central de Hello Neighbor. La casa de nuestro vecino nos propone varios retos de este tipo y es terrible descubrir que los razonamientos más lógicos no funcionan. El juego fuerza secuencias plataformeras de apilar cajas y de hacer equilibrio en superficies que al menor desliz milimétrico se vienen abajo. El resultado es totalmente frustrante, especialmente cuando descubrimos que la IA del vecino es inoperante también. Todo el asunto de “aprender de cómo jugamos” se reduce a que el enemigo empieza a tapiar puertas para que no volvamos a usarlas y que nos pone trampas debajo de las ventanas que rompimos. Más allá de eso, sus rutinas son predecibles y es usual que el enemigo también tenga sus problemas con la física del juego, al punto que cuando creímos que escapamos de él, es posible que atraviese una pared que no tendría que atravesar y nos agarre.

El apartado gráfico y el sonido son el costado que más cumplen. Hello Neighbor se puede describir como un juego de terror con visuales estilo Pixar, algo que no vemos todos los días. El toque caricaturesco le sienta bien y la banda sonora provoca tensión con notas estridentes como las películas de suspense de los años 50. Los jugadores que pueden hacer caso omiso a sus problemas técnicos, se llevarán algunos sustos y alguna que otra carcajada, porque hay espacio para el humor absurdo también.


El diseño de Hello Neighbor está sostenido en un método de “prueba y error” bastante frustrante. Sumado a los problemas de IA y físicas, lo que nos queda es un juego con una idea original y atractiva, pero mal ejecutada. Pareciera que nunca salió del Acceso Anticipado.

LO MEJOR:

  • Los gráficos de caricatura tiene personalidad
  • La banda sonora crea buenos climas
  • Si llegas a tolerar los problemas técnicos, tiene muchos secretos y rejugabilidad

LO PEOR:

  • Plantea una idea original MUY MAL ejecutada
  • Las físicas son terribles
  • La IA deja mucho que desear
  • Se vuelve frustrante y repetitivo