Publicado el

Analisis | Room service

ANÁLISIS: Rizhoma Hotel S01E01: Te Gusta

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Ficción argenta, cortita y al pie.

La tele argentina se adapta a los nuevos formatos, a la crisis económica y a las nuevas formas de consumo para plantear este drama unitario que, seamos sinceros, toma un poquito la idea prestada de los hermanos Duplass y su “Room 104”.

“Rizhoma Hotel” –producida por Telefé, Kuarzo Entertainment Argentina y Cablevisión- tiene una sola locación y varios actores que irán transitando por las habitaciones de este establecimiento tan particular; un metraje más corto (apenas media hora de duración) y un montón de temas para explorar en “tiempo real”, aunque no es tan así en los papeles.

“Te Gusta” es el primero de 21 episodios, acá protagonizado por Gimena Accardi (Florencia) y Benjamín Rojas (Lalo). Él, un jugador de fútbol en decadencia que debe enmendar su reputación. Ella, la esposa de su representante y mejor amigo, el cual le arregla partidos para mantenerlo en acción.   

La chica suele visitarlo constantemente en la habitación de este hotel para hacerle llegar los pagos correspondientes. Claro que como cualquier tipo medio calentón, Lalo malinterpreta las señales y cree que puede “acercarse” a ella con otras intenciones. Sí, acercarse entre comillas, porque lo suyo termina siendo abuso sexual puro y duro, un ataque que Florencia no puede frenar y que desencadena una cuantas consecuencias.

“Te Gusta” se hace eco de los problemas más coyunturales y muestra con bastante crudeza (una cámara en mano por momentos temblorosa, una atmósfera opresiva) algunas de las situaciones más violentas –física y emocionalmente- por las que atraviesan las mujeres día a día. El reproche del uso de ropa “provocativa”, el poder que ejerce el otro, la reputación que está en juego, la humillación y el miedo, ante el cual termina cediendo.

¿Otra vez? Dirán algunos, pero la TV local no suele jugarse mucho por estas temáticas (sobre todo, cuando en la mayoría de los canales encontramos esos programas detestables plagados de chistes machistas que ya no hacer reír a nadie), y el formato le sienta muy bien. Cortito y al pie, contundente, para entender la dinámica que se establece entre víctima y victimario.

Accardi se luce en este contexto, mientras que a Rojas le falta un golpecito de horno. Acá, no hay mucho margen para el error ya que son los únicos actores en pantalla y hay poco tiempo para desarrollar sus personajes. Ahí es donde entra en juego la habilidad de los guionistas Marcelo Camaño y Marisa Quiroga, y la dirección de Jesús Braceras, para plantear una historia bien acotada y que no decae a lo largo de sus 25 minutos, manteniendo el suspenso y la tensión cuando más lo necesita, y nos obligándonos a seguir mirando para atestiguar el desenlace de esta historia.

“Te Gusta” demuestra que el formato es versátil y funciona muy bien para estos tiempos de inmediatez y falta de atención por parte del espectador. La economía de recursos le calza muy bien y abre un gran abanico de posibilidades, ya que hay infinidad de relatos que pueden ambientarse tras las puertas de una habitación del Rizhoma Hotel.  

La creación de Martín Kweller trasciende la pantalla, y tras su estreno semanal puede encontrarse en la plataforma on demand correspondiente. “Te Gusta” crea la suficiente expectativa para darle una oportunidad a la serie, al formato y a los productos locales que se hacen con esfuerzo y, muchas veces, caen bajo la “discriminación” del programa argento.