Publicado el

Ránking | Indie Gaming

PRIMERA MITAD 2018: Los 10 mejores juegos Indie

Volver a la home

Por: Sebastián Cigarreta

El segundo día de esta semana con lo mejor de la primera mitad del 2018 nos lleva a los juegos independientes. Recursos limitados, campañas de Kickstarter y mucha creatividad en este Top 10 a cargo de Sebas.

Esta fue una de las votaciones más ajustadas entre los Malditos Nerds. Hubo grandes títulos que se quedaron afuera por apenas unos puntitos, pero que sin embargo tenemos que tener en cuenta. Desde la creativa narrativa de Where the Water Tastes Like Wine, pasando por el hermoso RPG Ghost of a Tale, el polémico Mulaka y su punto de vista histórico, hasta las carreras llenas de adrenalina de Horizon Chase Turbo. Una mención especial se merece Cultist Simulator, este juego de cartas de Weather Factory que mezcla elementos de roguelike y una narrativa poco convencional para invitarnos a formar una secta. El mercado indie lleva un gran 2018 y en estos casos ganamos todos, por eso los invito a ver los 10 mejores de la primera mitad.

  • 10
    Laser League
    Como si se tratara de una película ochentosa, de esas que nos presentaban una sociedad distópica sin la más mínima contemplación por la vida humana, Roll7 nos trae un juego que captura la esencia de la competición en su estado más puro. Lo que comienza siendo un juego sencillo de aprender termina revelándose como un deporte de equipo focalizado en las más profundas estrategias. Laser League se centra en arenas, con una mezcla de mecánicas que nos lleva de paseo por el clásico quemado pero haciendo gala de seis clases bien diferenciadas, 150 personajes customizables para elegir y explota en su propuesta multijugador para cuatro jugadores. Es difícil de describir, pero sin dudas una de las mejores experiencias en lo que va del año.
  • 9
    Forgotton Anne
    Las aventuras gráficas están teniendo un revival, pero a veces es bueno distanciarse del point & click. Si les dijera acá que venía siguiendo o que sabía qué me iba a encontrar cuando comencé a jugar Forgotton Anne les estaría mintiendo. Con un apartado estético que no tiene nada que envidiarle al mejor estudio de animación japonés y una banda sonora soberbia, ThroughLine Games nos cuenta de un mundo en el que todos los objetos que olvidamos cobran vida y forman una ciudad aparte, en el medio hay una organización y un agente que hace cumplir el rigor de la ley, ésa es Anne, la protagonista. El camino hacia el desenlace va mechado de puzzles, diálogos y decisiones, éstas infieren en el desarrollo de la aventura y la hacen nuestra.
  • 8
    The Swords of Ditto
    One Bit Beyond se despachó con un action RPG que toma elementos de los juegos de 16 bit que moldearon el género hace más de dos décadas, mezclándolos con características modernas para conseguir un título diferente. Un hermoso overworld une los calabozos donde la mayor parte de la acción toma parte, cada vez que morimos un nuevo héroe tomará nuestro lugar y es a través de la economía y el uso inteligente del equipamiento que lograremos ir mejorando. The Swords of Ditto no es un juego perfecto, tiene sus cositas, pero sin duda es una de las mejores experiencias indies en lo que va del año.
  • 7
    SubNautica
    ¿Quién podía imaginar que un juego de supervivencia submarina iba a ser tan especial como para figurar entre los mejores de la primera mitad del año? Subnautica logró un lugar en este top gracias a su propuesta innovadora y atrapante que nos invita a sobrevivir sumergiéndonos en un océano alienígena. Las herramientas de construcción son uno de los elementos fundamentales para la jugabilidad, tanto como la exploración de las fosas abismales o la gestión de recursos, en especial el vital oxígeno. Tuvo cuatro años de desarrollo posterior a su pre lanzamiento en acceso anticipado y es un gran ejemplo de las bondades de este sistema. La sensación de soledad, de exploración y lo gratificante de la jugabilidad lo vuelven un gran exponente del género.
  • 6
    Crossing Souls
    El mundo del entretenimiento está atravesando un romance con todo lo producido en la década del 80, tanto desde el cine como en las series, y Fourattic aprovechó el envión con Crossing Souls. Pero donde otras producciones solo usan el factor nostalgia el estudio español utilizó mecánicas familiares, guiños graciosos a la cultura pop y una historia digna de Stephen King. El delicado balance entre risas y tragedia nos mantendrá preocupados por desenlace mientras el apartado jugable nos brindará la diversión. Habrá secciones de acción, mucha exploración y hasta plataformas que superar mientras utilizamos las habilidades únicas de cada uno de los protagonistas. Crossing Souls es un abrazo para todos los treintañeros que seguimos jugando, pero a la vez una aventura ideal para todo el público.
  • 5
    Iconoclasts
    Joakim "Konjak" Sandberg se encargó de crear uno de los mejores plataformeros de la década, de lanzarlo apenas habíamos comenzado el año y de hacerlo tanto en PC como en la familia PlayStation. Alondra sueña con ser mecánica y así arreglar los problemas del mundo, bajo esta simple excusa de historia Sandberg nos invita a superar sus exquisitos niveles, encontrando secretos, resolviendo pequeños puzzles y combatiendo contra 20 jefes espectaculares. Iconoclasts es el punto intermedio entre los grandes juegos que dieron origen al género y su evolución más pulida. Además es hermoso y detallado por donde se lo mire, realmente una belleza de juego.
  • 4
    The Red Strings Club
    Uno de los mejores juegos independientes en lo que va del año es español y se enfila detrás del género de las aventuras narrativas. The Red Strings Club utiliza un contexto cyberpunk para contarnos una historia llena de intrigas, emociones y cómo una simple intervención casual puede afectarlo todo. Una corporación promete estar a punto de lanzar un sistema que promete prevenir, y finalmente erradicar, la depresión, la ira y el miedo en la sociedad. ¿Esto significa una mejora para la calidad de vida o será sencillamente un lavado de cerebro? Un barman y un hacker freelance se preguntan eso mismo y deciden tomar cartas en el asunto. La propuesta de Deconstructeam da en el clavo en todos los aspectos y nos lleva a recorrer un camino en el que no faltará la introspección, de las aventuras gráficas más interesantes que hemos jugado.
  • 3
    Minit
    En abril nos sumergimos en el mundo monocromático de Minit y aprendimos que a veces un minuto es suficiente para ser un héroe. La idea nació en las mentes de Jan Willem Nijman, Kitty Calis, Jukio Kallio y Dominik Johann y se puede resumir en una pregunta: ¿Cómo completaríamos una aventura si el héroe solo pudiera vivir durante sesenta segundos? Primero lo dotaron de vidas ilimitadas, luego le dieron la habilidad de quedarse los ítems que junta en cada ocasión, el resto se construyó alrededor de esta premisa. Por eso Minit es tan adictivo, es imposible no seguir vida tras vida intentando levantar la maldición que pesa sobre este peculiar universo. La progresión depende de nuestro poder de observación y adaptación, pero es siempre absolutamente deliciosa. Es uno de esos juegos que se separa del resto a fuerza de su propias herramientas, es accesible y deberían darle una oportunidad.
  • 2
    Into The Breach
    La humanidad está en plena guerra con una raza alienígena llamada Vek, todo está perdido y es cuestión de tiempo, pero gracias a la posibilidad de viajar en el tiempo quizás haya una esperanza. Así comienza el arco argumental de Into The Breah, el juego de estrategias por turnos de los creadores del genial Faster Than Light está a la altura de las expectativas. Su éxito radica en la propuesta jugable mezclada por breves secciones en las que se desarrolla la narrativa. En esta guerra cada vida cuenta y, por supuesto, los edificios tienen una importancia fundamental, por eso es que la jugabilidad gira alrededor del daño colateral y las pérdidas humanas. Subset Games logró superarse y crear un título adictivo, que recompensa la estrategia por sobre todo y se volvió un nuevo referente del género.
  • 1
    Celeste
    Nacido como un prototipo tras cuatro días de trabajo en una Game Jam, Matt Thorson y Noel Berry sabían que tenían algo importante entre sus manos. Por eso decidieron expandirlo y crear una experiencia completa, que salió en enero y nos dejó a todos encantados. Claro, el género metroidvania es cosa de nicho, pero los que disfrutamos ir y volver por pasadizos y completar un mapa lleno de secretos somos un público muy fiel. La verdad es que Celeste fue diseñado con speedrunners en mente y requiere una dosis balanceada de habilidad y reflejos, pero es justo y dispensa diversión en cada partida. Cientos de cuartos que explorar, muertes trágicas y uno de los mejores plataformeros de los últimos años. Está en todas las plataformas así que no hay excusas para no jugarlo.

1. Laser League

Como si se tratara de una película ochentosa, de esas que nos presentaban una sociedad distópica sin la más mínima contemplación por la vida humana, Roll7 nos trae un juego que captura la esencia de la competición en su estado más puro. Lo que comienza siendo un juego sencillo de aprender termina revelándose como un deporte de equipo focalizado en las más profundas estrategias. Laser League se centra en arenas, con una mezcla de mecánicas que nos lleva de paseo por el clásico quemado pero haciendo gala de seis clases bien diferenciadas, 150 personajes customizables para elegir y explota en su propuesta multijugador para cuatro jugadores. Es difícil de describir, pero sin dudas una de las mejores experiencias en lo que va del año.
Anterior Siguiente < >