Publicado el

FichineAR | Mansión embrujada

FichineAR | Creando sustos procedurales en Project Nightmares

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
El juego argentino más terrorífico ya está en Steam y profundizamos en su proceso de desarrollo.

El mes pasado compartía con ustedes mis primeras impresiones de Project Nightmares luego de haber jugado una aterradora demo en la que ningún susto era previsible. Hoy, aprovechando que el título ya está a la venta en Steam desde el 1 de julio, vamos a meternos de lleno en cómo es esto de crear “terror procedural”. Los chicos de estudio NC nos cuentan un poco del proceso de desarrollo y de los planes que tienen para las futuras actualizaciones.

Para quienes no lo conocen, Project Nightmares es una aventura en primera persona que nos lleva a investigar casos paranormales que involucran objetos poseídos. En Steam Acceso Anticipado podemos jugar “Project Nightmares Case 36: Henrietta Kedward”, el caso que nos lleva a adentrarnos en una casa abandonada para conocer a la terrible anciana Henrietta, sospechada de brujería. Aunque todavía no tiene un final cerrado, la versión actual es un despliegue espeluznante del trabajo de NC, pequeño equipo de argentinos conformado por solo dos desarrolladores.

Aunque a simple vista pueda parecer “uno más” dentro de todos los títulos de terror que se pueden jugar hoy en día, lo más llamativo de Project Nightmares es que es uno de los pocos que no miente con la premisa de “ningún susto es igual a otro”. Jugándolo, nos llevamos más de una sorpresa y no sabemos con qué nos vamos a encontrar al doblar cada esquina, gracias a que en el juego no solo los niveles sino también los sustos son procedurales.

Creo que la palabra justa es “¡Quilombo!”, dice Ignacio Berge cuando intenta explicar cómo fue crear un juego de terror procedural. Para quienes no están al tanto, con procedural nos referimos a los juegos que crean contenido de manera aleatoria en base a una serie de algoritmos definidos por los desarrolladores. “En Project Nightmares una mesa siempre va a tener diferentes objetos encima, que al mismo tiempo pueden asustarte de diferentes formas. Cuadros, adornos, todo cambia y uno tiene que tener miles de cosas en cuenta porque no sigue una estructura lineal.”

Ignacio también explica que desarrollar un juego de este tipo tiene sus desventajas porque muchas técnicas que se usan para optimizar juegos no procedimentales quedan descartadas, pero por otro lado tiene sus cosas positivas: “Nos permite recrear un ambiente vivo donde todo puede pasar y poder agregar contenido nuevo como sustos, misiones, secretos y variedad de elementos. Esta primera versión la hicimos para mostrar cómo va a ser el juego, más que nada la estructura y lo procedimental, que la gente juegue y vea cómo cambia todo”.

Todavía queda mucho para ver en Project Nightmares y sus creadores no han dejado de actualizarlo en las últimas semanas, arreglando bugs más que nada y buscando feedback de los usuarios. Justamente, decidieron optar por un Acceso Anticipado para ir desarrollando siguiendo las peticiones de los jugadores: “No queremos contar mucho de la historia, incluso las misiones que hoy están no van a estar en el juego final. Vamos a ir metiendo toda la estructura de gameplay, por ejemplo, ya cambiamos la interacción con los objetos”.

Dentro de lo que van a agregar a corto plazo está la nueva mecánica que gira en torno a la vela que usamos para iluminar: “Se derrite y no solo se derrite, chorrea cera, se te apaga si haces movimientos bruscos y además te la pueden apagar”. Y la luz es importante en Project Nightmares porque nos protege. También van a agregar algunas mecánicas defensivas, como usar la sal contra Henrietta, pero la cosa va a seguir siendo difícil porque los objetos van a poder matarnos. Y para quienes probamos la versión actual y nos quejamos de no poder correr, tienen algo para decirnos: “Vas a poder correr cuando quieras, pero tal vez te tropieces y pierdas la vela o algo te agarre, va a depender del jugador correr el riesgo”.

NC fue fundado por Ignacio Berge y Claudio Suriano, dos desarrolladores que comparten la pasión por el terror desde chicos, tanto por las películas de los 80s, como los libros de Lovecraft y King, y hasta los juegos viejos de terror. “Siempre decíamos que si hacemos algún día un juego, iba a ser uno de terror, ¡donde sientas que estás en un lugar vivo y todo pueda pasar!”. Y así nació Project Nightmares. Pueden conseguirlo en Steam a $249,99 pesos.