Publicado el

FichineAR | Esvásticas y cosa 'e mandinga

FichineAR | Nine Witches: la guerra mundial se vuelve paranormal

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
En exclusiva, probamos una demo de una aventuraza de acción que está por llegar a PC

Las aventuras gráficas siempre son bien recibidas por acá y más aún cuando fueron desarrolladas con tanto amor y empeño como Nine Witches, un título que también trae elementos de acción y que nos lleva a la Segunda Guerra Mundial, a enfrentar a un escuadrón Nazi que aprendió a sacarle provecho a la magia negra para revertir la situación a su favor. Hace unos días, estuve hablando con su creador Diego Canepa y pude poner las manos en el joystick para jugar la primera demo del juego. Veamos cómo me fue contra los Nazis ocultistas.

Nine Witches arranca al final de la guerra, en 1944, cuando los alemanes, en un último manotazo de ahogado, logran dar su golpe más fuerte: la división Okkulte-SS, responsable de investigar el uso de las fuerzas sobrenaturales para el Tercer Reich, consigue concretar el ritual que tanto anhelaban. Mientras tanto, el bando aliado contrataca enviando a los agentes Krakovitz y Kagasawa, del Instituto de Asuntos Paranormales, a detener la operación. El primero anda en silla de ruedas y es el cerebro sabelotodo, experto en ocultismo; el otro es su ayudante, muy avispado con las armas de fuego.

En esta misión introductoria, la demo de Nine Witches nos lleva a un pueblo de Noruega. Nos infiltramos allí para salvar a una compañera agente tomando el control de Krakovitz. La jugabilidad, aunque no es point & click, tiene mucho de la aventura gráfica clásica, con interacciones en los entornos y con otros personajes. Tenemos un cuaderno que lleva cuenta de nuestros objetivos y aunque no hubo puzles propiamente dichos en la demo, Diego Canepa nos asegura que los habrá y de los bien típicos del género, con uso de inventario incluido.  

Además, Nine Witches agrega elementos de acción al permitirnos entablar combate durante la aventura. En el tutorial, nos enseñan a pegar unos tiros en una escena muy divertida y también aprendemos otra mecánica que será vital en el curso del juego. Haciendo honores a su trasfondo paranormal, los personajes pueden morir y revivir. Krakovitz, como protagonista jugable, es el único que debe mantenerse vivo, los demás podrán cooperar con nosotros incluso en su forma fantasmal.

El título hace uso de un estilo pixel art heredero de las aventuras gráficas de los 80s y los 90s, aunque con más colores. La dirección de arte da en el clavo, trasmitiéndonos una atmosfera sombría, cargada de misterio. Esta primera demo me dejó con muchas ganas de seguir jugando porque la historia engancha por la premisa y el carisma de los personajes. No tiene voces –desconozco si la versión final las tendrá–, pero el humor y la inventiva del guion son suficientes para que nos sintamos inmersos en la aventura.

Diego confiesa ser un gran fanático de las aventuras, con sus 47 años, se crio jugando Maniac Mansion y todos los clásicos de ahí en adelante. Nine Witches rinde homenaje a los juegos de ese tiempo con elementos clave como la inclusión de varios personajes, pero no deja de sentirse original, sobre todo por la trama, que tiene elementos de terror paranormal, ciencia ficción y fantasía.

Nine Witches está siendo desarrollado en MonoGame (motor que le dio vida a Bastion y FEZ, por nombrar dos indies de gran calibre) y hay planes para lanzarlo en PC, con suerte este mismo año. Espero poder traerles más detalles al respecto en las próximas semanas. Por el momento, los invito a seguir las redes sociales del fichín, donde van a poder ver más capturas de pantalla y algunos videos.