Publicado el

Ránking | Te canto las cuarenta

Pero con canciones: 10 películas inesperadamente convertidas en musicales

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Musicales
Nada se pierde, todo se transforma... en musical.

Estamos acostumbrados a ver musicales cinematográficos adaptados de sus homónimos teatrales. Desde hace un tiempo, esta tendencia se fue revirtiendo, demostrando que en Broadway también están faltos de ideas y toman prestadas las historias de nuestras películas favoritas. Lo lógico sería que “La La Land” (2016) se convirtiera en un musical exitoso, pero los productores le apuestan a conceptos más jugadas tomando como base los relatos más inesperados.  

  • 10
    Mean Girls
    Basada en la novela “Queen Bees and Wannabes” de Rosalind Wiseman, en el año 2004 Tina Fey se despachaba con el guión de “Chicas Pesadas” (Mean Girls), comedia adolescente repleta de futuras estrellas como Lindsay Lohan, Rachel McAdams, Amanda Seyfried y Lacey Chabert. Fey también es la encargada del guión teatral de este musical que se viene gestando desde el año 2013, y que tuvo su debut en Broadway recién en abril de este año. La historia es la misma: Cady Heron vivió con su familia durante 15 años en África y, educada entre las paredes de su casa, llega a la escuela pública, por primera vez, para enfrentar a fieras peores que las de la jungla. Así conoce a las “Plásticas”, lideradas por Regina George, el peor grupito del colegio y las chicas más falsas que puedan existir. Todo, engalanado con canciones y mucho, mucho rosa.
  • 9
    Flashdance the Musical
    Una parte de la década del ochenta le perteneció a Jennifer Beals, Irene Cara y las polainas. El salto de “Flashdance” (1983) a los escenarios del mundo se dio casi de forma natural, aunque tuvimos que esperar hasta el año 2008 para ver la escena de la “ducha”. Tom Hedley, Robert Cary y Robbie Roth fueron los encargados de transformar la nostalgia ochentosa y el drama romántico de Adrian Lyne en un hit teatral que agotó su noche de estreno en el Theatre Royal de Plymouth, en Gran Bretaña. Curiosamente, nunca llegó a las salas de Broadway, pero no carece de clásicos musicales como “Maniac”, “Manhun”, “Gloria” y la oscarizada “What a Feeling”.
  • 8
    Catch Me If You Can
    En el año 2002, Steven Spielberg se despachó con “Atrápame si Puedes” (Catch Me If You Can), una simpática historia basada en la vida del estafador “reformado” Frank Abagnale Jr. (Leonardo DiCaprio), quien terminó colaborando con el FBI, cuando no le quedó otra. Ambientada en una época más inocente e ingenua, toma como referencia y punto de partida las clásicas comedias de los años cincuenta y sesenta con todo su encanto y sus situaciones enredadas, una puesta en escena que les vino como anillo al dedo a Terrence McNally, Marc Shaiman y Scott Wittman para transformarla en el premiadísimo musical que llegó a Broadway en el año 2011. Sin Leo y sin Tom Hanks, pero con cuatro nominaciones al Tony bajo el brazo y el galardón de Mejor Actor para Norbert Leo Butz en el papel de Carl Hanratty.
  • 7
    King Kong
    Si algo le faltaba a la octava maravilla para convertirse en el verdadero rey de los monstruos, era tener su propio musical. Marius de Vries, Mitnick y Craig Lucas se encargaron de ello, con la colaboración de 3D, Sarah McLachlan, Guy Garvey, Justice y The Avalanches. La puesta, que se estrenó en Australia en 2013 (y cuyo lanzamiento en Broadway es inminente), toma como punto de partida el film original de 1933 y tardó cinco años de ardua producción para llegar a los escenarios, entre audiciones y ensayos. La idea del director Daniel Kramer nunca fue basarse exclusivamente en la espectacularidad de la historia, ya que encontró más interés en la humanidad que la rodea: “La gente de Nueva York, la megalomanía del cineasta Carl Denham, la obstinada oposición de Jack Driscoll y la gracia, belleza y poder de nuestra protagonista, Ann. Darrow”. En tu cara, Godzilla.
  • 6
    Re-Animator: The Musical
    En 1985, Stuart Gordon hizo sus magias adaptando las historias de H.P. Lovecraft a la pantalla grande. Como su background artístico viene del teatro en Chicago, siguió pergeñando proyectos, e inspirado por la puesta en escena de “Little Shop of Horrors”, decidió convertir a su “Re-Animator” en un musical tan sangriento como su homónimo cinematográfico. Las primeras funciones se dieron en el año 2011 en la ciudad de Los Ángeles, una grata sorpresa para los críticos que alabaron esa extraña mezcla de terror, ironía y exageración de las formas. Hasta los espectadores de las primeras filas recibieron su buena dosis de salpicaduras hemoglobínicas.
  • 5
    Carrie: The Musical
    “Carrie” se convirtió en una de las mejores adaptaciones de Stephen King, además de uno de los clásicos del terror más celebrado. No vamos a negar que la escena del baile fue homenajeada hasta el hartazgo, pero jamás la imaginamos como parte de un coqueto musical. Inspirado por la puesta en escena de la ópera Lulu en 1981, el guionista original del film de Brian De Palma, Lawrence D. Cohen, empezó a cranear este proyecto junto a Michael Gore y Dean Pitchford. Tras varias reescrituras, el musical comenzó a tomar forma, pero no llegó a los escenarios de Broadway hasta bien entrado el año 1987. A partir de 2012, la adolescente tímida y con poderes telequinéticos volvió a la escena off, y se paseó por varias ciudades, incluyendo Los Ángeles y Londres.
  • 4
    Rocky (Rocky: Das Musical)
    A esta altura, todos conocemos la vida y obra de Rocky Balboa, y sus incontables secuelas y spin-off (“Creed”). Si algo le faltaba a esta historia de amor y superación era un poco de música, algo que el mismísimo Sylvester Stallone se encargó de arreglar al darle el visto bueno a este extraño musical que se estuvo gestando por más de ocho años hasta su debut en los escenarios de Hamburgo (Alemania) en 2012. Stephen Flaherty, Lynn Ahrens y Thomas Meehan son los encargados de las canciones, adaptadas directamente del guión original de Sly que siguen, en líneas generales, el argumento de la película de 1976. En el año 2014, “Rocky the Musical” llegó a Broadway, pero bajó su telón después de algo más de 200 funciones.
  • 3
    Los Caballeros de la Mesa Cuadrada (Spamalot)
    La leyenda del Rey Arturo y la “misión divina” de encontrar el Santo Grial adquieren un nuevo significado de la mano de estos caballeros de medio pelo. La segunda producción cinematográfica de los Monty Python ya tenía todos los elementos para convertirse en un gran musical, pero tuvieron que pasar tres décadas desde su estreno para que “Spamalot” llegara a los escenarios de Broadway, con la misma irreverencia y su aire satírico, aunque con unas cuantas diferencias bien marcadas. Mike Nichols es el responsable de esta puesta que recibió 14 nominaciones a los premios Tony y ganó en tres categorías, incluyendo la de Mejor Musical. Todo un éxito a cargo de Eric Idle, que escribió el guión y colaboró en las canciones junto a John du Prez.
  • 2
    Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios (Women on the Verge of a Nervous Breakdown)
    La dramedia de Pedro Almodóvar fue el puntapié inicial para que el realizador español se apoderara de Hollywood. La excentricidad de sus protagonistas llamó la atención de varias actrices y productores para una adaptación en inglés, ya sea para el cine o la TV, pero ninguno de estos proyectos llegó a buen puerto. Pero la turbulenta relación amorosa de Pepa tuvo mejores resultados en los escenarios de Broadway y Londres, con música y canciones de David Yazbek y el guión de Jeffrey Lane. Aunque la historia de estas madrileñas, ambientada en 1987, no generó mucho entusiasmo entre la crítica de Estados Unidos, donde apenas permaneció en cartel a lo largo de tres meses.
  • 1
    Volver al Futuro (Back to the Future)
    En más de una ocasión, Robert Zemeckis aseguró que no deberíamos preocuparnos por secuelas o remakes de su clásico más clásico. Claro que nunca dijo nada acerca de musicales sobre la historia de Marty, el Doc y los viajes por el tiempo. La idea era estrenar dicha obra en el West End londinense en algún momento de 2015, año “futurista” a donde los personajes viajan durante la segunda parte de la trilogía. Por ahora no hay nueva fecha de lanzamiento a la vista, pero la idea de Zemeckis y su coguionista Bob Gale, es adaptar las aventuras de la pantalla grande con canciones de Alan Silvestri y Glen Ballard incluyendo, por supuesto, “The Power of Love” y el momento “Johnny B. Goode” de McFly. Ya nos imaginamos la escena del Enchantment Under the Sea y no podemos evitar emocionarnos.

1. Mean Girls

Basada en la novela “Queen Bees and Wannabes” de Rosalind Wiseman, en el año 2004 Tina Fey se despachaba con el guión de “Chicas Pesadas” (Mean Girls), comedia adolescente repleta de futuras estrellas como Lindsay Lohan, Rachel McAdams, Amanda Seyfried y Lacey Chabert. Fey también es la encargada del guión teatral de este musical que se viene gestando desde el año 2013, y que tuvo su debut en Broadway recién en abril de este año. La historia es la misma: Cady Heron vivió con su familia durante 15 años en África y, educada entre las paredes de su casa, llega a la escuela pública, por primera vez, para enfrentar a fieras peores que las de la jungla. Así conoce a las “Plásticas”, lideradas por Regina George, el peor grupito del colegio y las chicas más falsas que puedan existir. Todo, engalanado con canciones y mucho, mucho rosa.
Anterior Siguiente < >