Publicado el

Gratarolama | Juegos, juegos everywhere...

GRATAROLANDIA: La mano que lanza los dados en orden

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Semana tras semana la carga de juegos gratuitos continúa en aumento, ¡y esta semana elegimos joyas!

Llegando al final de Mayo vamos dándole la bienvenida a climas más invernales; esos que son tan ideales para quedarnos en casita, sentados frente al monitor, arropados con una frazada, taza de chocolate caliente opcional. ¿Qué podría ser mejor? Bueno, podríamos añadir algunos juegos gratuitos para pasar el rato. Esta semana tiramos los dados en una original aventura roguelike, tratamos de comunicarnos con los dedos de la mano y hacemos todo lo posible por ayudar a un boxeador en apuros. ¿Listos? ¡A jugar!

 

Dicey Dungeons

El querido Terry Cavanagh vuelve a hacer de las suyas. Lo que comenzó como un simple proyecto para Game Jam que estuvo a punto de ser abandonado evolucionó en el que promete ser su próximo juego pago. Mientras tanto, nosotros podemos disfrutar de las mejoras hechas al prototipo de Dicey Dungeons, un roguelike de azar y estrategia.

La idea es muy interesante: cada personaje posee una cantidad de dados y una serie de equipamiento y habilidades. Cada habilidad requiere de los dados para ser activadas, dependiendo del valor de los mismos para causar tal o cual efecto. Por ejemplo, la simple espada requiere de un dado cualquiera para activarse, causando el mismo valor de daño que el valor del dado usado. Otros ítems tendrán condiciones especiales, como por ejemplo hechizos que requieren de un dado “par” para activarse, o poderosas habilidades que piden valores de dados hasta sumar un valor X.

A medida que ganamos experiencia y pasamos de nivel añadiremos más dados a nuestro arsenal, aumentando las posibilidades de obtener los números deseados en cada turno y mejorando nuestros ataques. Pero cuidado, que el enemigo también posee dados para utilizar en habilidades propias, y algunas de ellas son tremendas. Es un Roguelike, al fin y al cabo.

El juego se encuentra actualmente en estado Alpha/Beta gratuito, y el buen Terry está muy entusiasmado trabajando en nuevas actualizaciones. Actualmente sólo se puede jugar desde el navegador, lo que lo convierte en una peligrosa distracción para la oficina. ¡Y qué buena distracción es!

 

Order Order

¿Ingenio? ¿Estrategia? Pareciera ser que Order Order se balancea entre ambos géneros. Esta experiencia de gráficos minimalistas nos desafía a eliminar a todos los “enemigos” (léase “Enormes Columnas Naranja”) enviando a nuestras hileras de columnas a su encuentro.

Cada enemigo posee un valor de combo que nos conviene respetar para obtener mejores resultados. Esto se logra añadiendo más columnas a nuestra fila y luego ordenando las unidades para que formen de menor a mayor, lo que genera un combo al momento de colisionar con una de las grandes columnas hexagonales. Para poder superar cada nivel no sólo hemos de eliminar estas estructuras, también debe sobrevivir al menos una de nuestras unidades; lo cual suena fácil de hacer… hasta que empezamos a jugar. La cantidad de columnas enemigas y la suma de sus combos hará que formemos largas filas de unidades… pero el problema es que, cuantos más elementos en nuestra fila, más lento es nuestro movimiento. Podemos dividir nuestra fila en dos o más elementos, así que parte del desafío está en determinar cuándo y dónde hacer esa división para maximizar velocidad y eficiencia.

Pese a todo, Order Order es un juego más simple de lo que aparenta. Es bastante recomendable para pasar un rato tranquilo, resolviendo un problema a la vez.

 

Boxing Surgery Simulator 2000

Juegos de boxeo hemos visto muchos, pero creo que ninguno le llega a los talones a la originalidad de Boxing Surgery Simulator 2000, una de esas cosas mágicas que aparece con demasiada poca frecuencia.

Nuestro trabajo en este juego no es boxear, sino cuidar a nuestro pupilo mientras se defiende de los ataques enemigos y embiste contra él al mismo tiempo. Round tras round podremos gritarle palabras de ánimo para mejorar su performance (¡cuidado, no le digan cosas malas!), pero aun así será imposible evitar uno o dos golpes. Por eso, al finalizar cada round, tendremos la oportunidad de intentar curar sus múltiples heridas con los elementos que tengamos a mano.

Estas secuencias son viscerales a un nivel caricaturesco; especialmente al principio, pues no tendremos ni la más remota idea de qué instrumento/objeto funciona con tal o cual herida. Será prueba y error hasta que demos con la combinación correcta y podamos sanar a nuestro pupilo con suficiente velocidad. Recomiendo mucho jugar esta cosa.

 

Helping Hand

Advertencia importante: este juego va a poner a dura prueba nuestra paciencia y nuestra empatía hacia el 99% de la humanidad. No es apto para impacientes. ¿Okay? ¿Listos? Dale, vamos… Esto es Helping Hand, el prototipo de algo que los desarrolladores esperan convertir en un juego mucho más completo, y va a ser muy interesante ver el producto final, considerando que esta “demo” es tan original.

Hemos sufrido un horrible accidente y ahora solamente podemos comunicarnos haciendo gestos con una mano, para lo cual hemos de mover cada dedo por separado hasta formar el signo deseado. Es la única forma de hacernos entender ante nuestros eventuales visitantes. Eso es bueno, ¿verdad? Eeehhh… lo sería, si no fuera porque todos y cada uno de los que nos visitan se merecen, de una forma u otra, una trompada entre ceja y ceja. Peor aún es cuando nuestra vida depende de las atenciones de una enfermera que quiere hacer cualquier cosa menos cuidarnos.

Tengo que darle a los desarrolladores todo mi respeto por darnos una experiencia tan original… pero también debo decir que es uno de los juegos más tortuosos que he experimentado en los últimos años; más que nada por esa constante sensación de impotencia ante todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Altamente recomendable… pero, recuerden esa advertencia al comienzo.

 

CastleClysm

Basta de tanto pesimismo. ¿Qué tal algo más “jugable”? Dale, buscá a tus amigos y mándense todos a la aventura plataformera de CastleClysm.

Ya sea solos o con tres amigos más, nuestra misión es simplemente superar los niveles de este juego de plataformas. Es un deleite a nivel gráfico, no sólo por su correcto pixelart sino por la forma en que hace funcionar el sistema de fondos; hay que verlo para entender a qué me refiero. El juego en sí es básico, pero funcional: movernos, saltar, atacar, deslizarnos para esquivar ataques. Cuidado, que los enemigos matan de un golpe y nos mandan derechito al último checkpoint; algo que va a resultar extremadamente frustrante al jugar solo, y por eso se recomienda tanto encarar el juego en multijugador.

De una forma u otra, CastleClysm es un muy buen juego que merece ser disfrutado. Y si se disfruta con amigos, mejor todavía.

 

Cat Burglar: A Tail of Purrsuit

Culminemos la selección de esta semana con un juego realmente genial, tanto en concepto como en nivel de calidad. Cat Burglar: A Tail of Purrsuit es una aventura de sigilo con un severo aire a Captain Toad: Treasure Tracker; esto último en el sentido de que Kat, nuestra protagonista, no puede saltar y cada nivel es una especie de diorama que podemos girar a gusto para encontrar pasajes y tesoros escondidos. El juego en sí es bien fácil de entender: encontrar todas las llaves para pasar de nivel, recolectar las gemas para puntos extra y evitar a toda costa ser detectados por las patrullas de guardias y los círculos de luz.

El verdadero elemento de interés del juego, sin embargo, es que es gratuito porque, nivel tras nivel, nos da una pequeña publicidad sobre entidades de ayuda para los animales. Sí, este juego fue creado explícitamente para promocionar causas de caridad que ayudan a animales de la calle, y la verdad es que apruebo esta iniciativa de todo corazón. Así que si querés jugar un muy buen juego de sigilo que, encima, incita a ayudar a obras de caridad para mascotas, acá tenés uno de los mejores exponentes.

 

Será hasta la próxima semana, entonces; que los juegos gratuitos continúan llegando por toneladas y nosotros los seguiremos disfrutando de principio a fin. ¡Hasta entonces!