Publicado el

Gratarolama | Juegos gratuitos y sospechosos

GRATAROLANDIA: Malditos mininos de la muerte

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Esta semana la sección de juegos gratuitos se llena de títulos que no son lo que parecen. ¡Cuidado!

Esta semana tenemos una colección de títulos basados en muerte y oscuridad… Bueno, en realidad es una visita a un museo macabro, un símil RPG con un fantasmita adorable, y un plataformero de ingenio con todas las luces (y sombras), entre otro manojo de diminutas genialidades Indie. ¡A jugar!

 

Goodnight, Meowmie

El primer juego de esta semana es un inofensivo simulador de mascotas titulado Goodnight, Meowmie. Debemos cuidar del titular Meowmie, nuestro adorable gatito, dándole de comer y jugando con él para mantener su nivel de afecto al máximo. En serio, es un juego encantador: le damos pescaditos a nuestro minino y lo llevamos en alzas a la camita… eso es todo

…bueno, quizá no “todo”. Pronto notaremos que Meowmie ya no tiene comida, así que habrá que salir a buscar más… y entonces… el juego cambia un poquito. Algo está ocurriendo más allá de nuestra habitación y lo que comienza como un adorable simulador de mascotas se vuelve una tensa lucha por sobrevivir en un lugar inesperadamente aterrador.

¿Estamos sonando demasiado vagos en nuestras descripciones? Eso se debe a que es necesario jugar esto para entender… así que vayan y jueguen, que es una experiencia breve pero intensa.

 

Dord

Esta es la historia de Midy, un simpático fantasmita que desea ser Caballero del Rey… pero el monarca se le ríe en la cara cuando exponemos nuestros anhelos. Una vez pasada la risa, el Rey reconsidera nuestra petición y nos da una propuesta: derrotar a tres monstruos que se ocultan en el reino.

Así comienza Dord, una mini-aventura RPG en un mundo colorido y agradable. Luego de hablar con el Rey tendremos la oportunidad de aprender a combatir; momento donde el juego revela un simple pero interesante sistema de batalla en el que el poder de nuestro ataque aumenta si mantenemos presionado el botón correspondiente; pero cuidado, que si lo apretamos por demasiado tiempo terminaremos golpeando con una fracción de nuestra fuerza mínima.

El juego atrae con su concepto simple y personajes simpáticos. Es, en su núcleo, un RPG básico que entretiene con un sistema de combate simple de entender y algunos puzles que se interponen en nuestro camino al éxito. Vale la pena disfrutar de este título.

 

Night Lights (DEMO)

Los puzles de plataformas no suelen tener demasiados seguidores, muchas veces debido a que la calidad de los mismos no está a la altura de las circunstancias. Muchos caen en elementos repetidos y no ofrecen nada nuevo como para mantenerse en la memoria del jugador… pero Night Lights bien puede ser la excepción a la regla.

Esta versión Demo del juego final—que supuestamente saldrá en algún momento de 2018—tiene suficientes elementos para avivar nuestro genuino interés en el título. Night Lights toma la luz como mecánica principal, usándola como segunda capa en este juego de sombras. Nuestro objetivo es activar los portales de cada nivel y entrar por ellos para pasar al próximo; a veces debiendo hacer un poco de backtracking para resolver puzles anteriores; y para ello necesitamos cristales que activen puertas y plataformas. Usualmente estos objetos se esconden detrás de paredes impenetrables… a menos que enfoquemos algún punto de luz en ellas.

La luz funciona como herramienta para resolver estos acertijos. Allí donde el haz de luz cae, las cosas cambian: plataformas y cajas aparecen y desaparecen, a veces abriendo caminos, otras veces creando plataformas. En un principio sólo podemos atenernos a la luz que proviene de reflectores ubicados en puntos fijos, pero en cierto momento de la aventura obtendremos un poder especial para generar luz a nuestro alrededor.

El juego consigue una ambientación muy agradable en su mundo de sombras y su mecánica ofrece ingeniosos problemas a resolver. Esperamos que el juego final sea tan genial—e incluso mejor—que lo que esta Demo nos muestra, que ya de por sí es bastante. Muy recomendado.

 

Overcursed

A ver, ¿quién nunca quiso tener su propia iniciativa caza-fantasmas? Eso es más o menos lo que nuestro protagonista hace en Overcursed, una divertida aventura “de terror” en la que resolvemos problemas espectrales que de espectrales tienen poco y nada.

Es tan simple como hacer click izquierdo para mover a nuestro protagonista y agarrar/activar cosas, y click derecho para arrojar el objeto que tengamos en la mano. El resto es cumplir con el objetivo de cada escenario, ya sea descubrir qué fuerza sobrenatural está afectando los televisores de la residencia, instalar nuestros absolutamente realistas detectores de espíritus, eliminar al monstruo que azota una residencia y neutralizar los hedores misteriosos que flotan en las habitaciones. Una divertida parodia de lo sobrenatural que no tiene ningún susto oculto…

¿…verdad? Bueno, si ya estuvieron jugando Goodnight, Meownie es posible que ya no le crean nada a quien les escribe, pero ustedes serán los que juzguen. Por lo pronto, recomiendo mucho Overcursed. Es breve, es simpático y puede que tenga un par de sorpresas para los que gusten del género.

 

Jump Doper

Mucha oscuridad en todos estos títulos. Mejor pasemos a algo más sencillo, bien fácil de entender e imposible de dejar de jugar. Sí, algo como Jump Doper, dale nomás.

Esto es elemental: bastará con apretar cualquier botón para que nuestro… ¿personaje? …¿objeto? …¿protagonista? …salte la cuerda. Eso es todo. No, en serio, eso es TODO. Apretá un botón para saltar la cuerda. ¿Cuál es la gracia, entonces? La gracia está en que este concepto tan simple es súper adictivo. La cuerda va girando cada vez más rápido y mantener a nuestro objeto-protagonista a salvo se vuelve una misión casi personal. Y decimos “mantener a salvo” porque esta cuerda rebanará todo lo que toque, cercenando partes de nuestro personaje hasta que el corte sea fatal.

Si mejoramos nuestra puntuación y mantenemos a nuestro objeto a salvo por el tiempo suficiente habilitaremos nuevos personajes para poner en peligro con este sádico juego de saltar la cuerda. Dale, jugá una partidita y después fíjate si no se convirtieron en tres o cuatro intentos. O una docena; no se preocupen, nadie los va a juzgar.

 

Dark Hill Museum of Death

El último juego de nuestra colección semanal es una visita a un museo--¡No, esperen, no se vayan! Quédense quietos un momento, caramba, que este es un museo muy… especial. Es un museo de la muerte; más precisamente Dark Hill Museum of Death. Sus exhibiciones muestran todo tipo de formas de ejecución utilizadas a lo largo de la historia de la humanidad. Y, ¿saben qué?, es sorprendentemente interesante. Esto se debe a que cada exhibición cuenta con una breve historia de la muestra, y además está el hecho de que algunos de estos elementos vienen con pequeños puzles a resolver, dándonos un aire símil 7th Guest/11th Hour, aunque bastante más sencillo y mucho menos tétrico. Los puzles en sí son bien simplones; su mayor dificultad reside en que no se nos da ninguna explicación y tendremos que entender el objetivo de cada uno por nuestra cuenta.

Si creías que una visita al museo era la muerte en vida, pasá por Dark Hill y descubrí un poco sobre la parte más mórbida de la historia de la humanidad mientras ejercitás el marote. Hay cosas mucho peores, en especial cuando el producto es tan atractivo en concepto.

 

Hemos pasado por varios sustos ocultos, esta semana; todos ellos juegos interesantes dentro de sus propios géneros. Será hasta la próxima, entonces, cuando una nueva ráfaga de títulos nos tiente a perder un par de horitas en sus mundos de fantasía. ¡Hasta entonces!