Publicado el

Analisis | El valor de los objetos

ANÁLISIS: Forgotton Anne (PC, PS4, XONE)

Volver a la home

Por: Jeremias Curci

¿Y esto? ThroughLine games sorprende con uno de los juegos más Studio Ghibli que podés encontrar.

Puede parecer una obviedad, pero los primeros momentos con Forgotton Anne se sienten como estar jugando a un título que bien podría haber sido fabricado por Studio Ghibli. Claro, los condimentos están ahí: después de todo, se trata de un juego que adopta la estética de un animé con toques europeos muy interesantes. En realidad, la asociación al mítico estudio no sólo tiene que ver con una cuestión artística, sino más bien con aquello relacionado a la construcción del universo; con sus personajes y la vida que estos exudan, sin dejar de mencionar el componente mágico y maravilloso que presentan.

No voy a contarles mucho sobre la historia porque merece la pena ser vivida por ustedes mismos (de hecho, es lo que hace que el juego valga nuestro tiempo); sólo voy a comentar que está situada en una ciudad fantástica llamada Forgotten Lands. Se trata de una suerte de universo paralelo donde van a parar todos los objetos que olvidamos o extraviamos; una ciudad compuesta de cacharros, juguetes rotos, medias sin el par que les corresponda, ropa vieja y todo tipo de trastos. El truco es que, todos estos objetos aquí tienen vida y sentimientos, y se plantea una suerte de revuelta entre los ciudadanos y Master Bonku, el “supervisor” de la ciudad, que a su vez, es el mentor de Anne, la protagonista.

Cuando la revuelta se plantea, Forgotten Lands entra en crisis y somos nosotros quienes debemos prestar asistencia en distintos puntos clave de la ciudad, y así es como el juego nos va presentando sus pilares fundamentales de juego, siendo el más importante aquel que nos vincula con los “forgotlings”, que son, los objetos olvidados animados. El primero que se nos presenta es Dilly, una simpática bufanda con la que dialogamos y nos plantea la necesidad de ayuda. Suena una explosión y los diálogos cambian, teniendo que decidir en el momento sobre el destino de este forgotling. Mi primera decisión de peso en el juego fue cargarme con él; de inmediato, un mensaje al estilo Telltale me informó que podría haber resuelto el conflicto de otra manera.

La toma de decisiones al vuelo es una constante con todos los personajes, pero a diferencia de otros títulos que toman este camino, Forgotton Anne no nos prepara para la situación, sino que nos sorprende con cada uno de sus personajes. Esto le da un cariz más vertiginoso, requiriendo nuestra absoluta atención en cada uno de los casos.
Otra parte fundamental del juego tiene que ver con la navegación, la cual se da con segmentos de plataformas laxos, con pocos desafíos, y rompecabezas ambientales que apelan al uso de un dispositivo llamado “Arca”, el cual usa una energía especial para activar mecanismos e influenciar objetos.

Forgotton Anne hace una buena mixtura de todas las facetas de juego que presenta, pero es imposible esquivar el hecho de que ninguna está del todo bien resuelta: los puzzles son sencillos, los controles responden “bien” y nada más. Está claro que la intención de ThroughLine Games es la de generar un colectivo jugable que acompañe lo que ellos realmente querían expandir (el relato, su universo) pero el efecto por momentos se siente negativo, en detrimento de los demás apartados notablemente superiores. Con el pad en la mano, el juego se siente mucho más pequeño y menos realizado de lo que realmente está.

Ciertos pasajes pueden tener ecos de metroidvania, puesto que en más de una ocasión nos veremos retrocediendo para ir a zonas donde antes no podíamos acceder. Aunque la historia es lineal, es interesante poder revisar bien todos los rincones buscando forgotlings para aprender sobre ellos, pero también respecto al mundo que lo rodea y el por qué de esta revolución en ciernes. De hecho, lo mejor que tiene el juego es que logra plasmar con precisión la manera en la que los eventos que narra socavan en la conciencia de Anne, y cómo el mundo que ella tenía construido en sus adentros van cambiando, alterando así su forma de ver las cosas.

Pero eso me lo guardo, porque el punto de Forgotton Anne es el de regalarnos un viaje inolvidable, cosa que logra con creces y que, una vez culminado, dejará algo de peso con lo que lidiar. Caeremos en la necesidad irrefrenable de volver a jugarlo no sólo para intentar hacer mejor aquello que nos dejó intranquilos, sino también para volver a adentrarnos en un mundo mágico, a estas alturas, difícil de encontrar en otro lugar.

ThroughLine Games tenía una idea clara con Forgotton Anne y, más allá de los bordes ásperos, la cumple con creces: ofrece una aventura que hace mella y que, a diferencia de los objetos que dan vida a The Forgotten Land, no te la vas a olvidar. Toda una sorpresa.

LO MEJOR

  • El concepto del juego
  • Apartado artístico sobresaliente
  • La historia y todos sus personajes

LO PEOR

  • Apartados jugables con poco desarrollo
  • Los diálogos pueden llegar a embolar a impacientes