Publicado el

Ránking | Pequeñas y adorables

Consolitas Compactas: Las 10 versiones mini que más queremos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tenemos la NES y la SNES. Se vienen la Atari y la NeoGeo. ¿Qué otras consolas pueden ser "mini"?

Nintendo no fue el primero en salir con la idea de una mini-consola que compile una colección de sus títulos más emblemáticos. De hecho, ya existían desde la década de los ’90 muchas copias pirata de la icónica Famicom, conocida por estos pagos como la “Family Game”, en algunas de cuyas versiones más osadas ya venían con docenas de juegos dentro de la misma consola. Pero eso fue Entonces… esto es Ahora, cuando el mercado de la nostalgia juega fuerte y los desarrolladores oficiales deciden mirar al pasado para juntar todo dentro de una cajita de plástico y vendérnosla a precio especial. Nintendo la levantó con pala con el lanzamiento de la Mini-NES y repitió el éxito con la Mini-SNES, que además tenía la exclusividad de contar con la versión oficial de StarFox 2, por si acaso el resto de los excelentes títulos que decían “Presente” en su catálogo no era suficiente.

No fueron los únicos, tampoco. Aquella victoria en la nostalgia hizo girar cabezas entre los representantes de otras consolas clásicas de antaño, que pronto se pusieron a trabajar en sus propias versiones de recuerdos conglomerados. Hacía tiempo que Atari había hecho algo simular con su serie Flashback, una colección de mini-consolas Atari que comienza en 2004 con la Flashback Mini 7800 y continúa a lo largo de los años, hasta los tiempos actuales, luego de más de diez iteraciones, siendo su más reciente intento la Atari Flashback Portable de 2017 que, como su nombre indica, era una versión portátil que permitía jugar juegos de Atari en cualquier parte. Actualmente, sin embargo, se está esperando la “Ataribox”, una nueva mini-consola “posta” de la que todavía no se sabe ni fecha de lanzamiento específica de cantidad de juegos, más allá de algunos datos interesantes sobre sus periféricos, que incluyen cuatro puertos USB y hasta una entrada para Ethernet.

También Sega se sumó a la movida, anunciando el pasado mes de Abril la adorable Mega Drive Mini, que es exactamente lo que están imaginando: una consolita Mega Drive que vendrá con su propia colección de juegos. ¿Qué juegos, preguntan? Lamentablemente todavía no hay datos concretos, pero tampoco habrá que esperar demasiado, ya que se supone que Sega quiere lanzar el hardware este mismo año, para celebrar el 30 Aniversario de la consola.

Y si faltaba alguien en este revuelo, SNK nos tenía preparada una sorpresa. Ya se venía rumoreando al respecto, pero se acaba de confirmar: SNK lanzará la NeoGeo Mini, su propia versión miniatura de una consola con varios juegos incluidos… pero con una interesantísima variante: ¡será una mini-máquina de arcade, totalmente funcional!

El diseño de este aparato es una belleza absoluta y, además de poder jugar los grandes clásicos de SNK en la pantalla de la máquina, se podrá conectar a televisores mediante cable HDMI. Esta joyita incluirá 40 juegos. Todavía no hay fecha oficial de lanzamiento, pero pueden apostar a que no le vamos a perder pisada.

Cuando uno se pone a pensar, el boom de las mini-consolas es una excelente forma de tener una gran cantidad de juegos clásicos en un formato bastante accesible. Habiendo visto estos ejemplos no podemos evitar pensar en otras posibles mini-consolas que no nos molestaría tener en nuestra colección… incluso (y a veces especialmente) si la idea en cuestión es bien descabellada. Así que… ¿por qué no dilucidar un poquito? Pasen, damas y caballeros, que vamos a pasar lista por diez mini-consolas que nos encantaría tener en nuestras manos.

  • 10
    PlayStation Mini
    Sony causó una absoluta revolución con el lanzamiento de la PlayStation original, dándole competencia directa a Nintendo y cercenando la carrera de una potencial maravilla de parte de Sega. La variedad y calidad de los títulos ofrecidos por Sony fue una de las principales razones por la que los videojuegos pasaron de ser un entretenimiento para niños a una cultura para todas las edades, presentando incluso juegos para un público más adulto. ¿Qué tal, entonces, una versión mini con muchos de sus juegos más relevantes?

    Quizá lo más interesante de esta versión mini sería su retrocompatibilidad con los gamepads clásicos. Más aún, recuerdo la existencia de una PlayStation que ya venía con una pantalla para jugar en cualquier parte. ¿Podemos repetir eso, pero con un producto de mayor calidad y nitidez? Todo con la opción de conectar a la TV mediante cable HDMI, desde luego.

    Pero lo que más nos interesa son los juegos. A ver, ¿qué clásicos podemos nombrar? Claro, Final Fantasy VII, Metal Gear Solid, Castlevania: Symphony of the Night, Medievil, el trio de terror formado por los dos primeros Resident Evil y sazonado por el primer Silent Hill, el primer título de Spyro the Dragon y la franquicia de Crash Bandicoot. ¿Algo más? No estaría mal un WipeOut, el divertido Ape Escape, el clásico de culto Chrono Cross y, por supuesto, el magnífico Final Fantasy Tactics. Uy, Dios, qué colección. Dale, Sony, copate.
  • 9
    ColecoVision Mini
    Si Atari puede hacer su versión mini, ¿por qué no ColecoVision también? Quizá porque el catálogo de juegos exclusivos para esta consola no es particularmente memorable, más allá de que algunos de los ports y versiones desarrolladas para su hardware son más aceptables. De hecho, algunos de sus juegos son superiores a las versiones de Atari, así que enfoquemos el listado para ese lado.

    Un título en particular podría ser Fortune Builder, un constructor de ciudades que le ganó de mano a SimCity por varios años. Otro juego muy bien recordado es Turbo, un título de carreras en el que sólo hay que pasar a otros autos, pero cuyos efectos de velocidad y profundidad eran sorprendentes para la época y para el hardware de la consola. El port del clásico de arcade, Burger Time, también fue bien recibido por los usuarios, al igual que la versión mejorada del grandioso River Raid. Si buscamos originalidad no podemos dejar de mencionar a Wargames, que nos manda a defender a los Estados Unidos de las oleadas de misiles que vuelan a su encuentro. Finalmente, ninguna colección de ColecoVision estaría completa sin los icónicos y divertidos Miner 2049er y Jumpman JR, dos magníficos plataformeros de antaño.

    Pensándolo bien, vale mucho la pena tener estos recuerdos a mano.
  • 8
    Capcom Arcade Mini
    Viendo las imagines de la NeoGeo Mini no puedo dejar de pensar que otros clásicos de los arcades deberían hacer algo similar. ¿Quién mejor que Capcom, entonces? Imaginen el mismo hardware de la NeoGeo Mini, pero exclusivamente para títulos de Capcom.

    No es poca cosa: el catálogo de Capcom en arcade es sublime. Ya de entrada puedo mencionar Street Fighter II y eso sería suficiente, pero además tenemos Final Fight, Darkstalkers, Ghouls ‘n Ghosts, Bionic Commando, 1942 y toda la saga “X Vs Capcom” (Marvel, X-Men). Sumen a eso algunas joyitas ocultas, como Willow, Pnickies, Mega Twins y hasta dos juegos de lucha de Mega Man: The Power Fighters y The Power Battle. ¡Compro!
  • 7
    Game Boy Mini
    Creo que resulta un poco redundante pedir una versión “mini” de algo que ya estaba bastante reducido. La Game Boy original fue un absoluto éxito de ventas y dio inicio a la fructífera rama de consolas portátiles de Nintendo. ¿Cómo se podría mejorar la oferta? Bueno, para empezar, una Game Boy “mini” no tanto en el sentido de tamaño, que bien se las banca con su versión Pocket, sino en los apartados técnicos y de contenido.

    Para empezar, la consola ya podría venir con una enorme colección de juegos clásicos, desde los Super Mario Land hasta la saga Warioland, el magnífico Donkey Kong que expande en el concepto original y sirve de base para lo que luego se conocería como la saga Mario Vs Donkey Kong, la colección de juegos de Zelda: Link’s Awakening y los Oracles (Ages y Seasons), y por supuesto, Tetris y Pokémon. Agregaría a Shantae por el simple hecho de ser un excelente juego a nivel técnico y un absoluto clásico de culto.

    Pero el verdadero logro de esta Game Boy Mini estaría en su hardware. Olvídense de esas viejas pantallas en las que era tan difícil ver la acción y démosle la bienvenida a las pantallitas LED más modernas y nítidas. ¿Pilas? No señor, la Game Boy Mini tiene una hermosa batería y, gracias a lo poco que consumía la original, su vida útil con la carga a full bien podría durar un largo tiempo. ¿Algo más? Bueno, también podría incluir títulos de Game Boy Advance, siempre que le añadamos los botones L y R en la parte de atrás de la consola. Representaría una enorme expansión en el potencial catálogo de este codiciado aparatito. Sí, dale.
  • 6
    Xbox Mini Portable
    Antes de tener una Xbox One en una caja X… ¿o era una caja en la Xbox One X? A lo mejor era una One en la Xbox Caja de la X—bueno, no importa… Antes de todo eso, antes incluso de la infame Kinect, existió la Xbox original, la “clásica”, un enorme cascote de tecnología “a la Microsoft”, lo que quería decir que a veces explotaba (en serio). Lo que pasa es que Microsoft recién empezaba con todo el asunto del hardware para videojuegos y quiso ir a lo grande, especialmente cuando se puso a estimar cuántos dedos tenía el jugador promedio y cuál era el tamaño de la palma de un oso pardo, datos que utilizó en el diseño del gamepad que, sorprendentemente, no explotaba.

    Por todo lo dicho, una versión mini de la Xbox original se siente más como una ironía descarada, pero no por ello menos intrigante. Consideremos que la Xbox original tenía una buena colección de títulos, incluyendo algunas joyitas como Ninja Gaiden Black, Panzer Dragoon Orta, dos títulos de la saga de Kingdom Under Fire (The Crusaders y Heroes), Phantom Dust, el fantástico Crimson Skies y hasta Blinx the Time Sweeper, que casi-casi se vuelve la mascota de la consola. El broche de oro, claro, sería no sólo tener al Halo original para disfrutarlo en su plenitud, sino permitir a la consola conectarse en LAN a otras Xbox Mini para jugar con amigos.

    No estoy muy seguro, sin embargo, cómo se las ingeniaría Microsoft para hacer una versión mini de la Xbox original, aún con las tecnologías actuales. Tengo la horrible sospecha de que serían capaces de reemplazar el Ladrillo de Poder por una barra de uranio conectada con alambres; total, si va a explotar, que explote con ganas. En el mejor caso, la consola “mini” entraría directamente en el gamepad original. Hay espacio de sobra ahí adentro.
  • 5
    PICO-8 Mini
    El lenguaje de programación de juegos PICO-8 es un cajón de juguetes para el usuario avezado en código, pixelart y melodías chiptune. El paquete incluye todos los elementos necesarios para crear pequeños entretenimientos digitales que, en algunos casos, resultan genuinamente sorprendentes. ¿Podríamos pasar todo esto a una consola física?

    Sería perfectamente posible, en realidad. PICO-8 no requiere demasiado para poner a funcionar sus minúsculos archivos de juego, esos adorables cartuchitos de 32K. Bastaría con una memoria interna ínfima para poder descargarnos todo el catálogo de juegos actualmente creados, así que un slot para tarjeta SD sería ideal. Aunque, ¿por qué no hacerlo más ideal? Una conexión a internet nos daría acceso al catálogo de juegos directamente de la web de PICO-8, desde donde podríamos descargar todo lo que queramos.

    ¿Y qué juegos podríamos jugar en PICO-8? Ahh, podría decirlo, pero voy a hacer algo mucho mejor. ¡Se los voy a mostrar! Hace tiempo escribí un Top 10 de juegos de PICO-8, y hace un par de meses arremetí con una segunda lista de hermosos jueguitos . Pasen, pasen y jueguen, que estas joyitas merecen ser vistas.
  • 4
    Dreamcast Mini
    Clásicos de culto si los hay, muchos aseguran que la Dreamcast era una maravilla adelantada a su época, y bien podrían tener toda la razón. En su corta vida, desde su lanzamiento en 1998 hasta su deceso en 2001, consiguió cosechar todo un catálogo de juegos de gran calidad. Si acaso hay una consola en este listado que realmente se merece una versión mini que compile sus mejores títulos, sin duda es la Dreamcast.

    No es poca cosa lo que podríamos encontrar entre sus juegos más relevantes; desde clásicos como Crazy Taxi, Sonic Adventures, SoulCalibur y por supuesto Shenmue, hasta verdaderas genialidades perdidas en los anales de la historia, como Skies of Arcadia y Power Stone 2. De hecho, Sega incluso podría ofrecer un servidor especial para resucitar Phantasy Star Online, pero con actualizaciones modernas y soporte para los tiempos que corren. ¿Se imaginan eso? Un poco ambicioso, en realidad, porque poblar un mundo virtual con apenas los usuarios de la teórica Dreamcast Mini suena a poca cosa. Pero bueno, se puede soñar, ¿no? De eso se trata este listado.
  • 3
    DOS Mini
    Algo que hemos notado en los últimos tiempos es que lo Retro está de moda. ¿Qué más Retro, entonces, que tener una mini-consola enfocada en MSDOS? Me imagino el aparato como un mini-gabinete de los de antes, los horizontales sobre los cuales iba el pesado monitor de rayos catódicos. Sí… y que la disquetera tenga el espacio justo para una tarjeta SD. Me encanta.

    ¿Qué juegos incluiríamos aquí? Técnicamente, cualquier gran éxito de MSDOS: todos los FPS sin Eje Z en los que no podíamos “ver” hacia arriba o abajo (DOOM, Wolfenstein 3D), muchas aventuras gráficas, la colección de Ultima, plataformeros clásicos (¡toda la saga Commander Keen!), incluso joyas como el primer Grand Theft Auto. Incluso me imagino el aparatito con capacidad de conexión en LAN para partidas multijugador, cada usuario con su propia consola mini.

    Está claro que lo más difícil sería decidir los periféricos. Algunos de estos juegos pueden disfrutarse tranquilamente con un joystick, pero la mayoría requieren de un teclado y/o mouse para poder controlarse adecuadamente. Sospecho que, al ser un producto enfocado en PC, el hardware puede ser upgradeado a gusto mediante partes compatibles e intercambiables. En aspectos técnicos, ésta es una de las opciones más coherentes, y no me sorprendería que algún fanático ya haya hecho algo similar. Siempre hay un loco.
  • 2
    Nintendo 64 Mini
    Voy a ser perfectamente honesto: a mí me hubiese encantado una versión “mini” de Virtual Boy, quizá aprovechando las tecnologías más modernas para evitar el chiste de dispararnos lasers directo a los ojos; pero lo cierto es que el escueto catálogo de esa cosa no amerita demasiado el esfuerzo. En lugar de eso, mejor enfoquémonos en una consola que sí la rompió lindo, y nada mejor que una N64 Mini para eso.

    Imaginen tener los grandes clásicos de N64 a un botón de distancia: Super Mario 64, el primer Paper Mario, Banjo-Kazooie, Mario Kart 64, StarFox 64, Ocarina of Time y Majora’s Mask, Kirby 64, los Mario Party… y algunos clásicos de culto, como Mischief Makers, Conker’s Bad Fur Day y Golden Eye 007. Más aún, Nintendo podría aprovechar y permitirnos conectar, además del joystick clásico de N64, otras versiones, como el Pro Controller de Nintendo Switch. Dale que sí.
  • 1
    Songa Mini
    Vean, gente, somos malditos nerds de nombre y de alma, porque si hay algo que marcó todas nuestras infancias fueron los juegos truchos. Incluso lo mencionamos en la intro, con las consolas piratas que ya venían con muchos juegos incluidos. Pero seamos honestos: todas esas colecciones de “X en 1” eran apenas dos o tres juegos levemente modificados y no mucho más. Si vamos a piratear, piratearemos con todo. No queremos uno o dos juegos modificados en miles de clones, sino una mini-consola en la que converjan únicamente juegos truchos; desde todas y cada una de las versiones de Mario en Family Game hasta producciones “originales”, como el impactante Somari en el caso de los primeros, un clon de Sonic, pero con Mario como protagonista, ¡y para Family!; y el infame TITENIC para los segundos, una aventura plataformera súper deforme basada en la película Titanic en la que podemos jugar como Jack y Rose.

    Vamos, ¿quién no querría este hermoso adefesio? ¡Queremos la Songa Mini!

1. PlayStation Mini

Sony causó una absoluta revolución con el lanzamiento de la PlayStation original, dándole competencia directa a Nintendo y cercenando la carrera de una potencial maravilla de parte de Sega. La variedad y calidad de los títulos ofrecidos por Sony fue una de las principales razones por la que los videojuegos pasaron de ser un entretenimiento para niños a una cultura para todas las edades, presentando incluso juegos para un público más adulto. ¿Qué tal, entonces, una versión mini con muchos de sus juegos más relevantes? Quizá lo más interesante de esta versión mini sería su retrocompatibilidad con los gamepads clásicos. Más aún, recuerdo la existencia de una PlayStation que ya venía con una pantalla para jugar en cualquier parte. ¿Podemos repetir eso, pero con un producto de mayor calidad y nitidez? Todo con la opción de conectar a la TV mediante cable HDMI, desde luego. Pero lo que más nos interesa son los juegos. A ver, ¿qué clásicos podemos nombrar? Claro, Final Fantasy VII, Metal Gear Solid, Castlevania: Symphony of the Night, Medievil, el trio de terror formado por los dos primeros Resident Evil y sazonado por el primer Silent Hill, el primer título de Spyro the Dragon y la franquicia de Crash Bandicoot. ¿Algo más? No estaría mal un WipeOut, el divertido Ape Escape, el clásico de culto Chrono Cross y, por supuesto, el magnífico Final Fantasy Tactics. Uy, Dios, qué colección. Dale, Sony, copate.
Anterior Siguiente < >