Publicado el

Analisis | Rok and Rol

ANÁLISIS: For The King (PC)

Volver a la home

Por: Santiago Peñalver

Tags: IndiesSteam
Revisamos el juego cooperativo de moda que tiene más azar que Mario Party.

No se qué tipo de gamer serás vos, pero yo soy ese al que le encanta jugar con sus amigos. Me divierte pensar estrategias junto a ellos para tratar de superar los obstáculos que los videojuegos nos ponen a cada paso… y aunque parezca una paradoja porque este tipo de juegos cooperativos suelen ser de acción, mis favoritos son los juegos de rol y sobretodo los que son por turnos. Por eso encontré mi Santo Grial. Con la excepción del genial Divinity Original Sin, For the King es uno de los pocos juegos que me pudieran brindar todo eso junto con muchísimas horas de diversión.

For the King propone una experiencia de rol de mesa lo suficientemente simplificada como para que gente que no conoce mucho de este género pueda disfrutarlo, y a su vez lo suficientemente compleja para brindar desafío a cada partida, incluso para los veteranos en este tipo de juegos. No es exageración decir que cumple con esto casi a la perfección.

For the King tiene tres modos de juego. El primero le da título al juego y es lo que podríamos llamar el modo o la historia principal. Tiene una historia bastante simple, en la cual el rey es asesinado y tenemos que tomar venganza y evitar que el “caos” se esparza por el reino. Logramos esto cumpliendo distintos objetivos como explorar algún casillero del mapa o ir hasta alguna mazmorra (los clásicos “dungeon”) y lograr completarla entre otras misiones similares. También tenemos actividades secundarias que cumplen el objetivo de brindarnos distintas recompensas para nuestra party como oro, algún objeto o reducir el caos (más adelante daré detalles sobre este último). Finalmente tenemos eventos que suceden de forma aleatoria, como una fuente en la cual podemos beber agua que provoca efectos positivos o negativos. En teoría no parece mucho, incluso suena simple. Pero completar una historia de For the King es una tarea realmente difícil.

Si bien podemos adentrarnos en esta tarea completamente solos, manejando a los tres personajes de la party nosotros mismos, podemos hacerlo con dos jugadores más, algo que no solo facilita el juego (haciendo que sea más fácil preocuparse por un solo personaje y no por tres), sino que además hace que el juego sea infinitamente más divertido. Debatir con tus amigos cómo encarar cada dilema que For the King te presente es increible. 

El juego comienza dándote a elegir las clases de tu party. Si vas a llevar un cazador, un herrero, un mago, todo depende de vos y tus compañeros. Por el momento cuenta con 10 clases, algunas desbloqueadas de entrada y otras más adelante mediante “saber” (moneda que conseguimos en el juego a medida que vamos jugando para desbloquear personajes o eventos para futuras partidas, sin posibilidad de comprarlo con dinero real, solo jugando). 

Una vez que tenemos nuestra party seleccionada empezamos en un mapa generado aleatoriamente y situados en una ciudad. Acá podemos seleccionar una misión secundaria y comprar objetos. Luego, cada jugador tiene su turno en el cual pueden moverse, interactuar con eventos, ir a ciudades, cumplir misiones o enfrentarse a enemigos. Y este proceso se repite hasta que termines la historia o mueran todos los personajes. El problema es que hay un “limite de tiempo”: el caos que había mencionado antes. Cuando pasa una cantidad determinada de turnos (que varía dependiendo en cuál de las 3 dificultades estemos jugando) nuestro medidor de caos va a aumentar en uno, un efecto global que aumenta la vida máxima a los enemigos. Al llegar a tres puntos de caos, no solo seremos emboscados más frecuentemente y por un enemigo MUY fuerte sino que cada turno iremos perdiendo salud.

En resumen, el juego nos da la libertad de hacer lo que queramos con nuestros turnos, pero siempre tenemos que ir avanzando en nuestro objetivo, ponernos de acuerdo con nuestros compañeros y tratar de jugar como uno y no como tres personas separadas, o terminar como víctimas del caos.

El combate, una de las cualidades más positivas del juego, se resuelve por completo mediante tiradas de dados. Cada acción que tomemos, desde un ataque normal hasta mejorar nuestra defensa, tiene un porcentaje de probabilidad de éxito en cada dado. Esto obviamente hace que algunos momentos se sientan injustos, pero realmente todo puede solucionarse con algún plan de respaldo o con buenas estrategias. Además, la suerte puede estar de tu lado también esquivando ataques y demás.

Si estamos jugando de a tres, cada jugador maneja a su personaje. Con dos jugadores, uno manejara a dos de los personajes, y si jugas solo manejas a los tres. Cualquiera de las formas es totalmente viable, lo cual te da una versatilidad a la hora de jugar incluso si tus amigos no estan en linea. Además, el juego cuenta con cooperativo en linea y local, dando también, más formas de organizarte con tus amigos para jugar. 

Los otros dos modos de juegos consisten de una aventura en el invierno (la cual tiene menos detalles que la principal pero es interesante y propone desafíos nuevos) y una conquista de mazmorras en la cual tenemos que encontrar y completar 5 de estos niveles esparcidos por todo el reino. Si bien los otros dos modos son simples, son una buena forma de cambiar un poco el aire luego de estar 10-15 horas en una misma campaña.

For the King realmente da todo lo que propone. Una experiencia cooperativa divertida y compleja, un muy flexible sistema de rol y muchísimas horas de aventuras, mil veces más variadas de lo que parecen al principio. Si bien tiene algunas cosas que desearía que mejoren como agregar mas canciones ya que la banda sonora se vuelven repetitiva, los 224 pesos que vale en Steam hacen que sea muy fácil recomendarlo. Si tenés amigos para jugarlo, o si realmente sos fan del rol, For the King va a ser un lindo título para tener en tu biblioteca de steam y no dudo que vas a dedicarle todas las horas que se merece.

LO MEJOR

  • La complejidad del rol de mesa simplificada en una versión digital
  • El cooperativo con amigos. 

LO PEOR

  • La historia puede ser demasiado simple.
  • La escasa banda de sonido.
  • La dificultad puede ser muy alta para algunos jugadores.