Publicado el

Gratarolama | Descontrol gratuito

GRATAROLANDIA: Un saque cruzado con efecto dominó

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tomemos estos juegos con mucha calma, que perder el control parece ser la orden del día

Días tristes y húmedos los de este otoño que todavía no se decide entre los calores del verano que ya pasó y los fríos del invierno que se viene, sazonado con lluvias que invitan a quedarnos en casa tras los quehaceres del día a día. Qué mejor, entonces, que llenar ese espacio de ocio con algunos juegos gratuitos, ¿verdad? Esta semana hacemos hincapié en el control… y la pérdida del mismo, todo gracias a un desafío de arquería con mucha atracción, una peligrosa intersección, una visita al supermercado y una partida de tenis que es una verdadera batalla. ¡A jugar!

 

Dominoes

El primer juego que presentamos esta semana es, técnicamente, el más pobre a nivel técnico. Dominoes ni siquiera tiene audio en su versión actual y quizá su esquema de control resulta ligeramente confuso en un principio, pero su concepto es tan simple y elemental que realmente sorprende. Sólo debemos colocar piezas de dominó de tal forma que terminen cayendo sobre el botón rojo para superar cada nivel.

¿Fácil? No tanto; hay un par de reglas a considerar. Primero y principal, tenemos una cantidad limitada de dominós. Segundo, sólo podemos “empujar” las piezas que se encuentren en superficies blancas, teniendo en cuenta que caerán del lado púrpura de sus caras. Finalmente, nivel tras nivel de van sumando algunos obstáculos adicionales para complicarnos la vida y hacernos pensar un poquito más.

Sólo debemos estar atentos a los caprichos de su sistema de control, colocando piezas con el botón izquierdo del mouse, rotándolas con la ruedita del medio, eliminándolas con el mismo botón, y haciéndolas caer con el botón derecho. Como ya dijimos, es ligeramente confuso al principio, pero denle una oportunidad, que este es un lindo desafío de ingenio que pide a gritos una versión más extendida y pulida.

 

Sagittarius

La fantástica saga de Worms había conquistado a su público desde su primera aparición gracias a su concepto elemental y a sus facilidades de control; una batalla a muerte entre gusanitos guerrilleros que permitía un robusto sistema multijugador gracias a la utilización de turnos para atacar, lo que dejaba que cada jugador haga uso del teclado a su debido momento. Algo así quiere capturar Sagittarius, un divertido combate a flechazo limpio en una arena formada por planetoides.

Cada participante usará su turno para moverse alrededor de su pequeño mundo, utilizando el mouse para apuntar y disparar nuestra munición. Luego será cuestión de la física y del poder gravitacional de esas rocas espaciales para afectar el trazado de las flechas, intentando eliminar a la competencia antes de que el enemigo dé cuenta de nosotros. Ver volar esos proyectiles, siendo afectados por la atracción de los elementos en el escenario, es fascinante; a veces logrando curvas inesperadas que, tiro tras tiro, se vuelven más predecibles a base de pura experiencia. Ideal para jugar con amigos.

 

Stick Match 2

Hola, ¿cómo están, queridos jugadores? ¿Vienen disfrutando de las sugerencias de esta semana? Venían, porque es el turno del juego Troll de esta edición, se llama Stick Match 2 y es ideal para sacarnos canas verdes.

El concepto es simple: hacer que nuestra extraña vara llegue al final del nivel. Conseguirlo ya no es tan fácil, todo gracias a su sencillo pero confuso sistema de control: apenas utilizaremos las flechas del teclado para hacer girar a nuestro inusual protagonista, teniendo en cuenta dos reglas fundamentales. Primero, las teclas Arriba y Abajo causan una rotación en dirección a la marca blanca en el cuerpo de la vara, mientras que las teclas Izquierda y Derecha hacen lo mismo pero con la marca rosada. Eso es todo lo que podemos hacer… y eso es todo lo que necesitamos para superar este extraño desafío.

El extremo minimalismo de esta joyita es obra de Daniel Linssen, un nombre bastante repetido en esta sección; y con fundamentos, al punto que ya hasta se merecería su propia edición especial de Gratarolandia porque el tipo tiene un generoso catálogo de pequeñas genialidades. Stick Match 2 es parte de esa colección y se merece nuestra atención, así que andá a jugarlo… y tomátelo con calma, que el juego es propenso a sacarnos de quicio.

 

I'll Take You to Tomato Town

Y ahora, la bizarreada de la semana. Todos sabemos que ir de compras al supermercado es toda una aventura, y I’ll Take You to Tomato Town lo representa en su forma más colorinche y caótica.

Nuestro protagonista tiene un tiempo límite para encontrar todos los ítems que aparecen en su lista de compras, los cuales ha de agarrar mediante el uso de su brazo elástico. No importa la distancia, bastará con apuntar hacia el objeto deseado y hacer click con el botón izquierdo del mouse para catapultar nuestra extremidad hacia el objetivo, haciendo volar por los aires todos los productos cercanos al mismo tiempo. El resultado de todo esto es un total y absoluto caos de compras que se pone más tremendo por la inclusión de ítems “difíciles” que aparecen con poca frecuencia en las góndolas, forzándonos a recorrer todo el edificio con extrema diligencia, tratando de no perder la calma. Es genial.

El juego se reduce a una disparatada carrera contra el reloj para intentar completar tantas listas de compras como podamos, y es en ese pánico constante en el que nos saca una buena sonrisa. Más juegos locos como este, por favor.

 

Slightly Annoying Traffic

El tránsito está pesado y estos conductores kamikaze se mandan como si de ellos fuera la calle, ¿verdad? Es por eso que nosotros debemos encargarnos de vigilar una intersección y prevenir accidentes en esta cosa llamada Slightly Annoying Traffic.

“Tránsito Ligeramente Molesto”, como se traduce su título, nos da como objetivo evitar encontronazos entre vehículos haciendo uso de un simplísimo sistema de control: apenas bastará con hacer click en un auto para detener su marcha o hacer que ruede otra vez. Eso es todo. El resto lo aportarán nuestros reflejos y nuestra pericia al mover el mouse de aquí para allá… o nuestro dedo si lo jugamos en dispositivos móviles, pues también tiene una versión para Android.

Con un concepto sencillísimo y una ejecución brillante, Slightly Annoying Traffic es una de esas joyitas que podés jugar por cinco minutos o enviciarte por media hora para intentar superar tu propia marca, siempre terminando por maldecir a esos conductores arriesgados. ¿¿Están ciegos, o qué?? Hay cada loco al volante…

 

TennisHero

Terminemos la semana con uno de los juegos más interesantes que han salido en los últimos días. TennisHero es un híbrido entre Bullet Hell y juego tradicional de tenis. ¿Y cómo, preguntan? Fácil, tan sólo dejando que nuestro protagonista le devuelva la munición al enemigo. Brillante.

Es realmente un concepto muy bueno: bastará con dar un raquetazo para desviar los disparos del enemigo en una dirección determinada por nuestra posición con respecto a la bala en el momento del golpe. Tendremos que aprender a calcular ángulos al vuelo, ya que sólo podemos atacar a las unidades enemigas con su propia munición. Timing y posicionamiento son fundamentales, así como reacciones rápidas y decisiones abruptas; más aún cuando empiezan a aparecer más y diferentes enemigos con otros patrones de disparo. El  título se gana los laureles de todo buen Bullet Hell al pasar los minutos y aumentar la cantidad de proyectiles en pantalla, así que a afilar esas habilidades tenísticas, que estos bichos no dan ni piden tregua. ¡Saque!

 

Desde dominós lógicos hasta letales partidas de tenis, pasando por desconcertantes varas, alocado tránsito y caóticos viajes de compras, los juegos de esta semana han sido un verdadero ejercicio de control y descontrol. Y ahora, aprovechando el clima adverso, una tacita de té relajante y hasta la próxima semana una nueva dosis de entretenimiento gratuito.