Publicado el

Editoriales | La profesionalización de los eSports

La NBA entiende el juego

Volver a la home

Por: Guillermo Leoz

Una liga que propone parecerse en más de un sentido al deporte que dio origen al videojuego

Hace unas semanas escribía sobre cómo los juegos de deportes tradicionales no se adecúan de la mejor manera al fenómeno que los eSports son hoy en día. No tienen la espectacularidad de juegos como Dota, LoL o CSGO ni la magnitud de torneos ni de premios. Juegos de fútbol como PES o FIFA no reciben un apoyo sustancial por parte de organizaciones deportivas y se encuentran con limitaciones de todo tipo para terminar de explotar. Lo mismo a veces sucede con Madden y la NFL y ni hablar de juegos menos populares como los de NHL. En ese contexto la NBA viene a cambiar el paradigma y a tratar a su rama eSports como una liga más, a la altura de aquella donde LeBron James brilla cada noche.

Por supuesto que el juego con el que establece una alianza la NBA es aquel de la empresa 2K. NBA Live de Electronic Arts casi ni es registrado en la escena competitiva ni en la opinión pública, por eso NBA 2k18 es el terreno de este nuevo paso en la profesionalización de los juegos deportivos electrónicos.

Esta nueva etapa consiste en la creación de una liga con reglas y manejos similares a la NBA. Esto significa tener equipos emparentados con franquicias existentes; los Mavericks tienen su equipo, lo mismo sucede con los Cavaliers, los Pistons, Celtic, Knicks, etc. Son 17 equipos en total que van a competir en la NBA 2k League, cada uno con su logo y nombre propio.

Pero lo más importante es cómo estos equipos completan su plantilla de jugadores. Así como la NBA y varios deportes en Estados Unidos, se celebró lo que se conoce como el “Draft”. Esto le permitió a las distintas organizaciones reclutar a todos sus jugadores de manera individual, con la misma estructura que cualquier otro draft (con rondas de selección, prioridad para equipos más débiles, etc).

Las 17 franquicias tenían para elegir a 250 jugadores, que surgieron de una preselección de 72 mil personas. Los requisitos eran ser mayor de 18 años y haber terminado el colegio secundario. Cada equipo eligió un total de 6 individuos (5 titulares y 1 suplente) para completar la plantilla. En total, 102 personas empezarán a cumplir su sueño de ser jugadores profesionales de NBA 2k como alguna vez las grandes estrellas que admiran dentro de la cancha fueron drafteados para jugar en los Bulls, Spurs, Heat o Lakers.

Sin embargo en donde la 2k League da en la tecla no es sólo en armar un draft, sino en cómo cada jugador seleccionado no va a competir controlando a Manu Ginóbili, Stephen Curry, James Harden o Kevin Durant. No, cada persona seleccionada para participar en esta liga lo hará con un avatar de sí mismo; con una representación virtual de quienes son ellos en la vida real. Esto cambia todo, cambia la percepción que tiene el público sobre los jugadores, lo distinto que se va a ver en pantalla en comparación a un partido común y corriente. Ni hablar del hecho de que cada individuo ocupe una posición específica, lo que da la posibilidad de demostrar una habilidad sustancial y tangible en cuanto a posicionamiento y manejo del juego (algo en lo que otros títulos deportivos flaquean a nivel competitivo).

Los jugadores van a contar con los mismos beneficios de un trabajo a tiempo completo: van a dejar sus trabajos actuales, firmar un contrato, tener obra social, indemnizaciones, etc. Van a cobrar entre 30 y 35 mil dólares por mes, lo mismo que los jugadores de la G League (las ligas menores de la NBA). Este es un factor clave en cuanto al espaldarazo que le dan las organizaciones a los jugadores; mientras no les suelten la mano, ellos van a responder y la escena va a crecer. También ayuda a la relevancia de la competencia que el premio sea de un millón de dólares que se entrega a lo largo de tres torneos dentro de una misma temporada y que contará con playoffs y con un campeón definitivo.

El draft de la 2k League se celebró en el Madison Square Garden ni más ni menos. Quien lo condujo fue el comisionado de la NBA, la persona que decide el destino de todas las ligas. Él mismo fue quien explicó que esta liga va a estar a la altura del resto de sus competiciones y que se va a tratar con la misma importancia “Esta es nuestra cuarta liga y así es como la vamos a tratar: como una liga más”. Adam Silver contó cómo cuando presenció un evento de League Of Legends ahí en Nueva York, su percepción sobre los eSports cambió por completo. Eso le dio la idea de adaptar el formato de NBA a nivel competencia, al juego de 2K: “es lo que para mí tiene sentido, incluso si no juego seguido, puedo entender lo que sucede en pantalla”.

Adam Silver y el CEO de Take Two (empresa que distribuye NBA 2k) presentaron este formato como una certeza, como una realidad y no como una apuesta. Creen que si la NBA misma le brinda soporte al juego, la popularidad va a venir sola. Una postura bastante diferente a la que la FIFA toma con su juego principal (ni hablar con lo que sucede con PES). Los eSports no necesitan ser legitimados a esta altura, pero los de deportes sí necesitan un marco de mayor profesionalización y envergadura. Muchos de los jugadores seleccionados van a entrenar y jugar a diario en los mismos estadios donde compiten los equipos de NBA y WNBA; los van a convertir en productos como lo son las grandes estrellas de esas ligas, van a ser atletas deportivos y personalidades únicas.

La 2k League también está dando pasos en materia de representación y diversidad. Jugadores afroamericanos dominaron el draft y además varios de ellos se destacan como managers o incluso técnicos de las franquicias. Uno de los más excéntricos e importantes es Derrick Franklin, más conocido como “Famous” quien trabaja para los Miami Heat analizando qué jugadores reclutar y también trabaja constantemente para hacer crecer a la comunidad de NBA 2k. Franklin es una clara representación de cómo la seriedad, la organización y el trabajo codo a codo con empresas/franquicias de alto renombre e infraestructura pueden ayudar a que este juego se alce dentro del mundo de los eSports.

Si bien sumaron varios puntos con muchos jugadores y personalidades de origen hispano o afroamericano, la historia es muy diferente cuando analizamos la representación femenina de la liga. De las 72 mil personas iniciales sólo una era mujer y no quedó dentro de los 250 jugadores preseleccionados. LaToya Peterson expresó su descontento por la situación y habló abiertamente sobre cómo la comunidad de los juegos de 2k todavía tiene mucho por hacer en materia de darle la bienvenida a jugadoras mujeres. Incluso el comisionado mismo de la NBA declaró su decepción por esta situación, expresando su inquietud y su enojo por un factor que evidentemente aleja a las mujeres de la escena competitiva. También hay un área de la NBA misma dirigida a tratar temas de diversidad y están trabajando arduamente para solucionar esta problemática en la 2k League. No es un problema sencillo de solucionar, pero ciertamente están intentándolo y, quizás, preocupándose mucho más que otros juegos u organizaciones que parecen hacer oídos sordos a la realidad.     

La 2k League no va a ser un éxito garantizado. A fin de cuentas nada lo es. Pero sí tiene todos los ingredientes para que lo sea: el apoyo de una organización exitosa y experimentada como la NBA, tratar a los participantes como jugadores profesionales de cualquier otro deporte con contratos y todos los beneficios, tener a franquicias detrás ofreciendo la infraestructura necesaria, apostando a una demográfica no muy tenida en cuenta por el resto de los principales eSports (hispanos y afroamericanos) y con una forma de conformar los equipos que también busca diferenciarse dándole más entidad a los avatares de cada jugador y poniéndolos en primera plana, entre varios otros factores.

Esta liga comienza el 1° de Mayo con un primer torneo que durará hasta el 5 de ese mes. Habrá en total 15 semanas de competencia con cada equipo jugando un mínimo de 19 partidos. Los playoffs empiezan el 17 de Agosto y la gran final será el 25, con el campeón recibiendo 300 mil dólares. Todos estos encuentros serán transmitidos por Twitch, empresa con la que la NBA ha establecido un acuerdo de múltiples años. El servicio de streaming se comprometió a transmitir 199 partidos en este primer año.