Publicado el

Ránking | A los premios

10 series ganadoras del Globo de Oro que podés ver en Netflix

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Un poquito de prestigio no le hace mal a nadie.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) es la encargada de repartir cada año los Globos de Oro, un premio que, muchas veces, es indicador de los Oscar, pero no funciona de la misma manera cuando se trata de productos televisivos. La HFPA distingue entre cine y TV, drama y comedia, y suele darles la oportunidad de brillar a muchas series nuevas, o a esas que pasan por debajo del radar ante los círculos más críticos, o entregas más mainstream como los Emmy. El catálogo de la gran N está colmado de estos shows multipremiaos que habría que ver, sí o sí, aunque sea por un ratito.  

  • 10
    Atlanta (FX, 2016- )
    Mientras esperamos que la gran N suba la segunda temporada, te recomendamos esta comedia dramática creada y protagonizada por Donald Glover. Sí, entendemos que no es para cualquiera por ‘localista’ y un tanto bizarra, pero imposible no engancharse con los quilombos de Earn o cualquiera de esas subtramas surrealistas. Donald y su hermano Stephen navegan por la complicada existencia de Earnest Marks (Glover) y su entorno, un muchachito sin rumbo específico que, tras abandonar los estudios, debe encontrar la manera de subsistir y mantener a su pequeña hija Lotti. Su idea: convertirse en el manager de su primo, Alfred ‘Paper Boi’ Miles (Brian Tyree Henry), rapero en ascenso que no distingue muy bien los límites entre persona y personaje. Nada es fácil en la vida de estos compinches que se mueven entre pequeñas oportunidades artísticas, mucho ocio y esa vida callejera/criminal que parecen no poder evitar. La creación de Donald le cayó muy bien a todo el mundo, y entre tanto premio acumulado se encuentra el Globo de Oro a Mejor Comedia en 2016.
  • 9
    Grey’s Anatomy (ABC, 2005- )
    Si llegaron tarde a “ER –Emergencias” (ER, 1994-2009), Shonda Rhimes tiene mucho drama medicinal para ofrecerles. Las desventuras de los doctores del Seattle Grace Hospital ya llevan quichicientas temporadas al aire, ya nos olvidamos quién se murió por el camino y quién terminó en la cama con quién, pero sigue siendo uno de esos placeres culposos que no se pueden abandonar, aunque no les sigamos el hilo. La historia centrada en la doctora Meredith Grey (Ellen Pompeo), que debe vivir bajo la sombra de su madre, la afamada cirujana Ellis Grey, está llena de desengaños, desafíos y quilombos personales, pero también (como es costumbre de ShondaLand) grandes personajes femeninos y momentos con los que cualquiera puede relacionarse. Las primeras temporadas tenían mucho más peso entre la crítica y su único galardón importante fue el Golden Globe de 2006.
  • 8
    Breaking Bad (AMC, 2008-2013)
    La historia de Walter White (Bryan Cranston) se convirtió en el primer gran fenómeno de Netflix, por así decirlo. El drama creado por Vince Gilligan encontró su público masivo gracias a las maratones de fin de semana, después de varios años de juntar premios (incluyendo el Globo de Oro en 2013) y buenas críticas, pero no los puntos de rating necesarios. Todos llegamos a simpatizar, en un primer momento, con este profesor de química que, al descubrir que tiene una enfermedad terminal, decide empezar a “cocinar” metanfetamina para asegurarles un buen pasar a su familia cuando él ya no esté en este mundo. Los momentos hilarantes y el ensayo y error de un negocio complicado junto a un socio bastante inestable como lo es Jesse Pinkman (Aaron Paul), pronto les hicieron lugar a situaciones más heavies que dejaron entrever la verdadera cara de Heisenberg: un enfermito de poder que no sabe delimitar ninguno de sus actos.
  • 7
    Lost (ABC, 2004-2010)
    J. J. Abrams y Damon Lindelof patean el tablero y, siguiendo un poquito la tradición de “Los Expedientes Secretos X” (The X-Files, 1993-2002), marcan un antes y un después en la TV, el fandom y la cultura pop, abriendo una época de discusiones (y teorías) internetianas que llegan hasta nuestros días. En principio, tenemos a un desorientado grupo de sobrevivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines varados en lo que parece ser una remota isla del Océano Pacífico. Al drama de estos “náufragos” pronto se le suma un monstruo de humo negro, “los otros” y un sinfín de interrogantes que los superan tanto como a nosotros, los espectadores. Conexiones interminables, misterios, saltos temporales… “Lost” sigue siendo un hito de la televisión, más allá de ese final TAN polémico. Su primera temporada dejó a todos con la boca abierta y los géneros se anotaban un puntito al quedarse con el Globo de Oro (y el Emmy) a Mejor Serie de Drama en 2004.
  • 6
    Party of Five (Fox, 1994-2000)
    Antes de perderse en una isla misteriosa, Matthew Fox se ponía al frente de esta familia conformada por cinco hermanos, tras quedar huerfanitos después de que un conductor biorrachín acabara con las vidas de sus padres. Los chicos Salinger deben afrontar el futuro que les queda por delante, apoyándose los unos a los otros, más allá de lo adverso de las circunstancias. Todo un emblema de la década del noventa que impulsó las carreras de Neve Campbell y Jennifer Love Hewitt. Ya se habla de un reboot centrado en una familia mexicana cuyos papás son deportados a su país natal, mientras los chicos la siguen peleándola en Norteamérica. “Party of Five” siempre estuvo rodeada de buenas críticas, se llevó el Globo de Oro a Mejor Serie Dramática en 1995, pero no logró el apoyo de la audiencia, por lo que nunca salió del nicho.
  • 5
    The Affair (Showtime, 2014- )
    Ruth Wilson y Dominic West deben lidiar con las consecuencias de su tórrido romance. Este dramón de Showtime podría parecerse a cualquier telenovela mejicana si no fuera por la increíble actuación de sus protagonistas, sus múltiples tramas y puntos de vista presentados de forma brillante e inteligente, y esa retorcida, sexy y crudísima forma de explorar la verdad y el deseo de dos amantes que nunca buscaron serlo, pero así se dieron las circunstancias. La creación de Sarah Treem y Hagai Levi arrasó con los Globos de Oro en su primera temporada, y desde entonces pasó un tanto desapercibida, tanto para la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood como para los Emmy.
  • 4
    The Crown (Netflix, 2016- )
    Creado y escrito por Peter Morgan (“La Reina”), este drama biográfico se centra en la familia real de Gran Bretaña, más precisamente en la joven Elizabeth II que, a sus 25 años, debe lidiar con la tremenda tarea de liderar la monarquía más famosa del mundo, al mismo tiempo que enfrenta una tensa relación con el primer ministro Sir Winston Churchill. La primera temporada se convirtió en el drama más costoso producido por Netflix, aunque rindió sus frutos con las buenas críticas y los premios acumulados, entre ellos el Globo de Oro a Mejor Serie Dramática en el año de su debut. Claire Foy (Wolf Hall) es la Reina en esta primera etapa de su mandato, aunque ya sabemos que Olivia Colman hará lo propio por las próximas dos temporadas.
  • 3
    Brooklyn Nine-Nine (Fox, 2013- )
    Suerte de principiante para la hilarante creación de Daniel J. Goor y Michael Schur, que con su primera temporada se llevaba el Globo de Oro a Mejor Comedia en el año 2013. Jake Peralta (Andy Samberg) es un talentoso, pero inmaduro, detective de Nueva York, más precisamente del distrito 99 de Brooklyn. Claro que no puede evitar entrar en conflicto con su nuevo comandante, el mucho más severo y centrado capitán Ray Holt interpretado por Andre Braugher, un tipo que desborda de experiencia policial televisiva, aunque cambió el drama de “Homicide: Life on the Street” por la comedia, sin ningún problema.
  • 2
    Desperate Housewives (ABC, 2004-2012)
    Eran otros tiempos, y la tele se podía dar el “lujo” de poblarse de estereotipos mal llevados (¿?). A lo largo de ocho temporadas, la serie de ABC mezcló drama, comedia, misterios, un poco de sátira y mucha telenovela centrada en las amas de casa de Wisteria Lane, un coqueto vecindario de clase media (acomodada), situado en la ficticia ciudad de Fairview, Eagle State. La creación de Marc Cherry se mete de lleno en la vida de estas mujeres, sus familias, amigos y vecinos que, más allá de las apariencias, esconden unos cuantos trapitos sucios. “Desperate Housewives” se llevó a casa dos Globos de Oro a Mejor Serie de Comedia por las temporadas 2004 y 2005, pero nunca el premio mayor en los Emmy.
  • 1
    Mad Men (AMC, 2007-2015)
    En su momento, la gran creación de Matthew Weiner quedó un tanto opacada por esa otra premiadísima compañera de cadena conocida como “Breaking Bad”. Igual, la historia de Don Draper (Jon Hamm) no pasó desapercibida para el público más refinado, ni para la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood que la premió como Mejor Serie Dramática durante tres años consecutivos (2007, 2008, 2009). Más allá de su misterioso protagonista, y los conflictos que se dan entre las paredes de Sterling Cooper -la agencia publicitaria más prestigiosa de Nueva York-, el drama examina una época de cambio sociocultural tan particular como es la década del sesenta, el rol de los géneros y todo lo que trae aparejado: machismo, adulterio, feminismo, vicios de todo tipo y conductas aún más reprochables, sin ningún pelo en la lengua.

1. Atlanta (FX, 2016- )

Mientras esperamos que la gran N suba la segunda temporada, te recomendamos esta comedia dramática creada y protagonizada por Donald Glover. Sí, entendemos que no es para cualquiera por ‘localista’ y un tanto bizarra, pero imposible no engancharse con los quilombos de Earn o cualquiera de esas subtramas surrealistas. Donald y su hermano Stephen navegan por la complicada existencia de Earnest Marks (Glover) y su entorno, un muchachito sin rumbo específico que, tras abandonar los estudios, debe encontrar la manera de subsistir y mantener a su pequeña hija Lotti. Su idea: convertirse en el manager de su primo, Alfred ‘Paper Boi’ Miles (Brian Tyree Henry), rapero en ascenso que no distingue muy bien los límites entre persona y personaje. Nada es fácil en la vida de estos compinches que se mueven entre pequeñas oportunidades artísticas, mucho ocio y esa vida callejera/criminal que parecen no poder evitar. La creación de Donald le cayó muy bien a todo el mundo, y entre tanto premio acumulado se encuentra el Globo de Oro a Mejor Comedia en 2016.
Anterior Siguiente < >