Publicado el

Ránking | Los reyes de la comedia

10 comedias clásicas que tenés que ver en Qubit

Volver a la home

Por: Jessica Blady

A veces está bueno mirar hacia el pasado.

El humor fue cambiando con las décadas, pero hay películas que nunca envejecen. No importa su procedencia, o en qué época están ambientadas, siempre mantienen la frescura de sus historias y sus protagonistas, conquistando a nuevas audiencias. Mucha sátira, muchos enredos y entuertos amorosos para este conjunto de clásicos que podés disfrutar cuando quieras y donde quieras desde la plataforma de Qubit. 

  • 10
    La Vida de Brian (Life of Brian, Terry Jones, 1979)
    ¿Querés incorrección política? Entonces la tercera película de los Monty Python es para vos. El grupete inglés se mete de lleno con las historias bíblicas, en particular la de Brian of Nazareth (¿?), un judío que tuvo la mala pata de nacer el mismo día que Jesús y, a pesar de seguir un camino bastante diferente, no pudo evitar ser confundido constantemente con el “mesías”. Brian se une a la resistencia con la intención de expulsar a los romanos de Judea. El movimiento no es tan efectivo, pero el muchacho se convierte en una suerte de profeta que llama la atención de varios seguidores, aunque también la de sus enemigos. Dale, cantemos todos juntos: “Always Look On The Bright Side Of Life”.
  • 9
    Luna de Papel (Paper Moon, Peter Bogdanovich, 1973)
    Peter Bogdanovich adapta la novela de Joe David Brown, “Addie Pray”, para contar la historia de Moses y Addie, interpretados por Ryan y Tatum O'Neal, padre e hija en la vida real. Estamos en Kansas, durante la Gran Depresión de los años treinta, donde el estafador Moses Pray se ofrece de voluntario para acompañar a la pequeña Addie Loggins hasta la casa de su tía en Missouri, tras la muerte de su madre. Es obvio que él no es el vendedor de biblias que dice ser, y ella es más inteligente que cualquier nena de su edad, pero ambos van forjando una estrecha relación, casi familiar, mientras pasan de pueblo en pueblo, yendo de acá para allá con sus pequeños timos.
  • 8
    Plumas de Caballo (Horse Feathers, Norman Z. McLeod, 1932)
    Los hermanos Marx protagonizan su cuarta película, que toma la mayoría de sus gags de la obra teatral “Fun in Hi Skule”, creada por el cuarteto. El profesor Quincy Adams Wagstaff (Groucho) acaba de convertirse en el nuevo presidente del Huxley College. Es un tipo bastante arrogante, cualidad que comparte con su hijo Frank (Zeppo), quien logra convencer a su padre para reclutar a dos jugadores de fútbol con la intención de derrotar a Darwin, la escuela rival. Claro que Wagstaff se equivoca y termina contratando a Baravelli (Chico) y Pinky (Harpo), dos inadaptados que no saben nada del deporte, pero que se convertirán en los secuestradores de los verdaderos jugadores. El campo de juego se convierte en un campo de batalla que terminará en un encuentro futbolístico que de “fair play” no tiene nada.
  • 7
    La Adorable Revoltosa (Bringing up Baby, Howard Hawks, 1938)
    Katharine Hepburn y Cary Grant son los protagonistas de este clásico de clásicos que en su momento constituyó un fracaso rotundo, que casi le cuesta la carrera a Howard Hawks. David Huxley (Grant) es un tranquilo paleontólogo cuya única aspiración es terminar de ensamblar el esqueleto de un brontosaurio al cual todavía le falta un hueso. El muchacho también está a punto de casarse con una chica bastante rígida, pero el día anterior a su boda conoce a la alocada Susan Vance (Hepburn), quien resulta ser la sobrina de la señora Random, millonaria a la cual debe impresionar ya que planea hacer una cuantiosa donación al museo por la suma de un millón de dólares. Los enredos incluyen un enamoramiento, un leopardo llamado Baby y el famoso hueso faltante.
  • 6
    Un Disparo en la Oscuridad (A Shot in the Dark, Blake Edwards, 1964)
    Tras el exitazo de “La Pantera Rosa” (The Pink Panther, 1963), Blake Edwards nos trae una nueva aventura del inspector Jacques Clouseau, nuevamente en la piel el genial Peter Sellers. María Gambrelli (Elke Sommer), criada del multimillonario Benjamin Ballon (George Sanders), es acusada del crimen de su novio, el chofer, cometido en esta gran mansión en el campo. A pesar de que los cadáveres empiezan a amontonarse alrededor de la chica, Clouseau cree firmemente en su inocencia, según él, porque es demasiado linda para ser una asesina. ¿Le creemos?
  • 5
    ¡Bienvenido Mister Marshall! (Luis García Berlanga, 1953)
    Toda una sátira, y una crítica a la sociedad española de la época, la comedia de Luis García Berlanga se centra en la visita de una comitiva de norteamericanos al pequeño pueblito de Villar del Río. Los habitantes hacen todo lo necesario para impresionar a estos inversores con la esperanza de obtener beneficios gracias al famoso Plan Marshall. Claro que su idea es sacar a relucir todos los estereotipos de la cultura española, aunque no sean de moneda corriente en el lugar. Mientras aguardan la llegada de los extranjeros, cada uno imagina como será este choque cultural, a simple vista, recargado de lugares comunes.
  • 4
    Hechizo de Luna (Moonstruck, Norman Jewison, 1987)
    Todo un clásico moderno que junta a Cher con Nicolas Cage en un romance más que apasionado. Loretta Castorini (Cher) es una viuda ítalo-americana con poca suerte para el amor que decide aceptar una nueva propuesta de matrimonio por parte de Johnny (Danny Aiello). Mientras su prometido viaja a Sicilia para visitar a su madre moribunda, Loretta no puede evitar enamorarse de su hermano menor Ronny (Cage), del cual llevaba un gran tiempo distanciado por culpa de un incidente donde el muchachito perdió una mano. Los efectos de la Luna Llena no sólo afectan a estos dos tortolitos, sino que el resto de los Castorini también verán cómo se altera su vida cotidiana.
  • 3
    Piso de Soltero (The Apartment, Billy Wilder, 1960)
    Jack Lemmon y Billy Wilder vuelven a hacer yunta en esta gran obra ganadora de cinco premios de la Academia. C.C. Baxter (Lemmon) es un empleado modelo que suele hacer horas extra para ascender dentro de Consolidated Life, la compañía de seguros para la cual trabaja hace casi cuatro años. En realidad, tiene otras razones para no volver a su departamento de Manhattan, el cual ofrece a otros ejecutivos para que puedan dar rienda suelta a sus relaciones extramatrimoniales, a cambio de sus recomendaciones para subir en la escala corporativa. ¿Adivinen si todo se complica cuando el jefe de personal (al cual Baxter quiere impresionar) le pide el bulo para sus propias citas con Fran Kubelik (Shirley MacLaine), ascensorista a la que C.C. le tiene bastante afecto?
  • 2
    El Milagro de Morgan Creek (The Miracle of Morgan's Creek, Preston Sturges, 1944)
    La comedia romántica escrita y dirigida por Preston Sturges se mete de lleno en el subgénero conocido como “screwball” (muy popular durante la Gran Depresión), donde la protagonista femenina suele dominar la relación, mientras que la masculinidad de su contraparte se pone a prueba, sumergiéndolos a los dos en una hilarante “batalle de los sexos”, muy de moda por aquellos días. Trudy Kockenlocker (Betty Hutton) es una chica de pueblo con debilidad por los soldados americanos. Tras una alocada despedida para las tropas, despierta y descubre que se casó con alguien que ni recuerda… y encima quedó embarazada (¿?). Norval Jones (Eddie Bracken), vecino que siempre estuvo enamorado de ella, se ofrece a ayudarla a salir de semejante predicamento, complicando aún más las cosas.
  • 1
    Una Eva y dos Adanes (Some Like It Hot, Billy Wilder, 1959)
    Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemmon) son un par de músicos que, para escapar de sus perseguidores mafiosos tras presenciar un asesinato, no tienen mejor idea que disfrazarse de mujeres y sumarse a una banda musical femenina que se está yendo rumbo a Florida. Esta sofisticada comedia, escrita y dirigida por Billy Wilder, toca temas muy adelantados para su época; casi destroza la imagen de “mujeriego” de Curtis, y sale ganando de la verdadera fricción que se vivía día a día en el set entre sus protagonistas, incluyendo a la ‘dulce’ Marilyn Monroe, en el papel de Sugar Kane Kowalczyk. ¿Cómo no amarla?

1. La Vida de Brian (Life of Brian, Terry Jones, 1979)

¿Querés incorrección política? Entonces la tercera película de los Monty Python es para vos. El grupete inglés se mete de lleno con las historias bíblicas, en particular la de Brian of Nazareth (¿?), un judío que tuvo la mala pata de nacer el mismo día que Jesús y, a pesar de seguir un camino bastante diferente, no pudo evitar ser confundido constantemente con el “mesías”. Brian se une a la resistencia con la intención de expulsar a los romanos de Judea. El movimiento no es tan efectivo, pero el muchacho se convierte en una suerte de profeta que llama la atención de varios seguidores, aunque también la de sus enemigos. Dale, cantemos todos juntos: “Always Look On The Bright Side Of Life”.
Anterior Siguiente < >