Publicado el

Gratarolama | Siguen los juegos gratuitos

GRATAROLANDIA: Torpes bibliotecarios de gravedad

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

La selección de juegos gratuitos semanal sigue sumando pequeñas joyitas. ¡Conocelas!

Días húmedos de Abril que nos regala un fragmento de sorpresivo verano, sin poder decidirse entre el sol y la lluvia. También es cada vez más difícil decidirnos por seis juegos gratuitos semanales, ya que la oferta siempre resulta más que abundante. Así, pues, aquí les dejamos los elegidos de estos días, que van desde simples pero adictivos juegos de ingenio y física hasta una bellísima aventura gráfica de breve narrativa. ¡A jugar!

 

Morse Cod

Comencemos la selección de esta semana con un desafío divertido, original, y muy “británico”. Morse Cod nos pone al mando de tres torretas instaladas en las costas de una playa en plena guerra y nuestro objetivo es bien claro: detener a las fuerzas invasoras antes de que terminen con nuestra moral. El tema no es solamente que dichas fuerzas invasoras están formadas por toda clase de criatura marina, sino que, para poder detenerlas, habrá que utilizar código morse.

Cada enemigo viene con una letra asignada, la cual tendremos que representar en código para que la torreta elegida apunte en su dirección. Para ello bastará con presionar la flecha direccional correspondiente de tal forma de emular puntos y rayas en la transmisión. Fácil, ¿verdad? Bueno, casi, porque a veces los enemigos vienen sólo con la letra asignada, de modo que habrá que referirnos a la tabla de morse a un costado de la pantalla. Además, algunos enemigos grandes necesitarán recibir fuego de más de una torreta para ser eliminados a tiempo, y en medio de todo el caos cometer errores es bastante sencillo.

Morse Cod es un concepto original que se acompaña con una estética colorida y un trabajo de voces genial. Una propuesta muy original para arrancar la lista.

 

Extraction

Muchas veces ocurre que un concepto sencillo puede llegar muy lejos. Extraction tiene mucho de eso ya que, pese a sus reglas simples, su desafío es cualquier cosa menos pequeño.

Nuestro astronauta protagonista está listo para ser extraído de su base, pero los habitantes del planeta tienen intenciones muy diferentes, optando por venir a sugerirnos que nos quedemos… para siempre. Habrá que defendernos de estas criaturas, y para ello contamos con cinco torretas que podemos activar y desactivar a gusto.

Cada torreta activa consume energía, siendo recargada únicamente al desactivarlo todo. Por eso este juego se transforma en un desafío de administración de energía en tiempo real, mientras nosotros mantenemos un ojo en el contador de tiempo y tratamos de mantener la calma ante más y más oleadas enemigas, eliminando bichos y recogiendo esos benditos cristales rosados para mantener nuestra energía fluyendo. Simple pero desafiante.

 

Prince of Thieves

De vez en cuando no viene mal un salto al pasado para disfrutar de émulos arcadosos, y uno de los últimos en lograr algo así es el simpático Prince of Thieves, un juego “a la vieja escuela” que tiene un poquito de sabor a Bubble Bobble y a Robin Hood como principal protagonista.

El Príncipe de los Ladrones del título es una simpatiquísima representación del mítico Robin de Locksley, aquel que robaba a los ricos para dar a los pobres; y es justamente eso lo que haremos en cada escenario: robarnos esas lindas bolsas de dinero mientras esquivamos a las unidades enemigas. Eso es mucho más fácil decirlo que hacerlo, ya que si bien contamos con flechas para disparar y aturdir temporalmente a los guardias que se pasean nivel tras nivel, estos son particularmente molestos, pudiendo saltar y atacarnos con bastante coherencia. Más aún, la variedad de enemigos aumenta con el paso de los niveles y cada nuevo tipo viene con habilidades y comportamientos propios, como los infames escuderos que se defienden de nuestros flechazos con sus protecciones, o los granaderos que dejan explosivos que afectan a cualquiera que tenga el infortunio de pasar cerca al momento de la detonación.

Prince of Thieves tranquilamente podría pasar como juego de arcade hecho y derecho, y si se pudiera emular en un gabinete real, seguramente engañaría a más de uno. Un desafío concreto, elevado, que nos lleva de regreso a aquellas épocas tan lindas.

 

Handle With Care

Quiero darles una advertencia antes de encarar este juego: si usted, querido lector, sufre de ataques de pánico, quizá sea mejor que pase al siguiente ítem en este listado, porque Handle With Care es un ejercicio en coordinación y control que puede dejar nervioso hasta al temple más rígido.

La misión es tan sencilla como colocar las últimas tres piezas de un museo en sus respectivos estantes. El problema es que, ni bien alzamos dichas piezas, nuestro personaje comenzará a bambolearse de aquí para allá. Movernos hasta el estante señalado para dejar allí la pieza en nuestras manos se volverá un desafío de movimiento aterrador, haciendo todo lo posible por no romper otras muestras, que restarán puntos a nuestro marcador.

El juego no pasa de eso y realmente no necesita ser más. Es una divertida forma de competir con amigos y ver quién consigue colocar las tres piezas en su lugar, terminando la partida con el mayor puntaje posible… y con más pelo restante en nuestras cabezas, porque esto es para el infarto.

 

Gravity

Siempre voy a admirar los buenos juegos de puzzle, y Gravity consigue mucho con muy poco. Su estética minimalista nos pone al mando de un vórtice cuyas funciones controlamos con los botones del mouse. Botón izquierdo para atraer, botón derecho para repeler. Con ese par de instrucciones se nos lanza a una serie de pantallas en las que el objetivo es guiar un círculo azul a su caja de similar tono. ¿Fácil? Sí… al principio.

Muy pronto surgirán obstáculos con los que habrá que lidiar, en especial los objetos rojos que nuestra bola azul no debe tocar; algo particularmente difícil cuando algunos de estos nefastos objetos también son afectados por los poderes del vórtice. Habrá que usar nuestras habilidades con mesura, en el lugar correcto; algo que no resulta tan elemental como uno esperaría, haciendo de cada nuevo nivel un desafío en potencia.

Gravity no requiere de mucho para hacernos pasar un buen rato, y gracias a sus simplísimos controles no tendremos problemas en aprender a manipular los elementos en pantalla. Manipularlos correctamente, ah, ese es otro tema.

 

The Librarian

En una edición anterior de Gratarolandia tuve el gusto de recomendarles Midnight Scenes, un breve pero genial juego de aventura gráfica de parte de Octavi Navarro. Hoy tengo el enorme placer de decirles que vayan ya mismo a jugar The Librarian, su segunda mini-aventura (aunque es técnicamente la primera, porque él mismo admite que empezó a hacerla antes que Midnight).

“Algo ha ocurrido en la biblioteca”, dice un mensaje que encontramos a poco de iniciada la partida. Nuestra protagonista, la Bibliotecaria del título, debe salir al exterior a investigar. Lo que sigue es una secuencia de escenarios fantásticos y un puñado de pequeños puzles hasta descubrir qué está pasando en el edificio de la biblioteca.

Más allá de la sencillez de sus puzles o de la brevedad del juego en sí (se puede ganar en un promedio de 15 minutos), es imposible no enamorarse de ese impresionante apartado visual. Ya en Midnight, Navarro nos había dado unas vistas fantásticas, pero en The Librarian nos engolosina los ojos con escenarios de imágenes extrañas y decorados inusuales que nos hacen querer saber mucho más acerca de este mundo. En serio, vayan y prueben esta joya, y ojalá veamos mucho más de este muchacho.

 

Así termina otra colección de títulos gratuitos; una mezcla de todo un poco, un conglomerado de ingenio, diversión, acción y originalidad. Será hasta la semana próxima, cuando una nueva tanda de pequeñas locuras desfile por esta columna. ¡Hasta entonces!