Publicado el

FichineAR | Caliente, caliente

FichineAR | Superhotlike

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
Un roguelike desarrollado en tan solo unos días inspirado en el shooter de tiempo detenido SUPERHOT

Hoy la sección de FichineAR llega untada con un poco de JAMMIN’, que llamará especialmente la atención de los amantes de los roguelike. Superhotlike es un desarrollo maratónico que llega de la mano de Beavl, estudio argentino con bastante historial en el arte de crear pequeños videojuegos innovadores. Se trata de un roguelike 2D inspirado en el shooter por turnos Superhot.

“Desarrollo maratónico” es la forma en que me gusta hablar de los proyectos que salen de una game jam. En el caso de Superhotlike, fue creado en el plazo de tan solo 7 días para la competición 7DRL Challenge 2018 que reúne a creativos de todo el mundo, que en tan solo una semana se animan a crear un roguelike. En el caso de Superhotlike, se vale de los elementos más clásicos del género, es decir, la muerte permanente y el contenido procedural están a la orden del día.

Superhot fue uno de los shooters más revolucionarios de los últimos años. Tiene la presentación de los clásicos FPS, pero su jugabilidad está basada en la estrategia gracias a que el tiempo progresa cuando se mueve el jugador. La acción es estática hasta que nos movemos, los disparos no van hacia los enemigos hasta que damos un paso. La premisa jugable es súper interesante y hasta adaptable a distintos géneros, pero lo cierto es que prácticamente no hay juegos como Superhot y ahí es cuando la propuesta de Beavl nos inyecta ganas de fichinear.

Superhotlike –el nombre lo dice todo– es un fichín pequeño: se ve chiquito, el área de juego es un cuadro de 5x5 casillas y los personajes están diseñados en pixel art de lo más minimalista. Que la apariencia no los engañe porque en tan poco espacio entra muchísima diversión y desafío. En Superhotlike, como en el fichín que lo inspira, la acción transcurre cuando avanzamos por el tablero. Somos más blandos que los enemigos, no hay tutoriales y las reglas pueden ser confusas al principio, pero en tan solo unos intentos le agarramos la mano.

Funciona por oleadas de enemigos dispersos de manera aleatoria en el tablero. Nuestro personaje es una especie de lagarto paleolítico que avanza en línea recta por los casilleros. Tenemos un solo punto de resistencia, mientras que los cazadores prehistóricos que nos quieren matar tienen tres. En pocas palabras, tocar una sola vez a un enemigo implica morir, mientras que nosotros tenemos que atravesarlos tres veces con disparos para matarlos o hacer que se encuentren y se maten entre ellos.

¡Ojo que nuestros disparos nos dañan a nosotros también! Rebotan contra los bordes y las paredes y no se van del tablero. Disparar a mansalva puede hacer que armemos nuestro propio laberinto sin salida. Los enemigos no se mueven a la par nuestro, sino que sus pasos nos agarran por sorpresa, así que nunca es sensato estar muy cerca de ellos si no queremos terminar estampados.

No es la primera vez que Beavl redefine, a su estilo, una mecánica conocida. Con Moveless Chess reinterpretaron las reglas del ajedrez en un juego de puzles muy recomendado para quienes disfrutan de ver más allá de lo obvio. Para Superhotlike, su diseñador, Nico Saraintaris, tiene planes de explorar las mecánicas más a fondo y, con suerte, darle actualizaciones al proyecto. El arte corre por Fernando Martínez Ruppel. La idea es muy explotable y me pondría más que contenta verla más pulida en unos meses en un nuevo juego mobile.

Superhotlike es gratuito, se puede jugar en itch.io directamente desde el navegador y, aunque tiene algunos bugs, es sencillamente original.