Publicado el

Analisis | Luchando por el Metal

ANÁLISIS: Metal Gear Survive (PS4, XONE, PC)

Volver a la home

Por: Santiago Peñalver

El juego que todos temíamos es peor de lo que imaginábamos… pero por razones que nunca nos hubiésemos esperado.

Llevo alrededor de 35 horas en el nuevo Metal Gear sin Hideo Kojima, y después de tratar con todas mis fuerzas de que me guste, no hubo caso. Es simplemente malo.

Metal Gear Survive se presenta como un juego cooperativo/survival y la verdad es que al menos la primera parte es una gran mentira. El modo historia y el cooperativo dejan mucho que desear, y para colmo de males, la campaña solo se puede jugar en solitario. El modo cooperativo que nos mostraron en la beta no se desbloquea hasta luego de jugar varias horas a la campaña principal... y prepárense porque acá se viene todo lo negativo de Survive.

La historia principal empieza con una hora y media de cutscenes… que no estaría mal (al fin y al cabo ES un Metal Gear), si estas no fuesen imágenes estáticas con voces en off, dándome muchísimas ganas por primera vez en mi vida de saltear una escena de historia. Luego de esta introducción infinita por fin podemos controlar a nuestro personaje, encontrándonos con movimientos robóticos muy mal animados y dándonos cuenta que solo podemos correr por 2 segundos antes de quedarnos sin energía.

¿Por qué? Porque Metal Gear Survive tiene un sistema de hambre y sed en el cual tenemos que, lógicamente, darle alimentos y bebidas a nuestro personaje para que no se muera de hambre o de sed. Pero a la vez, cuanto más tiempo estemos sin tomar agua, nuestra energía máxima (la cual usamos para correr, utilizar ataques fuertes - básicamente cualquier acción) se va perdiendo poco a poco. Y lo mismo sucede con la vida si no nos alimentamos. Y no hablo de horas de juego, sino de simplemente 20 minutos, luego de los cuales se volverá imposible utilizar a nuestro personaje debido a penalizaciones a nuestros movimientos o a nuestra salud. 

Luego nos encontramos a los primeros zombies y aparece el primer tutorial. Prepárense, porque van a ver más o menos 400 de estos. No me molesta tener que leer largos bloques de texto cuando me están explicando como funciona el juego, pero si a eso le agregan voces explicandonos lo mismo que está haciendo el texto se puede volver un poco confuso, más cuando lo hacen MUCHÍSIMAS veces ya que el juego está repleto de tutoriales.

No es la única molestia. Cuando nuestra vida baja, una voz nos avisará que tenemos poca salud. Esta vocecita insoportable vuelve para informarnos sobre (prepárense) la resistencia, la salud, el hambre, la sed, el oxígeno, si estamos cerca de una misión principal, si estamos cerca de una misión secundaria, si estamos en una zona peligrosa, si uno de nuestros compañeros (de la inteligencia artificial) está en peligro y si están dañando una de las estructuras que estamos defendiendo. Y esto es solo lo que se me ocurre al momento de hacer esta nota. 

Y hay más. Cuando por fin encontramos los zombies nos damos cuenta que absolutamente todos tienen el mismo diseño, y con esto me refiero a que todos los zombies del juego, del principio hasta el fin, se ven exactamente igual. Idénticos. Lo cual es un detalle que si bien menos, hace que el combate sea más aburrido de lo que ya es. Ah claro, me olvidaba de contarles del combate...

En Metal Gear Survive tenemos armas para combate cuerpo a cuerpo y a distancia. Pero como los recursos escasean, estaremos utilizando casi todo el tiempo las armas blancas, y cuando los zombies son más de diez, vamos a repetir siempre esta misma estrategia: haciendo uso de los elementos de crafting (que debe ser lo mejor del juego ya que por alguna razón se vuelve adictivo recolectar materiales) crearemos barricadas de alambre, las cuales podemos usar para defendernos de los zombies y, si tenemos una lanza, pegar a través de ella. Entonces un combate de Survive se resume en cuatro pasos. Nos encontramos zombies, ponemos una barricada, pegamos a través de ella con nuestra lanza y repetimos. Y esto funciona durante, sin exagerar, todo el juego. Si bien subimos de nivel y podemos adquirir nuevas habilidades, el combate sigue siendo igual de repetitivo. 

Creo que lo único que destaca del modo historia son algunas misiones principales de defender nuestra base. La cual podemos construir en un modo similar a un juego de estrategia en tiempo real. Pero incluso en estas, los cuatro mandamientos del combate solo cambian en una palabra. En vez de “una” barricada ponemos “muchas” barricadas alrededor de la base. Y listo. Después es dar vueltas y matar a los zombies que se acercan con nuestro palito filoso.

El modo cooperativo de la beta era divertido, ¿no? Así que al menos eso tiene que estar bueno ¿No? No.

El cooperativo está habilitado casi desde el principio del juego, pero cuando vas a jugarlo solo tenés la opción de “buscar partida rápida”, que te llena el equipo de 4 jugadores random, sin la posibilidad de jugar partidas privadas (lo cual ya es distinto a la beta). Pero la frutilla del postre es que esta misión de dificultad “fácil” es de enemigos nivel VIENTE. O sea que desde el principio del juego podés entrar SOLO en misiones de dificultad “fácil” contra enemigos con 18 niveles de ventaja. Buscando otros jugadores que sean de tu nivel seguramente  vas a perder, y si son de nivel más alto les vas a arruinar la partida porque a los zombies no les hacés casi nada de daño. Pero tranquilo, esto se arregla luego de horas, horas y horas de la increíblemente repetitiva y aburrida campaña, ya que más o menos a las 5 horas de juego desbloqueas el modo de partida privada y podés elegir misiones. Pero como todo con Metal Gear Survive, esto también es malo. Ya que cuando vas a elegir una misión… solo tenés una. De nivel 20. 

Metal Gear Survive tiene todos los materiales para craftear un juego muy malo. Combate aburrido, una historia que no te puede importar menos, movimientos y animaciones robóticas, y un largo etcétera. Tanto el modo historia como el modo multijugador tienen muchísimas fallas y como casi todo juego de hoy en día, está plagado de microtransacciones, pero en este caso son ridículas. Al punto de que el juego te obliga a pagar 10 dólares por cada ranura de guardado. 200 pesitos cada vez que querés un nuevo personaje. Es increíble.


Si bien hace casi todo mal, el combate repetitivo mantiene los correctos controles de The Phantom Pain, y puede divertirte si no te molesta que todo el tiempo sea igual. Por el lado de la campaña, es un survival a fin de cuentas con un sistema de crafting bastante bien implementado, así que si te gusta tener que estar de un lado para el otro buscando comida y agua cada 20 minutos, por ahi te guste también. No hay duda de que tiene su público,pero simplemente es un juego que no puedo recomendar.LO MEJOR

  • El sistema de crafting, que es muy bueno pero por desgracia en un juego muy malo

LO PEOR

  • La historia
  • El repetitivo combate
  • Algunas mecánicas tediosas
  • El multijugador mal implementado