Publicado el

Analisis | Cazador de Aventuras

ANÁLISIS: Hunt Showdown (PC)

Volver a la home

Por: Santiago Peñalver

Tags: HuntCrytek
Nos acercamos dudando al juego de Crytek que está en early access y encontramos una de las primeras sorpresitas del año.

Crytek volvió a aparecer después de estar a punto de quebrar, y a pesar de la situación este early access de Hunt: Showdown es un muy buen juego multijugador (cooperativo y competitivo) de survival horror con grandes elementos tanto de PvE como de PvP. 

Diez jugadores son situados en un mapa en equipos de un máximo de dos (lo que significa que podés jugar solo si así lo deseas). El objetivo de cada grupo es conseguir tres pistas que nos indicarán donde estará nuestro objetivo, un monstruo que debemos cazar (en este momento tenemos para elegir entre una araña y un carnicero). Una vez que algún equipo logre conseguir las pistas y derrotar al monstruo tiene que empezar un proceso en el cual el jefe es desintegrado y “enviado al infierno” para que luego suelte dos “tokens” (fichas) como recompensa de la cacería. El último objetivo, entonces, es escapar del mapa con nuestro tesoro y nuestra vida.

El truco es que durante todo este proceso estamos en contra de otros ocho jugadores que van a querer cumplir el mismo objetivo. Para hacer las cosas más difíciles, si nosotros fuimos el equipo que mató al jefe, cuando empecemos a hacer la desintegración esta le avisara a todos los jugadores que empezamos este proceso (que dura alrededor de un minuto y medio) y los informará de nuestra localización. Además, cuando agarras los tokens, los enemigos pueden ver tu posición a través de un modo especial de detección, para poder rastrearte y matarte antes de que logres escapar. A este concepto, ya bastante original, se suma un obstáculo más: los distintos tipos de enemigos controlados por la inteligencia artificial que podemos encontrarnos, zombies que no son tan fáciles de derrotar como parecen.

La ambientación de los pantanos de Luisiana hace que Hunt sea un juego tan divertido como tenso a la vez. No hay un segundo en el cual estemos descansando, y cuando nos encontramos con otros jugadores, casi siempre, serán peleas dignas de recordar. Esto se debe a que las balas de las armas no impactan de inmediato, tienen un tiempo mayor de recorrido (la atmósfera de 1900 es más que estética) y esto hace casi imposibles esas situaciones de un headshot random que te mate de la nada - la suerte no es tan importante y todo se define por quien tiene más habilidad en el combate.

Además, me olvide de mencionar un pequeño detalle que los jugadores de Roguelike entenderán de inmediato: hay permadeath. ¿A qué me refiero con esto? A que si en alguna mision no escapamos con vida, ya sea antes o después de matar al jefe y lograr nuestra recompensa, nuestro personaje muere para siempre.

Suena injusto pero está bien, porque esa es la idea de Hunt: Showdown: aumentar la tensión al máximo, en todo momento. Estos personajes (cazadores que “contratamos” desde el menú principal) suben de nivel y podemos aumentar su vida y comprar habilidades adicionales (poder llevar dos armas principales, por ejemplo), pero lo más importante es mejorar nuestra “Bloodline” (genealogía). Este es básicamente el nivel de nuestra cuenta y por más de que perdamos a diez cazadores seguidos, nuestro rango seguirá aumentando constantemente (excepto que hagan un server restart, que como en todo buen early access pasa bastante seguido).

Tanto el mejor equipamiento que vamos desbloqueando al subir de nivel nuestra “bloodline” como los cazadores que contratamos, los compramos con las monedas que ganamos rastreando al monstruo y escapando con la recompensa. Si nos quedamos sin efectivo, tendremos que comprar un cazador casi inútil para entrar en misiones básicamente suicidas para lograr reconstruir nuestra economía.

Esto le da el toque final a Hunt: Showdown que hace que todas estas cosas cierren una vez que las ponés en conjunto. Hay elementos PvE que nos ponen en tensión constantemente ya que si nos descuidamos y hacemos mucho ruido los zombies nos pueden causar daño o incluso, por más predecibles que sean, matarnos. El jefe tampoco hay que tomarlo a la ligera por la misma razón.

Los elementos PvP están bien ejecutados para hacer que los encuentros sean más bien tirando a largos y gane el que utilice métodos como flanqueo, mejor comunicación con un compañero, y puntería más precisa, para que no sea simplemente tener suerte de meter un headshot sin querer. Todo esto por sí solo estaría bien, pero sumandole el permadeath, el imponente sonido y la hermosa pero lúgubre ambientación se logra que cada partida se sienta como si estuviéramos jugando la última. Y eso de forma un poco literal.

Hunt: Showdown tiene sus problemas técnicos, pero no más de lo normal para un juego en early access, y sacando algunos errores que suceden cada tanto, el juego funciona casi a la perfección. Crytek, de paso, está respondiendo muy bien a los mensajes de los jugadores y sus quejas.


Un factor que hay que tener en cuenta es que el juego es bastante accesible. Por 350 pesos argentinos en el mercado de Steam podés comprarlo, lo que hace más fácil convencer a un amigo de que compre el suyo, ya que de esta forma es mil veces más divertido. Por mi lado es un juego realmente recomendado, con la única advertencia de fijarse si los requisitos mínimos no están muy justos ya que la optimización no es la mejor y puede causar algunos problemas con los frames. ¡Happy Hunting!

LO MEJOR

  • La adrenalina de cada partido
  • La ambientación
  • El sonido

LO PEOR

  • Algunos bugs pueden llegar a ser molestos