Publicado el

Analisis | Más y mejor

ANÁLISIS: Bleed 2

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tags: IndieBleed 2
Una humilde joyita Indie regresa, a los tiros y a toda velocidad

Ian Campbell es un desarrollador Indie que, allá por el año 2013, lanzó a la venta Bleed, un acelerado plataformero en el que su protagonista, la temeraria Wryn, sueña con ser la heroína más grande del mundo de los videojuegos. Con un carisma difícil de ignorar y una jugabilidad desenfrenada en la que la acción no para ni un segundo, Bleed se ganó el respeto y aceptación del público Gamer. Han pasado casi cuatro años desde aquel entonces, y hoy ya podemos disfrutar de Bleed 2, la secuela de las aventuras de Wryn, que podemos resumir en cuatro palabras: más de lo mismo.

Ya con el honor de ser la más grande heroína del mundo, Wryn disfruta de su éxito jugando videojuegos y pasándola bien; pero entonces aparece Valentine, una villana que quiere quedarse con el título y se trae a todo su ejército invasor para dar muestra de su poder. Ahora depende de Wryn lanzarse a una nueva aventura que tiene muchísimos paralelos con su original, pero también algunas mejoras.

Vayamos al grano: si te gustó el primer Bleed, esta secuela no tiene por qué no gustarte. Una vez más Ian Campbell hace gala de una jugabilidad aceleradísma en la que nuestra protagonista corre, salta, vuelve a saltar, salta una vez más (¡salto triple!) y dispara a todo lo que se cruza en su camino, a veces acudiendo a un efectivo modo “bullet time” para ralentizar todo lo que ocurre en pantalla. Mantener el botón de disparo presionado genera una ráfaga infinita de munición, mientras que golpetear el botón hace que Wryn dé un letal espadazo de corto alcance; golpe que puede regresar la munición enemiga de color rosa. Con este puñado de movimientos prácticamente volaremos a lo largo de siete niveles y más de una docena de jefes espectaculares…

…y entonces el juego termina una hora después de empezarlo.

Si lo que esperaban era una campaña de juego con historia satisfactoria, mejor busquen en otra parte. Bleed 2 mantiene un argumento básico, incluso infantil, pero entretenido. Y si bien es cierto que los siete niveles principales se pueden superar en menos de sesenta minutos, sería muy incorrecto de mi parte alegar que allí se termina el juego. Al contrario; allí empieza de verdad. Ocurre que Bleed 2 no es una aventura para jugar una sola vez, o una experiencia que se limita a su historia. Bleed 2 es un Arcade de Acción, y como tal su verdadera gracia está, no en superar el juego, sino en superarlo con el mejor puntaje.

En nuestro recorrido por cada nivel notaremos un medidor en la esquina de la pantalla. Cuanto mejor juguemos, mejor será nuestra nota desde la fatídica “D” hasta la gran “A”, siendo el ranking “S” lo mejor de lo mejor. Esquivar munición, despachar enemigos, acertarle a un adversario regresándole la misma bala rosa que nos había disparado; todo eso aumenta nuestro medidor a rangos superiores… pero cualquier daño recibido manda el ranking al piso. Ya no se trata de jugar, sino de jugar bien si lo que queremos el mejor rango por desempeño.

También al superar la campaña principal habilitaremos nuevos personajes, armas y movimientos especiales, además de otros modos de juego y la posibilidad de usar Modificadores para alterar la forma en que jugamos. Cada personaje tiene ventajas y desventajas propias, así como habilidades personales que modifican severamente nuestro estilo de juego. Esa campaña de una hora se multiplica al usar otros personajes y, ya que estamos, otros niveles de dificultad que alteran la posición de unidades enemigas en los niveles y los patrones que siguen los jefes en sus enfrentamientos.

Bleed 2 mejora ligeramente el apartado audiovisual que ya había gustado en su primera entrega. El diseño pixelart de escenarios y enemigos es concreto y bien distinguible, permitiendo reconocer potenciales peligros al vuelo; algo imprescindible para un juego que basa su jugabilidad en la acción desenfrenada y en decisiones rápidas.

En cuanto a los modos de juego previamente mencionados; podemos hablar del modo Arcade, digno de los más experimentados, desafiándonos a pasar toda la campaña sin perder ni una vez, llevando nuestro puntaje a los tablones online para compararlos con los de otros aguerridos contendientes. El modo Endless, por otro lado, genera niveles de forma aleatoria para poner a prueba nuestra habilidad ante los caprichos de la generación procedural, aunque también podemos encarar el Desafío Diario para comparar puntajes con otros jugadores. Mientras tanto, el modo Challenge está clasificado por el propio desarrollador como “injusto”, permitiéndonos enfrentar a tres jefes al mismo tiempo; una verdadera masacre. Mejor que jugar solo es encarar el juego acompañado, y Bleed 2 incluye modo cooperativo para dos jugadores, disponible para todos los modos de juego, duplicando el caos en pantalla y la diversión, todo a la vez.

Es notable la gran accesibilidad que el juego ofrece a sus jugadores. No es un concepto difícil de entender y superar sus niveles no presenta mayor dificultad, lo que atrae a jugadores novatos con quizá no demasiada maestría en el género; pero a su vez incita a jugadores más avezados a pulir saltos y aprender a rebotar disparos como un maestro, a fin de obtener el preciado Rango S en todos y cada uno de sus niveles y modos de juego. Ian Campbell consiguió repetir su primer éxito haciendo cambios leves pero resonantes. Al fin y al cabo, si no está roto, no hace falta arreglarlo... pero siempre se lo puede pulir un poquito más.

Bleed 2 nos ofrece una fantástica experiencia plataformera arcadosa en la que la velocidad y la acción van de la mano de principio a fin. Pese a que su historia es paupérrima y apenas una excusa para los eventos que acontecen, es tal el nivel de delirio en cada uno de sus escenarios y modos de juegos, que realmente no tiene por qué molestarnos. Sus múltiples opciones de configuración y la posibilidad de desbloquear nuevo contenido mantendrán a más de uno repitiendo escenas una y otra vez. Este es uno de esos casos en los que “más de lo mismo” es una señal positiva. Bien por Ian Campbell… y a ver cómo superás esto para la próxima.

LO MEJOR:

  • Excelente jugabilidad
  • Contenido desbloqueable
  • Múltiples modos de juego
  • Arte colorido y carismático

LO PEOR:

  • La historia es una excusa