Publicado el

Gratarolama | Free Love

GRATAROLANDIA: Unos juegos hechos con... ¡amor!

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

La columna de juegos gratuitos se pone romántica

Día de San Valentín. ¿Cómo no íbamos a aprovechar para hacer un repaso de algunos juegos gratuitos relacionados al tema amoroso? Es cierto que la enorme gran mayoría son Novelas Visuales, pero si escarbamos un poco podemos encontrar otras propuestas más originales. Es por eso que, esta semana, tengo el agrado de ofrecerles un presente de San Valentín con seis juegos que tratan el amor de formas muy particulares y que NO son Novelas Visuales…

…excepto por uno.

 

Romance Detective

Sí, empiezo hacienda trampa, pero bien dicen que todo se vale en la guerra y en el amor. Hermosa excusa, como todas y cada una de las que utiliza Romance Detective en su breve historia. Lo que comienza como un pequeño robo en el museo de Lovebloom City pronto toma otros matices. Dependerá de la intrépida Detective Romance y de su compañera, Romance Cop (que ni se esperaba el embrollo en la que la meten) descubrir la fuerza que se oculta detrás de los extraños eventos que seguirán al robo.

Destaco esta Novela Visual en particular por su estilo más relajado, su historia delirante y, especialmente, sus protagonistas. Y si se quedan con ganas de más Romance Detective, ¡hay una secuela! (aunque está sin terminar, según el autor)

 

Tough Love Machine

El amor tiene sus vueltas y Tough Love Machine aprovecha esas vueltas para darnos uno de los puzzles más satisfactorios que he tenido el placer de jugar. El objetivo de cada escena es la de juntar ambos corazones. Para eso contamos con dos brazos que podemos controlar; uno con las teclas WASD y el otro con las flechas del teclado. Parece poca cosa, pero bastará con un par de niveles para que la dificultad se eleve considerablemente. A medida que avanzamos aparecerán otros elementos que tendremos que manipular para lograr nuestro objetivo, manteniendo el concepto interesante.

Tough Love Machine se puede jugar perfectamente de a uno, pero la idea parece ser la de encararlo en pareja con nuestro amorcito, cada uno al control de un brazo. Ya sea solo o en pareja, el juego brilla con un concepto original y una jugabilidad simple pero muy efectiva.

 

Recipe for Love

Técnicamente podría ser otra Novela Visual, pero voy a decir que Recipe for Love es más una Aventura de Texto. Un simpático robotito nos ha llamado con un pedido de ayuda: desea entender el concepto del Amor para poder conquistar a su colega, F.R.A.N.K. Para ello ha investigado sobre el tema y recopilado elementos para lo que él considera “la receta perfecta para el Amor”. El problema es que C.H.E.T., el robotito que nos pide ayuda, interpreta todo como funciones lógicas, así que nosotros debemos intentar traducir esos sentimientos para que nuestro cliente los entienda.

Hay un gran balance entre lo adorable del concepto de un robot intentando entender qué es el Amor y sus interpretaciones de cada uno de los “ingredientes” que lo componen. Hacia el final se nos dará un reporte de los resultados de la declaración ante F.R.A.N.K. dependiendo de nuestras respuestas y explicaciones, así que es recomendable jugar la historia un par de veces para ver más finales. Para ser una historia tan breve, Recipe for Love consigue vendernos a su protagonista desde las primeras líneas, y eso no hay que desmerecerlo.

 

One True Love - The Alchemy Between Us

Este es el único juego en esta colección en el que nuestras acciones pueden ser consideradas bastante cuestionables, al punto en el que nos preguntamos si el villano de One True Love no seremos nosotros. El “pobre” Liam está profundamente enamorado de su vecina, Natalie; pero ella no le da ni la hora. Cuando nos enteramos que Natalie se marchará del pequeño pueblo en una semana, decidimos tomar acciones desesperadas: más precisamente, preparar una poción de amor para que Natalie nos ame.

El concepto del juego es tan simple como salir a recolectar ingredientes para luego mezclarlos en la mesa de alquimia de nuestra habitación. El problema es que no sabemos qué combinación de ingredientes nos dará la preciada fórmula, así que habrá que probar las pócimas en las criaturas del bosque cercano o, si nos atrevemos, en nosotros mismos. Si estamos seguros de que tenemos la poción correcta, habrá que utilizarla en la propia Natalie para ver qué pasa.

El juego tiene múltiples finales, muchos de ellos bastante apropiados para la pésima actitud de nuestro protagonista. Más allá de eso, el concepto es interesante y descubrir los diferentes finales es entretenido.

 

Rubber Duck Love

Hasta los patos del estanque merecen un amorcito, aunque sea ese patito de goma que flota por ahí. ¿Cómo hacemos para que se conozcan? ¡Ya sé; arrojamos piedras al agua para que las ondas deslicen el juguete por su superficie! ¡Elemental, esto es Rubber Duck Love!

Apuntando y calculando nuestra fuerza hemos de lanzar nuestra limitada munición para forzar al pato de goma a moverse por el estanque. Es un concepto sorprendentemente eficaz, en especial porque, nivel tras nivel, la cantidad de obstáculos en el agua aumenta. Realmente no hay mucho más que decir: el juego funciona perfecto en su simplicidad, y el sistema básico de física se siente muy correcto. ¡Y dale!

 

Love March

Diseñado como juego de GameBoy, Love March es un adorable arcade en el que nuestra protagonista se pone en camino para declararse ante su amorcito, que vive al otro lado de la ciudad. Las personas que encuentra a su paso se unen a la marcha para formar una banda de instrumentos cada vez más grande… pero los inesperados peligros en el camino darán cuenta de nuestro grupo, a menos que sepamos reaccionar a tiempo.

Cada obstáculo viene con una advertencia previa, ante lo cual nuestra protagonista dará una señal a su grupo para que se ubiquen en una formación determinada; ya sea en una línea horizontal, en una barrera vertical, o en un grupo compacto. Es uso de dos botones de acción y la dirección de las flechas del teclado es todo lo que hace falta para elegir la formación, y más nos vale aprendernos bien cada combinación, porque a partir del segundo nivel la dificultad aumenta considerablemente.

Love March es un fantástico jueguito para terminar este combo de enamorados, y, la verdad, un concepto que me encantaría ver en una versión más desarrollada. Por lo pronto, tengan todos ustedes un feliz San Valentín, que aunque no estén en pareja siempre habrá alguien que los aprecie por lo que son.

¡Hasta la próxima!