Publicado el

Analisis | El barrio del carnicero

ANÁLISIS | Channel Zero: Butcher's Block S03E01

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

La mejor serie de terror que podés ver hoy en día regresa, más enferma que nunca

Arrancó la tercera temporada de la serie más aterradora de la TV: Channel Zero es una producción antológica de SyFy que basa sus horrores en creepypastas, leyendas urbanas de internet. Con dos temporadas de seis capítulos en su haber, debuta la tercera, Butcher’s Block, con nuevos personajes y un nuevo misterio: extrañas escaleras que van hacia la nada aparecen por las noches en el barrio más carenciado de la ciudad, cerca del bosque. El terror sobrenatural es solo una de las aristas de esta oscura historia que nos remonta al pasado de un pueblo, atado por extrañas desapariciones.

Alice (Olivia Luccardi) se muda a un pequeño pueblo ficticio de Estados Unidos junto a su hermana Zoe (Holland Roden). La primera llega para rehacer su carrera de asistente social, la segunda está en plena rehabilitación de drogas. Lo que tienen en común es que ambas huyen de la madre y de un destino al que temen.

No tardamos mucho en entender que Zoe, además de adicta, es esquizofrénica. Cliché grande, si los hay, la narración aprovecha la incapacidad del personaje de distinguir entre qué es real y qué no para que se genere un conflicto entre ambas sobre si los sucesos paranormales de los que Zoe fue testigo son reales o no.  

Butcher’s Block tiene muchos elementos que ya vimos. Sin embargo, lo que hace grande a su planteo es su presentación y su estética, tal y como sucede con los creepypastas. Lo aterrador está en cómo lo paranormal y lo tenebroso invaden hasta los vértices más impensados de la idílica vida cotidiana. Hay una escena en que una niña y su madre desaparecen, algo que nos lo vemos venir desde el principio. Sin embargo, lo que no imaginamos es lo inusuales que son los seres del más allá, de los que no sabemos mucho todavía. Hay algo muy inquietante, incluso cómico, en su presentación.

Los efectos visuales no son de los mejores a la hora de recrear criaturas y efectos CGI. La serie no oculta nunca su esencia de “clase B” y no lo necesita tampoco, porque la presentación de los monstruos y su estilo estético la convierten en algo único y mucho más inquietante que el terror “limpio” que nos llega de Hollywood y de series como American Horror Story. Hay una atmósfera viciada que recorre todo el relato, que convierte en ominoso hasta al más simple detalle.

Lo mejor de Channel Zero es que siempre dejó mucho a la imaginación y aunque Butcher’s Block pinta ser la temporada más sangrienta, no es una excepción de la primera regla. Mitad cuento de detectives, mitad terror sobrenatural, la nueva temporada empezó planteando un montón de enigmas y misterios. Deja lugar para el drama también, porque Zoe y Alice tienen sus propios problemas personales, y esto no es mero relleno emocional ya que cada minuto que vemos de Butcher’s Block nos da la sensación de que todo apunta a ese barrio bajo de las misteriosas escaleras.

El primer capítulo es hipnótico desde lo visual y estético, atrapante gracias a sus misterios y aterrador desde lo psicológico y sugestivo. No hay sobresaltos ni estertores repentinos en Channel Zero, hay una inquietud constante que es difícil de explicar y nos vuelve locos.