Publicado el

Gratarolama | Un poco de todo... y gratis

GRATAROLANDIA: Espiando ardillas literarias

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Que estas semanas de intenso calor no nos impidan seguir disfrutando de estos juegos gratuitos

Hace calor. Mucho calor. El verano cocina las calles y el aire se vuelve pesado, sofocante. Es mejor realizar actividades en lugares frescos, alejados del sol calcinante. Quizá es un buen momento para compartir poemas en un club de literatura, aprovechar las frescas noches para espiar a las ardillas, recorrer un lindo museo de extravagantes exposiciones o, cuando está todo dicho y hecho, escalar los gélidos terrenos de una montaña helada. Y si todo eso (y más) es gratis, mil veces mejor. ¿A ver qué hay esta semana?

 

Doki Doki Literature Club

Hace poco este juego explotó en popularidad, así que es muy posible que ya hayan oído hablar de Doki Doki Literature Club. De lo contrario, permítanme invitarlos a formar parte de este club literario. En esta novela visual nuestro protagonista es casi literalmente arrastrado por su amiga de la infancia a volverse miembro del club de literatura, donde sus adorables miembros escriben y comparten poemas. Un Simulador de Citas más del montón, ¿verdad? Ah, por cierto, este juego no es apto para niños ni para personas que se perturben con facilidad.

Por si todavía no lo adivinaron, el club literario tiene un trasfondo inesperado. Lo que comienza como un clásico simulador de citas sufre una serie de giros que no pienso espoilear. Si todavía no lo jugaron, vayan y sorpréndanse. Tarda un rato en remontar, pero cuando toma vuelo es muy difícil bajarse de esta montaña rusa.

 

NUTS

Creo que lo que más se destaca de NUTS, además de su singular premisa, es lo mucho que consigue atrapar con un sistema de juegos tan repetitivo. Nos encontramos en un bosque y tenemos tres cámaras a nuestra disposición. Debemos ubicarlas en lugares estratégicos y esperar a la noche para seguir los pasos de una escurridiza ardilla, intentando descubrir en qué árbol oculta su reserva de nueces. No es tan fácil como parece: pese a que la ardilla hace el mismo exacto recorrido todas las noches (cambia de juego a juego, sin embargo), seguirle el rastro sólo con tres cámaras es más complejo de lo que imaginan. Día tras día tendremos que cambiar de posición la ubicación de nuestras cámaras para seguir al animalito desde otros ángulos, intentando encontrar el único otro árbol al que escala, que es nuestro objetivo de victoria.

El juego se encuentra actualmente en un estado muy alpha, al punto que ni siquiera hay audio, o un botón para volver al escritorio. Habrá que recurrir al viejo y querido ALT+F4 para salir. Sin embargo, aún en su estado actual es sumamente interesante, tanto en su concepto como en su ejecución. Denle una oportunidad, que bien vale la pena.

 

The Top Hat Club

Este simpático juego de plataformas nos muestra a nuestro pequeño protagonista intentar entrar a un exclusivo club, pero para eso debe llevar puesto su sombrero de copa. Cada nivel de The Top Hat Club consiste en llegar al sombrero para luego entrar por la puerta del club. Claro que nuevos obstáculos se irán sumando, escena tras escena. Luego de unas pocas instancias notaremos un súbito incremento en la dificultad, forzándonos a pensar un poco la ruta a seguir antes de aventurarnos a encarar cada nuevo desafío.

Con una estética cuasi-minimalista a la que se suman algunos efectos de película antigua (se pueden desactivar desde el menú de Opciones), The Top Hat Club es una linda opción para todo el que guste de un buen juego de plataformas. Ahora, si lo que buscan es un GRAN juego de plataformas, sigan un poquito más abajo para conocer a…

 

Celeste (Classic)

…esta verdadera belleza. Hace unos días salió a la venta la versión completa de Celeste, un hermoso juego de plataformas que nace de esta versión original para la consola virtual Pico-8. Este juego ya muestra algunas de las facultades que lo volvieron un favorito entre los fanáticos de la consolita virtual: un correcto sistema de control con una considerable colección de movimientos y opciones a la hora de desplazarnos por los niveles.

No es poca cosa: en niveles de reducido tamaño tendremos que hacer uno y abuso de nuestro salto doble y saltos desde las paredes para trepar hasta la cima de la pantalla, evadiendo superficies peligrosas y, si de verdad queremos sacarle el jugo a esos saltos, obtener las frutas de bonificación.

En serio, prueben esta maravilla y, si les gusta, denle una muy merecida oportunidad a la versión paga. http://store.steampowered.com/app/504230/Celeste/

 

SyntaxBomb

A veces uno mezcla varios juegos en una misma olla y termina con algo como SyntaxBomb, en el que se aprecian pedazos de Mighty Bomb Jack, Bubble Bobble y Bomberman. Este veloz juego de plataformas es un viaje de regreso a la era dorada de los Arcades, haciendo gala de una jugabilidad simple, fácil de entender… pero muy difícil de dominar. Básicamente, debemos eliminar a todos los enemigos de la pantalla a pura bomba. Los artefactos explosivos demoran un par de segundos en detonar, así que debemos calcular dónde dejarlos plantados con antelación. Los enemigos abatidos se convierten en deliciosa comida al ser derrotados, lo que nos genera puntos extra.

No mucho más se puede decir sobre el juego, pues lo poco que hace es más que suficiente para ganarse los méritos. Es un concepto simple que entretiene como los clásicos de antaño, aprovechando la volada para homenajear a varios de ellos en sus niveles pixelados.

 

The Zium Museum

Los que piensen que los videojuegos no son arte agárrense fuerte, porque están por sufrir un ataque. The Zium Museum es un proyecto de colaboración entre más de treinta usuarios que aportaron arte digital para llenar las galerías de un museo virtual. El resultado es algo que, si bien no es precisamente “jugable”, sí es una experiencia fantástica: un recorrido por los pasillos poligonales de un museo como nunca han visto, cuyas obras van desde pinturas y esculturas hasta “dimensiones alternas” que sirven como muestra adicional. Aquellos que gusten de algo diferente y verdaderamente artístico, pasen por las puertas de este museo, que no se van a arrepentir.

Así damos fin a otra semana de variadas opciones gratuitas. Será, pues, hasta el próximo Martes. ¡A jugar!

 

Just Monika.