Publicado el

FichineAR | Boing, boing

FichineAR | BOWNZ

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
No es Arkanoid, no es el viejo Bounce de Nokia, pero tiene un poco de ambos

Hay videojuegos que llegan con historias. Te pueden contar cómo nació una idea, pero lo yo quiero contarles es cómo descubrí BOWNZ, un juego casual para smartphones Android que, además de ser divertido y hasta adorable, es el reflejo de lo bonita e inclusiva que puede ser nuestra comunidad de desarrolladores. Desarrollado por Felipe Ishimine y coproducido por AVIX, BOWNZ es el rework de un juego que estuvo dormido por varios años.

Los buenos juegos para Smartphone logran muchísimo con muy poco, tal es así que en BOWNZ lo único que hacemos es un swipe para crear plataformas donde debe rebotar una pequeña bolita. Cuando hablamos de un fichín que es fácil de aprender, pero difícil de dominar, pareciera que estamos dando con la fórmula del éxito, porque BOWNZ es sencillamente adictivo. Basta estar un rato hasta acostumbrarnos al control para que encontremos el verdadero retro: la bolita que rebota no es tan fácil de controlar.

BOWNZ llamó la atención de muchos cuando fue destacado en EVA 2017 como Mejor Juego Mobile. Sin embargo, muchos platenses lo conocimos meses antes, en un ciclo de encuentros para desarrolladores llamado “Haciendo Videojuegos”. La propuesta de los 12 encuentros era generar un clima de cooperación y trabajo en conjunto para que los asistentes se animen a crear un videojuego para exponerlo en Expo Lúdica, evento de videojuegos y artes lúdicas que se celebró en el corazón de la capital de Buenos Aires. En uno de estos encuentros fue que conocí a Felipe Ishimine y su prototipo Level 41, juego que pueden descargar acá y que resultó ser la semilla de lo que hoy en día es BOWNZ.

Level 41 tenía la misma premisa jugable que BOWNZ, pero le faltaba un lavado de cara estético y pulir algunas cuestiones de diseño que lo hagan más user-friendly. Los chicos de AVIX, creadores de los exitosísimos juegos para Android Thumb Fighter y Turn Right, se ofrecieron a hacer la coproducción y junto a Felipe terminaron publicando el fichín que es BOWNZ hoy en día.

Felipe llegó a La Plata desde Santa Cruz para estudiar en UNLP, primero Cine en la facultad de Bellas Artes y ahora Licenciatura en Informática. El joven desarrollador destacó lo inclusiva que es la comunidad platense, algo que también pudimos ver en la pasada Global Game Jam, cuando creativos de CABA y hasta de Rosario se acercaron a las diagonales para vivir en esa sede las 48 horas de creación de videojuegos.

Ahora bien, imaginen mi sorpresa cuando descargué BOWNZ hace unas semanas y terminé atando cabos hasta darme cuenta de que se trataba del pequeño Level 41, ahora más divino y con más modos de juego y paletas de colores para hacer menos monótono al vicio. Como siempre reiteramos en FichineAR, de una game jam puede salir un éxito y aunque el ciclo “Haciendo Videojuegos” no se presentaba como una jam precisamente, compartía el espíritu y la pasión creativa. Y así es como BOWNZ, en menos de dos semanas, ya está llegando a las 10 000 descargas en la tienda de Google.

Si quieren jugar entre rebotes y líneas que desaparecen, pueden descargar BOWNZ de manera gratuita acá. Tiene anuncios, pero ningún micropago maquiavélico. Que esos se los queden las grandes productoras.