Publicado el

Analisis | El shoujo definitivo vuelve

ANÁLISIS: Cardcaptor Sakura Clear Card S01E01 (Spoilers)

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: Anime
Sakura volvió, igualita, la misma de siempre, como si nunca se hubiese ido

Sakura creyó que podría vivir una vida normal después de capturar a todas las cartas Clow y transformarlas en cartas Sakura. Pero como no alcanza solo con segundas partes, y porque todos la queríamos de vuelta con nosotros, nuestra chica mágica favorita regresa, 20 años después, para resolver un nuevo misterio. Ahora, las cartas se borraron y perdieron su magia; Sakura, por su parte, todavía retiene sus poderes y tendrá que llegar al fondo del asunto. Una nueva aventura comienza.

Cardcaptor Sakura: Clear Card arranca justo donde terminó Cardcaptor Sakura, cuyo arco finaliza en la segunda película, The Sealed Card (2000), un film con una trama original, es decir, que no está en el manga, y que llegó para explicitar los sentimientos de amor que nacen entre nuestra protagonista y Syaoran. Una de las primeras escenas significativas de Clear Card es el encuentro entre estos personajes. La serie sigue encarando muy bien el romance juvenil, porque aunque Sakura ya va en primero de secundaria, sigue siendo una niña y, como sucedía en la serie de los 90, acá todavía el amor es algo ñoño, pero en el mejor sentido de todos: es cálido, inocente y nos saca una sonrisa.

Lo que nos trasmite todo el capítulo es la sensación de que estamos viendo la misma serie de siempre. Kero y su glotonería nos reciben como si fuesen viejos amigos y a los minutos ya está sonando el nuevo opening, "Clear" de Maaya Sakamoto, que solo el tiempo dirá si se volverá tan pegadizo como "Catch you, Catch me" (“yo quisiera, que supieras…”). Los queridos y conocidos personajes regresan como siempre ya que lo primero que vemos es a Toya tomándole el pelo a Sakura. Tomoyo no tarda en aparecer y, obviamente, se emociona por demás cuando se entera de que Sakura tiene que resolver un nuevo misterio y ya comienza a planear sus nuevos vestidos. Yukito/Yue dice 'presente', también, y se sigue implicando su relación con Toya; Eriol y Kaho siguen juntos en Inglaterra –dejando en claro que CLAMP no sería lo que es sin las relaciones tabú.

Una de las razones por las que Clear Card es un regreso triunfal es la presencia del mismo equipo de animadores que trabajó en el anime original. El estudio vuelve a ser Madhouse y Morio Asaka se sienta nuevamente en la silla del director. Nanase Ohkawa, la jefa de las CLAMP, no se deja extrañar y supervisa la adaptación y escribe los capítulos. Así nada puede malir sal, de modo que tanto el diseño de personajes, como la animación y los colores cumplen con creces, un acierto, sin dudas, si tenemos en cuenta las críticas que recibieron otros regresos como Digimon Tri (que fue criticado por el cambio en el estilo de los protagonistas).

Clear Card elige arrancar una temporada de 26 episodios, así que entendemos que tiene bastante para contar y hay chances de que al finaliza la emisión, alcance la serialización del manga (que solo lleva 3 volúmenes). Quienes hayan leído el manga, sabrán que avanza lento, con el clásico formato de vencer a una carta por episodio, así que lo más normal es que terminemos recibiendo lo mismo en la adaptación de anime. ¿Nos quejamos? La verdad es que no.

La nostalgia es la máquina que mueve este tipo de regresos, pero Clear Card no juega cartas tan descaradas como otros animes que, por ejemplo, nos compran reciclando los openings clásicos. En su lugar, es fiel a lo que esperamos de Sakura y el primer episodio solo nos deja con ganas de más. Habrá que ver cómo avanzan los capítulos para dar un veredicto final. A juzgar por el villano de turno, a quien vemos un poco en este primer capítulo, esta vez el reto a enfrentar es más oscuro. Es lógico: nos atrapan con lo mismo que nos atraparon hace 20 años, pero las CLAMP saben que tanto Sakura como nosotros estamos un poco más crecidos. De alguna forma, ahora más adultos, exigimos un poquito más.