Publicado el

Ránking | Grandes juegos, grandes

Los 50 mejores juegos de 2017

Volver a la home

Por: Malditos Nerds

Tags: juegos 2017
Podrían haber sido 100, porque este año sí que hubo juegazos

Luego del pozo depresivo que fue 2014-2016 para los gamers, este año se puso la camiseta y nos trajo vicio del bueno todos los meses. Grandes regresos de sagas clásicas, grandes secuelas, indies memorables y una nueva consola que nos transportó a los grandes tiempos de Nintendo. Hubo tanto para jugar en 2017, que a veces creemos que lo que jugamos en enero y febrero es de otro tiempo también.

Peceros y consoleros por igual, todos la pasamos bien y todas esas horas junto a la pantalla se ven reflejadas en este top que reúne a los mejores de los mejores, elegidos por toda la redacción de Malditos Nerds. ¿Coincidís con nosotros? ¿No coincidís? Te invitamos a dejar tu Top 10 de juegos en comentarios así podemos confeccionar el “voto del público”, así ponemos en tela de juicio las similitudes y diferencias. 

 

  • 50
    Call of Duty: WWII (PC, PS4, XONE)
    El odio generalizado de cierta clase de gamer a Call of Duty no parece coincidir con la usualmente competente calidad de la saga. Luego de la (excelente, poco jugada) campaña de Infinite Warfare, WWII nos lleva a, bueno, la Segunda Guerra con un modo historia bastante menos inspirado, pero un multijugador perfecto para el gamer de la tercera edad como uno. Los niveles son cortos y fáciles de aprender, y los personajes son verdaderas esponjas de balas, lo que nos hace depender menos de la suerte y jugar con un mayor nivel de estrategia, en especial en el original, divertidísimo, modo “Guerra”. (Fichi)
  • 49
    Yooka-Laylee (PC, PS4, XONE, Switch)
    Como Microsoft no parecía tener ganas de hacer un juego de Banjo-Kazooie como es debido, varios ex empleados de Rare unieron fuerzas y decidieron desarrollar un sucesor espiritual de las peripecias del oso y el ave; y ese juego es Yooka-Laylee. Las aventuras de nuestros nuevos héroes, el camaleón Yooka y la murciélago Laylee, siguen el mismo patrón al que Rare ya nos había acostumbrado en la época de la Nintendo 64: explorar coloridos mundos, conocer a loquísimo personajes y recolectar medio millón de ítems, poderes, habilidades y la mar en coche. Pese a algunas leves fallas de diseño (muchas de ellas resueltas en un reciente parche) el título cumplió con lo prometido y los nostálgicos nos quedamos bastante satisfechos. Gracias, Playtonic. (Mega)
  • 48
    Sundered (PC, PS4)
    Un excelente Metroidvania que por alguna razón pasó sin pena ni gloria. Lo que lo diferencia de las mil variantes de este género que salen cada semana es un estilo visual impactante, animado a mano por el mismo equipo que creó Jotun, y una cantidad enorme de enemigos en pantalla, que hacen que el juego, por tramos, se vuelva demoníacamente difícil. Pero son solo las primeras horas. De a poco vamos acumulando distintos poderes y aprendiendo cómo entrar en una especie de estado de fuga cada vez que los enemigos nos abrumen. Ya se suele conseguir a precios baratísimos de oferta, y vale la pena para los fanáticos de este género, o simplemente para los que busquen juegos estéticamente impecables. (Fichi)
  • 47
    SteamWorld Dig 2 (PC, PS4, Switch, Vita)
    Todo lo que el primer SteamWorld Dig había hecho bien, esta secuela lo mejora. Mejores gráficos, mejor banda sonora, mejores mecánicas, ustedes elijan. Esta vez calzando las botas de Dorothy, una robotita del primer juego, debemos continuar la historia e investigar qué fue de Rusty, el protagonista de la aventura anterior tras los eventos de su desenlace. Para eso tendremos que explorar las profundidades de El Machino, pequeño pueblo perdido en el desierto y asediado por extraños temblores, donde descubriremos secretos y peligros por igual, pero también múltiples mejoras para abrirnos paso a nuevas áreas. Este Metroidvania con sabor Steampunk es una fantástica adición al universo SteamWorld, y ojalá no sea la última. ¡A excavar! (Mega)
  • 46
    Sonic Mania (PC, PS4, XONE, Switch)
    Le llevó a Sega más de una década darse cuenta de que todo lo que la fanaticada de Sonic quería era, simplemente, un juego normal de Sonic. Qué suerte que decidió bancar a parte de esa fanaticada para que le diseñen el mejor regreso que el Erizo Azul pudiera haber soñado. Sonic Mania toma la estructura de los juegos clásicos de Mega Drive, pero les aplica un lavado de cara y un ajuste de tuercas para que se vea un trabajo de pixelart sublime y una fluidez en el movimiento de nuestro protagonista que hasta da vértigo. Sonic, Tails y Knuckles vuelven con la frente en alto para lucir sus habilidades individuales en un producto de gran calidad, altamente rejugable. Una carta de amor de los fans para los fans, y ojalá esto le abra las puertas a nuevas aventuras en este estilo. Ojalá. (Mega)
  • 45
    Puyo Puyo Tetris (PS4, Switch)
    Quizás lo conozcas como Puyo Pop, quizás te suene como “Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine”, pero aunque no lo hayas visto en tu vida, en cinco minutos vas a entender como jugar Puyo Puyo (asumo que ya perdiste cientos de horas a manos del Tetris). El más ruso de los puzzles combina perfecto con el más japonés, y además de la (delirante) campaña, Sega acumula mil variantes de juego que van a hacer que nunca borres Puyo Puyo Tetris de tu consola - en especial en la excelente versión de Nintendo Switch. (Fichi)
  • 44
    Alwa’s Awakening (PC)
    Hay una sensación de nostalgia pura al entrar al mundo de Alwa’s Awakening, y eso se debe a que ha sido cuidadosamente diseñado para rememorar la vieja y querida época de la NES. Muchos juegos lo han intentado, pero prácticamente todos los aspectos de este Metroidvania dan en la tecla justa. La joven Zoe es invocada para derrotar a los cuatro Maestros que, bajo las órdenes de un maloso principal, tienen al reino sumido en su control. Una historia simple para un juego que se nutre de la más pura esencia plataformera de años pasado, pero no por eso menos interesante. Al contrario, es la combinación de lo mejor de una época más algunos beneficios de los tiempos recientes; todo envuelto en un paquete Retro. Hermoso. (Mega)
  • 43
    Little Red Lie (PC)
    Parece que cada año salen 200 juegos narrativos indie con estética RPG Maker, pero esta oscura joya canadiense no podría estar más lejos de proyectos como To The Moon. Little Red Lie cuenta dos historias paralelas: la de Sarah, una mujer que acaba de perder su trabajo y debe sostener las apariencias con su familia, y la de Arthur, un “motivador profesional” que parece a punto de resultar consumido por sus propios excesos. Es una fábula descarnada sobre los efectos del capitalismo salvaje y la miopía de las clases medias y altas hacia un mundo que se desmorona a su alrededor. Desolador, esencial. (Fichi)
  • 42
    Mario + Rabbids: Kingdom Battle (Switch)
    Mario, es una fórmula asegurada, como el chocolate, queda bien en todo. Los Rabbids sin embargo, son casi tan molestos como los minions. En esta unión, sin embargo, ambos bandos salen ganadores con un título de estrategia bien diseñado, con un buen nivel de desafío, imaginario fresco, tintes pixarescos - aunque es verdad que luego se pierden un poco - y un humor sano pero efectivo. En el momento que logramos ignorar algunas asperas decisiones estéticas, lo que queda es puro deleite, en un título con alto valor de rejugabilidad, contenido agregado gratuito y lo mejor de dos mundos en un paquete apto tanto para veteranos, como para principiantes del género. (Rippy)
  • 41
    Tacoma (PC, XONE)
    Fullbright no consiguió con Tacoma el impacto que tuvo su primer título, Gone Home, que la pegó en todos los sentidos. Tacoma hace las cosas bien, de todas formas, y su mayor logro es conseguir sumarle importancia a tantos personajes en una historia tan corta. No pierde el foco en ningún momento y consigue una conexión emocional con el jugador, aunque no podemos dejar de criticarle que es muy cómodo a nivel jugable. Hay poca libertad en el modo en que elegimos digerir la historia. (Lunatika)
  • 40
    Prey (PC, PS4, XONE)
    Cuesta pensar cómo es que Prey pasó tan desapercibido. 2017 fue un año de lanzamientos grandes, sin dudas, pero creo que gran parte de la culpa de su bajo perfil podemos atribuírsela a lo poco disimulado que es con sus inspiraciones. Lo que vemos en Prey, lo vimos en Bioshock, en los nuevos Deus Ex y hasta en Dishonored. La experiencia en conjunto resulta satisfactoria y se agradece la gran libertad que nos da para encarar conflictos, pero el apartado narrativo podría haber pesado más, sobre todo en un juego en el que moldeamos a nuestro personaje. (Lunatika)
  • 39
    South Park: The Fractured But Whole (PC, PS4, XONE)
    Desde ya vamos a admitirlo: no es tan bueno como “The Stick of Truth”... pero eso no quiere decir que el nuevo juego de Trey y Matt no tenga grandes aciertos. El combate es divertidísimo, obligándonos a pensar de forma táctica y repleto de referencias que demuestran cómo conocen los creadores las convenciones más ridículas del gaming. El único problema es lo que estaba tan bien en el anterior: el sentido del humor que ya se siente un poco rancio y una historia floja, que en esta ocasión parodia a los superhéroes sin la mitad del éxito del pastiche medieval de la primera entrega. (Fichi)
  • 38
    Little Nightmares (PC, PS4, XONE)
    La pequeña sorpresa plataformera del año es aterradora, críptica y también adorable. Little Nightmares es una aventura de puzles en la que avanzamos por un mundo de dimensiones gigantescas. Escalamos estanterías y nos colgamos de lámparas, entre otras tretas acrobáticas que nos toca hacer, siempre con ojos hasta en la espalda, porque no vamos a querer que, ni en joda, nos agarre alguno de los seres que vive en el lugar. Los puzles cumplen con creces y la historia nos captura desde la incredulidad, como pasa con los títulos de PlayDead (Limbo ,INSIDE). (Lunatika)
  • 37
    Pyre (PC, PS4)
    El nuevo juego de Supergiant Games continúa la racha de productos de calidad del estudio, esta vez con un híbrido entre juego de rol, juego de deportes y narrativa que cambia según nuestras elecciones en puntos clave de la historia. Las andanzas de nuestros exiliados por los visualmente impactantes caminos del Downside los llevarán a enfrentarse a otros grupos en “Ritos”, desafíos en los que habrá que trabajar en equipo para sofocar la pira del adversario y así ganar la posibilidad de regresar del exilio. Una experiencia narrativa que nos atrapa con el carisma de sus protagonistas y el poder de su grandiosa banda sonora. Un nuevo éxito para Supergiant Games. (Mega)
  • 36
    Hollow Knight (PC)
    Metroidvanias atmosféricos si los hay… Esta belleza nos lleva de viaje por un mundo de insectos. No se fíen de su estética aparentemente adorable; este es un juego de tonos sombríos e historia triste a la que se suma un excelente sistema de control acorde al enorme desafío que tenemos por delante. Las habilidades de combate de nuestro misterioso protagonista serán de gran utilidad al enfrentarnos a toda clase de insecto afectado por una extraña corrupción que amenaza este mundo en miniatura, y los nuevos poderes que descubriremos a nuestro paso brindarán acceso a nuevas zonas, nuevos peligros… y nuevas sorpresas. Un Metroidvania de pura cepa que ningún fan del género debe dejar pasar. (Mega)
  • 35
    Nidhogg 2 (PC, PS4, XONE)
    El primer Nidhogg consiguió cautivar a su público gracias a su eximia jugabilidad en la que la habilidad del jugador era todo lo que hacía falta para triunfar. Esta secuela mantiene esa misma filosofía, pero añade un par de detallitos que dividieron un poco a los jugadores. El más predominante es el severo cambio estético entre el minimalismo Retro del original y los monstruos de plastilina de esta secuela, aunque termina siendo un gusto adquirido que realmente no daña a la jugabilidad, elemento del que el título sigue valiéndose como principal punto de apoyo, ahora sumando un par de armas a los clásicos floretes para tener mayor diversidad en este tire y afloje entre dos aguerridos duelistas. Una gran estocada. (Mega)
  • 34
    Fire Emblem Warriors (Switch, New 3DS)
    A esta altura del partido, el sub-género “Warriors” no tendría que ser más que una demo técnica de Play 2 y sin embargo sigue funcionando. Tal vez sea el estado de trance en el que uno entra cuando masacra a cientos de enemigos a la vez, el placer del género hack and slash que siempre es divertido, multiplicado decenas de veces. Pero en este caso en particular, el elemento foráneo que complementa la formula es el imaginario de Fire Emblem, una saga que está saliendo del nicho, haciéndose cada vez más popular y encuentra en este título una suerte de “hora libre” donde todos los personajes de cada saga se pueden encontrar, entregando acción más desenfrenada que en la de sus juegos de estrategia, con toneladas de fan service e ideas nuevas para la franquicia, como ser la fusión de ataques de los personajes. Sumemos a esto la portabilidad de Nintendo Switch, y fire Emblem Warriors es justo lo que receto el medico para bajar un par de revoluciones cuando volves del laburo. (Rippy)
  • 33
    The Evil Within 2 (PC, PS4, XONE)
    La historia de Sebastian Castellanos continúa en una secuela que resulta muchísimo más divertida a costa de perder un poco su potencial terrorífico, todo gracias a un nuevo mundo abierto. Paisajes derruidos que podemos explorar a nuestro antojo para encontrarnos con misiones secundarias, que aunque narrativamente son un chiste, desde el gameplay presentan un desafío enriquecedor. The Evil Within 2 hace hincapié en la acción, pero en el sentido más crudo. Enfrentarnos con enemigos no es un tiroteo sin cerebro a lo Dead Space 3, sino un sufrimiento estratégico en el que tenemos que aprender a sacarle provecho hasta a los escenarios si queremos sobrevivir. (Lunatika)
  • 32
    Flinthook (PC)
    Ya desde antes de iniciar la partida, la presentación de Flinthook es una amalgama de genialidad entre su bellísimo apartado visual y su resonante banda sonora, que nos impulsan a lanzarnos a una atrapante aventura de plataformas Roguelike. La herramienta que hace gala de la acción es nuestro fiel gancho, con el que podremos desplazarnos de pared a pared con loable velocidad y destreza, sirviéndonos además para abrir puertas y continuar explorando las habitaciones que componen cada nivel. Sumen a eso un par más de mecánicas interesantes y un robusto sistema de progreso y tenemos uno de los juegos más entretenidos y enviciantes de este generoso 2017. ¿Cómo no lo íbamos a agregar? (Mega)
  • 31
    Observer (PC, PS4, XONE)
    Los creadores de Layers of Fear se traen un juego de terror y ciencia ficción que tiene una de las mejores ambientaciones distópicas que vimos en el medio. Observer propone exploración, puzles e investigación a modo aventura de misterio. Iremos siguiendo pistas, interrogando inquilinos y viviendo escenas pesadillescas en un complejo de departamentos que fue puesto en cuarentena cuando lo invadió la nanofagia, una peste indescriptible propia de ese futuro aterrador. La jugabilidad está bien, cumple, pero lo que se queda con nosotros después de jugarlo es su historia. Cyberpunk crítico y sucio, como debe ser el género. (Lunatika)
  • 30
    Shenzhen I/O (PC)
    Pocos desarrolladores consiguen crear desafíos de ingenio tan originales y desafiantes como Zachtronics lo hace. El caso de Shenzhen I/O es particularmente especial por emular un sistema de diseño y programación de circuitos integrados. Cada nivel nos enfrenta a un objetivo a lograr, para lo cual habrá que elegir las piezas cuya programación interna llevará a cabo la tarea esperada. Es un excelente exponente del género gracias a sus reglas simples pero compleja ejecución, y aunque nos haga buscar información en un archivo PDF adjunto con los datos de nuestros componentes eléctricos (abusaron un poquito con la inmersión), encontrar la solución más eficiente a cada problema resulta siempre en una intensa sensación de satisfacción. (Mega)
  • 29
    Battle Chasers: Nightwar (PC, PS4, XONE)
    Basado en el comic homónimo de Joe Madureira, Battle Chasers: Nightwar nos ofrece una excelente aventura de rol en un mundo de fantasía medieval “arcanepunk”. Es la historia de un grupo de inusuales protagonistas en una misión para encontrar a cierto individuo; aunque eso pronto pasa a ser una excusa para entrar en el verdadero núcleo de la historia. Se destaca su sistema de combate por turnos, que toma claras referencias de JRPGs clásicos de los ’90, pero que no teme añadir algunas mecánicas propias a la mezcla, obteniendo un sistema de juego ameno que nos mantiene queriendo más y más. Si ya conocían el comic de antes, mucho mejor. Si no, igual se disfruta un montón. (Mega)
  • 28
    ARMS (SWITCH)
    Más allá del historial positivo dentro del género, lo último que se esperaba de Nintendo era otro juego de peleas. Arms, sin embargo, triunfó por clavar un K.O. en cada uno de los ámbitos a los que apunta. Cómo juego para aprovechar los Motion Controllers de la Switch funciona a la perfección y agrega ese factor de apertura que invita a jugar hasta a la abuela Mabel. Al jugarlo con pad, la experiencia es menos frenética pero esto es ideal para los jugadores más calculadores y finalmente, en modo portátil, conserva la solidez de sus mecánicas al tiempo que mantiene el apartado gráfico y toda su originalidad. La mitología construída alrededor del mismo y su mística japonesa atravesada por la cultura de la lucha libre mexicana aportaron color y sabor a la década de las secuelas y las remakes. Arms no es para todos, pero cuando luego de terminar una partida de cualquier juego cansado, transpirado y sonriendo, sabes que te divertiste. (Rippy)
  • 27
    Life is Strange: Before the Storm (PC, PS4, XONE)
    Mientras DONTNOD sigue abocado en el desarrollo de una secuela con nueva historia y personajes, Square Enix quiso darle a los fans de Life is Strange lo que todos queríamos: una nueva historia en Arcadia Bay. Así fue como Deck Nine Games se encargó de esta precuela, que nos cuenta cómo fue la relación entre Chloe y Rachel, personajes clave en la historia, como muchos sabrán. Before the Storm es un juego más pequeño. Sí, tiene menos episodios, pero también lo digo en el mejor sentido de todos: es una historia chiquita, más personal, y, por ende, con la que es más fácil sentirse identificado. Lo sobrenatural no falta, pero me atrevo a decir que lo emocional esta vez cala incluso más hondo. (Lunatika)
  • 26
    Paradigm (PC)
    Otro exitoso “Hijo de Kickstarter”, Paradigm es un juego de aventura gráfica que hace especial enfoque en personalidad, poniéndonos al control del titular Paradigm, un mutante alterado genéticamente que es lanzado a un pueblito neo-soviético post-apocalíptico para que se las arregle como pueda; y si se creen que todo eso es extraño, esperen a jugar el resto. Todo el juego es un total y absoluto delirio que se luce en su infatigable sentido del humor, en sus memorables personajes y en sus varios puzles. Un juego que se merece un lugar entre los nuevos clásicos del género y que nadie que se jacte de gustar del Point-and-Click debería dejarlo pasar. (Mega)
  • 25
    Torment: Tides of Numenera (PC, PS4, XONE)
    Uno de los juegazos que casi nadie jugó, Tides of Numenera es el sucesor espiritual de ese glorioso RPG que tiene uno de los mejores guiones que se han visto en un videojuego. Estoy hablando de Planescape: Torment, claro. Esta nueva aventura de rol está basada en el sistema de Numenera, que poco tiene que ver con D&D ya que prioriza lo narrativo y la resolución rápida de situaciones por sobre los calabozos y las peleas épicas interminables. Llevado a videojuego, se vive como una aventura en la que la más mínima decisión afecta el mundo que nos rodea. Nosotros elegimos si vamos por el mundo matando a todo quien se nos cruza o si intentamos engatusarlo o engañarlo. Tides of Numenera es muy rolero y flexible, como los RPG de la vieja escuela. (Lunatika)
  • 24
    Injustice 2 (PC, PS4, XONE)
    El caso del primer Injustice fue bastante curioso, ya que fue un éxito silencioso. No se transformó en un clásico de culto ni la gente ostentaba figuras y tatuajes, pero todo el mundo lo jugaba. Popular en los torneos y con jugadores casuales, su continuación se hizo esperar pero valio la pena. Injustice dos no impacta tanto con su historia como supo hacer su predecesor, pero sus modelos mejorados, su plantel extenso, sus siemrpe divertidos movimientos especiales y el pequeño complemento rolero de mejorar las estadísticas de nuestro personaje, hicieron que los fanáticos sean un poco más demostrativos y el clamor por esta creacion de Ed Boon se escuche mucho más. Puntos aparte por un paquete de texturas increíbles que lo destacan de varios juegos en este 2017 y por saber tener la frescura y picardía supieron tener en su momento Mortal Kombat II y III. Y encima vía DLC incluyeron a las Tortugas Ninja. ¿Hace falta decir más?
  • 23
    Stories Untold (PC)
    Hace unos años se pusieron de moda los juegos cortos de terror, en general gratuitos, que buscan transmitir en media hora, cuarenta minutos, una experiencia abreviada y contundente. Stories Untold, a pesar de su estética tipo “Stranger Things”, tiene más en común con “La Dimensión Desconocida”, ya que es una pequeña antología de cortos juegos de terror que de a poco van mostrando conexiones entre sí. Quizás este aspecto sea el menos interesate de Stories Untold, ya que cada uno de los segmentos es efectivo en sí mismo, invitándonos a descifrar una interfaz arcaica (una aventura de texto, un sistema de códigos radiales) para abrir de a poco la puerta al miedo. (Fichi)
  • 22
    Divinity: Original Sin II (PC)
    Los gamers de RPGs de PC de la vieja (viejísima) escuela recordarán la ambiciosa serie Ultima, y como presentaba verdaderos mundos abiertos que se sentían habitados, en los que cada habitante era un personaje y no un NPC genérico que repite la misma línea de diálogo sobre su rodilla. Divinity: Original Sin 2 logra el mismo nivel de profundidad con la estética de un juego moderno, ofreciéndonos lo que parecen caminos infinitos para llegar al final. No es el más accesible de los juegos, y su dificultad muchas veces se vuelve injusta, pero los que quieran sumergirse en una tierra de fantasía y sentir que sus decisiones realmente importan, no lo deberían dejar pasar. (Fichi)
  • 21
    Heat Signature (PC)
    Luego de hacernos explorar y hackear edificios a los saltos con Gunpoint (es verdad, y fue genial), Tom Francis se pasó tres añitos y medio desarrollando su próximo juego: Heat Signature. Como parte de un grupo de liberación espacial nuestro objetivo es cumplir “recados” en naves que viajan por ahí. Estos recados se dividen en categorías principales, que a su vez pueden sufrir modificaciones especiales tanto en el número y poder de la seguridad que encontremos dentro de la nave, y condiciones que modifican la forma en que debemos encarar la misión. Un excelente juego que impulsa a la creatividad y la improvisación cuando las cosas no salen exactamente como lo esperábamos… y como eso ocurre siempre, la diversión es una constante. Bien ahí. (Mega)
  • 20
    Splatoon 2 (Switch)
    Tan difícil de vender como de soltar, la segunda entrega de una de las franquicias más nuevas de Nintendo volvió con la bandera de no arreglar lo que estaba roto y construir sobre los planos originales para no desestructurar la experiencia madre. Este modesto deporte electrónico que reemplaza la violencia por el conocido colorido de la compañía nipona, no tiene nada que envidiar a otros shooters en cuanto a estrategia, habilidad y disciplina refiere y su extenso modo historia más la adición del modo horda complementan de manera ideal sus mecánicas, para que siempre puedas rotar entre las opciones y nunca terminar de aburrirte de ninguna. Sumado a eso, el componente social de la plataforma de Splatoon lo transforma en una suerte de red social under contenida y las continuas actualizaciones gratuitas de vestuario, modos de juego, armar y escenarios no sólo garantiza la relación precio calidad, sino que siempre da un motivo para volver a cargarlo. Splatoon 2 es un acierto que cada vez se va a ir haciendo más popular. (Rippy)
  • 19
    RiME (PC, PS4, XONE)
    Este delicado, conmovedor juego español empezó como una historia épica de ambiciones exageradas, y en el producto final se notan las mil transformaciones por las que pasó. Sus cinco niveles pasan de una isla que podría haber sido parte de Wind Waker, a ruinas misteriosas pobladas por criaturas dignas de Fumito Ueda y un desierto que nos recuerda a Journey. Este mix de estilos y sistemas de juego resulta chocante al principio, pero todo termina teniendo una razón de ser, para culminar en quizás el mejor final de 2017. (Fichi)
  • 18
    Playerunknown’s Battlegrounds (PC, PS4)
    Una bola de nieve en versión gamer. La culminación de una idea que había nacido como un mod y que de inmediato llamó la atención de la industria toda. Los millones de copias se apilaban mes a mes para una experiencia en constante evolución. Perfectamente imperfecto y con un nombre extremadamente genérico, Playerunknown’s Battleground (PUBG), ya trascendió los videojuegos y parece no tener techo. Es un fenómeno basado en un concepto sencillo que otros estudios continúan intentando replicar, sin poder capturar la magia y la tensión propia de esta experiencia en la que todo es posible y un solo disparo acertado nos puede llevar a lo más alto. No hay una persona en la industria que no esté al tanto de PUBG, pero a diferencia de otros grandes fenómenos, como League of Legends, cualquiera peuede sentarse y en el transcurso de dos partidas estar completamente involucrado (o perdido) en él. (Leo)
  • 17
    Nioh (PC, PS4)
    Apagada la hoguera de Dark Souls, Nioh llega para llenar el vacío en el corazón de los fans y lo consigue con un estilo propio, heredero de juegos anteriores del estudio desarrollador como Ninja Gaiden. Nioh es un RPG de acción brutal con una ambientación envolvente y un roster aterrador de enemigos salidos del folclore japonés. El combate desafía a los jugadores con varios estilos y posturas que perfeccionar, algo que se ve enriquecido con la buena cantidad de armas melee. ¡A matarnos a katanazos, he dicho! (Lunatika)
  • 16
    Wolfenstein II: The New Colossus (PC, PS4, XONE)
    Un shooter sólido al estilo de los más clásicos, pero con el acabado técnico propio de la actualidad, lo que resulta en una experiencia de juego con el dinamismo moderno y el punch clásico que nos gana por nostalgia. Quienes jugaron The New Order, en The New Colossus encontrarán todo lo que lo hizo grande, pero, además, una historia mejor narrada, con personajes secundarios mejor escritos y más carismáticos. El diseño de niveles y el arsenal desmedido fomentan los combates frenéticos, que se antojan divertidos al máximo porque, ¿a quién no le gusta matar Nazis? (Lunatika)
  • 15
    Horizon Zero Dawn (PS4)
    Horizon nos trajo uno de los mundos más inmensos y atractivos del año. En la piel de Aloy, una joven que busca respuestas sobre su pasado, pasamos las mil y unas, siempre con algún mecanoide rebelde a nuestras espaldas. En Horizon hay mucho por descubrir y mucho para hacer, en un ambiente donde el único límite es el horizonte, con misiones secundarias que son tan atractivas como el hilo principal de la trama. Aloy, por su parte, es un personaje entrañable, con el que dan ganas de vivir una aventura épica y emotiva como es la de este título. Horizon tiene todo lo que necesitas de un juego open world. (Lunatika)
  • 14
    Thimbleweed Park (PC, PS4, XONE)
    El último intento de un juego de Aventura gráfica de parte de Ron Gilbert había sido The Cave, pero luego de un más que exitoso Kickstarter y un par de años de desarrollo, Thimbleweed Park llegó a nuestras vidas para hacernos revivir épicas de años pasados. Esta aventura Point-and-Click nos pone en los zapatos de cinco protagonistas, cada uno con una misión personal a cumplir en las calles del tranquilo pueblo que da nombre al juego, todos ellos responsables de resolver un misterio principal. Un juego diseñado especialmente para los que vivimos la época dorada de las aventuras gráficas, con referencias, chistes y momentos Meta por toneladas. Gracias, Ron. (Mega)
  • 13
    NieR: Automata (PC, PS4)
    En ocasiones los juegos son más que la suma de sus partes. El excéntrico Yoko Taro parece haber estado esperando años por una colaboración que pudiera ponerle un poco de “gaming” a sus universo e historias de culto. Platinum Games fue el estudio elegido por Square Enix para darle vida esta secuela independiente del juego de 2010, que esconde detrás de un hack ‘n slash clásico una de las exploraciones más profundas de humanidad que he visto – que, como suele suceder, están protagonizadas por personajes no-humanos. Los múltiples finales y el fluir de la historia, que nos permite experimentar los mismos eventos desde diferentes puntos de vista hacen de esta una construcción narrativa única, que se desarrolla en un mundo desolado que transmite pura tristeza y melancolía. Personajes extraordinarios y una banda de sonido maravillosa lo convierten en una de esas aventuras que se viven de punta a punta con intensidad y reflexión. (Leo)
  • 12
    Golf Story (Switch)
    Golf Story probablemente el tapado del año sea. Este RPG de la vieja escuela atravesado por la experiencia arcade de golf más sencilla que se pueda encontrar, es una delicia que cuenta una sátira del viaje del héroe con un gameplay muy ajustado, de los que entran en la categoría de fácil de aprender, difícil de masterizar. Riéndose un poco del género y de los juegos deportivos en sí, esta cruza de Pokemon con el golf que te venía en el 900 en 1 combina muy bien la linealidad de una experiencia rolera con la apertura de poder soltar una pelotita en donde más se nos cante y construir nuestros propios desafíos alrededor de los que la historia plantea. Con una acidez muy sutil y una curva de desafío pronunciada pero satisfactoria, sus más de 30 horas de juego son una travesía de la que nadie se debería privar. (Rippy)
  • 11
    Assassin's Creed Origins (PC, PS4, XONE)
    Los dos años extra valieron la pena, y Assassin’s Creed regresa con todo. Como hacía Black Flag, Origins tira los supuestas preceptos de la saga por la ventana y nos da un mundo abierto digno de Skyrim o Zelda para explorar, reforzando el combate (una asignatura pendiente de la serie) sin dejar atrás el placer del parkour, los asesinatos y una buena zambullida en una pila de hojas. Egipto en decadencia resulta un gran período histórico para descubrir, y aunque Bayek es un protagonista carismático, la que se roba el juego es su esposa Aya - no sería raro que la secuela la tuviera en su centro. (Fichi)
  • 10
    The Sexy Brutale (PC, PS4, XONE)
    Hay muchas muertes en The Sexy Brutale. Los invitados enmascarados del casino que da nombre al juego están condenados a sucumbir, uno detrás del otro, de las formas más impresionantes. Nosotros debemos impedir esas muertes, pero hay un pequeño problema: toda la trama tiene lugar en tiempo real y es imposible rescatar a todas las potenciales víctimas. Ahí es donde el juego toma un giro y nos da la habilidad de regresar en el tiempo al inicio del día, donde los conocimientos que obtuvimos de nuestros intentos anteriores se acumulan para resolver enigmas, salvar pellejos y, eventualmente, encontrar la verdad detrás de esta impresionante joyita Indie, que para colmo se ve y se oye como los Dioses. Más de esto, por favor. (Mega)
  • 9
    Yakuza 0 (PS4)
    Durante una década la serie Yakuza fue de esas que uno recomienda y al mismo tiempo pide disculpas: los personajes y los minijuegos son geniales, pero el combate es repetitivo, a cada juego le sobran 10 horas y las historias requieren un alto nivel de tolerancia al melodrama y a la ridiculez. Yakuza 0, la mejor entrega de la saga, no solo soluciona esos problemas sino que convierte cada uno de esos aspectos en algo disfrutable. El combate logra ser ese beat-em-up 3D a lo Capcom con el que alguna vez soñamos, un Final Fight moderno con infinitos combos y variantes. La extensión (unas 30 horas) se limita a dos personajes y dos ciudades, y los minijuegos están mejor integrados que nunca. Pero lo mejor es que al ser una precuela, la historia no requiere que nos conozcamos de memoria las familias de la yakuza y sus rivalidades, permitiéndonos disfrutar de sus sorpresas y traiciones, equilibrando con inteligencia el culebrón y el humor. (Fichi)
  • 8
    Cuphead (PC, XONE)
    Pasó años en desarrollo y ya no estábamos seguros si iba a salir o no, pero al final Cuphead y su hermano, Mugman, hicieron acto de presencia en uno de los plataformeros más desafiantes que hayamos tenido el placer de conocer. Basado en el estilo de animación de viejos dibujos animados de los años ’30, esta aventura nos enfrenta una tonelada de jefazos de lo más inventivos, cada uno de ellos dotado de una poderosa personalidad. Con un nivel gráfico estéticamente magnífico y una impresionante banda sonora haciendo juego, Cuphead se ganó su muy merecido lugar no sólo en un alto puesto en este listado, también en la categoría de Nuevos Clásicos de Culto de los últimos años. ¿Habrá secuela? (Mega)
  • 7
    Night in the Woods (PC, PS4)
    Esta pequeña maravilla de Scott Benson, Alec Holowka y Bethany Hockenberry parece a primera vista un catálogo de lugares comunes del indie, con sus personajes antropomórficos, estética simple pero elegante y su ambientación en un pueblito del “midwest” americano. Pero de a poco Night in the Woods revela todo lo que hace especial: un mapa divertido de navegar y repleto de puntos interesantes para explorar, sentido del humor irresistible, y en especial sus personajes y su historia, que empieza como una crisis de los 20 pero tiene mucho para decir sobre la familia y las comunidades que formamos y que de alguna manera nos adoptan. Cuando lo jugué a principios de año el final me dejó un poco insatisfecho, pero al revisitarlo en la (esencial) reedición “Weird Autumn” no sólo le encontré más sentido, sino que me puso feliz que exista un verdadero FINAL, considerando que al indie le gusta dejar las cosas ambiguas en vez de cerrar una historia con contundencia. (Fichi)
  • 6
    Persona 5 (PS4, PS3)
    La última entrega de la saga de RPGs de Atlus no decepciona. No es un juego perfecto como lo era Persona 4 - los personajes son demasiado estereotípicos, y la historia tiene horas enteras en las que parece no ir a ningún lado, pero el combate es el mejor de la serie, el estilo visual mejora la mezcla de animé y 3D del ya impecable Catherine, y hasta el final encuentra formas de hacer sus “dungeons” lugares divertidos de explorar. Impresiona el nivel de pulido que Atlus pone en cada aspecto del juego, desde el intrincado sistema de fusión de “personas” hasta la interfaz, dueña de sin duda los mejores menús que hayamos visto en un videojuego. Es una pena que la filial norteamericana no haya puesto mayor esfuerzo en una traducción que resulta chocante hasta para los que no tenemos el ingles como lengua nativa. (Fichi)
  • 5
    Resident Evil 7: biohazard (PC, PS4, XONE)
    Hace ya varios años que el género de terror en videojuegos viene siendo rentable en la escena indie. La industria AAA se muestra un poco más reticente, tal vez los juegos de miedo no vendan tan bien, ¿o sí? La cuestión es que cuando jugamos un juego de este estilo hecho con niveles de producción altos, se nota. Pasó con Alien: Isolation y ahora con Resident Evil 7 también. ¡Este es el survival horror que esperábamos! Se juega bien, se ve bien, se escucha bien y asusta bien. Además entretiene bien, porque, bien fiel a la saga, incluye humor y tópicos propios del cine de género de clase B. Si no lo jugaste, no hay mejor momento que ahora ya que la Gold Edition incluye todo el contenido extra que vale mucho la pena. (Lunatika)
  • 4
    Hellblade: Senua's Sacrifice (PC, PS4)
    Con envoltorio AAA, pero de corazón indie, hay pocos juegos tan intimistas como Hellblade. La historia de Senua nos llega sin rellenos y sin vueltas. Es un duro descenso a los infiernos, un viaje tan real como metafórico, que, en última instancia, resulta un ensayo de cómo sufren quienes padecen de psicosis. La propuesta se trae varias sorpresas, como no podía ser de otra forma en un juego que mezcla elementos de sigilo, puzles, hack and slash y hasta de survival horror. Puede pecar de lineal, pero la forma en que aborda su temática principal, su historia y su ambientación, sacada directo de los mitos nórdicos, son un viaje de ida. Hellblade dará que hablar por largo tiempo. (Lunatika)
  • 3
    What Remains of Edith Finch (PC, PS4, XONE)
    Emotivo, íntimo y desgarradora en partes iguales, la historia de la familia Finch es una de las mejores que hemos tenido la oportunidad de experimentar en formato jugable. Pocas veces en todos estos años de gaming me he encontrado soltando el joystick y tomándome unos minutos para enfrentar la situación por venir y muchas menos secándome las lágrimas por largos minutos después de haber terminado un juego. Edith Finch es una aventura lineal, como suelen ser estos “walking simulators”, pero hay una sensación de exploración que es recompensada con escenarios ultra detallados y plagados de elementos que no solo hablan de sus habitantes, sino que además generan que los espacios se sientan vividos, deshabitados sin parece artificiales. Una experiencia tan bella como duradera.(Leo)
  • 2
    Super Mario Odyssey (Switch)
    Si este juego pega en el palo por algo es. La última entrega del ex plomero italiano (según Nintendo ya no ejerce más) no sólo es una buen título para los tiempos que corren, sino que es una celebración a la propia saga, a la historia de Nintendo y a los videojuegos en sí. El gran triunfo de Odyssey va más allá de mecánicas sobresalientes, apartado visual impecable, banda sonora para llevarsela puesta y guiños para los fans: Super Mario Odyssey está por encima de la gran mayoría de estos 50 nominados porque no sólo es conciente de lo que debe entregar como juego de Mario, sino como la gente juega hoy en día. Algo para el speedrunner, algo para el cazador de easter eggs, una parte para el hardcore gamer y otra para el que no toca un Mario desde el Family. Este nuevo clásico de la Gran N es un título para los libros de historia y, por encima de todas las cosas, es endemoniadamente divertido, como todos los videojuegos deberían ser.
  • 1
    The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Switch)
    Lo sabíamos desde principio de año, o quizás desde antes, cuando probamos esa demo perfecta que ocupó con justicia todo el stand de Nintendo en la E3 de 2016. Breath of the Wild es a la vez una evolución de las mecánicas del primer Zelda (ese 2D de hace 30 años) y una relectura típicamente japonesa de los juegos de mundo abierto estilo Ubisoft. La genialidad de Nintendo está en eliminar casi todo el peso narrativo, dar libertad de desplazamiento al jugador, y dejar que los sistemas de juego cuenten toda la historia usando nuestra propia curiosidad como motor. El combate es preciso, cada actividad secundaria complementa la acción, y el mundo es un gran nivel minuciosamente diseñado para tentarnos a explorar el siguiente templo, el siguiente valle, la siguiente montaña que se ve a la distancia. (Fichi)

1. Call of Duty: WWII (PC, PS4, XONE)

El odio generalizado de cierta clase de gamer a Call of Duty no parece coincidir con la usualmente competente calidad de la saga. Luego de la (excelente, poco jugada) campaña de Infinite Warfare, WWII nos lleva a, bueno, la Segunda Guerra con un modo historia bastante menos inspirado, pero un multijugador perfecto para el gamer de la tercera edad como uno. Los niveles son cortos y fáciles de aprender, y los personajes son verdaderas esponjas de balas, lo que nos hace depender menos de la suerte y jugar con un mayor nivel de estrategia, en especial en el original, divertidísimo, modo “Guerra”. (Fichi)
Anterior Siguiente < >