Publicado el

Ránking | Ellas solo quieren divertirse

Juegos 2017: Empresa del año

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: juegos 2017
Acá no hay lugar para loot boxes ni micropagos deshonestos

Están las que siempre buscan encajarnos el puñal por la espalda (¿EA, sos vos?), las que nos dieron buenos momentos, pero que tuvieron deslices (Warner es un buen ejemplo) y las que sacaron un juego muy bueno, pero otro igual de chanta (Capcom, ¿no?)... ¿Todavía quedan compañías de videojuegos que no quieren exprimir al jugar? ¡Claro que sí! Y 2017 tuvo muchos ejemplos de ello. 

(Los ganadores de cada categoría fueron elegidos por votación de la redacción de Malditos Nerds y obviamente refleja nuestro criterio personal. No son veredictos ni mandamientos escritos en tablas de piedra, solamente la opinión de un equipo de profesionales que se dedican a esto hace años. Si no estás de acuerdo con nuestras listas nos encantaría leer las tuyas en los comentarios.)

Sega: Estos sí que se portaron bien este año, especialmente con los fanáticos de lo nipón. La llegada de Yakuza 0 y de los dos Yakuza Kiwami –remasterizaciones de los juegos de PS2– a las Playstation 4 occidentales es algo a destacar, especialmente por el primero, que es, por mucho, el mejor juego de la saga. Sonic Mania resultó ser la primera entrega buena de la saga en años y no nos olvidemos de la llegada de Bayonetta y Vanquish a PC, dos títulos de culto que ahora podemos disfrutar con mejoras técnicas.

Microsoft: El gigante americano no pisa especialmente fuerte en el mercado por los exclusivos de sus plataformas, sino que apuntan a un tipo de usuario que exige excelencia técnica. Con el lanzamiento de la  Xbox One X, la consola más potente del mercado y un producto Premium, según el propio Phil Spencer, hicieron bastante ruido. Otra de sus grandes movidas fue hacer que todos los títulos que lanzan en Xbox, también corran en PC. Windows es también una plataforma de juegos.

Tequila Works: La desarrolladora española que consiguió renombre con el lanzamiento de Deadlight hace unos años, este año lanzó nada más y nada menos que tres juegos: RiME, The Sexy Brutale y The Invisible Hours. Aunque solo el primero de ellos es un desarrollo hecho 100% por ellos, en relación con los dos restantes, desde Tequila actuaron como algo más que publishers, es decir que además de distribuir el título, participaron en su creación, específicamente en el arte de ambos.

Blizzard: Ellos saben mimar a sus fanáticos, incluso a los de antaño, porque no se olvidan de sus mayores clásicos tampoco. Desde noviembre pasado, Starcraft 2 pasó a ser gratuito, y esto no habla solo de su campaña Wings of Liberty, también de todo el contenido multijugador. En el marco de BlizzCon también se anunció el regreso de los servidores clásicos para WoW (lo llamado World of Warcraft Classic) Classic, sigue expandiendo sus clásicos), algo que los fans venían pidiendo desde hace tiempo.

Nintendo

No hay más que flores para tirarle a Nintendo este año. Si empezamos con lo más modesto que hicieron, hay que reconocerle lo mucho que siguen mimando a la 3DS, una consola que bien ya podría jubilarse, pero que malcrían con un nuevo exclusivo cada mes. Y nada de lanzamientos berreta: el regreso de Samus, el nuevo Fire Emblem y Ever Oasis engordaron el catálogo positivamente. Claro que las grandes glorias estuvieron reservadas para su nueva consola, la Nintendo Switch, que desde marzo de este año cuando llegó a las tiendas, no deja de convertirse en una rival complicada para Xbox y Playstation. Mario: Odyssey y Breath of the Wild son fichines que parecen salidos de otra época, que revindican lo lúdico al extremo y nos recuerdan que el vicio imperdible también puede venir de la mano de experiencias enriquecedoras para un solo jugador.

ADEMÁS: Sony sigue teniendo el mejor catálogo, aunque este año estuvo un poco flojo en títulos exclusivos con respecto a 2016. Los anuncios que hicieron en conferencias para 2018 nos hicieron agua la boca igual. Ubisoft dio la mejor conferencia de la E3 y tomaron la sabia decisión de dejar descansar a Assassin’s Creed un año, lo que dio como resultado una de las mejores entregas. Los de Bluehole eran unos donnadies hasta que la rompieron de la nada con Playerunknown’s Battlegrounds. Bethesda también hizo ruido con Prey, Wolfenstein 2 y The Evil Within 2, y no descuidaron a sus lanzamientos más fuertes como Doom, Skyrim y Fallout, que ahora tienen versiones VR.